24/1/22

"El Cielo en la Tierra", con Emilio Carrillo

Audio (duración: 00:56:42) de la entrevista de Emilio Carrillo para Unir Radio Jaén, con fecha 19 de enero de 2022, titulada El Cielo en la Tierra:

https://www.ivoox.com/t2x12-el-cielo-tierrra-emilio-audios-mp3_rf_81085771_1.html

==========================================================

4.- Keynes versus Marx

Economía keynesiana

La Economía keynesiana es la denominación que se le da al sistema socioeconómico atribuido a John Maynard Keynes (1883-1946), discípulo de Marshall, y mejor conocido como el padre de la Macroeconomía. Él se interesó por cuestiones en las que nunca hasta entonces nadie había tenido en cuenta. Quiso investigar cómo los procesos económicos pueden estar influidos por el nivel de ingresos de las naciones y por los niveles de empleo. Convencido estuvo de que las respuestas tenían que venir del antiguo “caballo de batalla” en relación a la oferta y la demanda. Sin embargo, en contraste con los clásicos y neoclásicos que ponían el énfasis en lo individual, es decir, en la pequeña escala empresarial, él se interesó por los niveles nacionales (gran escala) de oferta y demanda. En otras palabras, para Keynes el proceso económico real ocurría a escala nacional y dependía de la capacidad de la nación para producir, es decir de la capacidad de oferta que una nación (en su conjunto) puede generar, que no es otra que su capacidad de consumir. Keynes creía que la demanda debe ser alentada incluso gasto deficitario por el Gobierno y así se introdujo en el argot económico los conceptos de inflación, recesión y depresión.

La economía keynesiana está centrada en la demanda de modo que la prosperidad de una nación depende de su consumo, es decir, consumir todo lo que produce. Aunque a primera vista su teoría económica parece estar a favor del crecimiento continuo, no obstante, un análisis más detallado de sus escritos indica de otro modo su preocupación por hasta dónde este proceso puede mantenerse. Por lo tanto, él apuesta por el crecimiento económico salvo por su preocupación por el empleo, el crecimiento de la población y el incremento de la demanda de alimentos, en la que él no creía en un galopante crecimiento, alimentado por la avaricia y el egoísmo.  Por supuesto, él era consciente del hecho de que estas características, sin importar que sean desagradables, son las fuerzas que impulsan el sistema económico capitalista y un mal necesario para el éxito, como instrumento para satisfacer la siempre creciente avaricia del mundo.

Así que ¿cuál es la solución y cómo la Humanidad puede superar esta paradoja? El creía, sinceramente, que la “salvación de la Humanidad llegaría por el ejercicio de un “consciente control” sobre su capacidad reproductora y no dejarlo todo a la supervivencia del más fuerte e inteligente en la competitividad. No obstante, a este respecto, es más bien desafortunado que incluso la economía keynesiana haya sido malentendida por algunos economistas y manipulada por algunos políticos para adaptarla a sus ideologías. Para subrayar esto, Keynes a menudo saltó que estos pragmáticos hombres, los políticos, son “esclavos de algunos economistas trasnochados”.

La Teoría General del empleo, el interés y el dinero de Keynes se usa sólo bajo ciertas restrictivas condiciones y no se puede aplicar a todas las condiciones generales. Alentar la demanda a través del déficit masivo solo causa inflación, lo que neutraliza cualquier intento de crecimiento. Sólo sirve para gastar una mayor cantidad de recursos naturales e incrementar los niveles de contaminación. Keynes fue un gran impulsor de la adaptación a las condiciones cambiantes; su siguiente comentario es un buen indicativo de su actitud: Cuando la situación cambia, ya cambio mi mente; ¿qué hace usted, señor?”.

Otra debilidad de la economía keynesiana, que es estática, es decir, niega el fundamental elemento del horizonte a largo plazo. Esto significa que no tiene en cuenta la minoración de los recursos naturales, su finitud o su valor en la forma de depreciación. Es un gran problema den el presente, la severa reducción de los recursos naturales, así como la pérdida de la biodiversidad, llevada a cabo por nuestra generación, en perjuicio de las futuras generaciones; esto es, la sostenibilidad en todos sus posibles formas.

Por otra parte, la economía keynesiana es correctiva y no preventiva. Más bien es reactiva en el sentido de que ofrece soluciones a los problemas, una vez que se han producido. Tomemos el empleo como un ejemplo universal suplicando casi todas las naciones ahora a la economía keynesiana abogar por el gasto público incluso por el déficit para impulsar el crecimiento. Por supuesto que es una solución, pero acompañada por un necesario periodo de inflación que reduce el crecimiento de forma inevitable. Esto genera los clásicos periodos de crecimiento y recesión económica, de diferente duración, desde el nivel familiar al global, sin solución real en el horizonte. ¿Cuál es la solución? Keynes ofrece una solución al afirmar que el correcto remedio a los ciclos económicos no se encuentra en eliminar los booms y mantenernos en semi-depresiones, sino en la eliminación de las depresiones y protegiéndonos permanentemente en un quasi-boom.

¿Quiere Keynes con esto indicar que propone estar en el crecimiento continuo o simplemente, propone soluciones contra las recesiones económicas mediante la manipulación de las tasas de crecimiento? Me parece que Keynes ha sido en parte contradictorio en sus escritos en cuanto a los beneficios del crecimiento ilimitado y la acumulación de riqueza. Me baso para ello en la siguiente frase: “El problema económico no es, si miramos al futuro, el permanente problema de la especie humana.” Porque ¿no lo es de hecho?

En la economía neoclásica la regulación de los precios es la vía de coordinar la oferta con la demanda y para el sistema de mercado, su funcionamiento efectivo, considerando todas las variables. Pero el ajuste de los precios puede llegar a ser inoperante bajo dos condiciones: (1) Ni la oferta ni la demanda pueden responder a los incentivos de precios y los precios se mantendrían constantes. (2) Por razones políticas, los precios podrían mantenerse constantes. Por otra parte, de acuerdo con esta teoría los precios unitarios pueden tender hacia el equilibrio a través del ajuste de la oferta-demanda y los precios. Pero ¿porqué un sistema económico como un todo? Keynes no lo creía y argumentaba que son posibles estas situaciones (no especificadas por él) bajo las que los precios se mantendrían rígidos, aunque hubiera cambios en la oferta y la demanda.

En el análisis final del precio de los productos, pueden reflejar su abundancia o escasez y especialmente en el caso de los recursos naturales. Incluso, los precios se pueden reflejar como la oportunidad (coste-oportunidad) de manufacturar un cierto producto; esto es, si pueden ser utilizados para fabricar armamento o ser utilizado para mejorar el estándar de vida de los pobres. Realmente, estamos observando desde hace tiempo que la manipulación de los bajos precios por corporaciones supranacionales ha sido mantenida artificialmente (por ejemplo, los combustibles fósiles), aunque ha cambiado la oferta-demanda. No hace falta decir que estos bajos precios van en detrimento de la conservación de los recursos naturales.

¿Pero un mayor crecimiento económico y creación de riqueza monetaria acaso no significa mayor poder adquisitivo, y así poder consumir más de bienes de lujo? Y así, ¿esto no impulsa un mayor crecimiento económico con una mayor producción que precisa de más recursos naturales? Sin embargo, existe el argumento de que a más riqueza redunda en mayor ahorro e inversión para crear empleo y reducir así los niveles de pobreza. La experiencia de la última década del Siglo XX fue testigo por el contrario del florecimiento de los mercados bursátiles junto a un alto nivel de desempleo. Desde luego, estamos ahora inundados por problemas añadidos derivados del alto nivel de desempleo mientras tenemos un alto crecimiento económico.  Parece que este problema tiene raíces más profundas y que hemos de buscar soluciones para nuestro sistema socioeconómico, apuntalar sus bases teóricas, así como toda nuestra existencia.

Algunos economistas post keynesianos han continuado las ideas de Keynes y han refinado el análisis teórico, bastante preocupados con la microeconomía (economía doméstica) o con la economía a gran escala a nivel nacional (macroeconomía). Ellos están sólo preocupados con la demanda a corto plazo, ignorando la demanda a largo plazo y sus consecuencias. En otras palabras, ellos han sido fieles discípulos de Keynes en su noción de que en el largo plazo, acaso estemos todos muertos. La preocupación en el largo plazo significaría localizar recursos siendo conscientes de su agotamiento y así maximizar su uso y así como la valoración y monetización de intangibles. De todas formas, lo que significa para la Economía es la necesidad de su análisis a ser intercambiable y aplicable desde el corto hasta el largo plazo.

Por lo tanto, la Economía y su análisis teórico se muestra con el problema de cómo tener en cuenta en ambas escalas (macro y micro) una teoría comprensible que una un puente entre ambos. Aunque puede parecer de otro modo, sin embargo, la macroeconomía depende de una aproximación individual y su preocupación con grandes agregados de la economía y grandes ofertas y demandas que no imposibilitan el hecho que no haya acuerdos en los precios, y que el análisis final parte de las elecciones y preferencias de los individuos. Aunque esta teoría aporta el marco de trabajo por descontado, aunque algunos economistas, como Georgescu-Roegen, ha sugerido que este aspecto es más relativo a la ética que a la economía.

 

Economía marxista

Merece la pena incluir en este capítulo algunos aspectos de la filosofía económica de Karl Marx (1818-1883) cuya visión constituye la base fundacional del sistema socioeconómico de los países del bloque soviético durante el Siglo XX. No nos interesa aquí por qué el sistema socioeconómico fracasó sino considerar brevemente la Teoría Marxista en cuanto afecta en nuestro interés en la historia de la economía en relación con los recursos naturales y el medioambiente.

La teoría económica marxista deriva en realidad de las teorías de Smith y Ricardo, sobre cómo valor de los productos el este sistema económico determina el precio sobre el coste del trabajo realizado en su producción más una cierta cantidad de beneficio. Marx extendió su teoría más allá, en orden a adaptar su ideología y proclamar la teoría del trabajo de superávit, significando que un producto puede tener un precio superior sin pagar el beneficio extra o una proporción del mismo al trabajador o trabajadores que hayan intervenido en su fabricación. Para Marx esto significa exploración del trabajo y quería enfatizar la importancia del trabajo y el esfuerzo físico para ganar un justo nivel de vida en contraste con el vivir de las propiedades de cada cual.

Por supuesto, él apreciaba que en la economía capitalista los individuos están sólo interesados en la acumulación de capital mediante (1) Máxima producción, (2) máximo consumo y (3) máximo beneficio. Pero esto no le desvió de su mayor preocupación que era el esfuerzo extra de trabajo para lograr la máxima producción no compensaba la sobreexplotación [del trabajador] Aunque Marx creía que la economía capitalista malgastaba los recursos naturales y abusaba del medioambiente, no apreciaba que este mal uso fuera parte y parcelaba semejante sistema y era indispensable para la dinámica del sistema socioeconómico capitalista y su adecuado funcionamiento.

El gran avance de la Teoría marxista, miente en su aceptación de la importancia del sistema natural como base de la Economía. Esto está mejor ilustrado por Marx en la declaración de su manuscrito de Economía y Filosofía: “El trabajador no puede crear nada sin la naturaleza; sin el mundo exterior. Es el material sobre el que realiza su trabajo.” No obstante, los economistas marxistas se muestran más interesados por los recursos naturales en tanto saber qué precio pueden pagar a sus propietarios para afectar a la distribución de ingresos y también ahorrar en inversiones. Su interés no es biológico ni físico, esto es,  no está repartido entre los recursos biológicos y el medioambiente en cuanto a (1) su viabilidad, (2) su agotamiento, (3) asignación intergeneracional y (4) la contaminación del medioambiente.

El sistema natural y su valor es sin embargo importante desde dos puntos de vista; su valor en relación a (A) los tangibles, es decir, los recursos naturales y su agotabilidad y (B) los intangibles, es decir, la importancia estética de la limpieza y preservación del medioambiente de contaminación, para la salud humana. Ambos factores son realmente “condiciones de producción” como define Polanyi (1944) como Cualquier cosa puede ser tratada como si fuera una mercancía, aunque no se pueda transformar en una mercancía. Por lo tanto, de acuerdo con esta definición, no sólo son mercancía los recursos naturales, sino también las personas, el medioambiente, el conocimiento y la información, aunque no como mercancía real sino ficticia.

Marx estaba también muy interesado en las condiciones de producción, especialmente en la fuerza de trabajo y en la realización de su estimación de valor real por la cantidad y calidad de la producción. Su interés en las condiciones de producción, derivaba del hecho de que, bajo el sistema productivo capitalista, cualquier cambio en el sistema hacia el incremento de producción (mediante el uso de la tecnología, por ejemplo) era a costa de las condiciones de producción, en especial, de las condiciones laborales.

La Economía marxista está basada en tres premisas principales: (1) el gradual incremento del desempleo laboral, (2) el incremento de la competitividad de la actividad económica y (3) el descenso de las tasas de beneficio consiguiente a la actividad económica. Estas tres premisas han sido confirmadas en diversos grados. Aunque generalmente la economía y las cargas sociales de la fuerza laboral ha mejorado, sin embargo, la sociedad humana está habitualmente castigada por el paro y la imposibilidad de poder alcanzar unos dignos niveles de vida. Hasta la segunda premisa que afecta a la actividad socioeconómica, es cada vez más competitiva y compromete un resultado poco ético entre muchas otras cosas, así como el despilfarro de recursos naturales y degradación del medio ambiente, especialmente en los países subdesarrollados. En cuanto a las ganancias, excepto en algunos sectores, ha ido decreciendo en combinación con la saturación del mercado de trabajo, que lo hace en detrimento de la fuerza laboral en la que surge algo parecido a un “mercado de esclavos”.

La Teoría marxista es más bien contradictoria en el sentido de que no puede hacer compatible la capitalista forma de producción con las condiciones bajo las que puede generar beneficio para la fuerza laboral. Por esta razón Marx pensó que el sistema capitalista estaba condenado al fracaso, no por otra razón más que por el hecho de que el medioambiente y sus recursos, ha de ser humanizado mediante la ciencia y la tecnología para el continuo progreso de la humanidad. Esto haría perder a los recursos naturales su capacidad de regeneración y degradaría el medioambiente y a todo el sistema insostenible. Esto lo ilustra Schumpeter (1954) cuando dice que el capitalismo para triunfar ha de sembrar la semilla de su propia destrucción.

Marx estaba también interesado en el sistema en su conjunto, es decir, en el sistema capitalista como una unidad más que en cada una de sus partes como los recursos, el trabajo y los productos. No obstante, él ponía el énfasis en la importancia del trabajo porque pensaba que estudiándolo por separado, obtendría una idea del trabajo en el sistema capitalista en su conjunto. Él quería saber qué ocurriría con el beneficio extra obtenido cuando un mayor esfuerzo laboral impulsara un superávit en la producción, mayores ventas y mayores beneficios para el propietario. En otras palabras, mediante el estudio del factor laboral de la producción, Marx quería deducir los resultados del sistema en su conjunto. Su capacidad de abstracción se podría usar como un puente que conectara la finita subjetividad humana con la infinita subjetividad capitalista. Por lo tanto, parafraseando a Hegel la lógica coincide con la metafísica, que quiere decir que el sistema capitalista hace coincidir la lógica con la economía. Es decir, todos nuestros motivos están influidos por una entidad abstracta con ánimo de lucro. Esta entidad abstracta tiene que ser lograda mediante la fijación de precios de los bienes en comparación con otras mercancías y el intercambio por dinero en tanto el sistema capitalista no está realmente dirigido al trueque y valor de uso.

========================================

Autores: Mansour Mohammadiam y José Alfonso Delgado

Nota: La publicación de las diferentes entregas de El Tercer Camino

se realiza en este blog, todos los lunes desde el 3 de enero de 2022.

========================================

22/1/22

"¿Cómo meditar? ¿Cómo percibir lo real?", por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=7OJ3c3JwNRw

Vídeo (duración: 01:01:30) de la conferencia de Emilio Carrillo en Ecocentro TV, el 16 de noviembre de 2021, titulada ¿Cómo meditar? ¿Cómo percibir lo real?

=======================================================================

20/1/22

Hacer vibrar el vacío

Al hacer mención a la limpieza de un hogar, lo más común es poner atención a la limpieza material y física, también cada vez con más frecuencia a la energética, pero pocas veces se presta atención a la vibracional.

La vibración es una cualidad de la energía que puede mantenerse en un lugar por un tiempo mayor que la energía que la generó.

Cogiendo como ejemplo una nota musical ejercida por una cuerda de guitarra, tras la energía llevada a cabo para hacerla sonar, la cuerda puede dejar de moverse pero la vibración de su sonido se mantiene en el lugar por más tiempo.

Llevado esto a un hogar, desde la vibración que generan los electrodomésticos, el tono de voz con el que nos comunicamos, la vibración de los programas que vemos, la que genera el ruido con el que vivimos e incluso la que genera la decoración que nos rodea, lleva la vibración de la vivienda a un nivel que puede llegar a influir en nuestro equilibrio personal.

Cuando este factor no se tiene en cuenta y el tipo de vibración de nuestra vivienda es similar, por ejemplo, al estrés, podríamos llegar a casa calmados y al poco de entrar, empezar a sentir cómo nuestra propia vibración se va alterando.

Ocurre lo mismo con la vibración del enfado o la de la tristeza. En viviendas en las que una de esas vibraciones se ha mantenido en el tiempo, aunque ya se hayan trascendido de forma personal, pueden mantenerse en el ambiente y seguir conectando con ellas al llegar.

Este es el motivo por el que es importante poner atención a la vibración que solemos generar y, en caso de que durante un tiempo se haya generado un ambiente de vibración más baja, estos consejos pueden ayudar a elevarla:

+Aplica en la mayor medida posible la luz natural y ventila la vivienda. Hacerlo en un momento del día luminoso y sereno, aportará ambos valores a la vivienda.

+Haz sonar música que te resulte agradable según la vibración que deseas sentir.

+Presta atención especial  a los rincones poco frecuentados iluminándolos y haciendo sonar allí también la música elegida.

+Limpia con frecuencia y consciencia los objetos huecos como jarrones y cuencos. En su interior pueden llegar vibraciones que se mantienen más tiempo al costarles salir.

+Vive, habita, camina, habla, cocina, escucha con amor y estarás subiendo todo a la mayor vibración; incluyendo tu interior.

================================================================================

Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com)

https://andrestarazona.com/

Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en

el Diseño Sentidointeriorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida.

Todas están a tu disposición de manera gratuita a traves del e-book Habitar, al que puedes acceder a través de este enlace:

https://bit.ly/Habitar-PDF

================================================================================

19/1/22

Encuentro mensual online con Emilio Carrillo (3 y 17 de febrero de 2022): “Entender cómo evoluciona la humanidad (las humanidades pasadas, la actual y las que vendrán) para comprender la enorme importancia del presente momento histórico"


ENCUENTRO MENSUAL ONLINE CON EMILIO CARRILLO

FEBRERO 2022


“ENTENDER COMO EVOLUCIONA LA HUMANIDAD (LAS HUMANIDADES PASADAS, LA ACTUAL Y LAS QUE VENDRÁN) PARA COMPRENDER LA ENORME IMPORTANCIA DEL PRESENTE MOMENTO HISTÓRICO"

 

Jueves 3 de febrero: Exposición

Jueves 17 de febrero: Respuestas a preguntas

Ambos días: Inicio: 19:00 h. Cierre: 21:00 h. (hora de España)

Después de cada sesión, a tod@s l@s participantes se les enviará tanto el vídeo como el texto con sus contenidos principales.

Resumen de contenidos:

Lo que hoy experimenta la humanidad y su dimensión auténticamente histórica solo puede ser comprendido si se conoce el proceso evolutivo de la misma, a lo largo de decenas de millones de años, a través de diversas humanidades: cuatro antes que la actual (Polar, Hiperbórea, Lemuriana y Atlante), la vigente y las dos que la sucederán (Búddhica y Átmica). Y es que cada una de ellas tiene su sentido profundo y aporta lo que le corresponde al referido proceso.

En este Encuentro Mensual se analizarán cada una de estas humanidades –sus características básicas y sus contribuciones- y, a la luz de ello, se examinará la transcendencia del momento presente en el marco del devenir evolutivo y consciencial humano, lo que proporcionará claves indispensables para entender lo que ahora sucede y lo que viviremos en el medio y largo plazo.

Para obtener el enlace de acceso al Encuentro, en sus dos sesiones, solicitarlo por email al siguiente correo electrónico:

rincondekiko@gmail.com


Aportación: 5 euros para sufragar el alquiler de la plataforma online y otros gastos de gestión y organización de las dos sesiones del Encuentro. 

Esta cantidad se podrá abonar:

+Mediante transferencia bancaria a la "Asociación El Rincón de Kiko", a esta cuenta de Caixa Bank: ES96 2100 7123 01 0200066766

+Por Paypal (acepta tarjetas): paypal.me/elrincondekiko

Ante cualquier duda o para mayor información, escribir al correo electrónico indicado.

========================================================================

18/1/22

La evolución del Alma


==========================

Autores: Sergio Marina y Endika Drame

Fuente: https://sergiomarina.com/

==========================

El retorno del no Yedi (II). Deéelij

Sumario del día:

·         Dignidad humana y DIGNIDAD DIVINA (I parte).

·         Parte de guerra II, donde pese a todo, ganamos.

 

Dignidad humana y DIGNIDAD DIVINA (I parte)

Poco después del inicio del timo cuento del bicho que no existe y que tanto miedo da, empezó a circular por las redes sociales una especie de mensaje que decía algo así como: antes preservar la dignidad humana que preservar la vida. Almita, ante esta frase no te digo que no, te digo que me parece genial. La cuestión que me lleva a este punto es si sabemos lo que es la dignidad humana, porque de la DIGNIDAD DIVINA hablaremos cuando sepas qué es la primera, que me parece que esta humanidad se olvidó de eso casi desde que fue empezado a ser educada en este pedazo de terreno en el que vivimos… aunque más que terreno, se podría decir que es el cortijo de los señoritos Malvadetes psicópatas que aún siguen en control de la dignidad humana y por supuesto de la DIGNIDAD DIVINA, porque esto es lo que más aprecian controlar: nuestra DIGNIDAD DIVINA, y para ello solo es necesario perder la dignidad humana y así le entregamos la DIGNIDAD INMORTAL que poseemos y nos conforta, diseña y forma dándonos vida y sustento en este cortijo de la maldad sin cesar, aunque puede ser que le estemos parando los pies, pero de ello hablaremos en la sección “Parte de guerra”. Basta, por tanto, de preámbulos y entrantes y observemos con detenimiento qué se dice sobre lo que es o en qué consiste la dignidad humana.

Veréis Almitas Maravillosas, definiciones y conclusiones las encontramos a poco de buscar en Internet, sin embargo, maticemos. Una definición de dignidad puede ser la siguiente: Cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden. No obstante, el diccionario ese de la RAE dice en sus tres primeras acepciones que la dignidad es (1) Cualidad de digno (2) Excelencia, realce y (3) Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse. Pero no podemos olvidarnos de lo que dice la Santísima Wikipedia al respecto: (1) La dignidad, o «cualidad de digno» (del latín, grandeza»), (2) hace referencia al valor inherente del ser humano por el simple hecho de serlo, en cuanto ser racional, dotado de libertad. (3) No se trata de una cualidad otorgada por alguien, sino consustancial al ser humano. No depende de ningún tipo de condicionamiento ni de diferencias étnicas, de sexo, de condición social o cualquier otro tipo. (4) Según la distinción introducida por Millán-Puelles, esta es la dignidad ontológica, diferente a la dignidad adquirida, siendo este último concepto similar al del honor.

        Vista las definiciones y por si no ha quedado claro, podemos observar algunas ponencias breves que encontré por las redes, y las expongo para que se observe que no me invento esto de lo que es la dignidad, y se añade luego que nos referimos a la humana, aún no a la DIVINA. Por ello, un autor nos dice que “la dignidad indica el respeto y la estima que todos los seres humanos merecen y se afirma de quien posee un nivel de calidad humana irreprochable.

La dignidad es la cualidad de digno que significa valioso, con honor, merecedor y el término dignidad deriva del vocablo en latín dignitas.

En el Preámbulo de La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 habla de la "dignidad intrínseca (...) de todos los miembros de la familia humana", y luego afirma en su artículo 1º que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos".

La dignidad humana, por lo tanto, es innata, positiva y fomenta la sensación de plenitud y satisfacción, reforzando la personalidad. La esclavitud, por ejemplo, es lo contrario de dignidad ya que no se tratan las personas como tales ni como dignas, siendo que el esclavo no es considerado una persona humana, sino un objeto.

La dignidad también es el respeto y la estima que merece una cosa o una acción. Es una excelencia, un realce de esa cosa o acción.

Se habla de dignidad si las personas, en su manera de comportarse, lo hacen con gravedad, decencia, caballerosidad, nobleza, decoro, lealtad, generosidad, hidalguía y pundonor. Por ejemplo, a la hora de cumplir con los compromisos, la dignidad se refiere a la formalidad, a la honestidad y a la honra de las personas.

En términos de excelencias, la dignidad es un cargo honorífico o un puesto de gran autoridad, prestigio y honor, por ejemplo, los cargos políticos, como el cargo de Rey, de presidente o de emperador. También son denominadas así las personas que ocupan ese cargo o puesto, siendo representantes y poseedores de una distinción, siendo ellas dignidades o dignatarios”.

 

Paremos aquí Almitas, que voy a entresacar tres cuestiones a todo lo anterior a modo de resumen: (1) se habla de respeto, y ello empieza por uno mismo y el que se consiga de los demás, (2) se asegura que lo contrario a dignidad es esclavitud, y te pregunto: ¿cómo nos tratan los Malvadetes psicópatas en este su cortijo? Pues sí, como esclavos, y es lo que nos inculcan desde pequeños. Nos inculcan que “te ganarás el pan con el sudor de tu frente” Nos dicen que pertenecemos a tal raza que es inferior a la otra, o que tal etnia es miserable y la tuya no tanto, que tu país o localidad está atrasada con respecto a la otra… podría seguir con ejemplos que son miles, sin embargo, nos hacen esclavos del puñetero invento del dinero, nos esclavizan al mismo y sin el mismo nos dicen que no somos nadie o no podremos hacer nada, que si tienes más eres mejor que otro… y de nuevo hay mil ejemplos. Y (3) hecho a destacar, le damos dignidad a los cargos políticos y similares pendejos que existen por doquier en esta amplia red de control que han entretejido para controlarnos. Pero es algo que ellos se otorgan y nosotros lo refrendamos. Por tanto, observados estos tres puntos, lanzo una serie de preguntas y tú te las contestas: ¿Dónde ha quedado la dignidad humana de los sanitarios en este embrollo de la plandemia? ¿Dónde quedó la dignidad de la Gestapo, perdón, de las fuerzas de seguridad de los distintos estados totalitarios de este cortijo de psicópatas? ¿Dónde quedó la dignidad humana de los jueces y fiscales cómplices, y la de los sicarios periodistas esparciendo el terrorismo informativo? ¿Aún podemos darle dignidad al personal docente que adoctrina y mete miedo a los niños en los centros educativos, con voces amenazantes y denigraciones? Ya no te pregunto si los políticos poseen alguna dignidad humana, pues los hechos de años pasados certifican con honores máximos que son corruptos, fraudulentos, mentirosos y engañadores. Espera, que esta pregunta si eres católico y crees en la Biblia te puede hacer daño ¿crees que el Papa actual es alguien con dignidad humana cuando dijo que ponerse la vacuna es un acto de amor? Mira Almita, si te respondes que sí a esta última pregunta te digo tres cosas (1) ¿Qué haces que me sigues leyendo? Y (2) ¿de veras no te has dado cuenta que este tipo es un psicópata en manos de los Malvadetes que es usado para mentir a las personas diciendo que eso de inyectarse tóxicos en el cuerpo que modifican tu ADN es un acto de amor? Y (3), si has respondido que sí, ¿dónde quedó tu dignidad humana? Sí, Almita, se ha perdido si crees en estas palabras de un miserable que se hace llamar representante de un dios en el cortijo de los Malvadetes. En serio, no sé qué haces que sigas leyéndome. O mejor te lo digo de otra forma, si en algo le tienes aprecio a tu vida, no ya a tu dignidad humana, ¿cómo crees que envenenarte con un tóxico inoculado en el cuerpo es un acto de amor, de verdad piensas que eso es lo que Dios quiere de ti?

Almitas, pasemos a otro punto que me parece que ya he sido demasiado poco explícito con las preguntas anteriores, tendría que haber realizado cuestiones más trascendentales, como por ejemplo la dignidad que te otorga un litro de vino tragado de golpe. Pasemos a cuándo se pierde la dignidad, si beberse un litro de vino no ayuda a ello.  De nuevo recurro a lo que dicen los expertos, que hoy en día tenemos expertos por todas partes, lo cuales concluyen en que “pierdes la dignidad cuando permites que te hablen sin respeto, que te comparen, te humillen, se burlen de ti, o cuando consientes y permites conductas por parte de otros que son contrarias a tus valoresParemos de nuevo, Almitas y reflexionemos con nuevas preguntas: ¿Acaso el papa no te comparaba con eso de que si no te vacunas no haces un acto de amor y por tanto de egoísmo? ¿Acaso no se han burlado de ti con este bicho inexistente reconocido por escrito por el Ministerio de Sanidad de Espakistán y el de Uruguay del que no poseen aislado, secuenciado y purificado el bicho ni saben de quien lo tenga? Y que conste que en Yankilandia se ha reconocido en un tribunal que los chinos dicen lo mismo, y que casi 90 instituciones mundiales lo reafirman. Entonces ¿dónde está tu dignidad humana ante tanta burla, choteo, mentira y engaño? Por cierto ¿dónde han quedado tus valores? Porque los valores de los Malvedetes y adláteres que contribuyen a toda esta mierda de la falsa pandemia solo son la eliminación de la población en base a una razón oscura que no dicen, pero que dejan entrever en esa película llena de primado negativo titulada “no mires arriba” recién estrenada. Almitas, reflexionar un poco, y recuperemos la dignidad humana si la perdimos, que sin ésta no podremos acceder a la DIGNIDAD DIVINA.

Tras todo esto, me hice la pregunta de cuáles son los valores de la dignidad humana y la respuesta me la dieron, de nuevo, los expertos al asegurar que son la igualdad, la solidaridad, la compasión y la libertad. Así que visto esto ¿es necesario que nos preguntemos donde quedaron estos valores cuando empezó el timo cuento del bicho que no existe y que te mata, en especial si vas a un hospital donde te asesinan sin misericordia? Si hago más preguntas a cada texto que entresaco de los expertos, me quedo sin espacio para publicar, así que sigo por otra esquina de la dignidad humana realizando otra interrogante: ¿por qué no se respeta la dignidad humana? Pues sencillo, responden los expertos: una persona que no se respeta es muy difícil que respete luego a los otros. La dignidad de la persona es la base de cualquier sociedad, de cualquier tipo de relación. Si no se reconoce su valor íntimo entonces se le acaba tratando como a una cosa. Entonces, Almita, la cuestión a este respecto es la siguiente: ¿Cómo nos tratan los Malvadetes, sus adláteres, cómplices, testaferros, asesinos, mafiosos, pedófilos y criminales? Te aseguro que con respeto no, pues nos tratan como a esclavos, y nos definen, como atestigua el Talmud, con la palabra “Goyim” que significa ganado, y en modo alguno me invento esto, lo he visto en video cuando un rabino, con ira y desprecio, así nos llama. Pero aquí diferenciar entre el judaísmo y el sionismo, de lo cual no amplío pues no es el tema a traer aquí. Y sí, te dejo deberes, porque no voy a explicarlo todo, haz un poco por ti, con dignidad humana Almita maravillosa, que paso a buscar si hay infracciones contra la dignidad humana, y resulta que sí, y consiste en “vejar o maltratar física o verbalmente a cualquier persona. Permitir a menores de edad el acceso a lugares a los que expresamente les esté prohibido. Propinar a una persona, en forma intencional y fuera de riña, golpes que no le causen lesión. Y me pregunto ¿no están vejando a la humanidad con un bicho que no existe, con retirar derechos, con limitar las libertades, con censurar si no estás de acuerdo con la versión oficial…? La respuesta es tuya, yo paso a otro ladito y miro a ver si la teología dice algo al respecto de la dignidad humana, y me sorprendo en lo que encuentro pues asegura que: el hombre al ser una criatura de Dios, posee dignidad. En este sentido y según el catecismo de la Iglesia Católica, el hombre ha sido creado a imagen de Dios, en el sentido que es capaz de conocer y amar libremente a su propio creador. Así, el hombre no es solamente algo, sino alguien capaz de conocerse, de darse libremente y de entrar en comunión con Dios y las otras personas. ¿Comprendido? Pues no hago más cuestiones a esta conclusión teológica, se entiende muy bien. Así lo abordo desde el punto de vista filosófico y sociológico que nos afirma que El término dignidad hace referencia a la autonomía que posee una persona sobre sí misma. La dignidad es uno de los valores que tienen las personas, con ella se nace, aunque también se construye con el tiempo. Es digno quien tiene la capacidad de gobernarse bajo los principios de la razón. Espera, Almita, hemos leído bien cuando apunta que eres digno si te gobiernas a ti mismo desde la razón y, añado, sin necesidad de otros que te gobiernen desde la sinrazón, la ilógica, la irracionalidad, la psicopatía y la criminalidad. Por tanto, uniendo lo teológico, lo filosófico y lo sociológico, si nazco con dignidad humana y me gobierno desde la razón, ¿por qué necesito de alguien que me gobierne en cualquier ámbito? Ya sabes la respuesta, es muy obvia, Almita, pero desde aquí lo podemos enlazar perfectamente con la DIGNIDAD DIVINA, no obstante, concluyo esta parte de la dignidad humana con una serie de frases que pueden ayudar a pensar y recuperar la dignidad humana si alguna vez se perdió:

En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle” Esto es de Gandhi, que mediante la desobediencia civil no violenta consiguió echar de su país a los opresores que los trataban como a esclavos a los que obviamente habían desposeído de su dignidad humana, y a los hechos recientes históricos nos podemos acoger.

La dignidad no tiene precio. Cuando alguien comienza a dar pequeñas concesiones, al final, la vida pierde su sentidode José Saramago.

La dignidad del individuo consiste en no ser reducido al vasallaje por la largueza de otros de Antoine de Saint-Exupery, autor del libro “El Principito”.

“La posesión más lujosa, el tesoro más valioso que todo mundo tiene, es su dignidad personal” de Jackie Robinson, jugador de béisbol, de raza negra.

Y ahora dos de autores desconocidos:

“Puedo perder muchas cosas en la vida, pero si pierdo mi dignidad, mi honor, entonces estoy perdido”

 “Una muerte con dignidad es mejor que una vida de humillación”

 

        Llegamos a este instante, tenemos que abordar lo que es la DIGNIDAD DIVINA, no sin antes aludir a los llamados recientes despertares que se han producido con esto del timo del bicho que no existe y que te mata tras que te inocules el tóxico venenoso de eso que llaman vacuna. De repente, Almitas, muchas Almitas adormiladas han dicho que han despertado, pero en realidad se han espabilado a eso de en qué mundo viven, se han espabilado a quiénes son en realidad esos que votaron para que les gobernaran, insisto: gobernaran. En definitiva, se han espabilado a la mentira en la que vivían, pero de ahí al despertar espiritual hay un tramo largo, más si observamos lo que es la DIGNIDAD DIVINA. Pero entre espabilado y despertar espiritual, se me ocurren distintos niveles sean, por ejemplo, espabilados que se han dado cuenta que lo de la pandemia es mentira, y a esto le podíamos llamar espabilados de tipo 1; los de tipo 2 son los que además se han dado cuenta que los políticos son corruptos, los de tipo 3 los que se han espabilado a desobedecer las leyes injustas e inmorales... y así podríamos añadir distintos tipos de espabilados. Luego llegarían los ya famosos beatos espirituales que muchas veces se quedan en tipos infinitos de los que no consiguen escapar y llegar al siguiente paso que será el despertar real con sus distintos escalos hasta llegar al despertar espiritual y/o consciencial, en los cuales también habría escalones que ir subiendo, y finalmente me atrevo a decir que está el que de verdad ha despertado a su DIGNIDAD DIVINA. Quizá haya más estratos, escalones, niveles, tipos… pero son los que observo. Así que esos espabilados que se llaman despiertos empiezan a recuperar su dignidad humana pues empiezan a dejar de ser esclavos o al menos, aunque tengan que ir a cavar todos los días a la mina para conseguir su sustento, ya saben que lo hacen de forma racional y no al modo anterior de ser un esclavo que ha de trabajar sea como sea, en las circunstancias que sean y ganando incluso nada. Pero muchos de esos espabilados aún piensan que votar por un partido distinto al que está en el gobierno les salvará o le dará esperanzas nuevas, pero esto es seguir en lo de siempre: que otros te gobiernen. Y ya concluimos que la dignidad humana es cuando uno sabe gobernarse a sí mismo desde los principios de la razón. Así que de nuevo planteo la pregunta con la que concluí la parte de la dignidad humana: ¿por qué necesito de alguien que me gobierne en cualquier ámbito?

        Así es, Almita, ¿por qué necesito que alguien me gobierne si sé hacerlo desde los principios de la razón y nazco con dignidad humana? Antes de responder esto, observemos de nuevo algo a lo que he aludido muchas veces, a lo del pecado original. ¿Por qué desde pequeño se nos quita la dignidad humana con el cuento de que traemos puesto el pecado original de Adán y Eva y que hemos de pagar por ellos porque ya somos pecadores y hemos de ganarnos el pan con el sudor de la frente, teniendo, por ello, que convertirme en un esclavo mediante el trabajo duro para conseguir el dinero para mi sustento cuando la vida regala todo y he de pagar por lo que es gratis y la misma Divinidad creó para nuestro sustento y gratificación con solo cultivar, por poner un pequeño ejemplo? La respuesta es tuya, yo ya la tengo al gobernarme a mí mismo desde mi racionalidad y sin la necesidad de obedecer leyes amorales, pagar impuestos que nos imponen o rendir cuentas a quienes se llaman autoridad en cualquier ámbito. Sin embargo, añado más cuestiones: ¿por qué he de dejarme gobernar por alguien que se dice que tiene la autoridad de mediar entre Dios y yo porque pertenece a cierto estrato religioso? Insisto ¿Por qué si yo mismo soy, como todos, Almitas, la misma Divinidad encarnada en distintos cuerpos poseyendo la Esencia misma de la Divinidad con todos sus potenciales en acto puro e infinito? ¿Por qué he de recurrir a rezarme a mí mismo si yo mismo soy la Divinidad encarnada, al igual que tú Almita? Sí, son cuestiones a plantearse, pues nos arrebataron de ese altar de la DIGNIDAD DIVINA cuando se nos inculcó que había que pedir a un dios, el de cada religión o credo, lo que fuera para que me lo diera si estaba a bien de ese dios, y si no me lo daba me tenía que aguantar si no quedarme jodido por no ser escuchado, recibido y recompensado.

        Y hasta aquí puedo contar, Almitas, sobre esto de la DIGNIDAD DIVINA, por dos motivos, (1) porque se puede ampliar más, y más si me escribes con tus opiniones y reflexiones y (2) porque me quedo sin espacio para la publicación y hay que hablar de más cosas. Así que, en la siguiente entrega con tus colaboraciones de preguntas y reflexiones, ampliamos más, y de seguro que en esto nos enriquecemos. No obstante, te comento algo, uno puede tener o recuperar su dignidad humana pero no acceder a la DIGNIDAD DIVINA, pero si permaneces en la DIGNIDAD DIVINA la dignidad humana queda asegurada y no se pierde. Recuerda, los Malvadetes nos quitaron nuestra DIGNIDAD DIVINA al retirarnos la dignidad humana convirtiéndonos en sus esclavos, pero si retornamos a la DIGNIDAD DIVINA recuperamos la dignidad humana, y esto es un punto de no retorno que ellos no quieren, pues habrán perdido toda posibilidad de control sobre nosotros, pues erigimos desde la DIGNIDAD DIVINA, los Amos del cortijo psicópata y corrupto nada podrán controlar sobre nosotros mismos, enaltecidos en nuestras respectivas e iguales DIGNIDADES DIVINAS. 

 

Parte de guerra II, donde pese a todo, ganamos

Empecemos con el informe Lina, que esta vez es más amplio, pero le he puesto pegas. Dice que van a cambiar el relato del bicho. Le dije que eso se veía venir y que el “presimiente” quiere calificar el COVID-19 por gripe normal, así que no es algo novedoso. Luego que durante el 2022 habrá sentencias favorables por denuncias sobre delitos de odio e inoculación sin prescripción. Que habrá muchísimos, pero muchísimos fallecidos por efectos de las vacunas, la cifra no la podré, pero son miles. Y que todo este conjunto de cosas hará que muchas más personas se den cuenta del engaño y se pasen a las filas de la resistencia.

 Kazajistán ha caído. El presidente y el primer ministro huyeron del país. El gobierno colapsó. Los soldados y los militares también están tratando de huir del país o de otra forma podrían ser arrestados por los manifestantes. Los manifestantes han ocupado las calles del aeropuerto y también están arrestando a los policías que no se unen a ellos. Los políticos están siendo arrestados. Las personas que trabajan en los centros de vacunación están siendo arrestadas. Los manifestantes están armados y se han apoderado de los arsenales. Las casas de los políticos están en llamas. Todo comenzó cuando las personas ya no podían retirar dinero del banco sin su pasaporte de vacunación y su código QR. Los medios internacionales están mintiendo diciendo que la gente estaba asqueada por el aumento en el precio del combustible. Aquí hasta no tener más pruebas lo dejo en cuarentena, pues no me creo que Rusia no intervenga en su propio beneficio. El asalto del pueblo búlgaro a su parlamento… veremos a dónde llega si llega a algo. 

La “menestra” de defensa de Espakistán ante las acusaciones de pertenencia a banda criminal internacional, se le otorga premio y el estado procurar parar todas las acciones legales contra ella.

Explicar, ahora, en qué se divide, para mí, la resistencia, aunque preferiría que nos llamaran rebeldes, pues la resistencia implica una lucha contra algo y la rebeldía muestra no atender a lo que digan los que dicen que mandan y hacer lo que uno quiera. La Rebeldía mundial se divide en cinco partes: (1), la resistencia controlada son aquellos agentes del sistema pagados por el mismo que se infiltran en nuestras filas para testar nuestras fuerzas, medir nuestras repercusiones, advertir de nuestras acciones, introducir desinformación, informar de quiénes somos y nuestro peligro potencial, fomentar la desconfianza entre nuestras filas, desanimarnos, confundirnos y dinamitar desde todo lo posible la verdadera resistencia; por tanto estos son nuestros enemigos y hay que ir descubriéndolos y exponiéndolos y cuando llegue el momento enjuiciarlos. (2), tenemos a la disidencia descontrolada, que son aquellos grupos de la resistencia que creen tener la verdad y se empeñan en la pelea con otros grupos similares, es decir, se pegan tiros en la propia trinchera en vez de apuntar los fusiles hacia el verdadero enemigo que creen encontrar en sus propias filas. (3), la resistencia perdida se explica con el ejemplo los que siguen esperando y animando a los demás a que Trump-cristo-Jesús, la Alianza y la Federación Galáctica van a salvarnos de los Malvadetes: y esta parte de la resistencia es cargante, aunque residual, no molesta, pero siguen buscándole la quinta pata al gato, no sirven para algo productivo. (4), aquí llegan los que se consideran de la resistencia, pero esperan a que alguien haga algo, se quejan mucho y no hacen nada. Son un poco grillos, pero al menos hacen ruido. Y (5), tenemos a la auténtica disidencia, o la real resistencia REBELDE que en definitiva son todos aquellas Almitas que individual o en grupos, que no forman parte de las disidencias anteriores, van luchando a su manera y con lo que pueden por terminar con toda esta farsa.  ¿Dónde estás tú?

        El SARS-CoV-2 estaba patentado antes de empezar la pandemia, así como la llamada vacuna y los test PCR. Hay PCR que en el envoltorio señalan si dan positivo o negativo, directamente. Una enfermera eslovena demuestra que hay vacunas placebo para los políticos y otras con tóxico para los demás.

El ministerio de sanidad de Espakistán asegura en escrito requerido por juez que no poseen el SARS-CoV-2 ni saben de quien lo posea, pero meses antes Iker Jimenez, el periodista de los misterios que nunca se resuelven, fue a ver al bicho a un laboratorio, pero sigue siendo un misterio lo que de verdad vio.  Por igual el presentador del programa “Volando voy”, Jesús Calleja, fue a otro laboratorio a ver al bicho, pero parece que el bicho sigue volando por su cuenta. El urgenciólogo y vulcanólogo, César Carballo, según él dice, tras animar a todos a inocularse el veneno tóxico, que se echa atrás en el pinchazo a su prole.

Matemáticos y físicos reconocen que ambas ciencias se basan en ciertas teorías no demostradas, y que así no se puede avanzar, posteriormente, en conclusiones lógicas. Por si fuera poco, se ha descubierto que la mayor parte de la ciencia oficial es pura ciencia ficción, y que la pseudociencia empieza a cuajarse como ciencia experimental demostrada; y a modo de derivada, a día actual tener un título universitario no es garantía de estar bien formado e ilustrado, sino de estar excelentemente adoctrinado. Se ha descubierto de forma oficial que los planes de estudio de las universidades de medicina están diseñados por la industria farmacéutica, y al respeto que le pregunten a la doctora Chinda Brandolino cómo se formaban los médicos antes y cómo son adoctrinados en protocolos y memorización de datos sin razonar los actuales médicos que funcionan a modo robótico y sin capacidad de discernimiento ni de investigación.  Ciertos colegios de enfermería en Espakistán recomiendan a sus afiliados que no inoculen sin tener por delante una prescripción médica, pues empiezan a ser denunciados en los juzgados por realizar esta práctica asesina sin receta, por ello incurren en crímenes de lesa humanidad. Al mismo tiempo un estudio serio realizado en Alemania (si no recuerdo mal) asegura que los no inoculados están mejor informados que los vacunados. Por igual otro estudio concluye que quienes han de estar ingresados en los siquiátricos son los propios siquiatras. También se ha descubierto que los periodistas no hacen periodismo, sino que practican conscientemente, y mediante pago, el terrorismo informativo. A su vez, varios comisarios de la Gestapo de Espakistán han muerto de repentinitis aguda sorpresiva y ahora sus perros empiezan a oler, como buenos sabuesos, quiénes son los culpables de esos asesinatos, y esto les lleva a dudar de la versión oficial por la que se han dejado llevar en sus atroces acciones con violencia gratuita y desmedida contra los que tenían que proteger acorde a su juramento. A este respecto, y por mi lado, he averiguado que existen hospitales o centros de la muerte en Espakistán donde el personal sanitario ya no quiere ponerse la tercera dosis de veneno tóxico ni quieren que lo hagan con sus hijos, aunque siguen sin salir y dar la cara públicamente y continúan acatando las normas sicopáticas.

Por otro lado, se impulsa, desde la resistencia, con mucha frecuencia la desobediencia civil, así que a este respecto digo: ¡¡Aleluya!! También se habla de nombrar jurados populares y horcas al estilo revolución francesa, pero en verdad estamos en guerra y los juicios han de ser realizados por tribunales militares mediante consejos de guerra donde la pena por traición a la patria es la muerte y no por fusilamiento. ¡Ojo! que hay quienes solicitan venganza a toda costa, pero por medios pacíficos, y digo ¡ojo!, porque no se está fomentando la violencia, aunque algunos están que se los comen los lobos y pueden saltar a puñetazos como mínimo y liarla parda tal y como quieren los sicópatas.

Se observa en las últimas manifestaciones, que nunca sirvieron para nada, y que es la herramienta que ofrece el sistema sicópata, ahora es útil como muestra de fuerza creciente, cada vez mayor, y que los Malvadetes están preocupados por estas evidencias. Añadir que no hay que usar las herramientas que da el sistema, pues están para que no se rompa el mismo, pero no permiten como herramienta la desobediencia civil que es hacia donde el rebelde de la resistencia ha de ir. Hasta aquí el parte de guerra. La semana que viene testeo de más sucesos en esta loca guerra mundial por acabar con la maldad y los Malvadetes para construir un mundo en bondad, amor, paz y dignidad. Y al margen del parte de guerra:  si aún quieres pistas sobre lo último que descubrí por lo que anulé todo el relato de ascensión a 5D, escríbeme. Y el grupo de “Rebeldes sin causa” ha dado sus primeros pasos, y veremos a dónde llegamos.

 

Actualizaciones de “Todo Deéelij”: en deeelij@gmail.com

Libro “el Ser sin dios” de Emilio y Deéelij: elsersindios@gmail.com

 

=======================================================================

Quien ahora escribe es Emilio Carrillo, y no soy Deéelij, pues somos personas distintas, aunque aún hay quienes piensan que soy yo con un pseudónimo.

Le pedí a Deéelij que anunciara la terapia, que recibió por psicografía, en este Blog y no en otros lugares de publicidad porque, estando más enfocada a las personas que ya han iniciado su despertar espiritual, o están ciertamente avanzadas, pero aún les queda algo por conseguir (eliminar su ego, reconectarse con su alma, tener control emocional…), este Blog posee los lectores adecuados para lo que se ofrece. Además, muchas de las cuestiones que comparto en conferencias, seminarios, retiros… se pueden asentar mejor con ella, como un plano a construir, ayudando la terapia en la construcción.

Igualmente, le animé a que mencionara el curso de regresiones para aquellas personas que quieran completar su formación terapéutica, así como las que de verdad quieran disponer de esta herramienta para ayudar a otros de forma altruista.

Para solicitar tanto la ayuda terapéutica como la asistencia al curso de regresiones, dirigirse a: deeelij@gmail.com

=======================================================================

17/1/22

3.- Economía clásica y fisiocrática

Buenos días a todos.

A partir de esta entrada, comenzamos a desgranar los fundamentos y desarrollo del pensamiento Bioeconómico que Mansour Mohammadian viene desarrollando en los últimos cuarenta años. El texto de lo que se va a ir subiendo de ahora en adelante, proceden básicamente del libro  “Bioeconomics, biological economics, an interdisciplinary study of Biology, Economics and Education” publicado en 2003 y que supone la base conceptual de este tipo de pensamiento económico, la Bioeconomía, absolutamente integrado en el pensamiento holístico sobre la gestión del Planeta. 

Comenzaremos esta introducción a la Bioeconomía por una revisión sobre el pensamiento económico con lo que denominaremos, la “arqueología de las ideas económicas” de Aristóteles. 

La arqueología de las ideas económicas

La Teoría pre-clásica arranca de la Escuela Griega con la Oikonomia (Oikos: casa y Nemein: gestión, administración). De acuerdo con Aristóteles y otros filósofos griegos, la Naturaleza es un sistema autopoyetico (autogenerativo) de producción y provee a los seres humanos de lo que ellos, por sí mismos no pueden producir. Ellos creían en la idea de que “sólo la Naturaleza produce y el hombre sólo puede administrar esos recursos”. Esto engloba la creencia de que lo que sea que el ser humano produzca con su sistema de producción socioeconómico lo que hace es sólo transformar aspectos de la economía de la Naturaleza.

Acercándonos más a nuestro tiempo, un grupo de notables economistas, William Petty (1623-1687) y Nicholas Barbon (1640-1698), eran de la opinión de que la auténtica riqueza es la riqueza natural, esto es, la riqueza originaria de la tierra y de los yacimientos minerales de una nación (oro y plata en esa época), lo que generaba riqueza y consecuentemente poder para esa nación. Así se originó la idea de países ricos y países pobres y, consecuentemente la noción de colonialismo y poder colonial como el de España en los siglos XVI y XVII y del Reino Unido en los siglos XVIII y XIX. La teoría tras este tipo de ideología se vino a conocer como mercantilismo y, los economistas a favor de esta ideología estaban en contra de las importaciones, pero a favor de la acumulación de capital. Los mercantilistas estaban además a favor del incremento de población para poder disponer de gran cantidad de trabajadores y de efectivos militares para las campañas de conquista. En otras palabras, el comercio seguía la bandera y los minerales obtenidos en territorios ricos en recursos. No obstante, hoy en día en la era de la aldea global y de la globalización, la geografía no es problema pues, como mucho, los recursos son extraídos a bajos precios de sus países de origen, por debajo de su valor real natural, para producir mercancía barata a precios competitivos.

Petty empatizó sobre la importancia de los materiales fuente de energía (el modelo energético) y calculó los precios de los productos en términos de coste de trabajo aplicado al proceso de producción sumado al coste de la alimentación de los trabajadores. La más desafortunada extensión del pensamiento mercantilista fue la noción de los recursos inagotables. Esto se debió a que los economistas pensaron en el capital de la Naturaleza como un stock (como un valor), que es una cantidad fija como la tierra (en términos de hectáreas), y que nunca disminuye en cantidad. A diferencia de los recursos que produce una tierra de cultivo fértil y produce ingresos constantes, el mineral es dinámico, pero no renovable y puede disminuir. La diferencia entre la tierra y el trabajo lo indica Petty que dice: “El trabajo es el padre y principal factor de riqueza, pero la tierra es la madre”.

Escuela fisiocrática de Economía

El mercantilismo fue seguido por la Escuela Fisiocrática de Economía, pensamiento que viene de Francois Quesnay (1698-1774) que creía en los fundamentos físicos de la Economía. Aunque los fisiócratas enfatizaron en la importancia de la Naturaleza y de los recursos naturales, sin embargo, ellos previnieron contra la falsa noción de la inagotabilidad de los recursos, por lo que la tierra fértil debía ser considerada un recurso renovable pero sólo tras periodos de regeneración. Esto otorga la idea de la conservación y sostenibilidad como originariamente Quesnayana y no es un nuevo invento de los economistas y ecologistas del Siglo XX.

Los fisiócratas creían en la regeneración de la riqueza sin provocar daño esencial a la tierra. Incluso para ellos, los trabajadores auténticos eran agricultores implicados en el cultivo de la tierra, el único factor productivo capaz de generar excedentes de producción. Muchos economistas están de acuerdo con la noción fisiocrática de la tierra fértil como el principal factor de producción y la idea se difundió a lo largo del Siglo XVIII por el economista italiano Pietro Veri que expresó la opinión de que “todos los sucesos en el Universo, si suceden en la tierra del hombre o por las universales leyes de la Física no han de concebirse como una creación sino como tan sólo una modificación de la materia existente”- Los fisiócratas y los mercantilistas, además creían  en ahorrar y acumular capital pero, a diferencia de los mercantilistas aquellos deseaban la acumulación de riqueza como inversión y producción y no la acumulación por el simple hecho de incrementar la riqueza.

Adam Smith

El periodo clásico, se puede decir que comenzó alrededor del Siglo XVII con los trabajos de médico británico William Harvey (1578-1657), que propuso el movimiento de la comida digerida por la circulación de la sangre. Igualmente se pensó que la Economía es el simple movimiento de materiales (recursos materiales) extraídos de la tierra y transportados por diferentes territorios de los países mediante las rutas de comunicación. Este transporte de materiales sería similar al transporte de nutrientes por la sangre hasta sus múltiples destinos. El comienzo de la moderna Economía data de tiempos del filósofo escocés Adam Smith (1723-1790) que, estaba en contra del proteccionismo y del mercantilismo y a favor de la libre empresa, orientada al intento individual de obtener el mejor beneficio para uno mismo y el mercado en su conjunto, como una unidad funcional a modo de “mano invisible” que regula la natural “tendencia privada de acumular”, con la “pública virtud de repartir” los bienes colectivamente.

Desafortunadamente, las empresas humanas se han desviada cada vez más de la moral “pública virtud de repartir” de este filósofo y se ha ido concentrando cada vez más en la idea de acumular y competir por los bienes individuales, en detrimento de la mayoría. El trabajo de Tom Ray, un economista y especialista en computación usando modelos para dilucidar el proceso de evolución, ha mostrado que siguiendo simples reglas de comportamiento colectivo puede mostrar gran cantidad de resultados. Su investigación puede ser una extensión de la “mano invisible” de Adam Smith y nos indica que, usando resultados de comportamiento colectivo, estos parecen mostrar un destructivo comportamiento individualista, basado en la competitividad.

Entre otras contribuciones de A. Smith, cabe mencionar su creencia en la “producción máxima” como muy importante herramienta en el proceso económico, visto como una actividad secuencial que comienza con la extracción de los recursos naturales, su procesamiento y posterior introducción en el proceso de manufactura. Sin embargo, a diferencia de los fisiócratas, él no pensó que el sistema económico pudiera ser tan dependiente de los recursos naturales y por lo tanto (su disponibilidad) con baja relevancia para la actividad económica. Él pensó que deberían considerarse como utilidad potencial y por lo tanto con baja importancia en el análisis económico.

Sin embargo, Smith era, más o menos, de la misma idea que los fisiócratas y mercantilistas; pues pensaba también que la tierra era la fuente real de riqueza basada en su idea de que la agricultura era más productiva que la manufacturación porque implicaba a los tres factores de producción (la tierra, el trabajo y el capital), mientras que la manufacturación sólo implicaba a dos, el trabajo y el capital. No obstante, parece que Smith estuvo entre dos ideas, la utilidad de la Naturaleza y sus recursos. Mientras consideraba a la ideología de los fisiócratas con ironía como “Unos hombres de gran conocimiento e ingenuidad, que nunca han tratado de hacer daño a nadie en el mundo”, sin embargo, él llego a decir en su libro, La riqueza de las naciones”, que era un sistema que “con todas sus imperfecciones es, quizás, la mayor aproximación a la verdad hasta entonces había sido publicada sobre política económica.”

Smith estuvo parcialmente de acuerdo con los fisiócratas en favorecer las importaciones y el intercambio comercial entre naciones y, más importante aún, a favor de ahorrar no sólo para las inversiones sino como forma de reducir el consumo. Esta noción vuelve a ser conservacionista y favorable a la sostenibilidad y mucho más contrario al sistema económico imperante, basado en una incesante producción y consumo proclive a la depleción de los recursos naturales y a la degradación del medio ambiente.

David Ricardo

Las ideas de Smith fueron recogidas con algunas modificaciones por David Ricardo (1772-1823) que se expresó a favor  de la idea de los fisiócratas de que la tierra es la real fuente de riqueza. Él pensaba que mientras que es verdad que la total cantidad de tierra cultivable permanezca constante (en aquel entonces era verdad, pero no ahora, con la expansión de la población y la urbanización del territorio) sin embargo, decaería en calidad por el uso constante y por lo tanto la pérdida de su productividad con el paso del tiempo.

Ricardo expuso esta idea en la conocida Ley de Rendimientos Decrecientes, y además introdujo el precio como un recurso independiente de su utilidad y valor intrínseco (valor biológico). Sin embargo, esto no es correcto porque el precio de un recurso natural debería reflejar definitivamente su utilidad que, ha de ser tanto mayor cuanto mayor sea ésta. Y otra vez, de nuevo, nos encontramos ante la desafortunada situación en nuestro actual sistema socioeconómico en el que el precio no refleja realmente la utilidad, el valor intrínseco de los bienes, como se puede evidenciar en el caso del petróleo, como un noble y muy útil recurso que es menospreciado en su uso y está siendo rápidamente consumido. Desde luego, esta idea ha llegado a ser aceptada por 1.- la falsa idea de que el petróleo es abundante y 2.- el trabajo barato en el punto de extracción, en países del tercer mundo que lo tienen como único y principal recurso de su presente y de sus futuras generaciones, que está siendo explotado para mantener el alto estándar de vida de nuestro desarrollado y devorador de energía primer mundo.

El problema de Smith, sus seguidores y la Escuela Clásica de Economía sobre los precios es que se basa en la errónea creencia de que los recursos naturales son abundantes e inagotables, así que no tienen realmente un valor. Esto es, cuanto más se consuma, más barato será el precio. Ricardo, también formuló la Teoría de la Ventaja comparativay el Coste comparativo para complementar la teoría de Smith de que las naciones deben contratar las transacciones comerciales en base a la especialización de lo que ellos son capaces de hacer. Así que ellos han de consumir parte de su producción para exportar el resto y utilizar el comercio exterior para conseguir mejores importaciones. Es bastante desafortunado que la teoría de Ricardo de la ventaja comparativa haya sido retirada ahora por su original garante, las naciones y, utilizada por las corporaciones internacionales con una poderosa influencia política. Incluso, él, Ricardo, estaba en contra básicamente de la maximización de la producción y el crecimiento económico continuo, aunque, sin embargo, ambos eran inherentes en las anteriormente mencionadas teorías e incluso, la noción de economía globalizada, de la que estamos actualmente siendo nosotros testigos con sus desastrosas consecuencias para los recursos naturales y el medioambiente.

Ricardo debería haber sido el defensor de la tierra como el original significado de la producción, pero en su corazón parecía haber tenido en el capital el auténtico generador de la producción. Él no comulgaba con la creencia de Smith en la máxima producción y crecimiento económico continuo, porque no creía en el principio maltusiano del incremento exponencial de la población, sobre el que poco más se llegó a decir.

El problema de la población permanece sin resolver y la cantidad de tierra cultivable está descendiendo de forma lenta pero segura. El remedio a esta disminución de la calidad de tierra fue expresado por Ricardo en el incremento de la aplicación de fertilizantes y biocidas, con sus perniciosos efectos colaterales para la salud humana y la integridad medioambiental. Es bastante lamentable que Smith pareciera estar a favor del incremento de población como se puede suponer de su declaración “el mayor exponente de la prosperidad de una nación es el incremento del número de sus habitantes”.

El pesimismo malthusiano

Ambos, Ricardo y Malthus pensaron que, con la tierra como principal activo se produciría, con el paso del tiempo una disminución en la productividad laboral. Así que el incremento de población tornaría en una escasez maltusiana debido a la depleción cuantitativa de los recursos y la degradación de las tierras de labor por el continuo uso de las mismas extensiones de cultivo. Más aún, por la resultante escasez ricardiana debido al decremento cualitativo de la producción anual en el que la misma tierra de labor producirá cada vez menos, cada año. Para mantener la producción anual constante, se ha de aplicar el incremento cuantitativo de fertilizantes a la misma extensión de tierra. En otras palabras, Ricardo y Malthus eran pesimistas sobre las actitudes tomadas hacia una maximización de la productividad.

Sin embargo, la Teoría de la Evolución de Darwin elevó a la Humanidad en el plan de la Creación y por tanto los científicos y biólogos pensaron que la ingenuidad humana no se podía permitir el deterioro de la productividad laboral. Esto dio pie a que los biólogos se vieran optimistas y su optimismo diese el fruto en que la productividad del trabajo agrícola debería basarse en forma de añadir aditivos químicos a las siembras. Pero las crisis ecológicas en toda su magnitud y variados aspectos de contaminación del aire, de la tierra y de los mares, el calentamiento global, la depleción del ozono atmosférico están transformando aquel optimismo en pesimismo, mientras que los economistas que observan mayores incrementos de productividad, son cada vez más optimistas. O sea, que la tristeza de la ciencia no es tan triste, después de todo.

John Stuart Mill y el progreso tecnológico

Otro clásico, John Stuart Mill (1806-1873), expandió las ideas de Ricardo añadiéndole el “Progreso tecnológico”. Que es la creencia de que el incremento de la producción de alimentos es también posible, no sólo con un mejor y eficiente uso tradicional de los factores de producción (tierra y trabajo), sino mediante la aplicación demás, de la Tecnología. Las innovaciones tecnológicas en la agricultura y en la industria de la alimentación ha sido en forma de la maquinaria agrícola y obtención de mejores semillas y más productivas especies animales y plantas. Ahora, por supuesto, hemos añadido, además, los organismos genéticamente modificados, pero debiendo asumir las posibles consecuencias negativas. Mill era de la opinión de que el permanente y continuo crecimiento económico no era consistente sólo por fenómenos biológicos de nacimiento, crecimiento y muerte y, por lo tanto, no era ni posible ni aconsejable insistir en eso. Él fue el primero en considerar que no era posible mantener el sistema económico en un estado estable.

Debemos a los clásicos admitir tres tipos de ingresos (“incomes”), a saber, el salario por el trabajo físico, ingresos procedentes de diversos tipos de inversiones y finalmente, el cultivo de la tierra. Esto muestra los diferentes niveles de importancia que han de ser abordados por cada uno de los tres factores de producción. Esto es, mientras que el trabajo no sea productividad no manufacturada y sin que el capital deba ser mínima productividad, y sin que la tierra de labor pudiera ser de muy baja productividad, incluso. Por lo tanto, aunque en un sistema económico de producción, cada uno de estos tres factores contribuyan en diferentes grados, no obstante, las contribuciones no son equivalentes y es obvio que la tierra y los recursos naturales son de la mayor importancia..

Las diferentes vías del valor monetario e ingreso de cada esfuerzo pueden ser obtenidos y clarificados empleando la tríada dialéctica de la tesis – antítesis y síntesis, como representa el siguiente esquema (diseño del autor):

Por lo tanto, el ingreso debe ser definido como el resultado de la producción, el salario físico, el beneficio económico expresado en dinero y el beneficio biológico, los productos agrícolas, con los que es posible en el presente, sin poner en peligro la producción en el futuro. Es obvio que semejante definición tiene incorporada la noción de sostenibilidad.

Antes de concluir esta sección, quisiera aportar las ideas del filósofo y político John Lock (1632-1704) que estaba diametralmente en contra de la noción de “natural”, de los economistas. El creía que ha sido la Humanidad la que ha creado la riqueza, y no la naturaleza. Este fue, quizás el paso más importante en la denuncia de la función de la naturaleza en la economía humana. Su idea puede ser el de un hito en reclamar a la naturaleza un rol secundario como mero recurso para ser utilizado por la Humanidad para sus propios fines.  Sus pensamientos sobre los resultados de la economía humana fueros tan extremos como el ir más allá como adjudicarle a la naturaleza el uno por ciento frente al 99% adjudicado al esfuerzo humano. Esto contrasta con la idea de Adam Smith que los sitúa en 1/3 de la Naturaleza y 2/3 lo atribuye al trabajo humano.

==========================================

Autores: Mansour Mohammadiam y José Alfonso Delgado

Nota: La publicación de las diferentes entregas de El Tercer Camino

se realiza en este blog, todos los lunes desde el 3 de enero de 2022.

==========================================