4/7/22

TC27.- LA BIOECONOMÍA, CIENCIA INTERDISCIPLINARIA

Capítulo 3 del libro “Bioeconomics, Biological Economics”

 

Los problemas a los que se enfrenta la Humanidad son complejos, no- lineales y acumulativos. Ellos se originan en la interfaz del sistema biológico y el socioeconómico humano. Su resolución es urgente y especialmente en relación con la cuestión de la sostenibilidad. Además, la investigación disciplinaria reduccionista no es ni suficiente ni apropiada y, se requiere un tratamiento interdisciplinario holístico.

El énfasis en la interdisciplinariedad y no en la multidisciplinariedad se fundamenta porque no se trata sólo de dotar a las viejas disciplinas de nuevos conocimientos. Las clásicas disciplinas tradicionales han fracasado precisamente porque han tratado los nuevos problemas interactivos como unidimensionales y fragmentarios mientras que las soluciones a estos problemas tienen que partir de un cambio de paradigma que resulta en un conocimiento innovador que no es sólo una yuxtaposición de conocimientos disciplinarios obsoletos. Esto requiere un tipo de metodología donde las ideas diferenciadas se discutan y luego se entrelacen para producir un conjunto interdisciplinario integrado.

De esto se trata la Bioeconomía. La intención es superar la racionalidad científica disciplina por disciplina, separadas casi por muros excluyentes de intrusismo profesional, pasada de moda y producir una innovadora base teórica de nuevas estrategias capaces de abordar la interfaz compleja de los problemas responsables de una existencia de la Humanidad, otra forma insostenible. El significado de la interdisciplinariedad reside en el hecho de que proporciona un lenguaje común para lograr una síntesis entre la Biología y la Economía. Este lenguaje funcional común hará posible un cambio de paradigma en el descubrimiento del conocimiento innovador. Este nuevo conocimiento personificado por la Bioeconomía tendría importantes aplicaciones teóricas y empíricas además de que tiene importancia epistemológica.

Mi interés por la interdisciplinariedad data de los años setenta, mucho antes de que se pusiera de moda hablar de la multidisciplinariedad y mucho menos de interdisciplinariedad. Me invitaron a finales de 1997 a participar en una conferencia de dos días sobre este tema en Viena. La invitación fue ofrecida por la Sociedad Internacional para Estudios interdisciplinarios y el tema de la conferencia fue: “Interacción entre las Ciencias Sociales: ¿Puede la interdisciplinariedad cerrar la brecha?” A continuación, se presenta, con algunos cambios, la versión editada de mi conferencia “La Bioeconomía: la Interdisplinariedad hacia la excelencia”. Sin embargo; antes de eso y para evitar más confusión en el ya confuso concepto de interdisciplinariedad me gustaría para dejar muy claro lo que quiero decir con interdisciplinariedad y cómo; en mi punto de vista, difiere de la multidisciplinariedad o la transdisciplinariedad. Sin embargo, me gustaría enfatizar en que no soy dogmático acerca de mi definición y no me gustaría que se interpretara de la misma manera que Humpty Dumpty le comentó a Alicia en el sentido de “Significa exactamente lo que yo digo; ni más ni menos." Este tipo de actitud debe evitarse y va exactamente en contra del espíritu de trabajo cooperativo en equipo característico de este tipo de actividad intelectual.

En aras de la claridad, la interdisciplinariedad surge del hecho de que como muchos conceptos anteriores (el medio ambiente y el desarrollo sostenible), esta se ha convertido en una palabra de moda y para significar lo que se quiere que signifique. En realidad, y en mi opinión mucho de lo que se denomina interdisciplinariedad no debe llamarse tal y de verdad son multi– o transdisciplinaria a las denominadas titulaciones conjuntas como la biología y japonés. Muchas universidades y otros establecimientos educativos están publicitando dichos títulos de modo propagandístico, pero sin contenido. Este es el peor mal uso de un término si es que alguna vez lo fue. No debe ponerse de moda y tomárselo a la ligera con el propósito de atraer estudiantes o subvenciones. Por el contrario, creo que esta metodología debe tomarse muy en serio porque es una herramienta necesaria para aliviar el problema de la sobrecarga de información (Gibbons et al. 1994) que cada vez más, los estudiantes de todo el mundo sienten sobre sus espaldas.

La enseñanza multidisciplinar se refiere a una metodología mediante el que se realiza un esfuerzo colaborativo de un grupo de profesores de diversas disciplinas para impartir un curso específico que se divide en distintas áreas de conocimiento, que cada una es competencia de un profesor especializado en esa área en particular. La instrucción multidisciplinar es fragmentaria, carece de coherencia y deja mella con la sensación de haber asistido a varias conferencias. Eso incluso, puede llegar a ser dañino al dejarles con muchos fragmentos desarticulados y conglomerados de información disciplinaria de los que no puede inferirse el nexo común que obviamente es el objetivo del curso. Cada profesor da su parte y es el alumno el que se ve obligado a integrar los conocimientos. Igualmente, la transdisciplinariedad es la colaboración de un grupo de académicos de diferentes disciplinas en el uso de algunas herramientas intelectuales comunes como la teoría de sistemas, la ley de la entropía o la teoría de la complejidad para la resolución de problema común. También sufre de las mismas debilidades.

La enseñanza interdisciplinaria, sin embargo, se refiere a un método de enseñanza mediante el cual bajo la guía del profesor a cargo del curso se invita a un grupo de colegas a impartir sus conocimientos sobre los temas que se les ofrecerán. Se deciden los objetivos y luego a cada profesor se le asigna su(s) capítulo(s) para escribir de acuerdo con su conocimiento. Luego, el material se edita como un todo integrado por el profesor que va a impartir la asignatura. El éxito de este tipo de instrucción depende en gran medida de la flexibilidad de los participantes y también en el conocimiento y la perspicacia del profesor a cargo para poder impulsar esta actividad cooperativa y llevarla a cabo Se necesita interacción constante, diálogo y compromiso entre el grupo de colegas para cooperar en la docencia e investigación, lo que significa no solo multidisciplinariedad sino interdisci plinariedad. Este tipo de colaboración es cada vez más necesaria.

La ventaja de la instrucción interdisciplinaria es que toda la información es impartida hacia un propósito final, que es esclarecer el tema del curso y cumplir sus objetivos. Cada capítulo comienza y termina en relación con el precedente y el que lo seguirá. Así, será el resultado será un curso homogéneo en el contenido, coherente en propósito y que gozará de claridad en su presentación. Sin embargo, se debe enfatizar que preparar y enseñar este tipo de curso, es una tarea desafiante y que requiere mucho tiempo. Requiere en primer lugar, trabajo en equipo coordinado por un grupo de profesores dedicados a la metodología interdisciplinaria y en segundo lugar requiere una supervisión de cada profesor con dominio de su propia disciplina, apreciando sus interrelaciones con otras disciplinas y versado también en el arte de la interdisciplinariedad para que llegue a ser un éxito. Ser simplemente conocedor de varias disciplinas o, que su disciplina posea "calidad interdisciplinar” no es suficiente.

Además, es necesario significar que la interdisciplinariedad no es una nueva idea por dos razones. Una de las razones es que ha estado con nosotros al menos desde la época de los filósofos griegos, cómo ellos y los filósofos-científicos después de ellos, eran conocedores de varias disciplinas. La otra razón es que algunas ciencias, como las ciencias sociales, son por su propia naturaleza interdisciplinares, y no sólo porque tienen muchas subdisciplinas que se ocupan de diferentes aspectos de la existencia humana. Digo esto porque no pretendo erigirme como el creador del concepto “interdisciplinariedad”, que este sea un nuevo concepto en el sentido de que yo sea el originador de la misma. Si en escritos anteriores he dado, y ahora estoy dando, la impresión de que es una idea nueva es sólo en la medida en que he promulgado la Bioeconomía y la he propuesto como verdaderamente interdisciplinaria. Es más, es cierto que casi todos  
 los científicos de antaño eran competentes en más de una disciplina. Por mencionar sólo dos nombres. Darwin en Biología y Pareto en Economía. ¿La Biología tiene interdisciplinariedad porque tiene una docena o más de subdisciplinas diferentes? Y ¿Qué pasa con la Economía o cualquier otra ciencia para el caso? ¿Qué pasa con la influencia de las ideas de fray Thomas Malthus sobre la dinámica de la población en la teoría de la evolución? Quisiera plantear aquí que la interdisciplinariedad debería significar y significa mucho más que subdisciplinas de calidad interdisciplinarias o ser competente en varias disciplinas. La disciplina intencionada es todo esto y más. En realidad, es una actitud y una forma de pensar.

La interdisciplinariedad es una metodología innovadora a través de la cual se pretende lograr el mestizaje de diferentes ideas, áreas de conocimiento y conceptos. Es bien sabido que el mestizaje entre razas da como resultado vigorosos descendientes que pueden adaptarse mejor a entornos cambiantes y desafiantes, y evolucionar a cotas más altas a través modificaciones visibles estructurales y conductuales. Asimismo, la interdisciplinariedad a través de la síntesis de ideas y conceptos de diferentes disciplinas pueden producir teorías innovadoras y soluciones empíricas para algunos problemas intratables más allá de las capacidades de cada disciplina por separado. En este sentido, la interdisciplinariedad representa la diversidad e innovación que da lugar a un técnico intelectualmente activo que se adapta al panorama cambiante de la Ciencia, mientras que disciplinariamente promueve la endogamia y la uniformidad, dando como resultado un Homo académicus soso y aburrido.

Los efectos de la actividad humana sobre la Biosfera son de suma preocupación y lo que realmente constituye una relación constructiva con la Naturaleza es una cuestión de   debate. Sin embargo, lo que está más allá de toda duda es que el ser humano se haya frente a una catástrofe ecológica de proporciones sin precedentes. Prevenirla requiere cambios drásticos a largo plazo en nuestro estilo de vida y modelos de actividad; no importa lo desconcertantes que puedan ser. Uno de los sistemas principales que tiene que ser revisado enérgicamente es el sistema socioeconómico porque los cambios hasta ahora propuestos son coyunturales, benignos y cosméticos También es comprensible que este preocupante tema sea complejo, ya que requiere alteraciones con ramificaciones en otros sistemas de actividad humana sobre todo en educación y epistemología del conocimiento.

Lamentablemente, algunos de los resultados de esta investigación disciplinaria no son aplicables, por ser problemas cotidianos complejos, “reales” a los que se enfrenta la Humanidad. Estos problemas se ajustan a diversas especialidades o disciplinas y tienen que ser investigados desde diferentes puntos de vista; pero toda esa información ha de ser integrada para que sea coherente y resolutiva. El mundo académico habla mucho de la interdisciplinariedad y sus ventajas y además, se jacta de que ofrecen cursos interdisciplinarios pero en su mayoría sólo habla de en apariencia sobre lo que está de moda ahora. Pero dudo que a medida que los límites del conocimiento científico se extiendan y aporten aún más de conocimiento, se necesitará que de integren entre sí, a riesgo de que provoquen una superposición de información inabordable para los estudiantes y las agencias de financiación. Para evitar este problema se requieren un esfuerzo concertado para separar el grano de la paja en cada disciplina individual. Esto se logra mejor mediante la interdisciplinariedad y habrá que dar prioridad a la metodología y darle la atención que merece.

En el nuevo siglo las actividades humanas que están impactando muy negativamente en el medio ambiente no son solo socioeconómicas, pero también son biológicos y se producen en su mayoría por extensión a su evolución endosmótica que ha dotado a la humanidad de medios que provocan una alteración severa del hábitat natural. Por lo tanto, parece razonable no hablar de estos problemas, pero no en términos puramente económicos o en términos puramente biológicos sino para considerar sus causas bioeconómicas. Estos eventos bioeconómicos resultan no sólo de los impactos futuros de la actividad socioeconómica en el medio ambiente sino también de las muchas interacciones entre los socioeconómicos de la Humanidad y los sistemas biológicos. Sin embargo, lo que hace que su resolución sea tan importante es el hecho de que estos eventos son además de Naturaleza muy compleja, que afectan a un gran número de variables y que sufren una alta incertidumbre. Por lo tanto, es imperativo investigar estos problemas desde una perspectiva interdisciplinar. La investigación básica e incluso multidisciplinaria no será suficiente. La Bioeconomía es precisamente la ciencia que se ha desarrollado para el estudio de estos eventos bioeconómicos a través de la síntesis de la(s) ciencia(s) de la vida y de la sociedad para una mejor comprensión de sus interacciones.

La Bioeconomía, como ciencia interdisciplinaria se ocupa de las muchas interacciones en vez de las interrelaciones, entre el sistema socioeconómico y el sistema biológico y, como tal, abarca mucho más que los campos multidisciplinarios como la Economía ecológica. Además, dado que estas interacciones son a menudo no lineales, su resolución requiere conocimiento que sea verdaderamente interdisciplinario y no multidisciplinario como se hace habitualmente, pero erróneamente a menudo se defiende. La verdad es que sólo las ciencias sociales, ayudada con alguna disciplina biológica, son incapaces de aclarar estos problemas bioeconómicos y aportar soluciones.

Según investigaciones sobre la Biología de la cognición y las características de los sistemas vivos (Maturana, 1970 y 1994), un modelo de un sistema biológico es autopoiético, es decir, se autoorganiza con características tales como complejidad y autonomía y está abierto al flujo de materia y energía. Un sistema socioeconómico, aunque no puede llamarse con precisión autopoiético, puede, en cierto modo, ser considerado tanto, así como un sistema biológico. El sistema depende mucho del entorno en el que opera. Pero cuando un sistema socioeconómico está regulado por la insatisfacción y la crítica del público y puede cambiar con bastante rapidez, un sistema biológico, sin embargo, puede afectar muy negativamente a su entorno y durante mucho tiempo antes de que el ambiente reaccione tal vez de una manera drástica y violenta, lo que conducirá a la degradación y finalmente incluso a la extinción del ecosistema. El siglo XX ha sido testigo de varios cambios en los sistemas socioeconómicos y a menos que la Humanidad prevenga los impactos negativos de sus actividades en la Biosfera se debe prevenir los efectos importantes y desagradables que afectarán su continuidad en el planeta Tierra.

Considerando tanto los sistemas biológicos como los socioeconómicos como autopoiéticos, esto convierte a la Bioeconomía en un paradigma interdisciplinario con doble significado. En primer lugar, hace posible una síntesis operativa de las dos ciencias fundamentales. para clarificar las interacciones de todo lo biótico con todo lo abiótico en la Biosfera. En segundo lugar, hace posible combinar las propiedades autopoiéticas de un sistema biológico con las de un sistema socioeconómico y producir un sistema bioeconómico con propiedades autopoiéticas únicas, integrando todo lo biológico con todo lo socioeconómico en una ciencia holística; es decir la ciencia de vida. El paradigma bioeconómico interdisciplinario, con su doble significado y su visión holística e integradora también debe ayudarnos a lograr los siguientes objetivos:

4 Identificar e interpretar las interacciones entre la biología humana y sistemas de actividad socioeconómica para revelar patrones más amplios que podría ayudar hacia la resolución de problemas multifactoriales de la Humanidad.

4 Identificar los procesos para la utilización de estas interacciones para el bienestar y la sostenibilidad de la sociedad humana.

4 Avanzar en el desarrollo de influencias de retroalimentación positiva de estas interacciones para que tanto las actividades biológicas como las socioeconómicas puedan coevolucionar con resultados armoniosos y sostenibles.

4 Encontrar un “nicho” adecuado para la crisis ecológica que no sea ni el resultado de las actividades socioeconómicas humanas por sí solas ni el resultado de los acontecimientos de naturaleza biológica, sino la consecuencia no deseada de las actividades humanas en la Biosfera. Tendremos que luchar por su resolución a través de la investigación interdisciplinaria y la educación.

Se piensa, aunque erróneamente, que la interdisciplinariedad significa generalización, falta de originalidad y que representa un campo irracional de esfuerzo científico. Es decir, una falacia completa y, hablando desde mi experiencia personal en la enseñanza de la Bioeconomía, la instrucción interdisciplinaria es cualquier cosa menos general y es bastante específica y especializada. Puede ser incluso más que si el tema es enseñado como una disciplinaria concreta. Sin embargo, es un hecho que la investigación disciplinaria está basada originalmente en un campo de actividad asentado. Pero hasta lo original requiere docencia e investigación interdisciplinares, disfrutando así de una gran dosis de originalidad y creatividad también, y con ello alcanzar nuevos conocimientos; lo que requiere inspiración para percibir soluciones innovadoras para problemas complejos. Los estudios disciplinarios son bastante estáticos y se tratan como lo han hecho siempre durante décadas. Muchos problemas nuevos e interactivos a los que se enfrenta la Humanidad ahora nos llevan a un tipo de actividad intelectual que requiere ser mucho más dinámica y necesita de la cooperación de muchas mentes, cada una aportando sus propias ideas novedosas.

¿Es la interdisciplinariedad una empresa irracional? Puede ser considerado así por exigir a los científicos que abandonen sus refugios seguros de conocimiento y se embarquen en actividades dependientes en gran medida de la cooperación y la voluntad otros colegas y en el proceso, perder todos o la mayoría de los recursos financieros durante muchos años de investigación disciplinaria individual. Esto es necesariamente así y las recompensas de la enseñanza interdisciplinaria investigación son muchas también, aunque pueden tardar en llegar.

La instrucción interdisciplinaria es una tarea desafiante y exigente para los investigadores y estudiantes, aunque no sea por otra razón que el hecho de superar la metodología disciplinaria fragmentada a la que se han adaptado nuestras mentes durante varios siglos y ahora es una tradición en nuestros centros educativos y de investigación. La docencia interdisciplinaria requiere superar ciertas barreras intelectuales (asociadas con la libertad de cátedra sobre qué enseñar y cómo enseñar), además de las barreras personales (autonomía de acción y perspectivas de carrera, junto con la gloria y la publicidad), así como las barreras económicas (beneficios económicos de los investigadores). Los estudiantes que toman un curso de este tipo deben ser de alta calidad y estar listos para estudiar mucho para ponerse al día con temas fuera de sus campos o especialización.

El hecho es que cuando hay tan poca distinción entre especialidad y problemas, teoría y praxis, las definiciones cognitivas empiezan a volverse borrosas e incluso desaparecen por completo (Ziman, 1996). Estar bajo tales condiciones hace que la metodología disciplinar pierda su utilidad y se tiene que sacudir a un enfoque interdisciplinar y así, tener que dar paso a “compañeros de cama extraños” como son la Biología y la Economía. Sin embargo, es bastante cierto que cuando se requieren fondos para llevar a cabo un proyecto interdisciplinar las agencias financiadoras lo hacen con desgana por el temor de poder perder el control de la investigación. Además, está el problema de tener especialistas disciplinarios en la junta de financiación que incluso pueden mostrar hostilidad hacia una junta interdisciplinar sin ningún interés por entender el objetivo del proyecto. A este respecto una reunión con el peticionario, aunque no es lo habitual, es bastante útil para explicar con más detalle lo que se propone lograr.

Después de todo, la docencia y la investigación mono-disciplinaria han resistido la prueba de tiempo, y están más claramente definidas, libres de vaguedad e incertidumbre. En el caso de las conferencias, éstas se pueden impartir de una manera sistemática. Estas características contrastan con las de la interdisciplinariedad que es nueva, sufre de incertidumbre en el resultado y se piensa que es ineficiente desde el punto de vista intelectual (la percepción de falta de especialización) y económico (falta de división de trabajo, aunque la focalización en lo económico es el estado de cosas preferido ahora, como se puede observar de las fusiones y adquisiciones).

Es mi propósito indicar el significado de la negativa humana hacia investigaciones sobre la Biosfera y enfatizar la importancia de tratar la crisis ecológica rápidamente mediante la epistemología de la docencia e investigación interdisciplinares. La Bioeconomía se propone para este fin y es una disciplina holística e integradora que se basa en la síntesis de Biología y Economía para dilucidar las muchas interacciones no lineales derivados de los problemas que se originan en la interfaz entre lo biológico y las actividades socioeconómicas. Se significa que estos problemas son bioeconómicos y como tales no se pueden dejar en manos de una sola disciplina en concreto y, por ello, han de ser tratados de modo interdisciplinar.

Las divisiones disciplinarias del conocimiento en Biología han resultado en la exclusión de algunas dimensiones de la realidad en cuanto a nuestras relaciones con la Biosfera. El lo mismo para la Economía. Como señaló Wassily Leontief (1982): “¿Cuánto tiempo tardarán los investigadores que trabajan en campos contiguos como la demografía, sociología y ciencia política por un lado y ecología, biología... por otro, abstenerse de expresar su seria preocupación por... el espléndido aislamiento en el que ahora se encuentra la Economía académica?” El paradigma interdisciplinario proporcionará una visión más integral y un conocimiento consciente de las realidades de la existencia humana en el Planeta y la imperiosa necesidad de abordar los problemas interactivos frente a nosotros ahora.

La Bioeconomía, mediante la integración de los principios evolutivos de la Biología, requiere para la supervivencia a largo plazo de la especie humana y de los principios socioeconómicos necesarios para el bienestar a corto plazo, y puede promover el instinto de supervivencia esencial para la sostenibilidad de la Humanidad. La educación puede promover este valor como los valores ambientales, no sólo porque parece lógico hacerlo para protegernos, sino también porque estos valores deben ser inculcados en todos los seres humanos con el fin de proteger nuestro medio ambiente si queremos lograr una existencia sostenible. Estos valores deben convertirse en ingredientes indispensables para todos y, la educación individual e interdisciplinaria es la estrategia para lograrlo (Mohammadian, 1997).

Antes de terminar mi defensa algo intensa y extensa de la interdisciplinariedad y para indicar cuán confundidos están algunos colegas al respecto y lo qué realmente significa, que me gustaría compartir una anécdota. Para mí es bastante reveladora en cuanto al estado de la interdisciplinariedad y la posibilidad de que en un futuro no muy lejano pueda aplicarse en nuestras universidades. Mientras visitaba a un colega por invitación suya para explicarle la Bioeconomía e interdisciplinariedad y con el propósito de dirigir un seminario, pasé una buena parte de la hora hablándole de estos temas y respondiendo sus preguntas. Cuando pensé que me había comprendido, sobre todo lo que era la interdisciplinariedad, se volvió hacia mí y me dijo: “creo que todavía no tienes claro cuál es tu especialidad”.

==========================================

Autores: Mansour Mohammadiam y José Alfonso Delgado (traducción)

Nota: La publicación de las diferentes entregas de El Tercer Camino

se realiza en este blog, todos los lunes desde el 3 de enero de 2022.

==========================================

3/7/22

Retiros-Taller de Emilio Carrillo en la Hospedería del Silencio para el Curso 2022-2023


Retiros presenciales de fin de semana con Emilio Carrillo y Lola Rumi en la Hospedería del Silencio (Robledillo de la Vera, Cáceres) en régimen de alojamiento y pensión completa

(Inicio: viernes 18:30 horas / Finalización: domingo, tras la comida)


1. SEPTIEMBRE 2022: viernes 30 de septiembre - domingo 2 de octubre

CONÓCETE A TI MISMO: TEORÍA Y PRÁCTICA DEL EQUILIBRIO FÍSICO, EMOCIONAL Y MENTAL Y EL DESARROLLO DE LA AUTO-CONSCIENCIA


2. OCTUBRE 2022: viernes 28 - domingo 30

COSMOGÉNESIS: EL ANTES Y EL DESPUÉS DEL BIG BANG A LA LUZ DE LA ASTROFÍSICA CONTEMPORÁNEA Y DE LA SABIDURÍA DE LAS DISTINTAS TRADICIONES ESPIRITUALES


3. NOVIEMBRE 2022: viernes 25 - domingo 27

ANTROPOGÉNESIS: LAS HUMANIDADES PASADAS, LA ACTUAL Y LAS QUE VENDRÁN. LA PROFUNDA COMPRENSIÓN DEL MOMENTO HISTÓRICO QUE VIVE LA HUMANIDAD

 

4. ENERO 2023: viernes 20 - domingo 22

¿HACIA DONDE VA LA SOCIEDAD ACTUAL Y QUÉ IMPACTOS TENDRÁ EN NUESTRA PROPIA VIDA, LA DE LOS DEMÁS Y LA HUMANIDAD EN SU CONJUNTO?

 

5. FEBRERO 2023: viernes 24 - domingo 26

LA CIENCIA DEL YOGA Y LA MEDITACIÓN: EL MAPA-GUÍA DE NUESTRA AUTO-TRANSFORMACIÓN

 

6. MARZO 2023: viernes 24 - domingo 26

LA SABIDURÍA Y EL SIGNIFICADO PROFUNDO DE LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS DE NAZARET

 

7. ABRIL 2023: viernes 21 – domingo 23

CONOCER, ARMONIZAR, EQUILIBRAR Y SACAR JUGO A TU MENTE

 

8. MAYO 2023: viernes 26 - domingo 28

“¿QUÉ HAY DESPUÉS DE LA MUERTE?”


9. JUNIO 2023: viernes 23 – domingo 25

LOS SERES ESPIRITUALES EVOLUTIVOS E INVOLUTIVOS: SUS INFLUENCIAS EN LA HUMANIDAD (Cristo y la Jerarquía Celestial; Satanás, Lucifer y Ahrimán)


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Inscripciones: lac@ecocentro.es / 915 535 502 / 650 484 928

Para mayor información:

https://hospederiadelsilencio.com/

http://laacademiadelaconsciencia.es/

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

2/7/22

"Dones y Talentos", por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=L0HUpGHHePQ

Vídeo (duración: 00:58:53) de la entrevista de Emilio Carrillo para La Escuela de Vida, con fecha 24 de mayo de 2022, titulada Dones y Talentos.

===========================================================

Kailas Ashram: Ayúdanos a hacer realidad este espacio





======================================================================================

30/6/22

Guerra de Titanes: fin de los programas duales

La Era Adámica marca muy bien este programa con decretos como: “comerás del fruto del conocimiento del bien y del mal; “ganarás el pan con el sudor de la frente; y un amplio etcétera de órdenes que conforman las leyes con las que se inicia este proceso de la dualidad. Para sostenerlo se crearon paradigmas, los más imperantes: la política, la economía, la ciencia, la educación, las creencias… Todos ellos fueron creados como programas divisorios. El programa no sólo fue para las mentes que hemos estado participando activamente en él, aunque así se vea con los cinco sentidos. Esta también es ley Cósmica en movimiento de nuestra naturaleza inferior más densa, acorde al programa.

Así como también es ley Cósmica, el movimiento que estamos vivenciando hacia nuestra naturaleza más sutil: la Unificación.

Y no me refiero a la idea poco convincente, "por no ser comprendida", de que "es que todos somos uno." Aunque debe sí cobrar validez esto cuando se comprenda la mecánica de la mente limitada por el programa dual que la mueve a confrontar.

Este es un movimiento titánico, biológico, químico o cambio de estructura genética, definiendo nuevos espacios dentro del Espacio.

Los desvanes de este programa viejo tenían fecha de caducidad y esta es la fecha. La lucha titánica entre quienes han sido los amos del mundo, creyéndose dueños de la humanidad, y una humanidad que reclama el Espacio de la nueva tierra ha comenzado.

No es lucha de espadas, no tiene por qué ser así. Sin embargo, la instalación de la nueva humanidad la han vuelto un tema de guerra. Pero también hablar de paz, de necesitar cambios profundos de nuevas propuestas, de recobrar nuestro poder, también es tomado como argumento de guerra.

Trascender la ignorancia es un derecho de consciencia que pocos reclaman: saber QUIÉNES SOMOS es derecho de CONSCIENCIA.

No se puede detener esta transición; es vana quimera esperar que suceda esto o lo otro para que cada uno siga viviendo en su pequeñez mental acomodada a sus intereses particulares.

Doy fe con mi vida que esto viene de lo alto, mi camino y el de muchos, así como el tránsito planetario que hoy vivimos lo corrobora. El Universo lo Reclama. Sin embargo, cuando van llegando los cambios, muchos de los que se denominan conscientes no los admiten. En su ego quieren seguir viviendo la miseria de un viejo programa en declive. ¿Dónde está la coherencia amada humanidad?

Por supuesto que no sólo serán movidos los mandos de poder, sino todo aquel que en su corazón no se Unifique con el gran poder que alberga el Estado de SER.

Si tienes miedo de los cambios que han surgido y que crees te sacarán de tu zona de comodidad, prepárate para transformaciones radicales.

Este es el momento de unir lo Humano y lo Divino. Aunque la mente grite y diga "no, no puedes conocer la unidad, pues eso me aniquila", la consciencia también nos advierte que, si la conocemos, seremos el SER Mismo en el UNIVERSO MISMO.

Sin embargo, este paso está ligado a las ansias de tu alma para ser EL SER MISMO QUE VINISTE A REALIZAR.

ES TU VIDA LA QUE SE REALIZA EN ESTE MOVIMIENTO.

===================================

Autora: Ananda Castro (graciasananda@gmail.com)

===================================

Espacio de quietud

Hay etapas de la vida en la que sentimos la necesidad de encontrar un refugio para desconectar del estrés que nos rodea y lograr en él la serenidad y el orden interior que sentimos necesitar, pero, en muchas ocasiones, ese refugio que buscamos parece difícil de encontrar hasta que logramos concebir que, previamente, debe empezar a crearse en nuestro interior.

Este es el caso de un chico que tras tomar la decisión de salir de una relación tóxica y optar por trabajar su mundo interior para potenciar su autoestima y mejorar, incluso, su calidad laboral, comenzó a sentir una especie de tensión a su alrededor ante cada cambio que se planteaba hacer.

Regresar a la vivienda familiar, enfrentarse a sus propias debilidades emocionales, lidiar, a la vez, con las personas que habían ejercido en él un patrón de abuso y comenzar a marcar prioridades sanas desde un estilo de vida que le ayudase a disfrutar de lo que consideraba realmente importante, se habían convertido, todo junto, en un factor de estrés muy alto. Sentía que podría salir adelante con cierta calidad interior si lograba un espacio de intimidad desde el que pudiese relativizar y ordenar todo lo que estaba viviendo con la esperanza de que ese espacio le ayudara a poner más calidad a cada proceso.

Cuando contactó conmigo había logrado por dos veces tener un espacio para él, pero en las dos ocasiones, al poco tiempo de habitamos, los soltó y se diluyó de nuevo en sus procesos interiores.

En estos casos, lo que percibo enseguida es que el mayor bloqueo está en su interior. Él mismo lo intuía pero no lo veía con claridad. Sabía que incluso encontrando un bonito y gran espacio para sí mismo, sus propios bloqueos interiores podrían de nuevo llevarle a salir de él y volver a lo conocido.

Es por ello que le sugerí tener una sesión interior, una conversación personal para poder revisar su mundo interno y ayudarle a comprobar si en su interior había un espacio como el que él anhelaba.

Fueron necesarios unos 40 minutos para que, tras recorrer su mundo interno, tomase consciencia de que él, en su interior, no concibe espacio para sí mismo. Todo su espacio y energía lo aporta y prioriza a los demás. Consiguió ver que eso mismo es lo que le llevó a soltar aquellos dos espacios físicos que logró encontrar ya que casi nunca estaba en ellos por no encontrarse cómodo y preferir atender otros asuntos ajenos.

Con este escenario, el chico, por sí mismo, se dio cuenta de que era dentro de él donde debía comenzar a crear ese espacio de escucha y de atención personal a su propia necesidad.

Un espacio interior en que su pudiese escuchar sus propias necesidades, abrazarlas y poder gestionarlas.

Una vez marcadas unas pautas sencillas que aplicó a su día a día, su nivel de estrés fue bajando en la misma proporción en la que su espacio interior se ampliaba y ganaba calidad.

A las tres semanas recibí un mensaje suyo compartiendo la armonía que había logrado sentir en su interior sin necesidad de hacer cambios externos y que, precisamente, tras esa armonía, la vida le había facilitado un espacio físico que contenía todos los ingredientes para disfrutarlo.

Tomó consciencia, además, de que la energía que le movía anteriormente era la del rechazo a sí mismo. Ahora, tras aceptarse y comprometerse con su propia atención, observaba que habitaba el nuevo espacio físico con la misma vibración de amor con la que se habitaba por dentro.

Este caso reafirmó todavía más en mí la convicción de que todo cambio exterior de calidad, debe comenzar en nosotros mismos como compromiso con la calidad de la vida que nos habita.

================================================================================

Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com)

https://andrestarazona.com/

Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en

el Diseño Sentidointeriorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida.

Todas están a tu disposición de manera gratuita a traves del e-book Habitar, al que puedes acceder a través de este enlace:

https://bit.ly/Habitar-PDF

================================================================================

29/6/22

La revolución de lo pequeño

 -¿Estás bien? ¿Necesitas ayuda? ¿Te puedo echar una mano? ¡Con estos calores...!

-Estoy bien, muchas gracias. Tengo el coche ahí mismo, pero da gusto encontrarse con gente así, como tú. 

Ella arrancó satisfecha, pues ya había cumplido. Se había detenido al verme parado junto a la enorme maleta tomando aire. Me había interpelado sólo por altruismo y ya no tenía sentido seguir hablando. La respuesta me salió del alma. Nada más lejos de mí echar flores huecas, sin genuino perfume, ni sentido.

No deberíamos perder tan fácilmente la fe en la humanidad, ni en su juventud. Las preguntas de la joven mujer se sucedieron con decisión y sin tregua. Venían para mi asombro desde un viejo coche que se detuvo a la par de mí. Yo remontaba el día pasado a pie, con un gran trasto sobre ruedas y evidente esfuerzo, la pequeña rampa desde la estación de tren de Altsasu al pueblo.

Es muy mala la costumbre salir de casa con todas las letras, con todos los documentos, correos y archivos digitales a cuestas. Hay que saber viajar como sentenció el poeta, "ligeros" y sin pesados “gigas” a cuestas. No se puede ir por el mundo pegado a un enorme ordenador que impide remontar con agilidad las cuestas. Podría arramblar con el ordenador pequeñito, pero los ojos están muy hechos a la pantalla grande, muy mal acostumbrados a tener siempre toda la información a mano. 

Es muy mal hábito adherirte de por vida a una máquina, porque después resoplarás en los días de calor tórrido y llamarás la atención de conductores y viandantes. De cualquier forma, me alegro de haber resoplado. Sí, yo estaba bien. Tan sólo un poco acalorado. En realidad, me sentía reconfortado en lo interno, cada vez más convencido de la revolución de las pequeñas cosas, de que son los cotidianos gestos de humanidad los que en realidad contribuyen a cambiar para bien nuestro mundo. Yo me sentía bien, feliz de constatar que hay una juventud que no tiene prisa para llegar a ningún lugar, que se detiene en su camino las veces que haga falta para asistir a quien lo pueda necesitar, al cabezón, por ejemplo, que se lleva a todas partes su entera vida a cuestas. 

Ella arrancó desconocedora de que en realidad ya me había quitado el mayor peso, el de pensar que el humano a la salida de su estación, de su largo letargo egocentrista no tenía remedio, ni futuro. Estos días están cambiando los mapas políticos. Colombia, Francia y Andalucía acaparan la atención de los medios. Nos alegramos cuando nuestros colores ganan apoyo y ascienden. 

“El Gobierno de los nadies y para las nadies” se instalará felizmente  en Bogotá. El país hermano camina a paso firme del miedo a la reconciliación, de la violencia a la paz. Nos complacemos cuando nos enteramos de que Gustavo Petro entra decidido a poner coto a una historia de abismales diferencias sociales, cuando las fuerzas de progreso en Francia toman más asientos en el Parlamento, cuando la moderación y el equilibrio ganan adeptos en las filas de los populares…, pero a la postre sabemos que todo ello carga con importante ficción. Queremos que desde lejanos despachos transformen un día a día que en realidad nos corresponde mayormente a nosotros y nosotras transformar. 

Más que nuestra opción política prospere, más que el color del sobre que introduzcamos en la urna de cristal salga triunfante, es nuestra actitud de vida en medio del inmenso escenario planetario, son los gestos de ayuda y cooperación sencillos y diarios, los llamados a ir transformando poco a poco la realidad. A la postre es nuestra actitud solidaria para con el prójimo la que inaugurará un escenario local y global más halagüeño. 

El “¿Estás bien…?, la preocupación y vigilancia del otro, el sentimiento de que el otro es con nosotros y nosotras, de que nos interesa, representa la antítesis de ese tentador “¡Sálvese quien pueda!” que igualmente cosecha sus adeptos en nuestra sociedad con fuerte impronta materialista. “¿Estás bien…?” ya sea por el calor intenso de estos días, la enfermedad, las llamas cercanas, las guerras más alejadas… El sencillo y elemental “¿Estás bien…?”, ante cualquier azar de la vida, ya inmediato, ya en apariencia distante, nos vacuna ante el virus más peligroso y despiadado que jamás hayamos podido llegar a conocer: el individualismo. 

==============================

Autor: Koldo Aldai (koldo@portaldorado.com)

============================== 

El retorno del no Yedi (XIX) (4 de 4 – 4.1 -). Deéelij

Matizando a Pitt (4.1)

Menudo principio de autoridad ha constituido que Angelines, en el poste anterior, expusiera su testimonio de cómo le fue el primer día de escuchar el audio. Mucho más que cuando conté lo que me había sucedido con el uso del audio en mi persona; lo que refleja maravillosamente que el lector no me considera un principio de autoridad creíble de entrada, y esto evidencia que los lectores tienen criterio propio y capacidad de decisión con respecto a lo que leen y no se creen de entrada lo que yo pueda contar, por tanto, os felicito, Almitas, no me creáis jamás, que ya mostré cómo me equivoqué con el cuento de la ascensión a 5D y luego tuve que rectificar mi error; no obstante, también, en aquellos escritos sobre la ascensión a 5D dije que no me creyeran, que lo comprobaran. Así que de nuevo felicidades, no me creas a mí, solo mira a ver si puedo estar en lo cierto o te estoy conduciendo de nuevo a una calle sin salida. Lo digo muy seriamente, pues últimamente lo cuestiono todo, hasta la existencia de dios, pero de ello hablaré más adelante, quizá en “El retorno del no Yedi (XXI)” que entre medio hay tela por cortar aún. Pero considero necesario cuestionarlo todo y sacar uno sus propias conclusiones no sea que sigamos almacenando sistemas de creencias falsos. Por cierto, a raíz de esto, y es una cuestión que he comentado con varios de vosotros, y aquí lo dejo más que claro, por si no quedó claro en el pasado: la falsa espiritualidad vende a un dios en lo externo, la verdadera espiritualidad te indica que lo encontrarás en lo interno. La falsa espiritualidad suele terminar en “ismo”, por ejemplo, cristianismo, catolicismo, judaísmo, islamismo… algo así como sucede en la política, que te dicen que la solución está en lo externo y te lo venden con más ismos: capitalismo, fascismo, comunismo, totalitarismo, socialismo… Por tanto, cuando alguien que ofrezca espiritualidad e indique que los ejemplos a seguir están fuera de uno, ya sabes que te están vendiendo una falsedad, así que depende de tu buen criterio comprar esa mierda y tomártela, ya sabes de los resultados: pierdes todo tu poder y lo depositas en el cura, en el rabino, en un santo, en una virgen, en una religión... y esto a lo que nos han ido acostumbrando desde que nacimos en este espacio donde la maldad y la mediocridad siguen manteniendo su poder pues nos enseñaron a delegar el propio en manos externas, manos corruptas, envilecidas, aberradas y sicópatas. Y lo mismo hace la falsa espiritualidad, desde personas que están igual de aberradas que los Gru y sus Minions, venderte que la solución está en mirar fuera en vez de ayudarte a encontrar dentro donde tienes todo tu poder, en tu ESENCIA PRIMA Y DIVINA. Ah, si aún  quieres el audio, solo lo pides y listo, pues el testimonio de Angelines ha hecho que haya más peticiones que la semana anterior. 

        Os dejo un testimonio sobre algo que le ayudó, vete a saber qué:

 

De: Rosacruz Trigo [mailto:rosacruzt@gmail.com]
Enviado el: jueves, 23 de junio de 2022 23:07
Para: Deeelij <deeelij@gmail.com>
Asunto:

 

Hola Deéelij, 

 

Cómo estás… Además, en mi vida he tenido tres experiencias extrañas que siempre he calificado de "místicas " (por ponerle un nombre) la primera fue la más intensa y quizá, dándole vueltas al tema, tenga algo que ver con lo de las líneas de tiempo. La experiencia fue hace ya unos 10 años, estaba en la casa de campo de una amiga celebrando un encuentro de mujeres en luna llena, había una hoguera magnífica que mi amiga había encendido y alrededor cojines para sentarse, todas estaban de pie hablando entre ellas antes de empezar el encuentro. Entonces, yo me senté en un cojín y en ese momento todas desaparecieron, no había nada más que el cielo, los árboles y la tierra y tuve la certeza de que todo estaba unido, no había diferencia entre unos elementos y otros y yo formaba parte de todo eso. Duró unos segundos, pero fueron muy intensos, aún lo recuerdo con nitidez.

Las otras dos son parecidas, pero una fue en una playa por la noche y la otra en la azotea de un amigo. Un matiz de la de playa fue que nada desapareció simplemente tuve la sensación de que estaba al otro lado de la playa al mismo tiempo que donde estaba además de la sensación de unidad. 

Bueno, no sé si hay relación entre estos conceptos y esos sucesos...

 

Ahora un testimonio que quiere el anonimato, pero de cómo fue asistida por algo, ¡vigilante, ángel de la guardia, Guía…?:

 

Esta experiencia, me ocurrió en un momento muy triste y diría dramático también, de mi vida y hasta el día de hoy, la recuerdo, con el corazón encendido.

El contexto es más o menos así:  vivía en casa de mis padres ya fallecidos, con mi hija pequeña y pasando días que se hicieron años, muy malos, sin encontrar trabajo después de que mi marido nos dejara.

No encontraba una salida, estaba sin recursos y sin nadie a quien pedir ayuda. Me angustiaba que mi hija tuviera que pasar necesidades. La situación empeoró y una noche con una tristeza insoportable ya, porque al día siguiente, ya no tenía con qué comprar alimentos, decidí que me quitaría la vida, también a mí pequeña; si solo yo moría ella no tendría quien la cuidara. Realmente me sentía desamparada, y no quería esta vida ni para mi hija ni para mí. 

Pensé largo rato como hacerlo, para no tener fallas y que resultara en más dolor aún. Y encontré la forma.

Me tendí sobre la cama esperando que mi hija se durmiera, para proceder, mientras lloraba y pedía perdón por lo que estaba a punto de hacer.

En ese estado y sin quererlo, me quedé dormida. Y a las tres de la mañana, del reloj de mi muñeca, alguien me sacó de la cama, así como lo digo, alguien me sacó de la cama, medio dormida y en la oscuridad me impulsó (digo impulsó, porque no era un empujón físico) al patio y luego a una pieza que fuera el taller de mi padre en vida y que estaba cerrado desde hacía cinco años. ¡Y siguiendo ese impulso que no era mío, como un autómata que no sabía lo que hacía, encendí la luz, subí a una escalera!  y me puse a limpiar las estanterías, a quitarles la tierra con la manga de una camisa que llevaba puesta. Saqué frascos con tuercas, clavos, una caja con una cadena rota, un martillo, seleccioné lo que servía y separé lo que no y lo tiré a un recipiente para desechar... Y no era yo misma, créanme que no era yo la que estaba a las tres de la mañana limpiando estanterías de un taller en desuso. Seguí sin la menor noción del tiempo y con una ansiedad por terminar rápidamente con esa tarea rara. Limpié el último estante completo, pasé al segundo, tiré más frascos después de revisarlos, una lata que no podía abrir, a la que le di un golpe y no abrió, entonces me ayude con un destornillador, finalmente, abrió y adentro solo había papeles de diario enroscados, muchos, apretados y enroscados, me dio curiosidad y cuando camine con la lata en la mano buscando más luz, vi que no eran papeles, eran dólares.

Me senté en el piso y lloré tanto... y quería agradecer, pero no sabía a quién...

Nunca supe que mi padre tuviera dólares guardados. Nadie sabía. Pero si recordé que cuando estaba en agonía en un hospital, me hacía llamar para decirme algo, que no pudo porque ya no le salía la voz. Solo me miraba y lloraba...

El conocía mi situación y pensé que había llorado por eso.

El dinero era bastante, para vivir bien, pero en pocos meses no lo necesite porque encontré un excelente trabajo. Pero llegó en el momento justo, como un golpe en el pecho.

La casa fue vendida.

Si no me hubiese sucedido esto, el dinero tal vez terminaba en la basura, que es lo de menos, pero yo no estaría hoy para contarles este milagro. Que no es frívolo, no es plata, se trató de la vida. De dos vidas. La vida que elegimos; la que yo elegí y que cada tanto, cuando la pierdo de vista, una Presencia amorosa me la devuelve. 

Hoy tengo 69 años y ningún mérito, soy una del montón, nadie especial, pero he tenido muchas muestras de que somos profundamente amados, e imprescindibles en el lugar en que ocupamos.

 

Sigamos ahora con las matizaciones de Pitt

 

También he aprendido otra cosa; mejor dicho, la he aprendido con más rotundidad y con un aspecto añadido que te va a chillar cuando te lo cuente. O quizá te va a chillar todo lo que te cuente desde ya si lo anterior no te ha volado el tarro. Si bien ya sabíamos desde hace mucho, que nadie vendría a salvarnos, ni los ETs, ni los sombreros blancos, ni Q, ni San Trump, ni el Santo Putin, y mucho menos el sabelotodo de la conspiración de Rafapal, o los restos de los nazis que se fueron en sus platillos volantes a la Antártida… De lo que se trata, ahora, es de confirmar, ratificar y asegurarse de no esperar ninguna ayuda de nada ni de nadie, ni desde dentro, ni desde fuera. Y cuando digo desde dentro, me refiero a que no se cuente con la ayuda de nada físico o/y material. No cuentes, nunca jamás, con ayuda de aquí, del mundo físico, nada ni nadie de lo físico/material será una ayuda para nada, aquí esto depende de cada uno, del proceso interno que cada uno haga, de su introspección, de su conexión Álmica, de su proceso íntimo y único llamado despertar conciencial, no beatitud espiritual o espabilado social.  Esa “salvación”, solo depende de ti, no busques ni esperes apoyos o ayudas, estás solo, vas solo, y así ha de ser, dado que lo haces desde tu propio SER. Porque en el buscar esos apoyos, esos apoyos hoy están y mañana pueden desaparecer, ya lo dije antes. Por tanto, si desaparecen y te estabas apoyando en ellos, pierdes (estás en el juego de ganar y no perder), y esa pérdida, como mínimo, te desestabilizará. Esto no quiere decir que no confíes en tu pareja o hijos; sí, sigue confiando en ellos, pero de lo que se trata es que no dependas ni siquiera emocionalmente de ellos, y esto no quiere decir que dejes de amarlos, no, en modo alguno, eso quiere decir que si desaparecen de tu vida, no se produzca un descalabro emocional del que no poder salir y te hundas en un pesar sin reparo posible. Incluso has de plantearte que si pese a que esas Almitas que existen en tu vida desaparecen, no pasa nada, tú vas a un lugar y ellas a otro, en realidad nada se pierde, solo que estamos en espacios distintos. De lo que se trata es que sólo CONFIES en ti (en tu SER) y en nada ni nadie más, y de nuevo matizo, no se trata que desconfíes de tu pareja porque pueda engañarte o traicionarte, no, declaradamente no, se trata de que para eso de “salvarte”, e incluso de fabricarte una línea de tiempo nueva para ti, solo y exclusivamente has de confiar en ti (en tu SER). Que la CONFIANZA en uno es la clave, aunque como me pasó a mí, mientras estuve en aquella línea de tiempo secundaria mi confianza en mí no fue real pues estaba supeditado a la interferencia de un chip, supongo. Y que incluso cuando vuelvo con el puto chip desactivado, recuperar mi confianza llevó un tiempo, lo aseguro. Así que deduzco que esto depende de la CONFIANZA en uno (propio SER), así que de mi CONFIANZA en mí (SER) dependerá mi vida o lo que con ella quiera realizar en el futuro desde el tiempo actual. Y la otra cuestión a matizar aquí, es que tampoco hay que apoyarse en lo no físico y no material, es decir, los Vigilantes solo vigilan que cumplamos con nuestro independiente plan de vida, no están ahí, por lo visto, como el genio de la lámpara mágica de Aladino para “salvarnos” de nada específico, o estar en el consentimiento de deseos, o eso entendí de Pitt. Ni hay que estar en suplicar a la Totalidad, ni a tu Guía, pues acorde a lo sabido por el Vigilante ese al que se la tengo guardada, los de fuera no intervienen dado que nuestro pacto es meternos aquí y salir de aquí solitos. Así que por mi parte ni pido, ni solicito, ni espero ayuda por ese lado, no obstante, si quieren echar una mano será bien recibida, pero no la espero en desesperanza. Por ello, sea lo que sea que quiera en mi vida, lo realizaré en función de la CONFIANZA que en mí (SER) posea, y la misma se puede cimentar en las experiencias que pueda crear por mí mismo sin partir desde sistemas de creencias no sólidos ni comprobados. Solo se ha de partir de una certeza adquirida tras una experiencia vivida limpia de un sistema de creencia que la haya creado.

Sí, sé que quizá sea denso el párrafo anterior, pero tendrás que leerlo alguna vez más para comprenderlo si no lo has pillado. No obstante, te pongo una metáfora de cómo observo esto. Al nacer caes en un pozo de lodo y mierda del que te limpian como pueden, pero del que sigues manchándote porque estás en un pozo de lodo y mierda. Cuando te das cuenta, observas que además hay luz arriba, y que algunos te dicen que existen quienes han subido hasta arriba y que cuanto más arriba subes, mejor se está y más lejos del lodo y la mierda te alejas. Así que procurar medrar e ir escalando esos puestos en la sociedad del lodo y la mierda, alejándote lo máximo de la misma, se convierte en tu afán diario (sin darte cuenta que entras en el juego del ganar y no perder). Así pues, vas consiguiendo subir no sin gran trabajo, sudor y lágrimas. Pero si despuntas y brillas con luz propia, de golpe notas que caes abajo un poco, si no del todo, y además te hacen creer que quien te la ha jugado es alguien que estaba cercano, pero buscas y no encuentras realmente al que te la jugó. Lo que no sabes es que ha sido la lluvia que llegaba desde arriba y que te hizo resbalarte de la sujeción donde te habías anclado, pero lo peor es que no sabes que no es lluvia lo que te caía, sino que es el meado de Gru y los Minions que están en el brocal del pozo sin dejar salir de ahí a nadie, diciéndote que la culpa es de la lluvia cuando son ellos que se mean encima de ti, y tú sin saberlo aún, y sin dar crédito a quien te dice que arriba está Gru y los Minions que se mean en ti jodiéndote cualquier impulso hacia arriba, más si eres brillante, pero te empeñas en decir que ha sido la lluvia. Pero como estás acostumbrado a oler el lodo y la mierda, no distingues el agua de lluvia del meado de Gru y los Minions. Y así llegas al punto en que te das cuenta que los que llegan arriba del todo, pero sin salir del pozo, son aquellos que le siguen la corriente a los que les meaban (Gru y los Minions) y prometen que si dejan de mearles, serán ellos lo que se meen encima de los que están por debajo evitándoles a Gru y los Minions, que están fuera del pozo, que hagan nada más al respecto para que nadie se salga del redil del pozo. Entonces, cuando te das cuenta del juego de subir la piedra a la montaña como en el mito de Sísifo, del juego de subir y salir del pozo, cuando te das cuenta de que el juego es ganar saliendo del pozo, pero que siempre pierdes porque te tiran desde arriba haciéndote creer que quien te tira es alguien que lo hace desde abajo, justo cuando te das cuenta de ello, puedes ser consciente de seguir en eso de ganar y perder, y tras conocerlo, mientras soportas las meadas de los de arriba y procuras sobrevivir lo mejor posible sorteando las meadas procurando no perder la altura ganada; aunque cuando seas mayor, ya no tendrás fuerzas para sostenerte ahí y terminarás donde empezaste, en el fondo del pozo, en el lodo, seguramente de una residencia de ancianos si tienes suerte, porque puedes terminar en la puta calle. Pero si te das cuenta de dónde estás metido, has de ser consciente que la salida, la “salvación” no depende ni de los de tu lado ni de los de abajo, ni de los arriba o de los que están allí arriba en esos cielos que adivinas existen por encima del brocal del pozo, sino que la solución está en ti (tu SER), y que se trata de cavar un túnel en la dirección que gustes, pero no en empeñarte en seguir escalando más hacia arriba, que luego, ya sabes, dicen que llueve cuando te están meando. 

 

Por tanto, nada ni nadie vendrá a sacarte de este pozo. Solo sales del mismo de dos maneras, (1), muriendo dentro del pozo, eso ya lo sabías; o (2), cavando tu propio y exclusivo túnel en cualquier dirección y de esta forma te alejas de esa línea de tiempo que marca el mismo pozo (en vertical), y te construyes la tuya propia (divergente), pero sin invitar a cavar en tu túnel a nadie, sino invitando a que todos caven en la línea que quieran sus respectivos túneles (líneas de tiempo) y luego os veréis lejos del pozo y del brocal del pozo donde están los dueños del mismo. Sí, es la “salvación”, por ti mismo, pero depende de tu confianza en ti (tu SER) y en salirte del sistema de creencias o de los sistemas de creencias que el sistema del pozo te ha estado vendiendo desde siempre. Y ahí estoy yo, cavando mi túnel… No sé adónde llegaré, pero sé de dónde me salgo y dónde no quiero volver más, pues me salí del juego que el pozo plantea y que es irresoluble pues es engañoso y solo se trata de ganar para terminar perdiendo. 

        Lo que te decía Almita, recuerda que dije que no eres el propietario de nada, que la propiedad es del estado, y que el mismo te da un papel que dice que eres el titular; sí, el titular de uno de esos ladrillos del pozo donde te has afianzado, pero no eres el propietario del ladrillo del pozo que le pertenece a Gru y los Minions, y que sin embargo por estar ahí aferrado a ese ladrillo, has de pagarles impuestos con los que ellos te darán el servicio de limpieza, y ves que cae agua que limpia esos ladrillos donde vives pero en realidad aún no te has dado cuenta que siguen meándote y te crees que están limpiando las calles. Y encima si pones pegas, te multan, ¡que no hay que protestar, jolines, que no te quejes por estar agarrado a un ladrillo que es de su propiedad!

Mirad, Almitas, una Menestra del desgobierno de Espakistán, hace tiempo atrás, dijo que los hijos le pertenecen al estado (son de su propiedad), y que no les pertenecen a los padres. Y en realidad es cierto. De esto ya hablé, pero lo reitero. Cuando solicitas la anotación de tu hijo en el registro civil, lo inscriben con las letras de su nombre en minúsculas (por lo general), pero al pasar el nombre al libro de familia y al DNI, lo ponen en mayúsculas, y de esta forma se establece un contrato real jurídico de la persona física (nombre en mayúsculas) con el estado, que es una empresa, en definitiva. Por ello tiene tu propiedad física al trasladar tu nombre de minúsculas a mayúsculas. Al cambiarte el nombre de minúsculas a mayúsculas, sin advertirte, te retiran de la ley natural donde tienes unos derechos inalienables y garantizada tu libertad en todos los órdenes, y te pasan a la ley positiva (de su invención) donde ya eres una persona física-jurídico-comercial que establece un contrato de pertenencia de propiedad de tu fisicalidad y de todo lo que produzca tu fisicalidad con y para el estado. Por ello, tú, nunca ganas nada en propiedad, porque la propiedad de tu persona física es del estado. Tú sueñas que tienes propiedad privada por tener un coche o una casa, pero en realidad tienes un título para usar eso que por igual le pertenece al estado, (1) porque tú eres propiedad del estado; y (2), porque todo lo que tu produzcas (bienes, servicios…) le pertenece en propiedad al estado que te ha dado licencia para producir productos para su pertenencia y propiedad, que luego dice venderte para tu uso haciéndote creer que son tuyos porque te da un título sobre los mismos, pero al mismo tiempo los grava con impuestos y multas si no los usa como el propietario dice que ha de ser usado.

        Tú, Almita, que me lees, si no me crees, que así has de hacerlo, investiga por tu cuenta, y te darás cuenta que te digo la verdad. Almita, el estado te considera persona física (no persona natural o Ser humano que es la definición real), por ello el “impuesto sobre la renta de las personas físicas”, y sigues pagando este impuesto cuando yo dejé de hacerlo hace más de 20 años, pero no te has enterado aún que sigues siendo propiedad del estado, pero no solo tú, sino tu pareja, hijos y teórica “propiedad privada”. Vives en el pozo de lodo y mierda del velado estado totalitario global que ahora se está haciendo más fehaciente y notorio en la actual línea de tiempo de la que ya he comenzado a salirme, pero sigues siendo un esclavo sin propiedad de ninguna clase, ni siquiera sobre tu persona, pues no te consideran persona natural (Ser humano) que se rige por la ley natural, sino que te consideran persona física acorde a la ley positiva que ellos se han inventado y a la que te acogiste al firmar el primer DNI. Sí, te engañaron, no te dieron a leer la letra pequeña de esos documentos que se firman con el DNI con el nombre en mayúsculas, ni te advierten qué pone el contrato que firmas. Pero por lo menos reconócelo y pon algo de remedio, que yo ya conseguí que me reconozcan mi nombre en minúsculas y llevo 20 años evitándolos, considerándome una persona natural (Ser humano) que se acoge a la ley natural y que no juega el juego de la ley positiva del pozo de lodo y mierda de ganar y no perder, cuando nada ganas y todo lo pierdes.

        Llegados aquí, pregúntate ¿qué has ganado en propiedad en toda tu vida de esclavo del sistema del pozo de lodo y mierda totalitario? ¿Te lo digo? No has ganado nada, materialmente hablando, has ganado sudor, sangre, lágrimas, sufrimiento y tormento, si a esto se le puede llamar ganar algo, pero al mismo tiempo es perderlo todo, pues todo lo que has producido es del estado, aunque te hacen creer que tienes “propiedad privada” y que eres libre porque tienes derecho a votar. Llegados a este punto, ¿cómo tienes el orto y el ocaso, Almita?

        Entonces, Deéelij, ¿Adónde ir ahora? No sé dónde quieres ir, ni soy quien para recomendarte nada al respecto. Solo sé adónde no quiero volver, ni estar, y sé que voy a alguna parte lejos de esto, aunque en ese cavar un túnel propio de salida al exterior, mi pequeña cueva se derrumbe y muera sepultado, pero lo haré, con libertad, con dignidad, con honor y con la propiedad intransferible de mi túnel-cueva.

        Pitt, salga o no de este túnel-cueva, ten por seguro que te pillaré, que no me sacaste del pozo, que me dijiste que llovía cuando se meaban los de encima.

        Y sí, Almitas, ya dije que esto era una guerra vibracional, pero a estas alturas no observo que haya lo suficiente de vibración energética positiva para contrarrestar a la negativa que han creado Gru y los Minions, porque a estas alturas yo ya hice mi parte, desde casi hace 20 años, a mi manera, con más o menos acierto, y ahora ya, desde enero, decidí cambiar mi realidad y ya me he enterado que la clave es salirse del juego, y lo he hecho, e incluso parece que se puede hacer más, que es crear una realidad o línea de tiempo distinta, según mi Vigilante que mal me ha vigilado, así que si se sigue esperando a que alguien o algo en el mundo físico y material, o a que algo o alguien en el mundo no físico ni material venga a solucionar esto, me parece que algo no se entiende. Si sigues con esas esperanzas en cuestiones externas, la frustración va a ser continuada y no habrá más que lo de siempre, con ligeros cambios, con breves pausas de apariencia de que esto se está ganando. Y de seguir así, insisto en que la frustración será continua si se espera eso y no haces algo por ti mismo de una vez.

Sí, me reitero, es una guerra espiritual y vibracional, así que si no despiertas de una vez, ni elevas tu vibración, te queda la opción de salirte del sistema como he hecho; puedes ir con los demás a la desobediencia civil e insumisión fiscal; o crear una nueva línea de tiempo, pero poneros de acuerdo. En fin, Almitas, que aquí me parece que hay un despierto: Emilio. Un puñado de sobradillos beatorros espirituales, una pasada de espabilados que al igual que los de antes, esperan a algo que les salve, es decir están sentando en el “VA-” esperando que llegue alguien y haga el “-MOS”; y hay un dormido: yo. Yo me estoy durmiendo de aburrimiento existencial en la línea de tiempo de un pozo lleno de mierda y lodo; pero a la vez despierto a mi nueva línea de tiempo.

        En fin, no sé cómo decirlo y que salgas de estar tumbado en el sofá esperando a que te saquen las castañas del fuego y que no pongas en acción algo de lo que he propuesto, o ir a hablar con otros y organizaros… Porque si la conclusión es la que he recibido de gracias por decirnos que no solo tenemos un Guía sino también un Vigilante… ¿En serio? A ver ¿qué te han solucionado hasta ahora tu Guía y Vigilante en esto que de verdad quieres solucionar de la guerra (pozo de lodo y mierda – ganar y perder-) en la que nos metimos desde que nacimos? ¡¡¡WOW!!! Pues entonces sigues sin entender que (1), o creces en confianza y sales por tus propios medios del pozo; o (2), nadie vendrá a socorrerte, ayudarte, salvarte ni similares. 

 

Pitt, sigo sin olvidarme de ti. Sólo que salga de mi túnel (línea de tiempo nueva) y te pille, o que no salga y se me inunde de tierra en el mismo… da igual, te encontraré y ya sabes lo que haré con tu avión de ejecutivo… por el orto, y hasta el ocaso… ¿En serio estás orgulloso de tu vida encarnada de Vigilante? ¿Te han dado una medalla Gru y los Minions? A ver qué le dices a la Totalidad cuando vuelvas, que ahora entiendo que hayas pedido una reasignación a ver si así limpias un poco tu curriculum de Vigilante fracasado. Yo, al menos, mantengo mi dignidad y preservo mi honor, como bien me dijiste al oído antes de separarnos en aquel abrazo, pero no creo que tú seas un ejemplo en ello, porque tu dignidad se diluyó cuando me perdiste y tu honor se apagó cuando me abandonaste y dejaste que me secuestraran tres veces con menos de 6 años.

        Almita, sé, mejor que Pitt el Vigilante, que se puede, que no es complicado. No esperes más, da el primer paso, sal del sofá, haz algo; se puede hacer mucho mejor, y mucho más, que lo que ha hecho Pitt en su vida encarnada de Vigilante.

        ¿Sigues sentado en el sofá, esperando? Conozco esa técnica, es la misma que la del avestruz metiendo la cabeza en la tierra ante un depredador pensando que al no verlo no le va a devorar.

        Bien, pues llegamos al final de la… página ocho, y ya sabes, a esperar a la siguiente semana.

         

Comunicado de Emilio Carrillo

Quien ahora escribe es Emilio Carrillo, y no soy Deéelij, pues somos personas distintas, aunque aún hay quienes piensan que soy yo con un pseudónimo.

Le pedí a Deéelij que anunciara la terapia, que recibió por psicografía, en este Blog y no en otros lugares de publicidad porque, estando más enfocada a las personas que ya han iniciado su despertar espiritual, o están ciertamente avanzadas, pero aún les queda algo por conseguir (eliminar su ego, reconectarse con su alma, tener control emocional…), este Blog posee los lectores adecuados para lo que se ofrece. Además, muchas de las cuestiones que comparto en conferencias, seminarios, retiros… se pueden asentar mejor con ella, como un plano a construir, ayudando la terapia en la construcción.

Para solicitar la ayuda terapéutica dirigirse a: deeelij@gmail.com

 

Comunicado de Deéelij

Si quieres recibir esa terapia anunciada por Emilio, quien la imparte soy yo, no Emilio, que os asustáis cuando en el primer contacto por video conferencia veis que no es Emilio y os lleváis un buen susto. Si quieres recibir esa terapia, has de contar con una hora y media al día para ti para poder ir ejecutando lo que te iré mostrando en el proceso terapéutico, así que si no dispones de ese tiempo, no pasa nada, deja pasar el momento hasta que tengas ese tiempo para ti. Cuando contactes conmigo deja un número de teléfono la que mandar número de móvil o celular al que poder enviar un WhatsApp y desde ahí establecer un contacto para explicar lo que necesites y determinar, en su caso, cita para comienzo de sesiones online.

 

Audio libro: https://www.ivoox.com/podcast-deeelij-2022_sq_f11441821_1.html

Actualizaciones de “Todo Deéelij”: en deeelij@gmail.com

==================================================================