26/10/20

Ecología 4.0 (Visión sistémica del mundo: 41)

 


Quítense de la cabeza que el impacto del hombre sobre la Ecología comenzó con la llegada del carbón y del petróleo como fuentes de energía industrial o doméstica en el Siglo XVIII. Apenas, desde el momento en que el ser humano abandonó sus costumbres cazadoras y recolectoras, empezó a alterar los ecosistemas.

El ser humano y la sexta gran extinción

Todas las grandes extinciones hasta la de los dinosaurios se han producido por causas naturales, que como consecuencia generaron un cambio climático que provocó a lo largo de millones de años un ambiente letal para multitud de especies hasta poner en peligro o aniquilar a gran cantidad de familias de plantas y animales.

Hace quince mil años, más o menos, que la especie humana comenzó su andadura colonizadora del Planeta y ya figuraba en los peldaños más elevados de la cadena trófica. Hoy en día se ha comprobado que el hombre moderno ha sido el principal responsable de alterar los ecosistemas marinos y terrestres, por lo que el mundo ha experimentado un gran cambio climático y por ende muchas especies se han extinto y lo siguen haciendo.

Desde el mamut hasta el pájaro dodo, muchos animales se han visto en peligro de extinción por actividades humanas inconscientes como la caza ilegal y el tráfico de animales.

Las actividades humanas que causan extinción de especies y una mayor pérdida de biodiversidad son:

1.- Alteración y destrucción de los ecosistemas. Desde la antigüedad, la colonización del Planeta por el hombre ha supuesto en mayor o menor medida como poco, alteraciones más o menos importantes de los ecosistemas, fundamentalmente la deforestación con la finalidad de transformar el terreno en zonas de cultivo o de pasto para la ganadería. Se han maltratado los humedales, y pantanos, desecándolos para convertirlos igualmente en tierras de labor. Y las marismas las han convertido en puertos y ciudades.

2.- Prácticas agrícolasAlgunas prácticas agrícolas modernas pueden ser muy peligrosas para el mantenimiento de la diversidad si no se tiene cuidado de minimizar sus efectos. Recordad la causa del colapso de la civilización Maya. La agricultura ya causa un gran impacto al exigir convertir ecosistemas diversos en tierras de cultivo. Además, los pesticidas mal utilizados pueden envenenar a muchos organismos además de los que forman las plagas, y los monocultivos introducen una uniformidad tan grande en extensas áreas que reducen enormemente la diversidad.

3.- Caza, exterminio y explotación de animales.  La caza de alimañas y depredadores hasta su exterminio ha sido habitual hasta hace muy poco tiempo. Eran una amenaza para los ganados, la caza y el hombre y por este motivo se procuraba eliminar a animales como el lobo, osos, aves de presa, etc. La caza ha jugado un papel doble.

4.- Introducción de especies nuevas. El hombre, unas veces voluntariamente para luchar contra plagas o por sus gustos y aficiones y otras involuntariamente con sus desplazamientos y el transporte de mercancías, es un gran introductor de especies nuevas en ecosistemas en los que hasta entonces no existían. Esto ha sido especialmente peligroso en lugares de especial sensibilidad como las islas y los lagos antiguos, que suelen ser ricos en especies endémicas porque son lugares en los que la evolución se ha producido con muy poco intercambio con las zonas vecinas por las lógicas dificultades geográficas. Por ello, la introducción de nuevas y exóticas especies, involucran una batalla por la supervivencia, que termina por eliminar de su hábitat a estas especies endémicas que son poco capaces de adaptarse a dicho cambio en su medio, debido a su aislamiento milenario y simplemente porque son menos resistentes que la nueva competencia.

5.- Contaminación de aguas y atmósfera. La actividad humana ha generado desde siempre el gran problema de la contaminación del terreno, del agua y de la atmósfera. Los residuos humanos, tanto líquidos como sólidos han supuesto desde siempre un problema para el medio ambiente y un grave problema de salud pública, origen de no pocas plagas y pandemias. La contaminación local tiene efectos pequeños en la destrucción de especies, pero las formas de contaminación más generales, como el calentamiento global pueden tener efectos muy dañinos. El deterioro que están sufriendo muchos corales que pierden su coloración al morir el alga simbiótica que los forma se atribuye al calentamiento de las aguas.

Todos estos factores, están provocando a una velocidad de vértigo, (10.000 años no son nada en la escala geológica y mucho menos el último siglo), la desaparición de multitud de especies animales y de plantas en lo que ya se acepta como la Sexta Gran Extinción.

Generalmente, una especie en peligro es un organismo en peligro de desaparecer de la faz de la Tierra si no mejora su situación. Cuando no se ha observado en ambientes naturales a miembros de una especie durante más de cincuenta (50) años, se dice que esa especie está extinta. Aquellas especies que pudieran estar dentro de poco tiempo en peligro se denominan especies amenazadas. Las especies raras son aquellas con pequeñas poblaciones que pudieran también estar en peligro.

Según el registro fósil, se ha calculado que, durante los períodos de extinción normales, es decir sin que intervenga ningún cataclismo, la pérdida es de una especie cada cuatro años. En la actualidad se extinguen entren 30,000 y 50,000 especies al año.

Este volumen de desapariciones sería comparable a las producidas en una de las cinco grandes crisis biológicas de la historia del Planeta. En este caso no sería por un cambio climático global, el retroceso del nivel del mar, o por la caída de un asteroide, sino por nuestra especie, que como dice Richard Leakey, en su libro “La sexta Extinción”: “El Homo sapiens está maduro para ser el destructor más colosal de la historia”.

Lo que no sabe el Hombre es que él, la Humanidad, está incluido en el manifiesto.

Así que cuando escuchamos la grandilocuente frase “tenemos pocos años para salvar el Planeta”, en realidad, el problema, lo que está en peligro NO ES el Planeta, sino el ser humano como especie.

Ecología 4.0

Con este repaso sobre el destrozo ecológico que el ser humano ha provocado “nada más pisar este mundo”, vamos a encorsetar artificialmente las cuatro eras de marras en la que estamos clasificando la evolución humana.

Diríamos que, en relación con la Ecología, la Humanidad 0.0 fueron como mucho, los cazadores y recolectores, porque digamos, esa gente no creo que causara un gran impacto ecológico, salvo la caza masiva de grandes mamíferos.

La Humanidad 1.0 (Ecología 1.0) comienza con la primera revolución humana, la agricultura y la ganadería, y el asentamiento de los humanos en ciudades. Fechemos, a efectos prácticos el 9.500 AC, cuando comenzó esta actividad humana en el Creciente fértil, tras la última glaciación. Y así se ha mantenido hasta el advenimiento del carbón como fuente de energía industrial y doméstica en el Siglo XVII-XVIII.

La Humanidad 2.0 (Ecología 2.0) comienza cuando el ser humano empieza a utilizar el carbón como fuente masiva de energía. El carbón se extraía en explotaciones a cielo abierto desde la Edad Media, pero es desde el Siglo XVIII cuando comienza a ser la principal fuente de energía para alimentar las primitivas máquinas basadas en la producción de vapor que James Watt desarrolló en torno a 1770 y que dio origen a la primera revolución industrial.

La Humanidad 3.0 (Ecología 3.0) irrumpe con la introducción del petróleo como principal fuente de energía, con Abraham Gesner, como inventor del queroseno en 1846 y en 1859 Edwin Drake inventó el primer proceso de perforación moderna de pozos de petróleo. La familia Rockefeller (siempre al loro en lo que pueda suponer un gran negocio), fundó la compañía Standard Oil en 1870, el primer gran fideicomiso empresarial de Estados Unidos. Luego viene Karl Benz (el marido de Mercedes), y desarrolla el automóvil propulsado por gasolina en 1878. Y hasta hoy, la historia ya nos la sabemos.

Así pues, el impacto ecológico del ser humano en el medio ambiente ha experimentado, como en el resto de los temas abordados hasta ahora, una evolución súbitamente exponencial, básicamente, desde mediados del XIX hasta ahora.

Desarrollo sostenible

Si bien el ser humano, desde que salió del Paraíso terrenal, no ha hecho más que liarla, alterando los ecosistemas donde ha habitado, es en la actualidad, últimos 150 años, cuando el disparo en alteración y contaminación ha cobrado un ritmo exponencial, tanto, que, desde mediados de los ochenta, se viene hablando de que “esto no puede ser”, que nos vamos a ahogar en humo y todo lo demás.

En 1983 se creó la Comisión Mundial del Medio Ambiente de la ONU. En 1987, la primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland presentó un informe (conocido como Informe Brundtland) que enfrenta y contrasta la postura del desarrollo económico junto con el de sostenibilidad ambiental y es donde se emplea formalmente el término “desarrollo sostenible”.

Si bien la introducción de esta idea inició todo un movimiento ecologista en el mundo, no tuvo en cuenta que crecimiento indefinido y sostenibilidad son incompatibles, como se está demostrando. Por eso James Lovelock consideró el término y la filosofía que lo sustenta, una soberana estupidez, algo así como “decirle a un enfermo con cáncer de pulmón, que deje de fumar”.

Pues, curiosamente o, como no podía ser de otra forma, en la Declaración de Rio de 1992, a esto le sacaron tres pies al gato. De la traducción del inglés “sustainable development”, unos tomaron el significado de “sostenible” y otros el significado de “sustentable”, que son sinónimos, “ma non tanto”.

La diferencia es sustantiva ya que “desarrollo sostenible” implica un proceso en el tiempo y espacio y va de la mano de la eficiencia, lo cual le permite además ser eficaz. Mientras que el “desarrollo sustentable” implica una finalidad (aquí/ahora) y va de la mano de la eficacia, pero no necesariamente de la eficiencia. Por tanto, un verdadero desarrollo sostenible implica por añadidura sustentabilidad, pero la sustentabilidad no implica necesariamente sostenibilidad. O, dicho de otra forma, lo sustentable es “tente mientras vivo yo” y lo sostenible “tente mientras vivo yo y mis hijos y nietos”. Y ahí andan los líderes mundiales, sin ponerse de acuerdo y, mientras tanto, el niño meado y cagado.

Si desde 1990 se hubiera hecho algo, sólo un poquito, las cifras de gases de efecto invernadero no estarían en los niveles más espectacularmente altos de toda la historia, (últimos 10.000 años). Hace 200 años, al inicio de la Revolución Industrial 1.0, la atmósfera terrestre tenía más o menos 250 partes por millón de CO2, En la década de 1960, superó los 300 ppm, pero en la actualidad, datos de 2019, supera los 415 ppm. Al parecer, la última vez que la atmósfera de la Tierra contenía tanto CO2, fue hace tres millones de años, cuando el nivel global del mar era de varios metros más alto y partes de la Antártida estaba cubierta de bosques.

Sobre los efectos devastadores de la falacia del “desarrollo sostenible”, no voy a entrar, primero porque creo que es de todos conocida la situación de cambio climático, de calentamiento global y demás distopías ecológicas, bien causadas o al menos coadyuvadas por la actividad del ser humano; segundo, porque el capítulo VI sobre Ecología de Manuel López, en nuestro libro “Consciencia y Sociedad distópica”, queda perfectamente explicado.

Visión sistémica del binomio Hombre – Naturaleza

Hasta la llegada del Ser humano a este Planeta, la madre Naturaleza ha pasado por multitud de situaciones, tanto críticas, como de estabilidad. Si repasamos las cinco grandes extinciones, los desastres planetarios que suponemos, las causaron, nos ponen los pelos como escarpias. Ciertamente en al menos dos ocasiones, la Tierra lo ha pasado muy mal, pero ha sabido salir adelante y, siempre a sabido dar importantísimos pasos hacia delante en la Evolución.

Hasta la llegada del hombre, Dios pudo quedar satisfecho de su obra, “y vio Dios que era muy bueno, todo lo que había hecho”.

En esto que aparece el Ser Humano (no entro en el cómo). Y con los seres humanos, se introduce por primera vez en 3500 millones de años, algo que se denomina “residuo”, catalóguese como resto arqueológico, pero son residuos, que dan fe de la existencia de seres con capacidad fabril hace miles de años.

De este modo, poco a poco, el Hombre y la Naturaleza comienzan a NO SER exactamente lo mismo. Por un lado, está la Naturaleza, la biosfera, la tierra, las plantas, los animales, los ríos, el mar y el aire. Por otro lado, está, las cada vez más abundantes comunidades humanas. Como hemos visto en las entregas entre la nueve y la veinte, los ecosistemas se han autorregulado perfectamente por sí solos. Han sucedidos inestabilidades que el propio sistema ecológico ha sabido restaurar. Ningún ser vivo había mostrado intencionalidad alguna, más allá de la propia subsistencia. La Naturaleza era UNA.

Con la llegada del Ser Humano, de la Naturaleza se escinde una entidad humana, y se genera un Binomio Hombre-Naturaleza, en el que lenta pero inexorablemente el Hombre crea su propio subsistema, la Comunidad Humana, de nivel Grupo humano, Organización y Sociedad (aldea, ciudad, comarca, región, reino, imperio…), según la clasificación de Miller, hasta llegar a la actualidad en la que habitamos en una Aldea Global. Y a todo este conjunto solemos denominarlo “Civilización”, un sistema biológico/artificial que funciona con sus propias reglas, totalmente condicionadas por la “intencionalidad” o programación neurológica orientada a “objetivo final”, que no es necesariamente la subsistencia, sino “el deseo de… lo que sea”.

A medida que evoluciona la Humanidad, los subsistemas humanos se tornan cada vez más complejos y con ello más exigentes de recursos y más generadores de residuos.

Pues este es el problema de lo que he venido denominando “MODELO 1 del Mundo”, el cual NO ESTA LIGADO a ningún sistema político, con lo cual, su corrección no estará ligada a ningún sistema político ni nuevo ni existente.

El MODELO 1 del Mundo consiste, como se puede ver en el diagrama al final del texto, en el ser humano encapsulado en un sistema denominado “Civilización”, des-integrado de la Naturaleza, de la cual obtiene INSUMOS, en forma de recursos naturales, tipo plantas, animales, pesca, minería y madera, y de la actividad que en el interior del sistema CIVILIZACIÓN se desarrolla, se generan unos residuos, derivados de CONSUMOS, que se arrojan al medio ambiente, tierra, océanos y atmósfera.

Es decir, la llegada del ser humano ha producido una profunda fisura en la Naturaleza, separando de ella una nueva entidad que ha demostrado tener un objetivo final que podemos calificar de “crecimiento indefinido”. Crecimiento tanto en número como en complejidad, de modo tal que, gracias a la inteligencia, ha sabido burlar la maldición malthusiana, que vimos en la entrega 35, sobre el colapso de los imperios, aquella de que el crecimiento de la población es geométrico y el de los recursos es aritmético, para conseguir que los recursos, también tengan un crecimiento exponencial, exactamente igual que los residuos, como el CO2, o el plástico oceánico o la basura de los vertederos.

Como referí en la entrega 22-Presentación del Modelo 1, este es el modelo de mundo y de vida que hemos adoptado desde que salimos del Jardín del Edén.

Se podría decir que visto los efectos de este Modelo 1, no creo que Dios haya reconocido que el invento humano le haya salido “del todo bien”. De todas formas, debemos tratar de ver la Historia con una perspectiva cósmica, no exclusivamente humana.

Un susto de repente

A escala planetaria, la aparición del ser humano sobre la Tierra ha producido sobre ésta, el mismo efecto que le hubiera producido a un anciano de ochenta años, de una aldea de montaña, si a su avanzada edad, hubiera aparecido una constructora y en diez minutos hubiera edificado al lado de su aldea veinte rascacielos de noventa pisos cada uno.

A escala humana, sucede lo mismo, la aparición de las revoluciones industriales 2 y 3.0 sobre la Humanidad ha producido el mismo efecto que le hubiera producido a un anciano de ochenta años, de una aldea de montaña, si a su avanzada edad, hubiera aparecido una constructora y en diez minutos hubiera edificado al lado de su aldea veinte rascacielos de noventa pisos cada uno.

En un millón de años, a la Tierra, que vivía tranquilamente, se la hemos liado parda. Y en cien años, a la tranquila humanidad 1.0, se la hemos liado también parda.

El hombre para la Tierra ha sido un “susto de repente”, de la misma forma que las revoluciones industriales han sido para la Humanidad, también un “susto de repente”. Esto es muy importante, si quisiéramos vislumbrar qué aspecto tendrá la Humanidad 5.0 o la que surja de la Sexta raza Raíz.

No me puedo resistir a invitaros a que veáis este documental: “La Tierra sin habitantes”

https://www.youtube.com/watch?v=zaGtBUh4qtU

Está fantásticamente realizado y muestra el supuesto sobre qué le sucedería a la Tierra si en un momento determinado, de repente, desaparecieran todos los habitantes del Planeta, pero toda la Civilización siguiera funcionando. Qué pasaría si el ser humano desapareciera de repente. La conclusión es sorprendente y, a riesgo de hacer spoiler de la peli, diré que la Tierra, en pocos siglos recuperaría su tranquilo devenir, quedando la civilización humana, prácticamente sepultada en estratos arqueológicos, como lo están las antiguas civilizaciones del pasado. Pasaría exactamente lo mismo y, la Tierra, seguiría su plácido caminar a través de los evos, recuperada ya del susto provocado por los humanos, hasta que el Sol, convertido en Gigante roja, dentro de unos diez mil millones de años, dé por concluido el Sistema Solar.

The Green New Deal

Prácticamente desde comienzos de Siglo, las mentes sensatas son conscientes de que el final de la era del petróleo no puede estar lejos. Son demasiados los indicios de que la lesión ecológica que está generando el ser humano en la Biosfera es demasiado grave como para que podamos seguir así, consumiendo alegremente combustibles fósiles de modo indefinido. Huelga referir los ríos de tinta que ha generado y genera los temas relacionados con el cambio climático y el calentamiento global. El hecho cierto es que llevamos décadas tratando de incorporar a nuestras vidas, como fuentes de energía, algo que no sea ni la energía petrolífera ni la nuclear.

Las energías renovables, principalmente la eólica y la fotovoltaica, han comenzado desde finales del Siglo XX a sembrar nuestros campos de bosques de turbinas eólicas y de paneles fotovoltáicos. No obstante, la presión de las empresas petroleras, viendo que se les acababa su dominio del pastel energético, han tratado de ralentizar todo lo posible el desarrollo de la energía verde, imponiendo todo tipo de trabas a la promoción de estas tecnologías. Recordemos el desesperado intento de ponerle un impuesto al Sol, entorpeciendo así que la gente pudiera instalar paneles fotovoltáicos en sus casas. ¿Se puede ser más torpe, insensato y más infame? Pues estas cosas han ocurrido hasta ayer mismo, mientras los efectos de la contaminación eran y son cada vez más intensos y peligrosos.

Es decir, por Ecología 4.0 podemos entender la progresiva implantación de la energía basada en fuentes renovables mientras continúan los intentos de impedir su desarrollo y algo muy importante, el descomunal incremento de la huella de carbono provocado por la incorporación de China al mundo desarrollado. En el año 2000, Estados Unidos era el líder con cerca de 6000 megatoneladas de CO2 y China, ya estaba en segundo lugar con 3000. Ahora, China no está haciendo más que crecer por encima de las 10.000 megatoneladas, frente a Estados Unidos que se mantiene en las 5.500. Por eso, se ha llegado a reconocer que, en esto del calentamiento global, todo depende de lo que haga China (e India) y en algo, lo que haga Estados Unidos. Si China acierta, lo que hagamos los demás carece de importancia y si no, lo que hagamos los demás, también carecerá de importancia a nivel planetario.

El año pasado se publicó un libro, creo que fundamental en todo esto, de Jeremy Rifkin, economista y sociólogo norteamericano, titulado “El Green new deal global”, algo así como un manifiesto a favor de la implantación de la revolución verde a nivel planetario durante la década de 2020-2030. Según sus observaciones, las infraestructuras que soportan las tecnologías basadas en el petróleo, para seguir funcionando a nivel global, necesitan ya mismo, un proceso de renovación tecnológica, dado que las centrales térmicas y demás instalaciones que sostienen a los combustibles fósiles están comenzando a quedarse obsoletas; “activos obsoletos” los califica, de modo que sí o sí, los estados, de seguir con una energía basada en combustibles fósiles, han de planificar costosos proyectos de renovación. La alternativa global es invertir en el cambio tecnológico y proceder a la implantación generalizada de infraestructuras (esta es la clave) basadas 100% en renovables. A partir de este pilar (1), la cuestión consiste en (2) descentralizar los generadores de energía, siendo cada edificio unifamiliar o de vecinos, una minicentral eléctrica; (3) la producción de hidrógeno como almacenador de energía, (4) la implantación global de redes inteligentes (internet 5G y contadores inteligentes) para la gestión de la energía y, por supuesto, (5) vehículos eléctricos, híbridos o basados en pilas de combustible. La aviación lleva un lamentable retraso tecnológico en este sentido.

El año pasado, nos tomamos el turrón con la obsesión por frenar el cambio climático que, dicho ya de paso, no es el hombre el causante, sino el Sol, que se está aproximando a un nuevo mínimo de emisión de energía, lo que está provocando de forma creciente efectos climáticos caóticos, como los que estamos experimentando. Otra cosa es la emisión de GEI (Gases de Efecto Invernadero), que sí están contribuyendo al fenómeno del calentamiento. Pero este mínimo solar, va a provocar una pequeña glaciación, si se comporta como los anteriores, como en el Siglo XVI (Mínimo de Morton). Es decir, hay que tener mucho cuidado con pontificar en exceso sobre el supuesto cambio climático y su relación directa con la actividad humana. Lo que no cabe duda ninguna es el devastador efecto de la contaminación del Planeta por tierra, mar y aire.

Pues, si nos comimos el turrón de 2019 con el miedo en el cuerpo atizado por la Cumbre del Clima de Chile-Madrid (COP25), el Coronavirus ha distraído nuestra atención, pero el cronómetro sigue contando en nuestra contra. El “Global Green New Deal” no puede esperar mucho más tiempo.

Una retirada sostenible

El polémico James Lovelock, en su libro “La venganza de la Tierra”, es claro: la gente tiene que quitarse de la cabeza la idea de poder mantener un desarrollo sostenible, la Tierra nos terminará climáticamente aplastándonos y como no espabilemos, lo único que vamos a poder pretender es una “retirada sostenible”.

La Ecología 4.0, en el fondo no es más que un estado de transición entre el actual desastre ecológico de la Tierra y “el día después”, en el que la Humanidad haya atravesado las tremendas turbulencias de la Gran Tribulación. Si vemos en los gráficos, las gráficas de deforestación y población que sucedieron en el colapso Maya, vemos que todo termina de repente. Ese final “de repente” pone la carne de gallina y los pelos como escarpias, porque el día después no es otra cosa que la desolación.

La retirada sostenible de Lovelock no es otra cosa que la adecuación por la fuerza, de la población mundial superviviente, de un modus vivendi muy alejado de nuestros actuales estándares de vida. Es decir, nada que ver con nuestra forma de vivir.

Se acabó el estado del bienestar que unos pocos hemos conocido. El mundo siempre ha sido un archipiélago de islas de riqueza en medio de un océano de pobreza. Pues las previsiones, con visión sistémica es la desaparición de esas islas.

Indudablemente la tecnología 4.0 tratará de evitar que eso suceda.

Y como diría aquel maestro zen, “ya se verá”.

=========================================================

Autor: José Alfonso Delgado (Doctor en Medicina especializado en Gestión Sanitaria y

en Teoría de Sistemas) (joseadelgado54@gmail.com)

=========================================================

La publicación de las diferentes entregas de Visión sistémica del mundo se realiza en

este blog, en el contexto del Proyecto Consciencia y Sociedad Distópica, todos los lunes

desde el 20 de enero de 2020.

Se puede tener información detallada sobre los objetivos y contenidos de tal Proyecto

por medio de su web: http://sociedaddistopica.com/

=========================================================

25/10/20

La Yoga del Kato Upanishad (Enseñanzas Teosóficas: 193)



==================================================
Autor: Isaac Jauli
==================================================
Las Enseñanzas Teosóficas se publican en este blog cada domingo, desde el
19 de febrero de 2017
==================================================

24/10/20

Audio de la entrevista realizada a Emilio Carrillo en "La Noche Más Hermosa", el 17 de octubre de 2020, con el título “Cultura y Educación: Consciencia y Sociedad Distópica”

Audio (duración: 00:24:53) de la entrevista realizada a Emilio Carrillo por Pilar Muriel para el programa La Noche Más Hermosa (Canal Sur Radio), el 17 de octubre de 2020. Su título, Cultura y Educación: Consciencia y Sociedad Distópica:

https://www.canalsur.es/multimedia.html?id=1643081

=================================================

23/10/20

"Devorando lo transitorio", por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=JO49olSHIyg

Vídeo (duración: 00:46:46) de la entrevista compartida por Emilio Carrillo para el canal de Marta Montero, el 20 de septiembre de 2020, titulada Devorando lo transitorio.

=================================================

22/10/20

Puntos de fuga

Para lograr comprender un poco mejor la forma en que algunos detalles influyen en la calidad de la energía vital de nuestra vivienda, podemos comparar su fluidez con la del agua.

Si sumergiéramos nuestra vivienda, con las ventanas y puertas abiertas, en el océano y, antes de sacarla, cerráramos todo para que contuviese el agua en su interior, al sacarla del océano podríamos apreciar si hay algún punto de fuga por dónde se escapa el agua que había entrado.

Por norma general, estos puntos de fuga son los desagües, las puertas y ventanas que dan al exterior que no cierran bien, así como las chimeneas.

La localización de cada uno de estos puntos en la vivienda no es casual.

Dependiendo de qué zona vital ocupen y del reflejo de esta zona con la personalidad de sus habitantes, puede indicar tendencias sutiles de comportamiento que les llevan a desgastar energía y vida.

Saliendo de la comparativa del agua y volviendo al concepto de energía, cuando abrimos las ventanas y puertas al exterior de nuestra vivienda, la energía vital natural se renueva e impregna todo. En esos momentos, el concepto de interior y exterior se diluye. Más tarde, cuando cerramos nuestra vivienda al exterior, la energía que queda en su interior se cristaliza de nuevo.

La distribución, los colores y los materiales, así como el orden, influyen en su calidad vital, pero los puntos de fuga son las zonas donde la energía, más allá de fluir o no, se desperdicia.

Hay personas muy tendentes a tener los desagües abiertos, las tapas de los inodoros subidas y las puertas y ventanas exteriores sin un buen cierre. Esta actitud, suele reflejar una tendencia interna a derrochar vida sin mucho sentido. Puede ser en las relaciones, en la economía, en los talentos, en la creatividad…

Conocer la zona vital que ocupa el desagüe o la ventana mal cerrada, te ayuda a comprender mejor tu tendencia interna para poder resolverla. Pero si no conoces la zona vital que ocupan, trata, sin obsesionarte, de tapar los desagües y los posibles puntos de fuga de tu vivienda y observa qué va ocurriendo dentro de ti. Posiblemente, puedas observar cambios de conducta sutiles en tus relaciones, en tu forma de vivir la economía, de valorar tus talentos o de utilizar tu creatividad. Quizás pongas más freno ante algunas situaciones y puede que sientas mayor vitalidad.

Nunca es casual que la vivienda que habitas tenga los mismos puntos fuertes y débiles que tú. Mimarla con consciencia también es hacerlo contigo.

================================================================================

Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com)

https://andrestarazona.com/

Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en

el Diseño Sentidointeriorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida. 

Todas están a tu disposición de manera gratuita a traves del e-book Habitar, al que puedes acceder a través de este enlace:

https://bit.ly/Habitar-PDF

================================================================================

21/10/20

“Consciencia y Sociedad Distópica: reflexiones conscientes sobre el momento actual de la humanidad”, por Emilio Carrillo

Audio (duración: 01:14:28) de la entrevista compartida por Emilio Carrillo para el canal de María del Carmen Ramón, el 24 de septiembre de 2020, titulado Consciencia y Sociedad Distópica: reflexiones conscientes sobre el momento actual de la humanidad:

https://www.ivoox.com/emilio-carrillo-consciencia-sociedad-distopica-audios-mp3_rf_57009584_1.html

=================================================

... Cien veces bienaventurados...

 —Son bienaventurados los que dan, mas cien veces bienaventurados los que dan aquello que aún quieren, porque ellos ya se van saliendo de las influencias de este mundo.

Son bienaventurados los que predican amor, mas cien veces bienaventurados los que lo llevan en su pecho y lo hacen con sus manos porque es el Cristo-Buda que habla y hace a través de ellos.

Son bienaventurados los que alaban a Dios, mas cien veces bienaventurados son los que, sabiendo su «plan para el mundo», trabajan en su realización.

Son bienaventurados los que abren los ojos y contemplan al mundo, mas cien veces bienaventurados los que abriendo más aún los ojos, contemplan el universo del cual el mundo apenas es una mota. Y viendo su pequeñez se hacen grandes.

Son bienaventurados los que se limpian los oídos de las voces vacías de este mundo, mas cien veces bienaventurados son los que, oyendo, se hacen sordos para estar con los sordos y entenderlos hasta limpiarlos.

Son bienaventurados los que predican en los templos con el corazón, mas cien veces bienaventurados son aquellos que se preparan en «la doctrina de la unidad» y la predican por el mundo con hechos.

Son bienaventurados los que siguen a Dios, mas cien veces bienaventurados los que comprenden que Dios no tiene nombre, ni forma, ni atributos. ¿Cómo meter un rayo de sol en una lata? Estos no serán fanáticos porque verán que cada religión tiene una forma de ver a Dios y todas las formas son verdaderas mas no la Verdad.

Son bienaventurados los que descubren la enseñanza que la vida les trae a cada momento, mas cien veces bienaventurados los que la hacen suya y después la reparten sin quedarse nada para sí.

Son bienaventurados los que conocen las leyes que regulan las existencias de las formas, mas cien veces bienaventurados son aquellos que las hacen «ellos mismos» y las exteriorizan armonizadas en su «estar».

Son bienaventurados los que llegan a las causas de las cosas por el conocimiento que les han legado, mas cien veces bienaventurados lo son aquellos que con innumerables esfuerzos inician nuevos caminos de comprensión y abren nuevas ventanas hacia la luz.

======================================================

Autor: Cayetano Arroyo

Fuente: Diálogos con Abul Beka (Editorial Sirio)

Nota: En homenaje a la memoria de Cayetano Arroyo y Vicente Pérez Moreno,

un texto extraído de los Diálogos de Abul Beka se publica en este blog todos los

miércoles desde el 4 de octubre de 2017.

======================================================

20/10/20

La Dimensión de la Sorpresa

Tercera Dimensión, esfera de experimentación. Prueba de calibración y puesta a punto. Maravillosa creación y valiosa Joya. Aún incomprendida por una mayoría cuyo peldaño a superar es, justamente, la comprensión de esto mismo. Tu regalo: la dicha de la Sorpresa. Los ingredientes: sensaciones, emociones, sentimientos, pensamientos, matices de colores y vibraciones. Energías acordes a la octava correspondiente. La Perfección de lo Creado Divino. La ley: el Movimiento. Como en todas las Dimensiones el movimiento genera el electromagnetismo para que la vida fluya empujando el proceso evolutivo matemático y geométrico. Ritmo. Los seres que en ella habitan son bendecidos con la oportunidad de acceder a tan liberadora conexión. Las situaciones allí generadas son el paso previo para el manejo de la sutilidad material existente en una octava superior. Siendo esta de una mayor finura y delicadeza. La Quinta Dimensión. Esta Ascensión es posible para seres que hayan adquirido la suficiente habilidad para manejar el poder del pensamiento o al menos poseer el conocimiento que implica tal poder. En las dimensiones superiores la inmediatez de tu pensamiento se manifiesta cual rayo. Comprende, por favor, la función de tu mente: potente instrumento al servicio del Ser. ¿Puedes dimensionar la responsabilidad que esto implica? ¿Cuál es la Pureza de tus pensamientos? ¿Tomas Consciencia del valor de la Palabra y del daño del chismorreo? Ahora vamos a comentar acerca de tu cuerpo emocional. ¿Aún te sorprendes? ¿Sientes las sensaciones provocadas por los estímulos de tan necesario paso? Cuando consigas exprimir la experiencia milagrosa de un florecer enigmático, de un ser en vuelo dibujando la perfección, de un río intrépido transportando información, podrás acercarte a la valoración necesaria para disfrutar de lo creado en una dimensión superior. ¡Qué bella oportunidad se plasma ante ti! ¡Qué generosidad tan inmensa la del Padre! Aprovecha la oportunidad de practicar el Desapego, ya que al encontrarte con la Sorpresa en la grandiosidad de lo minúsculo deberás ser capaz de abandonarlo. Parece un juego macabro pero puedo asegurarte que, cultivando en ti la perspectiva necesaria y la visión correcta, lograrás adentrarte a la inmaculada Presencia, dándote la Liviandad y la Plenitud que son claves para el pasaje a la Nueva Dimensión. Mantén la Atención sin distracción porque, como antes te lo he dicho, ya es tiempo.

=================================

Autor: Diego Alcalde (alcalde.diego@hotmail.com)

=================================

¿Héroes, villanos, psicópatas, hubris o estúpidos? II. Deéelij

¡El regalo de Hitler?

         La historia del regalo de Hitler, si es que lo fue, puede que empezara el día 15 de abril de 1945. Y hay que fijarse en esta fecha, pues los nazis terminaron rindiéndose semanas después, el día 7 de mayo, pero el día 15 de abril no es más que otra fecha en esta historia que os vengo a relatar.

Tal día, el capitán de Corbeta Johann-Heinrich Fehler partía al mando del submarino U-234 desde la base naval de Kristiansand, Noruega con destino desconocido, pues recibió órdenes selladas que no podrían ser abiertas hasta días después de su partida. Estas sería su primera y última misión como comandante de un submarino, pero no lo sabía. Como tampoco se podría imaginar era lo que pasaría con su real destino en aquella singladura: su misión tendría que ser abortada, y lo peor, rendirse a quienes menos imaginaría. Queremos pensar que nadie de los que iban a aborde del U-234 pensaron en el momento de soltar amarras cómo su destino iba a ser el de cambiar el curso de la guerra de una forma absolutamente inesperada, o quizá pactada entre las bambalinas a sabiendas de pocos y en perjuicio de miles o millones.

El U-234 había sido modificado, meses antes, para llevar una carga especial. Inicialmente era un submarino minador, pero fue reconvertido en un transporte de largas distancias.  El Alto Mando del Tercer Reich tenía prevista esta misión con tiempo de antelación, con meses de antelación, pues un submarino no se modifica de un día para otro. El objetivo de todo este lío, en inicio, era el de alargar la guerra por los medios que fuesen y desde el campo de batalla que pudiera ser por muy lejos que quedara de Alemania. El U-234 iba a llevar un cargamento de materiales que sin duda podrían alargar la guerra, e incluso concluirla en favor de los nazis, que todo era posible por aquel entonces.

 Hitler, por otro lado, esperaba su gran arma desde hacía tiempo. Era el arma de las armas, de la que tanto había alardeado ante los suyos. Arma que cambiaría el curso de la guerra a su favor de forma brutal e inexorable. Arma que pudiera ser que la tuviera y la usara (que parece ser que la uso), y que luego se arrepintiera del uso de la misma, y que más tarde prefiera que la usasen otros… todo es posible, y se irá viendo acorde a los acontecimientos que iré describiendo.  Así que aquella letal arma podría ir en el U234 camino de un punto aún desconocido para el Capitán Fehler y su tripulación.

A bordo del submarino, e independientemente de su tripulación, el U234 llevaba doce pasajeros, entre ellos un general alemán, cuatro oficiales de la Kriegsmarine, ingenieros civiles y científicos, y dos oficiales de la Armada Imperial Japonesa. Curioso pasaje además de la carga ultra secreta que se había cargado en sus bodegas.

 

Antes de seguir con el relato de hechos, de forma resumida, hacer alusión a una película llamada Das Boat que relata el crucero de batalla de un submarino nazi desde su partida hasta su llegada y amarre en puerto tras terminar su misión de combate. Es brillante la puesta en escena de lo que el combate dentro de un cascaron, con las limitaciones que supone la convivencia en situaciones extremas en un espacio tan reducido, pero esta historia no es la cuestión aquí. Existe otra película con título Das Boat 2, la última misión, que relata los hechos que ocurrieron en el viaje del U234 desde su partida hasta el final de su singladura al rendirse. En la actualidad es complicado, que no imposible, encontrar la posibilidad de visionar esta película en Internet, si alguien lo consigue que me pasa el enlace, que tengo ganas de verla de nuevo.

 

Volvamos a lo que aquí nos trae. Al poco de partir de puerto, y atendiendo a las órdenes que venían desde el mismo Hitler, el Capitán del U234 abrió sus órdenes y supo de su destino: Japón.

Durante su viaje por el atlántico norte fue localizado y bombardeado por aviones aliados, pero una inmersión a 300 metros evitó cualquier daño. Así que el viaje iba en curso hasta que el transmisor Goliat de la armada da nazi dejó de transmitir. Poco después dejó de hacerlo la estación Nauen. Estaba claro, entonces, para el comandante del U234 que la sede naval nazi había caído. El 4 de mayo se recibió un fragmento de una emisión de la radio británica y la americana que anunciaba que el almirante Karl Dönitz se había convertido en el Jefe de Estado de Alemania tras la muerte de Hitler. Era evidente para el capitán del U234 lo que había pasado, sólo quedo esperar al día 10 de mayo para recibir la orden de Dönitz a la flota de submarinos: a superficie y rendición sin condiciones. Capitán del U234 no se fiaba de las órdenes iniciales. El comunicado se confirmó al contactar con el U873, que verificó la autenticidad de las órdenes, y así el U234 decidió rendirse.  

En aquel momento el U234 estaba a distancia similar para rendirse bien en puerto británico, canadiense o americano. ¿A quién se rendiría, y por qué? Se dirigió hacia la costa americana pensando que estos los enviaría pronto a casa, pues sospechaba que los británicos y canadienses le someterían a prisión por años y vete a saber cuándo regresarían a Alemania.

¿De veras fue este el porqué de rendirse a los americanos, siendo EEUU el único país al que Hitler le declaro la guerra de forma oficial y contra los que también habían luchado en el frente oeste? ¿Rendirse a aquellos a los que desde la flota submarina nazi le produjeron estragos en la costa este americana? Esto hay que replanteárselo y lo dejo aquí en el aire para que decidas qué final darle a esta cuestión. Otra cuestión que planteo, ¿no serían mejor recompensados por los americanos por la magnífica carga que llevaban a bordo del U234? Es de suponer que el capitán en algún momento tuvo que saber qué transportaba abordo, y que podría ser un buen producto a negociar con sus captores. Sea como fuere, sigamos con los hechos.

Fehler comunicó por radio el 12 de mayo que navegaría hacia Halifax, Nueva Escocia, así los canadienses no tendrían que salir de sus puertos a buscarlos, se entregaría al llegar sin tener que ser perseguidos o escoltados en alta mar. Pero engañó a los canadienses con su comunicado y puso rumbo a las costas americanas. Se deshizo de sus máquinas enigmas, de los códigos cifrados y del nuevo sistema de comunicación de radio que portaban. Tras esto, los dos oficiales japoneses decidieron tomar el pasaporte a mejor vida antes de verse humillados en una rendición, cuestión impensable por aquel entonces pues constituía un deshonor y una deshonra para un militar japoneses.

  El 16 de mayo de 1945 el destructor americano "USS Sutton" tomó el control del U-234 para ser entregado, posteriormente, a las autoridades de Portsmouth, el 19 de mayo de 1945. Un mes y días después el viaje del U 234 había finalizado. ¿Sí, había finalizado? Al menos quedó en puerto, pero el viaje de su carga partiría a distintos destinos.

 

Visto lo tratado hasta ahora, ¿qué transportaba el U 234 en su interior? Pues desde que tocó puerto, se admitió que el submarino transportaba sistemas de armas secretas muy importantes para el Japón. Que a bordo iban los últimos y más sofisticados avances de la ciencia y tecnología alemanas: un Messerchsmitt 262 desmontado pieza por pieza, componentes vitales de misiles y cohetes, equipos electrónicos de comunicación, radares, las últimas espoletas de proximidad, revolucionarias granadas anticarro, medicamentos contra la malaria... y un sinfín de planos detallados de otros tantos sistemas y equipos de la más reciente tecnología bélica nazi. Pero lo más importante es que entre las 240 toneladas de carga había óxido de uranio, cuestión por entonces que no parecía gran cosa, pese a ello había un mínimo de conexión con algo que empezaba a conocerse como energía atómica. Estos datos no llegaron a la prensa nacional americana ni a la internacional, pero sí aparecieron en los periódicos locales de Portsmouth. Con los años se confirmaría que había 560 kilos puros del isótopo fisionable U235, suficientes para construir de forma inmediata 10 bombas atómicas idénticas a la lanzada sobre Hiroshima. Consta también, que de entrada, no se quiso inspeccionar el submarino amarrado a puerto, no fuera que hubiera trampas explosivas dispuestas que detonaran a lo más mínimo. Al poco, un grupo de personas llegaron con una serie de aparatos, que resultaron ser medidores Geiger, tal y como le explicaron al oficial de comunicaciones del submarino alemán que preguntó por tales artilugios, y ahí fue donde le explicaron que medían las radiaciones que emitía el uranio. Con los años este oficial quiso publicar un libro explicando muchas cosas de las que pasó en aquel viaje, de la carga que se transportaba, y vete a saber cuántas cosas más, pero el libro quedó sin imprimir, algo o alguien lo impidió. Obvio que sus consecuencias por desnudar la verdad de lo que sabía las debió de padecer, pero como no es el objeto de lo que nos trae no amplio esta cuestión, sino que lo menciono a modo de exponer que alguien quiso hablar, y como tantas veces ha pasado en nuestra historia, se le impidió y silenció. Se impide alegando los típicos argumentos de seguridad nacional o similares, lo que se suele hacer cuando se oculta la verdad de hechos que de saberse… no estaríamos donde estamos ni en manos de los que estamos. Mencionar que este oficial sí pudo editar dos libros que dieron lugar a la película ya menciona antes de Das Boat 2 la última misión, película tildada de ficción por los típicos críticos de cine que no saben distinguir la realidad de la ficción, o que fueron inducidos a decir que era ficción para que la gente que viera la película no pudiera pensar que podría ser algo real. Vamos, lo de siempre.

 

La cuestión es que el mismo Oppenheimer, jefe del proyecto Manhattan, proyecto para la elaboración de la bomba atómica americana, tuvo, como no, acceso el uranio 235. Lo que pasó justo después, se pierde en los archivos, no hay archivos, ni registros. Parece que ahí acaba el rastro de los 560 kilos de uranio 235, o al menos eso nos quieren hacer creer las historias que cuentan al respecto. Y es que cuando una historia como esta queda ahí, hay que sospechar automáticamente que se pretende ocultar datos vitales, eso es más que evidente. Por tanto, tenemos que tirar por otro hilo. Resultas de aquellas, sabemos ambos bandos conocían que sus enemigos tenían programas secretos para construir bombas atómicas. Era un secreto a voces.  Los americanos, en aquellos momentos, estaban más preocupados con lo que estuvieran haciendo los alemanes y japonés, que lo que estos estaban de preocupados por los americanos. Ello era debido a que los americanos sabían casi todo sobre la bomba atómica, el problema es que no tenían uranio 235 enriquecido. El problema es que los alemanes en 1938, antes del inicio de la II Guerra Mundial ya había descubierto la fisión nuclear, así que iban por delante en el juego atómico con respecto al resto de las naciones. Además, los alemanes tenían posibilidad de conseguir uranio mientras que los americanos no tenían terrenos desde donde extraerlos. Los americanos ensayaron sus artefactos atómicos con plutonio, pero no con uranio, debido a que lo tenían. Así que cuando aquella carga de uranio llega a sus costas, fue el regalo inesperado de Hitler a sus enemigos. ¡Realmente fue un regalo inesperado?

 

Lo que hasta aquí tenemos claro ya, es que una carga de uranio 235 dirigida a Japón para que pudiera elaborar bombas atómicas que lanzar contra los americanos en su costa oeste desde sus submarinos, acabó en manos de los americanos y del proyecto secreto para la fabricación de la bomba atómica. Ironías de la vida, se supone, se supone que es irónico si no es que estaba programado.

Sigamos. Si yo, siendo americano, no tengo el uranio 235 para fabricar mis bombas atómicas, y de pronto me lo encuentro, ¿no sería absurdo no usarlo dado que es la pieza que me queda para terminar mi puzle y de camino la lanzo y gano la Segunda Guerra Mundial? Para mí es más que obvio que así lo haría en función de la mentalidad de aquella contienda y época. ¿Lo hicieron? A esta pregunta ya sabemos la respuesta: dirán que no. ¿Cómo van a reconocer los americanos que los alemanes se habían adelantado a ellos en la creación de la bomba atómica, y que fue gracias a los nazis que pudieron fabricar su bomba atómica tras que rindieron un submarino en puerto propio con la carga del material que necesitaban para terminar de fabricar su bomba? ¿Cómo van a reconocer que fue gracias a os nazis que ellos, los americanos, pudieron fabricar sus bombas atómicas? No, esto es reconocerse en inferioridad ante un enemigo ya derrotado. Sería reconocer ante su pueblo que a poco que hubieran tenido más tiempo los nazis hubieran sido ellos lo que lanzaran bombas atómicas por todo el planeta sin que los americanos pudieran evitarlo debido a que iban más retrasados que los mismos retrasados nazis en los avances atómicos. No, no se puede mostrar debilidad, flaqueza o inferioridad, aunque el enemigo esté concluido. Y llegados a este punto me parece que la cosa pinta en la dirección adecuada, ¿no?

Veamos, no obstante, otra vertiente curiosa, en este caso el diseño externo de las dos bombas atómicas arrojadas sobre Japón. La primera bomba lanzada es llamada  Little Boy, la segunda es llamada Fat Man. La primera tiene una forma alargada y la segunda es algo ovoide, la primera usa como material detonante uranio y la segunda usa plutonio.  Sí, esto es lo que se ha podido recopilar de información de ambas bombas además de más datos, pero lo curioso es ¿por qué usar en la primera bomba uranio y en la segunda plutonio si ya sabían que funcionaba con uranio? ¿Por qué cambiar las formas de las bombas y consecuentemente el alojamiento interno de las mismas en los bombarderos cuando ya sabes que la primera funciona?

Aquí si quieres me puedes decir que soy algo tocapelotas y que pongo en duda la versión oficial. Vale, como quieras, pero al menos plantéate las cuestiones evidenciadas pues te aseguro que hay quienes confirman que la versión oficial no es más que para tapar la verdad de que el uranio nazi fue usado en las dos primeras bombas atómicas americanas contra el Japón. Así que tú te lo piensa y ya decides. Pese a todo, ahora, y a modo de final o casi final, observemos lo siguiente, y atentos:

Resulta que un documento desclasificado el 1 octubre de 1978 evidencia una transmisión encriptada japonesa por vía diplomática, que es interceptada por los aliados, El título de la transmisión interceptada es Estocolmo a Tokio, número 232.9, Diciembre de 1944 (Departamenteo de Guerra), Archivos Nacionales, RG 457, SRA 14628-32“, y dice así refiriéndose a un momento de la batalla del Kursk en 1943, batalla entre los rusos y los nazis:

 

Esta bomba es revolucionaria en sus resultados, y pone patas arriba todos los preceptos de la guerra establecidos hasta ahora. Estoy enviandoos, en un grupo, todos estos informes sobre lo que llaman una bomba que divide el átomo. Es un hecho que, en junio de 1943, el Ejército Alemán probó un nuevo tipo de arma contra los rusos en localización a 150 kilómetros al sureste de Kursk. Aunque fue el Regimiento de Infantería nº 19 (los Rifles de Vorezneh) entero de los rusos el que fue atacado, sólo con unas pocas bombas (cada una pesando hasta 5 kilogramos) fueron suficiente para barrerlos por completo hasta el último hombre. Lo siguiente es de acuerdo con la declaración del Teniente Coronel Kenji, consejero del agregado en Hungría y anteriormente en este país, quien por casualidad vio la escena real inmediatamente después de que lo mencionado arriba tuviera lugar, y dijo: “Todos los hombres y los caballos (dentro del radio) de la explosión de los proyectiles fueron carbonizados e incluso habían detonado todas sus municiones.  Es más, es un hecho que el mismo tipo de material fue probado en Crimea también. En ese momento los rusos afirmaron que fue gas venenoso, y protestaron que si Alemania las usaba otra vez, Rusia también usaría gas venenoso.” Recientemente las autoridades británicas advirtieron a su población de la posibilidad de que podrían ser atacados por bombas alemanas divisoras de átomos. Las autoridades alemanas también advirtieron que la costa este de América podría ser la zona elegida para un ataque ciego de este tipo de bomba volante.

 

Y aquí termina este comunicado entre Estocolmo y Tokio. Se añade, que esta comunicación desde Estocolmo es real puesto que los japoneses nunca tuvieron conocimiento, durante la guerra, de que sus transmisiones desde Berlín y Estocolmo habían sido descifradas en Londres y Washington. Este documento desclasificado lo que evidencia entre otras cosas, es (1) que hubo un lanzamiento atómico contra los rusos en la batalla del Kursk (2) que fue probada en Crimea, y (3) que los japoneses sabían del poder atómico antes de que se lo fueran a entregar los nazis desde el ya conocido submarino U 234.

 

Pero esto no es todo, sino que el testimonio declarado por el periodista italiano Luigi Romersa,  en 1947, de que a principios de octubre de 1944, ya famoso por su reportaje sobre la liberación de Mussolini por los alemanes, recibió la misión del mismo Mussolini de viajar a Alemania con el propósito de informarle personalmente de los avances de las armas secretas nazis. Romersa visitó las instalaciones subterráneas de Turingia, las rampas de lanzamientos de los cohetes V-2 y la prueba de la bomba atómica alemana totalmente operativa. Romersa declaró ser testigo el día 12 de octubre de 1944 a las 11:45 del test atómico nazi en la isla de Rugen, en el mar Báltico, cerca de la base de Peenemunde, manifestando que la explosión atómica fue captada fotográficamente desde varios lugares de la costa báltica y que la onda sísmica provocada por la detonación fue detectada hasta en Estocolmo siendo la distancia entre ambos puntos de unos 750 kilómetros en línea recta.

        ¿Creías que habíamos llegado al fin? Pues queda que encontrar el siguiente material, pues lo he visto, pero ha debido desaparecer de Internet una entrevista realizada a Oppenheimer años después del fin de la II Guerra Mundial, cuando el periodista le inquiere con la siguiente cuestión: ¿Por qué no probaron la bomba atómica antes de lanzarla sobre Japón? La respuesta fue muy simple: porque ya la había probado los alemanes.

        ¿Piensas que no hay más? Pues sí, ahora paso a leer textualmente lo publicado por Alberto Ferrari en Buenos Aires, el texto dice así:

 

    Estados Unidos pudo completar el proyecto Manhattan de construcción de su primera bomba atómica, con el material radiactivo que le aportó un submarino alemán que se rindió en mayo de 1945 frente a sus costas, sostiene un ensayo editado en Argentina.


    El submarino alemán U-234 se entregó en el puerto de Portsmouth, Estados Unidos, el 13 de mayo de ese año -cinco días después de la rendición del III Reich- y había partido del puerto noruego de Kristansand, detalla el periodista Abel Basti en "El exilio de Hitler", editado por Planeta.
(Hago un paréntesis, aquí se dice que es el 13 de mayo cuando el U 234 se rinde en puerto, aunque anteriormente se dijo que fue el 19 de mayo, así que algunas fechas pueden que tengan cierto baile, pero en lo general es coincidente el resto de los hechos. Continuemos con lo publicado por Alberto Ferrari)


   El submarino transportaba material radiactivo y además viajaban científicos alemanes que habían realizado una prueba nuclear en la isla de Rugen, en el Mar Báltico, asegura Basti, citando al periodista italiano Luigi Romersa que en 1947 declaró haber sido testigo de ese ensayo atómico.


    El material radiactivo y los científicos alemanes fueron trasladads en absoluto secreto al laboratorio Los Alamos, en Nueva México, donde se desarrollaba el proyecto Manhattan.


    "Uno de los oficiales nazis especializado que venía en el submarino, de apellido Schlike, fue quien dio la solución para poder detonar la bomba de plutonio, usando los fusiles infrarrojos, que había transportado en su colosal carga de elementos nucleares", asegura Basti.


    "El propio Schlike instaló los fusibles de la bomba de la prueba que estalló el 16 de julio de 1945, en el desierto de Nuevo México", detalla en su ensayo. El periodista argentino cita como fuente de su investigación documentos desclasificados de los archivos navales estadounidenses, que recién en 1983 y ante la insistencia de periodistas de la cadena CNN, fueron difundidos públicamente.


    El interrogante que plantea Basti es si el viaje clandestino desde Noruega a Estados Unidos con su valioso cargamento de material radiactivo fue una decisión del capitán del submarino, Johann Heindrich Fehler -quien en ningún momento intentó destruir la carga- o fue una estrategia deliberada de jerarcas del III Reich a cambio de salvoconductos.


    Precisamente, Basti menciona en su ensayo que después de la derrota de Stalingrado, que cambió el curso de la guerra, muchos jerarcas nazis elaboraron el denominado "Plan de Estraburgo" para buscar escondites - especialmente en Sudamérica - y salvar sus fortunas al término de la contienda que ya daban por pérdida.


    Semanas después del desembarco aliado en Normandía, el 10 de agosto de 1944 en el edificio Maison Rouge de la ciudad francesa de Estraburgo "se reunieron los jerarcas, funcionarios, banqueros, industriales y empresarios nazis, para decidir cómo continuarían sus actividades después que cayera Alemania", precisa Basti.


    En ese encuentro estuvieron presentes directivos de las empresas Rochling, Concern, Krupp, BMW, Siemens, Volkswagen, Messerschmidt, Goering-Werke de Linz, que habían colaborado con el ascenso de Hitler, y en Estraburgo "establecieron estratégicas políticas y financieras para el nazismo de posguerra".


    Basti es autor de varios ensayos sobre los prófugos nazis en Argentina, entre los que se destacan "Bariloche nazi, Hitler en Argentina" y "Tras los pasos de Hitler" que han sido traducidos al holandés por el sello MJVertaalservice y al italiano por Eden Editori.


    Actualmente, Basti es director del diario Periódico del Sur de Bariloche, villa turística de la Patagonia argentina donde el SS Erich Priebke vivió en la clandestinidad hasta 1994, cuando fue descubierto y extraditado a Italia, para ser juzgado por la masacre de las Fosas Ardeatinas.

 

        Hasta aquí esta noticia leída y publicada hace tiempo atrás y tras después deñ final de la II Guerra Mundial, donde además se citan libros sobre el final real de Hitler, que posiblemente no se suicidó, pero de esto hablaremos en otro video. Que aquí lo que nos trae es si Hitler, o su camarilla regalaron la bomba atómica o no. 

Hay que apuntar un detalle sobre Hitler, un auténtico síndrome de Hubris como lo conocemos ahora, un psicópata, que es la mejor definición de sus desvaríos, o el ejemplo perfecto del trastorno narcisista de la personalidad, pues en concreto, cuando sus generales le pedían llegar a Moscú que estaban a escasos 30 kilómetros de distancia y cerrarían la contienda contra la URSS de forma fulminante, Hitler les dijo que había que ir primero a Stalingrado, que ellos veían la finalidad bélica, pero que no entendían la finalidad política del conflicto. Así que en vez de entrar en Moscú, acabar la guerra contra la URSS, luego ir al sur y apoderarse de los campos petrolíferos teniendo, por tanto, resuelto el problema energético para el esfuerzo de la maquinaria de guerra nazi y dejar a Stalingrado para el final, Hitler y su finalidad política que no consistía en otra cosa que humillar a Stalin arrasando la ciudad que llevaba su nombre, impidieron, afortunadamente, el orden lógico de la guerra en aquellos momentos. Si Hitler hubiera hecho caso del consejo de sus generales, la URSS habría caído, y se habría terminado frente que no habría que seguir manteniendo en combate, así como los recursos de todo tipo habrían caído en sus manos, y a ver quién le paraba los pies a partir de esos momentos. Y relato esto de la finalidad política de Hitler, pues se asegura que Stalin fue informado de la detonación atómica en la ya antes mencionada batalla del Kursk, pero que como lo sucedido no fue, digamos espectacular, para él, pues decidió seguir con las hostilidades contra los alemanes como si nada hubiera pasado. Y aquí entra en pánico Hitler con su concreta visión política de la guerra, y es que prefería no ser él quien siguiera lanzando este artefacto atómico dado que no consiguió los efectos que perseguía, y que fueran otros, los japoneses en este caso, quienes lo hicieran y que fueran estos los que la historia juzgase en el futuro por los efectos devastadores de una detonación nuclear. No obstante, aquí se siembra una duda, que se resuelve con la desesperación de los nazis, más en concreto de Hitler y su camarilla más próxima, que al igual que él eran todos unos psicópatas de manual. La duda es la siguiente ¿cómo es que Hitler entrega la bomba atómica a los japoneses, cuando, y pese a ser sus aliados junto con Italia, consideró sin error posible de interpretación en su libro “Mi lucha” que los japoneses eran una raza inferior a la que habría que doblegar en el futuro? La única vía de respuesta que se me ocurre, es que ante la desesperación de la derrota nazi, los japoneses con el uso de la bomba atómica pudieran frenar a los aliados en todos los frentes llevándoles a la rendición sin condiciones ante tal poder armamentístico, y que así los nazis resurgirían de nuevo, cargando con la culpabilidad de la devastación nuclear a los japoneses.

        Llegados a este punto donde he resumido mucho toda esta historia, queda añadir algo que es fascinante, y esto que diré es parte de algo que en su momento leí, pero que no tuve la prudencia de bajarme de Internet, pero resulta que en un punto de nuestra historia reciente, y debido a la historia no contada de la humanidad, se hicieron análisis de superficies en terrenos del África del Norte y en la zona de Oriente Medio, arrojando esos análisis que se encontraron las evidencias de radioactividad como consecuencias de detonaciones nucleares como unos dos a tres años antes de Cristo. Y esta vez no fueron ni los nazis ni los americanos, ¿quiénes fueron? Pues imagínatelo. Resulta que de aquellos años ya citados, se conoce de las disputas familiares entre los dioses, entre el bando del dios Enki y el bando del dios Enlil, y que en las refriegas familiares lanzaron sus llamadas armas de poder, lo que entenderíamos como bombas nucleares sin que entre ambos bandos sufrieran directamente ninguna consecuencia, sino que los efectos son los actuales terrenos mencionados que quedaron como los conocemos: desérticos.

Y aquí si que llegamos al final de esta historia que puede ampliar muchísimo, pues datos existen, pero el objeto de traer a colación este serpentear histórico no es otro para mí que el de cuestionarnos siempre lo que hemos aprendido, lo que se nos ha contado como verdad absoluta sin derecho a dudar y menos a critica, re-evaluar o revisar.  Se trata de no seguir ciegos ante las versiones oficiales que nos han ido dando en toda la historia de la humanidad, ya sea reciente o antigua. Se trata de cuestionarse si lo que sabemos de forma oficial, no oficiosa, realmente ocurrió como lo dicen o todo es una gran mentira vendida y comprada para seguir un curso dado y dirigido al que no podemos escapar.

Me da igual si Hitler regalo o no la bomba atómica, si los planes fueron esos u otros, lo que no me da igual es que nos creamos sin dudar cualquier información que se da como la verdad absoluta sin derecho a cuestionamientos posibles. ¿Por qué no podemos cuestionar la historia si ya sabemos que se han ocultado muchos datos, falseado miles y encubiertos lo que ni sé si podría contar? ¿Por qué seguir creyendo sin dudar? ¿Por qué no tener un criterio propio que sea distinto e incluso opuesto a lo que nos han trasladado como lo que en realidad ocurrió cuando en realidad pudo ocurrir de otra forma? Al menos cuestiónate en privado lo aprendido y conocido. No se trata de salir a la palestra a exponer tus propias conclusiones si difieren de la verdad impuesta, pues lo que vas a encontrar es lo de siempre, lo único que saben hacer los poderosos ante situaciones incomodas donde la verdad sale a la luz: ridiculizar al mensajero dado que no pueden destruir el mensaje real de lo que sucedió e incluso de lo que sucede.

Piénsalo un poco, cuestiónate más todo, saca tus conclusiones y al menos tendrás una opinión formada en base a tus investigaciones dejando de ser un loro que repite lo que aprendió sin más sentido que seguir en una perorata cansina sin argumentos y evidencias. No obstante, como esta saga trata de ver quién fue héroe, villano, psicópata, hubris o estúpido, si quien fabrica la bomba, quien la lanza… o vete a saber si hay más héroes, villanos, psicópatas, hubris o estúpidos en alguna parte de toda esta historia.

Una última que te planteo, ¿quiénes son los héroes y los villanos hoy en día, los policías que traicionan su juramento o los ciudadanos que han de soportar la falta de honradez de quienes prometieron servirles y cuidarles? A lo mejor todos son héroes y todos villanos. Entonces me remito a lo tratado por Carlo María Cipolla donde establece las cinco leyes de la estupidez, dejando claro que hay cuatro tipos de personas, los inteligentes que producen beneficio para sí y los demás; los malvados que solo producen beneficio para sí y perjuicio para los demás; lo incautos que producen beneficio para los demás y perjuicio para sí; y los estúpidos que son los que producen perjuicio para sí y para los demás. Pero fíjate que no te pregunto si los políticos son héroes o villanos, a estos hoy en día solo los puedo definir como psicópatas fascistas: Malvados sin remedio que te seguirán oprimiendo y sometiendo.

 

Actualizaciones ¿¿¿…??? deeelij@gmail.com

 

===========================================