25/11/09

La Tierra, superada: se necesita planeta y medio para mantener el consumo actual

La capacidad de la Tierra para producir recursos está superada. Un minucioso análisis demuestra que la Humanidad vive por encima de las posibilidades de nuestro hábitat ecológico y que necesitamos planeta y medio para mantener el nivel de consumo actual. El estudio se centra en la denominada huella ecológica mundial y ha sido elaborado por el Global Footprint Network, una institución con sede en California especializada en realizar valoraciones sobre el consumo de recursos a escala global.

Cada año, Global Footprint Network calcula la llamada huella ecológica de más de 100 países y de la Humanidad en su conjunto. La huella ecológica es un concepto que ha ido ganando presencia como herramienta de análisis ambiental. Se define como la cantidad de tierra productiva y de zonas marinas productivas requeridas para generar los recursos que una población consume y para asimilar los desechos que esa misma población genera.

Según los resultados del informe, la Humanidad necesita cada año una cantidad de recursos que para ser producidos de forma sostenible tendrían que proceder de un planeta y medio como el nuestro. El estudio afirma: “Los datos muestran que demandamos recursos naturales y generamos residuos, como el CO2, a un ritmo que es un 44% más rápido de lo que la naturaleza tarda en regenerar y absorber". Y continúa señalando que "las urgentes amenazas a las que nos enfrentamos hoy, como el cambio climático, pero también la pérdida de biodiversidad, la disminución de los bosques, el agotamiento de las pesquerías y la pérdida de recursos hídricos, son síntomas de esta alarmante tendencia" hacia el consumo desmesurado.

Los investigadores han trabajado con datos referidos a 2006, por ser el año más cercano del que se tenían cifras concretas y homogéneas para todos los países. Y han comprobado que entre 2005 y 2006 la huella ecológica de la humanidad aumentó en torno al 2% debido al crecimiento tanto de la población como del consumo. Este avance va en sintonía con lo ocurrido en la década previa, cuando la huella ecológica creció un 22%.

Lo que los autores señalan es que, al mismo tiempo que crece la presión sobre los ecosistemas, la capacidad que tienen estos para satisfacer nuestras demandas se mantiene igual o, en todo caso, decrece. Algo que resulta fácil de entender: las selvas ya cortadas o las pesquerías agotadas no pueden volver a usarse al año siguiente.

La población mundial supera los 6.000 millones de personas. Si se divide la superficie productiva de la Tierra entre esta cifra de habitantes, a cada ser humano le corresponden para abastecerse 1,8 hectáreas, extensión que sitúa el límite de la sostenibilidad. Pero la realidad es que la Humanidad requirió en 2006 un 50% más, esto es, una media de 2,6 hectáreas.

Descendiendo a escala de continentes y naciones, el informe muestra que hay una gran disparidad entre Estados. Así, por su modelo de vida y renta, un estadounidense necesita unas 9 hectáreas, lo que significa que si toda la Humanidad adquiriera el nivel de consumo de EEUU, harían falta cinco planetas para abastecernos y absorber nuestra contaminación. Los europeos nos quedamos en la mitad, 4,5 hectáreas. Aún así, 2,5 veces por encima del límite de la sostenibilidad. Y hay países (Malawi, Haití, Nepal y Bangladesh) que, debido a la pobreza de sus pobladores, no requieren ni media hectárea por habitante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.