30/11/20

"Reflexiones sobre la Consciencia y la Sociedad Distópica", por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=8ueS0UFMjII

Vídeo (duración: 00:58:02) de la entrevista compartida por Emilio Carrillo para La Ventana de Lydia, el 27 de noviembre de 2020, titulada Reflexiones sobre la Consciencia y la Sociedad Distópica.

=================================================

Bioeconomía o el "Tercer camino" (Visión sistémica del mundo: 46)

La década de los años setenta, hay que reconocer que fue muy importante para la Humanidad, porque de alguna forma supuso algo así como el antelucano, las primeras tenues luces del amanecer de una Humanidad que vivía la resaca del colocón provocado por esa borrachera que nos cogimos todos en los cincuenta y sesenta, al creer que podíamos crecer económica y socialmente hasta el infinito. Y en los setenta surgieron las primeras mentes que advertían de que la Humanidad se iba a meter, con esa ideología “progresista”, en un callejón sin salida, el actual, la alucinante distopía en la que nos encontramos.

Al tiempo que el Club de Roma emitía su primer informe, un matemático, estadístico y economista rumano, Nicholas Georgescu-Roegen publicaba en 1971 el libro “La Ley de la entropía y el proceso económico” en el que por primera vez a alguien se le ocurre establecer una correlación entre la Segunda Ley de la Termodinámica y el devenir de los procesos económicos del mundo. Esa relación entre la Termodinámica, que gobierna los procesos vitales y la Economía es por la que su obra se considera como el nacimiento de la nueva Termoeconomía o Bioeconomía. Es decir, el nacimiento de una teoría económica por la que se evidencia la flagrante violación que el ser humano comete de las leyes que rigen la vida, en su actividad económica, dejando absolutamente invalidadas tanto las corrientes capitalistas (economía neoclásica) como las marxistas, porque en ambas tendencias, el ser humano destroza salvajemente las leyes que gobiernan la Naturaleza.

Lo que dijo G-Roegen en su libro es lo que se ha querido demostrar a lo largo de esta serie dedicada a ver el mundo desde la perspectiva del pensamiento sistémico. El proceso económico no es sino una extensión de la evolución biológica, por lo que los problemas más importantes de la Economía han de ser abordados, si se les quiere dar solución, desde esta perspectiva.

Lógicamente, este planteamiento, en un mundo borracho de ambición económica, tuvo poca o nula repercusión. Interesante académicamente sí que era y en la Universidad tenía sus seguidores, pero este enfoque no tenía ninguna posibilidad de conmocionar al Banco Mundial, ni a la familia Rothschild, ni a los Rockefeller, ni a George Soros, obviamente, pues era para ellos una amenaza. No obstante, otro científico, en este caso un doctor en Biología y GenÉtica, el iraní Mansour Mohammadian, tomó el testigo y siguió desarrollando la teoría, como un león que ruge y clama en el desierto. A este hombre sabio y viejo (old and wise), he tenido el placer y el orgullo de conocer personalmente y, es un honor para mí tratar de tomar, a su vez, su testigo para dar a conocer a la gente, la sabiduría que encierra el término Bioeconomía, porque es y entronca perfectamente en “la Visión sistémica de la vida y del Mundo”, porque supone la aplicación práctica de esa visión sistémica del Mundo.

 

1.- Trifurcación

La lógica dialéctica de la Bioeconomía de Roegen y Mohammadian es la de desterrar el principio del “tercero excluido”, el principio aristotélico que descarta la posibilidad de una tercera vía, de un Tercer Camino para la búsqueda de la verdad. O “A” o “B”, pero no “C”. Pues bien, la tesis bioeconómica es admitir “C” como vía de solución del dilema “A” o “B”, al no ser ni “A” ni “B” caminos viables para encontrar la Verdad. Esta es la tesis del “Tercero incluido”.

Para entendernos, si “A” es el capitalismo, la economía neoliberal y “B” es el marxismo – comunismo, creo que no hay que ser muy listos para evidenciar que ni uno ni otro han sido capaces de hacer de este mundo una Arcadia feliz, un mundo de amor y paz, sino que poco a poco han convertido este mundo (los dos), en el infernal MODELO 1 en el que vivimos y hemos visto y analizado en el libro “Consciencia y Sociedad distópica” y en las entregas de esta serie “Visión sistémica del Mundo”.

Estamos, por tanto, no ante una bifurcación para resolver los problemas del mundo, la rancia alternativa o capitalismo o comunismo, sino ante una trifurcación, que no es una componenda entrambos, una economía social de mercado, sino una tercera vía, un Tercer camino. Es como pasar de un mundo de una dimensión (izquierda-derecha) y un mundo de dos dimensiones. O de uno de dos dimensiones a uno de tres. Es decir, un salto dimensional para la vida humana. Un auténtico Nuevo Paradigma, el salto del paradigma del MODELO 1 al paradigma del MODELO 2

Lo malo es que elegir el Tercer camino supone una “trifurca” (dividir en tres) previa, una crisis total y completa del Mundo tal y como lo conocemos, cosa que a estas alturas no puede ya extrañarnos.

2.- Una Revolución Ética

Decíamos en la anterior entrada, 45.-Modelo 2, que este MODELO 2 del Mundo se tiene que basar inexorablemente en una revolución Ética y en el imperio del Amor, visiones tan idílicas como imprescindibles para su viabilidad, condiciones que ni se cumplen ni se pueden cumplir en el entorno del MODELO 1. Es decir, en el MODELO 2, la Economía tiene que ser mucho más que el mero intercambio de bienes y servicios a cambio de dinero sobre la base de las leyes del mercado.

No es posible salir de la pobreza moral ni de la infamia que rezume la frase “bordear la legalidad sin que importe la moralidad”.

Esta frase la debe tener grabada a fuego cualquier contable, cualquier gerente, cualquier empresario, que pretenda sobrevivir en la despiadada arena del mercado y cualquier político que quiera llegar a ser presidente, como estamos viendo. Esta frase, grabada a fuego es la esencia del MODELO 1, donde con tal de medrar “vale todo”, lo ilegal, lo amoral y, sobre todo, la mentira. Así que es condición sinequanon la erradicación total y absoluta de esta villanía ideología.

Es por ello por lo que no se pueden abordar los tres requisitos de la Nueva Humanidad, Bioeconomía, Ética y Amor de modo independiente, sino íntegramente, porque cualquier expresión relativa al MODELO 2, requiere necesariamente de los tres requisitos. O, dicho de otro modo, no es posible el Tercer Camino sin una revolución Ética y sin el imperio del Amor, porque los tres son y constituyen una misma esencia.

3.- El Pensamiento bioeconómico

En su libro “Bioeconomía, la Economía del Tercer Camino” (2008), Mohammadian hace un recorrido por las diferentes alternativas de aplicación de este pensamiento. (Podéis ver la reseña que escribí en 2009, cuando leí el libro que me regaló Mansour, y que he colgado en nuestra web sociedaddistopica.com, con el título “El tercer camino”)

Empieza haciendo referencia a la Agenda 21 local y nacional, que tiene sus orígenes en el Programa 21 de Naciones Unidas aprobado en la Conferencia de Río de 1992 y que Agustín Hernández Aja, Catedrático de Arquitectura de la Politécnica de Madrid describió como “el esfuerzo colectivo de un municipio para llevar a cabo un acuerdo entre los distintos sectores de cada comunidad local, acerca de la realización a largo plazo de un plan de acción hacia la sostenibilidad; en este sentido, se deben establecer objetivos, metas, instrumentos, acciones, evaluación, criterios y métodos”. Es el programa mundial de acción para un desarrollo sostenible.

Describe modelos prácticos que se han llevado a cabo de la Agenda 21, el modelo ICLEI (International Council for Local Enviromental Iniciative) y el DEYNA (Desarrollo y Naturaleza). Y refiere cómo en España, la ciudad de Soria trató de apuntarse a la Agenda 21 y convertirse en una ciudad sostenible.

https://www.soria.es/sites/default/files/public/contenidos/2012/ficheros/med-dossier.pdf

Si la Agenda 2030 no es otra herramienta de manipulación social que oculte intereses políticos, podría ser la heredera de la Agenda 21. Lo digo porque cuando nuestros políticos llevan en su solapa el pin de 2030, me hace sospechar, lo siento.

Otra iniciativa loable es el “Comercio Justo” a nivel internacional, una idea, como otras muchas, bastante antigua, surgida de la mente de E.D. Dekker en su libro “Max Havelaar” (Máximo beneficio) en 1860, una dramática denuncia de la salvaje explotación local de las Indias Orientales holandesas (la actual Indonesia), por las autoridades coloniales neerlandesas.

La Banca Ética, tipo Fiare, Triodos bank o Evo, un conjunto de entidades financieras cuyos productos no están condicionados exclusivamente al criterio del máximo beneficio (Max Havelaar) y la especulación. Invierten en economía real, productiva y no especulativa y, en algunos casos, hasta tienen estructura interna fundamentada en la participación cooperativa y en inversiones en Economía Real.

Todas estas iniciativas caracterizan el Tercer Camino, el modelo bioeconómico, que es un modelo holístico, sistémico, que contempla múltiples interacciones entre agentes lo que fundamenta el concepto de sistema como conjunto de múltiples elementos, íntegramente relacionados, con lo que se minoran los dos arquetipos básicos que destrozan la vida humana, el crecimiento sin límite y el desplazamiento de la carga que hemos visto en entregas anteriores.

Es una relación íntima entre Bioeconomía, Globalización y Sostenibilidad (steady state). El paradigma de la Bioeconomía es la integración de tres elementos fundamentales de la vida humana, 1.- los recursos naturales, biológicos y geológicos, 2.- los agentes económicos y 3.- la tecnología, desterrando el habitual antagonismo en el que han existido. Refiere cómo la globalización, como dinámica inercial de un mundo cada vez más intercomunicado, ha beneficiado exclusivamente a los grandes agentes económicos, pero provocando efectos demoledores en los que siempre han sido pobres, que ahora son aún más pobres si cabe. La apertura de los mercados mundiales, lo único que ha hecho ha sido incrementar la avaricia del demonio de Maxwell, incrementando aún más la desigualdad entre ambos lados de la caja, donde el demonio controla la puerta.

Esta integración de estos tres elementos supone experimentar un salto cuántico en la distribución de la riqueza, en equilibrar el peso de los factores económicos y no económicos, como única forma de luchar contra la pobreza. Es por ello por lo que la Bioeconomía no aborda una transformación del mundo económico y financiero, sino una transformación humana, integrando al hombre en el nivel natural del Planeta. Es devolverlo al Paraíso Terrenal, del que nunca debió salir.

Al que quiera, le dejo el mito de Adán y Eva y reflexione si es un simple cuento religioso o es algo más, que está en el origen de todo lo que estamos viviendo.

4.- La Economía del Tercer Camino

En palabras de Mohammadian, la Economía del Tercer Camino “es una actividad socioeconómica basada en factores no económicos entre seres humanos y en la empatía con los demás seres vivos, y no sobre una competición agresiva en búsqueda del máximo beneficio y el dinero fácil a cualquier precio.

Se centra en el paradigma de externalizar los beneficios e internalizar los costes o, dicho de otra forma, que los beneficios los disfrutemos todos y los desaguisados lo paguen los culpables, y no al revés, que al final los desastres lo tenemos que pagar entre todos vía recortes o subida de impuestos.

La “cuenta de pérdidas y ganancias”, cuando el Planeta y la vida humana están por medio, el balance entre el activo y el pasivo, entre la deuda y el haber, se llama “sostenibilidad”, en terminología sistémica “Estado estable (steady state)”.

Esto, a continuación, es extremadamente importante tenerlo claro:

Los recursos extraídos de la Naturaleza NO SON ingresos en el haber, en el activo de la Humanidad, sino gastos en el debe, en el pasivo, una deuda con la Naturaleza que hemos de pagar, no devolviéndole “precisamente” residuos, porque esta actitud, esencial en el MODELO 1 del Mundo, es lo que nos está alejando cada vez más del punto de equilibrio, hasta acercarnos peligrosa e irremisiblemente al abismo de la extinción.

En la cuenta global de pérdidas y ganancias, no sólo hemos de anotar los ingresos desde la Naturaleza, sino también las pérdidas, reflejadas en una cada vez más alejada sostenibilidad, por mucho que sea un permanente mantra de los gobiernos y ministros de transición ecológica. Porque no se trata de respetar la naturaleza, como algo ajeno a nosotros, sino que NOSOTROS SOMOS LA NATURALEZA, formamos parte inseparable de ella, somos su misma esencia. Nada nos separa de ella, salvo una barrera denominada “ambición”.

Por eso, el Tercer Camino es esa tercera vía, ese “tercero incluido” que armoniza, integra, fusiona, unifica el hombre con la Naturaleza de la que procede y de la que jamás se debió sentir ajeno. Y la única forma de abordar este paradigma, capaz de romper el letal círculo vicioso en el que nos hemos metido es acudiendo al impulso de FACTORES NO ECONÓMICOS, como elementos promotores de la vida humana. Esos factores no económicos son, ni más ni menos, que el respeto de las leyes sistémicas que rigen el mundo natural y, en especial, los seres vivos.

Para los que no sois de la profesión médica, sabed que los médicos, al referirnos a la anatomía y fisiología humanas, hablamos de la “Economía”, de los órganos de la economía, porque para los seres vivos, la economía es también etimológicamente “la ley de la casa” (eco-nomos). Y es esa economía, esa ley de la casa, la que rige el comportamiento de la fisiología, que tiende siempre a mantener el estado estable, el equilibrio termodinámico entre la entropía y la entalpía, recordando la idea original de G-Roegen y su inicialmente denominada “Termoeconomía”.

Nuestro sistema inmunológico está permanentemente neutralizando células cancerosas que, de dejarlas crecer, nos matarían a todos a muy temprana edad. Así que, ante cualquier alejamiento de la estabilidad, steady state, estado estable o, simplemente salud, el organismo vivo aplica los medios necesarios para reestablecer el equilibrio interno, porque sabe que dejar la entropía (desorden) al albur, dejar que el Demonio (Lucifer o el demonio de Maxwell, para el caso, lo mismo), campe libremente es literalmente mortal, para el organismo vivo y para la Sociedad humana, como organismo vivo que es.

Queramos o no, los economistas tienen que empezar a desempolvar los libros de física de bachiller y recordar la Termodinámica de Carnot, qué es la entropía, la negentropía, la Energía libre de Gibbs y demás relaciones materia y energía para conseguir que la Economía funcione sujeta a la Termodinámica de procesos irreversibles de Illya Prigogine para mantener un estado estable de balance entre entradas y salidas próximo a cero mientras se desgastan las estructuras que han de ser renovadas, como los seres vivos renuevan sus tejidos que envejecen con el tiempo.

En suma, los seres humanos debemos volver a ser humanos, en vez de alimañas, hienas sedientas de poder y ambición.

Se ha utilizado la palabra “Globalización” como un término talismán, muy cercano a las tesis ecologistas, cuando en verdad, ha sido una herramienta de opresión absoluta y la puerta de entrada a la imposición del NOM, Nuevo Orden Mundial. Es decir, el término se ha prostituido, se ha adulterado para beneficio exclusivo de la oligarquía mundial y la corporatocracia.

La Globalización y la sostenibilidad, para ser depuradas de la cizaña y podredumbre que la han contaminado a ambas, tiene que basarse en cinco principios: 1.- Estabilidad política, 2.- Seguridad nacional e internacional, 3.- Derechos humanos, 4.- Bienestar social y 5.- y más importante, Educación. Recordemos la frase de Abraham Lincoln, algo así como “tal y como eduquemos a nuestros niños, así resultarán los políticos de mañana”. Esta claro que, si esta frase es cierta, nuestros jóvenes políticos que han convertido nuestro Congreso en un patio de colegio y en un circo de gladiadores, es debido a la nefasta política educativa de los últimos cincuenta años.

El Tercer Camino aborda el problema de las transacciones económicas en un sistema socioeconómico global que evite engaños y actuaciones poco Éticas. Este es el propósito de la Economía institucional. Pero volvemos a lo mismo, se crean instituciones con un supuesto noble fin, Banco Mundial, FMI, CEOE, OIT etc., que al final se erigen en los principales agentes de poder para los que ya son poderosos y así controlar mucho más los tentáculos de poder a nivel global.

La respuesta a esta Economía institucional es la Bioeconomía institucional. Se entiende que las instituciones son organismos con normas para actuar y para simplificar la complejidad de los problemas, no para aumentarla. Y de nuevo, la alternativa bioeconómica, esto es, instituciones globales no basadas en el factor económico, sino en el no económico, el que se rige por las leyes sistémicas, y plantea la sostenibilidad del sistema a largo plazo. Es lo mismo pero gestionado desde el lado luminoso de la Fuerza, no desde el oscuro.

La Bioeconomía institucional plantea el isomorfismo con la selección de grupo para la promoción de la evolución, esto es una unidad de selección (o individuo evolutivo) como entidad biológica dentro de la jerarquía de la organización biológica (genes, células, organismos, grupos, especies) que está sujeta a selección natural, que, si bien en el corto plazo puede afectar a determinados individuos, a largo plazo garantiza la supervivencia y evolución de toda la especie. Y es lo que importa, el progreso y el bienestar de la globalidad, aún a expensa de que algunos de los miembros no puedan sobrevivir. Esto es inevitable. Lo que no es admisible es lo contrario, el individualismo posesivo en contra del bienestar de la globalidad.

Se trata en definitiva en promocionar un altruismo cooperativo. De nuevo basado en factores no económicos, capaces de neutralizar la competición agresiva.

A lo largo de la lectura del libro de Mohammadian, uno se da cuenta de que está leyendo un tratado de biología aplicada a la actividad de los seres humanos. La Bioeconomía realmente no inventa nada, simplemente aplica las leyes del universo natural al universo artificial creado por el hombre, con todo lo que eso implica de renuncia a todos nuestros vicios y actitudes de individualismo posesivo. No dice, al hablar de la Bioeconomía institucional que haya que crear un nuevo organismo internacional con unos determinados estatutos, un organigrama, concreto y ordenamiento jurídico determinado, sino que cualquiera sea la institución de que se trate, implicada en el supuesto reparto equitativo de la riqueza, ha de ajustarse simplemente las leyes de la vida. Utopía para unos, cuestión de supervivencia para otros.

5.- Primera conclusión

Para cualquiera que lea estos párrafos, estará de acuerdo conmigo que estoy describiendo “los mundos de Yuppi” o la Arcadia feliz, es decir, un mundo imposible, porque cualquier intento de tomárselo en serio, será inmediatamente neutralizado por el Deep State (estado profundo), los miembros del Club Bilderberg y los suyos, obviamente.

Pero es lo mismo que la Democracia, si lo pensamos bien, la maldición que lanzó Heilbroner hace ya muchos años, por la que, siendo la Democracia el mejor de los regímenes políticos, tiene un talón de Aquiles, que, o la respeta la práctica mayoría de los ciudadanos y agentes sociales o terminará en algo más parecido a una dictadura, como forma de meter en vereda a los que se posicionen fuera de la ley. Y en esas estamos, que el NOM tiene un sospechoso aroma a dictadura post contemporánea propia de las novelas distópicas.

Es por eso, que no podemos, ni siquiera imaginar una sociedad basada en la Bioeconomía, si la Ética y el Amor no están en la base del comportamiento y del corazón humano.

Y todo comienza con la Educación. Lo mencioné en la entrega sobre la Educación 4.0. Sin el pilar de la Educación, la Sociedad está perdida. Y el problema es que retornar a una Educación basada en la Ética y en el respeto, la amistad, la philias y en el amor incondicional a los demás, tendría un efecto, un retardo en sus resultados, de al menos una o dos generaciones de veinte años cada una. Es decir, si a nuestros ministros y diputados les viniese a todos una celestial inspiración y se pusieran a redactar una Ley de Educación basada en estos principios éticos y humanísticos, habría que esperar la friolera de treinta años para ver emerger de la actual podredumbre social, una nueva generación de personas íntegras y no contaminadas por las actuales leyes ni por la actual sociedad de la información.

Es por eso por lo que, tras la alegría de soñar en un mundo feliz bajo estos hermosos principios, uno despierta, ve lo que hay y se deprime más todavía.

No obstante, a riesgo de ser ilusos (gente que se ilusiona), lo último que podemos hacer es no desesperar. Pero para ello hace falta contemplar el principio de masa crítica.

6.- Principio de masa crítica

La Economía neoclásica y liberal ha dado tantos beneficios económicos a la clase dirigente y a las oligarquías occidentales (y chinas) que los que manejan el sistema serían idiotas si renunciaran a ese control total de la energía y del dinero en aras de un mundo de paz y amor. Para ellos, el MODELO 1 es su imperio, centrado en una filosofía lineal basada en el egoísmo y la manipulación de las debilidades humanas. Además, este MODELO 1 funciona a favor de la entropía, así que funciona de modo inercial, va solo.

Pero la vida biológica es totalmente contraria a este principio y se basa en conseguir esa termodinámica de procesos irreversibles por la que para neutralizar el incremento de entropía hay que esforzarse por dar “rewind”, rebobinar al proceso para mantener el orden dentro de unos límites aceptables y que el balance final sea cero, es decir, para alcanzar el estado estable, hay que derrochar un esfuerzo colectivo expresado en comportamiento ético y amor colectivo.

Esto requiere un esfuerzo de concienciación colectiva. Pero todo empieza por alcanzar “una masa crítica”, concepto extraído de la fisión nuclear, y que refiere un mínimo de personas o porcentaje de población que haría falta para que esa masa se convirtiera en una máquina de Von Newman (los que hayáis leído o visto “2010 Odisea 2” de Arthur Clarke, recordad cómo el monolito al caer a Júpiter, se transformó en una máquina de Von Newman y se multiplicó indefinidamente hasta provocar la explosión del planeta convirtiéndole en una estrella)

La cuantía de esa masa crítica, realmente concienciada puede variar entre un uno y dos por ciento, es decir, se necesitan dos átomos para comenzar a reaccionar.

Esa masa crítica se basa en que las personas comiencen a sentir que son “uno según su necesidad y no según su riqueza”. Es decir, que el derecho al acceso de los recursos no está en función de lo que puedo obtener (en función del dinero que tengo), sino en función de lo que realmente necesito para vivir.

Creo que los lectores de este blog os encontráis dentro de esa “masa crítica” capaz de comprender que este mundo ha de transformarse inexorablemente en algo que no puede tener nada que ver con el actual mundo distópico. Y la única forma de poder conseguir esta profunda transformación social es un salto evolutivo basado en el predominio de la espiritualidad en la vida de los seres humanos, que lamentablemente no se puede confundir con religiosidad, pues entre ellas hay profundas diferencias.

En la web www.atrio.org, por ejemplo, podéis encontrar esa conocida relación de diferencias entrambas, tales como que la espiritualidad es una y religiones hay cientos; la religión amenaza y la espiritualidad reconforta; las religiones tienen cada una su libro sagrado mientras la espiritualidad busca lo sagrado de todos los libros, etc. Es decir, es la evolución espiritual la que garantiza ese crecimiento en consciencia que tan magistralmente han proclamado los grandes maestros de todos los tiempos (que luego los sumos sacerdotes han distorsionado), y que en la actualidad grandes pensadores y divulgadores de la espiritualidad como nuestro querido Emilio, se esfuerzan en difundir y en lograr alcanzar esa masa crítica capaz de provocar esa reacción social en cadena que permita darle a la Humanidad ese decidido paso al frente para superar el descomunal muro que separa la actual Quinta de la Sexta Raza Raíz.

Es el mismo descomunal muro que separa nuestra mente concreta y racional de nuestra alma o mente abstracta o plano búdico o como se le quera denominar al espíritu del ser humano, a nuestro Yo Real, misma esencia con Dios, con el Todo. La puerta estrecha a la que alude Jesús de Nazareth es ese boquete que ha de abrirse en nuestra mente para adentrarse en nuestro plano espiritual, en nuestro interior y a partir de él, sumergirnos en el oceánico Misterio de Dios.

Este planteamiento místico no entra en la mente de los seres humanos esclavizados en o por el MODELO 1 del Mundo. Es por eso por lo que, en el capítulo de Espiritualidad del libro “Consciencia y Sociedad distópica”, incidimos en que el proceso de transformación tan ansiado por todos, imaginado por los de la New Age, no vendrá por arte de magia, sino por conseguir perforar ese boquete que permita a nuestra consciencia descubrir nuestra verdadera naturaleza. Y lo demás vendrá por añadidura, porque, en descubierto el universo espiritual, donde Dios habita, todo vendrá como consecuencia de dejarle hacer, es decir, de ser consciente de que Dios nos ama, dejarnos amar por Él y hacer nosotros lo mismo, amarnos los unos a los otros como Él nos ha amado.

Los que tratamos de vivir así la vida, no os quepa duda, vivimos el Cielo en la Tierra, y en esta vivencia mística, hemos de aceptar lo que dice Lao Tse, en el Tao te King: “No hagas nada, y nada quedará sin hacer”.

La espiritualidad está basada en continuos oxímoros, incomprensibles para la mente, porque constituyen la lógica de Dios.

=========================================================

Autor: José Alfonso Delgado (Doctor en Medicina especializado en Gestión Sanitaria y

en Teoría de Sistemas) (joseadelgado54@gmail.com)

=========================================================

La publicación de las diferentes entregas de Visión sistémica del mundo se realiza en

este blog, en el contexto del Proyecto Consciencia y Sociedad Distópica, todos los lunes

desde el 20 de enero de 2020.

Se puede tener información detallada sobre los objetivos y contenidos de tal Proyecto

por medio de su web: http://sociedaddistopica.com/

=========================================================

29/11/20

Despliega una vida sencilla: Mensaje del futuro para estos tiempos distópicos (Enseñanzas Teosóficas: 198)

La pandemia nos enmascara, ocultando los rasgos y gestos faciales y escondiendo las sonrisas. Pero también, muy especialmente, nubla la mirada, restando perspectiva para contemplar y vivir la Vida.… El miedo se disfraza de responsabilidad y categoriza como negligencia cualquier expresión de libertad… Distanciamiento social, quiebra de las relaciones personales, familiares y sociales; desconfianza y división entre la gente; deshumanización; desnaturalización, especismo y alejamiento de la Madre Tierra; aceptación sumisa del autoritarismo ante vanas promesas de seguridad; distracción alienante y entretenimiento lelo como modo de esconder la cabeza, cual avestruz, y no ver la realidad; supremacismo tecnológico a costa del espíritu humano y de los atributos y cualidades que le son propios…

Pero todo esto quedará atrás. No sabemos ni el día ni la hora, pero pasará esta generación. Lo anunciaron hace tiempo aquellos que no fueron adivinos, sino maestros que conocían bien cómo evoluciona la consciencia y se suceden los ciclos –los menores y los mayores-. Y enseñaron que a la presente humanidad le seguirá otra que recordará lo que ahora se experimenta como parte de su protohistoria.

Así, valorando lo que en estos momentos acontece, constatará que las noches oscuras colectivas, al igual que las individuales, son factor de impulso para la expansión de la consciencia; y que tanta distopía fue un proceso necesario para alumbrar y plasmar la nueva humanidad que brillaba ya en el alma de muchos seres humanos.

Y en sus libros de historia, que será escrita desde el discernimiento y no desde la manipulación y la tergiversación, se narrará con detalle cómo fue posible que el género humano se precipitara de manera mayoritaria en un abismo que, eso sí, cual explica el llamado “Experimento de la rana hervida”, fue preámbulo de un salto consciencial sin precedentes.

¿Qué mostrarán las páginas de esos libros con relación a la época actual?

Se describirá en ellas una sociedad abducida por el materialismo ciego, ensimismada en el consumo incesante, inmersa en la confusión entre valor y precio, perdida en la búsqueda del bienestar en la superficialidad exterior y absorta en la absurda creencia de que necesitamos mucho y, lo mucho que necesitamos, lo necesitamos mucho…

Se analizará como la humanidad se convirtió en una enorme “raza de deudores”, donde personas, familias empresas y Estados quedaron atados por las cadenas de los préstamos a un sistema irracional regido por la especulación cortoplacista y global y psicóticamente obsesionado en ganar lo más posible en el menor tiempo posible…

Se examinará como tal sistema hizo de las personas esclavos integrales que se creían libres y consideraban normal venderse como fuerza productiva, a cambio de un salario que les permitiera sobrevivir y mantenerse los más enganchados posible a la sociedad de consumo y al crédito…

Se estudiará como surgió un nuevo tipo de imperio en forma de grandes corporaciones transnacionales, empresariales y financieras, que, campando a sus anchas de una punta a otra del planea, controlaron la socioeconomía mundial, acapararon los recursos naturales y facilitaron que el uno por ciento del uno por ciento de la población acumulara más patrimonio y riqueza que el 99,99% restante, a la par que casi mil millones de personas padecían hambruna y decenas de millones morían cada año por enfermedades fáciles de sanar…

Se relatará como el ser humano fustigó y dañó a la Madre Tierra y a los demás seres vivos del planeta hasta el punto de poner en solfa su propio hábitat de supervivencia, multiplicado por 10.000 la tasa natural de desaparición de especies y provocando un cambio climático que desbarajustó la totalidad de los ecosistemas y multiplicó las catástrofes naturales.

Los hombres y mujeres de la nueva humanidad leerán estas grandes verdades y otras muchas relativas al “modus vivendi” de la generación que los precedió. Y a sus mentes les costara trabajo otorgar credibilidad al hecho de que semejante humanidad pudiera haber existido alguna vez.

Sin embargo, como ya vivirán desde la Esencia y no desde la identificación con su pequeño yo, sus almas, desde la reminiscencia de encarnaciones pasadas, atestiguarán que algo tan atroz sí existió; y rememorarán la desesperanza y la ofuscación que, en tantas ocasiones, les afligió en los momentos finales de aquel duro proceso de evolución.

Y serán muchos los que desearían poder viajar en el tiempo y regresar a ese escenario pasado para calmar tanta angustia y llevar palabras de ánimo, serenidad y confianza… A esos seres humanos de lo que denominamos futuro, ¿qué les gustaría decir a los de este periodo tan distópico en el que sus propias almas estuvieron encarnadas con anterioridad? Su mensaje se puede sintetizar así:

“Mantén el corazón puro, sé misericordioso, despliega una vida sencilla y no tengas miedo a las aflicciones; sé paciente, no te irrites contra tu hermano, no insultes ni maldigas y reconcíliate con quien tenga una queja contra ti; actúa por la paz, actúa por la justicia y practica ambas cosas aun a costa de ser perseguido, aun a costa de ser insultado y calumniado.

Ante la baja vibración, eleva la tuya, ama a tus enemigos, ruega por tus perseguidores; y desde la continua Presencia de tu Esencia, practica la ejemplaridad, la autenticidad y la impecabilidad, siendo perfecto como lo es el Padre que está en el Cielo…

En medio del huracán aceleradamente creciente en el que vives, estate en tu centro desde la citada Presencia. Y saca a cada instante lo mejor de ti mismo y ponlo al servicio de los demás… Estás a las puertas de un mundo nuevo, de una nueva humanidad. En ella no se ha invitado a ninguna de las cosas que han constituido los pilares de lo que ya queda atrás: ni el poder, ni la riqueza, ni la competencia, ni el aferramiento a lo material, ni el desprecio a las otras formas de vida… Nada de eso está invitado. ¿Lo estás tú?”

==================================================

Autor: Emilio Carrillo

Fuente: Revista “Tú Mismo”

https://tumismo.es/articulos/conciencia/despliega-una-vida-sencilla/

==================================================

Las Enseñanzas Teosóficas se publican en este blog cada domingo, desde el

19 de febrero de 2017

==================================================

28/11/20

Encuentro mensual online con Emilio Carrillo (3 y 17 de diciembre de 2020): “Aprende a conocer tu alma, a vivir desde ella y a impulsar su evolución en auto-consciencia"

 

ENCUENTRO MENSUAL ONLINE CON EMILIO CARRILLODICIEMBRE 2020

"Aprende a conocer tu alma, a vivir desde ella y a impulsar su evolución en auto-conciencia"

 

Jueves 3 de diciembre: Exposición

Jueves 17 de diciembre: Respuestas a preguntas

Ambos días: Inicio: 19:00 h. Cierre: 21:00 h. (hora de España)

 

Resumen de contenidos:

Junto a la apariencia efímera (física, emocional y mental), el ser humano posee una Esencia imperecedera, cuya existencia no conoce la muerte. Sin embargo, tal Esencia pasa desapercibida para numerosas personas; y sus contenidos y características son ignorados por la inmensa mayoría de la gente.

Este Encuentro Mensual se dirige a ahondar en esa Esencia de la mano de lo que sobre ella nos han enseñado las distintas tradiciones espirituales y escuelas filosóficas. Y a extraer de tal conocimiento implicaciones y consecuencias prácticas en nuestra vida.

Así, en el Encuentro se abordarán y responderán cuestiones como las siguientes:

+¿Qué es el Espíritu o Atma?; ¿y el Espíritu Santo?

+¿Qué es el Alma Universal o Buddhi?; ¿y el alma grupal?; ¿y el alma individualizada?

+¿Existen las familias de almas?; ¿y el alma gemela?; ¿y los Pactos de Amor entre almas?

+¿Qué es y que significa la evolución del alma en auto-consciencia y cómo se avanza en ella?

+¿Cuáles son las prácticas de vida para vivir desde el alma?

+¿Es indefinida la duración de la evolución del alma o tiene límites temporales?

+En este segundo supuesto ¿cuáles son esos límites?; ¿tienen que ver con los ciclos evolutivos de la Madre Tierra?

+¿Hay interrelaciones entre el momento presente de la humanidad, tan convulso y conflictivo, con la evolución álmica de cada persona u de los seres humanos en su conjunto?


Para obtener el enlace de acceso al Encuentro, en sus dos sesiones, solicitarlo por email al siguiente correo electrónico:

rincondekiko@gmail.com


Aportación: 5 euros para sufragar el alquiler de la plataforma online y otros gastos de gestión y organización de las dos sesiones del Encuentro. 

Esta cantidad se podrá abonar:

+Mediante transferencia bancaria a la "Asociación El Rincón de Kiko", a esta cuenta de Caixa Bank: ES96 2100 7123 01 0200066766

+Por Paypal (acepta tarjetas): paypal.me/elrincondekiko

Ante cualquier duda o para mayor información, escribir al correo electrónico indicado.

===============================================

27/11/20

“¿Cómo entender la muerte de un niño desde la espiritualidad? ¿Y el suicidio?”, por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=yxlK8ed4Zao&feature=youtu.be

Vídeo (duración: 01:35:28) de la entrevista compartida por Emilio Carrillo para el canal de Sergio Amado, el 22 de octubre de 2020, titulada “¿Cómo entender la muerte de un niño desde la espiritualidad? ¿Y el suicidio?”.

=================================================

26/11/20

"La consciencia es la única política a seguir", por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=U8vu-30WzvU&t=27s

Vídeo (duración: 00:46:22) de la entrevista-coloquio compartida por Emilio Carrillo para Confidencias en el Camarote, el 18 de noviembre de 2020, titulada “La consciencia es la única política a seguir”.

=================================================

Inercias

De la misma forma que las viviendas, según la orientación de su puerta de entrada, crean en su interior una tendencia concreta en su energía vital, las personas, según nuestra fecha lunar de nacimiento, tenemos una inercia concreta a la hora de gestionar y dar provecho a nuestra energía personal.

Existen 8 tipos de tendencias vitales personales: la inercia a generar nuevas posibilidades, la facilidad de crear recursos, la virtud de proyectar y promocionar, la capacidad de cohesión, la inercia a la creatividad y el arte, la capacidad de liderazgo, la claridad del camino correcto o la tendencia a la reflexión y la sabiduría, son las ocho inercias que, según nuestro sexo y año lunar de nacimiento, podemos sentir más latentes en nosotros.

El escenario ideal es que la tendencia vital de nuestra vivienda apoye nuestra inercia personal, pero no siempre es así.

Lo mismo ocurre con nuestra pareja o personas más cercanas. Lo ideal sería que unos a otros apoyemos nuestras inercias, pero no es el caso de muchas personas.

Si no conoces tu inercia vital personal, puedes reflexionar y observar algún patrón común en tu forma de moverte por la vida que, cuando lo llevas a cabo, todo fluye y te hace feliz. Puede ser que te resulte fácil la creatividad, o cohesionar personas, resolver dilemas con sabiduría o cualquiera de las otras posibles inercias. Una vez definas tu inercia vital personal, observa si cuando llegas a tu vivienda esta inercia se apaga o se enciende, lo mismo cuando estés cerca de tu gente.

Si observas que, bien en tu casa o con alguno de tus seres queridos tu inercia se apaga, procura no conectar con el rechazo hacia la persona o situación.

Observa con serenidad qué te lleva a retraer tu inercia y prueba, poco a poco y con suavidad, a manifestarla.

Allí donde se encuentran los puntos de fuga de nuestra personalidad es donde se esconde la posibilidad de aumentar nuestra consciencia.

Saber interpretar nuestra inercia vital de vida y dirigirla al bien común, esconde uno de los mayores regalos: el sentimiento de unicidad.

================================================================================

Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com)

https://andrestarazona.com/

Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en

el Diseño Sentidointeriorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida.

Todas están a tu disposición de manera gratuita a traves del e-book Habitar, al que puedes acceder a través de este enlace:

https://bit.ly/Habitar-PDF

================================================================================

25/11/20

"¿Ciudades conscientes en estos tiempos?", por Emilio Carrillo


https://www.youtube.com/watch?v=o1kQlwAdEQA&feature=youtu.be

Vídeo (duración: 01:37:23) de la entrevista-coloquio compartida por Emilio Carrillo para Diálogos 7, el 12 de noviembre de 2020, titulada “¿Ciudades conscientes en estos tiempos?”.

=================================================

El Sendero que llevaba al Sol

Un día cuando se alejaban los pasos de la tarde cubriendo de plata los arroyos y de violeta los montes, Abul Beka miró a sus hermanos y miró el espíritu de todos aquellos que le seguían. Y con la voz que le nacía del corazón, dijo:

—Ha llegado el tiempo en que he de volver a la montaña. Mi voz ha fecundado el valle de la vida y ha sembrado de luz muchos corazones. Que ellos ahora a su vez enciendan la luz a otros corazones. Veo una gran luz en un horizonte no lejano donde se modelará el hombre nuevo.

»Se ha dicho: «Ama a tu prójimo como a ti mismo». Pero yo he visto que muy pocos se aman a «sí mismos» para poder amar a su prójimo. Yo os digo: conoceos a vosotros mismos para que sepáis qué arreglaréis de vosotros mismos en vuestros semejantes. Y así sepáis cómo debéis hacer para amar a vuestro prójimo más que a vosotros mismos.

»Mis pies están descalzos y mi voz está desnuda. No los tratéis nunca de calzar ni de vestir. Si vosotros necesitáis calzados y vestidos, tomadlos, mas nunca digáis que sois de mí.

»Y se encaminó por el sendero que llevaba al sol. Jaida, la de los ojos grandes, lo seguía y lloraba porque nunca más lo volvería a ver.

Entonces Abul Beka se paró y, mirándola a los ojos, le dijo:

—Ahora tú me cierras el camino con una cortina de lágrimas porque no conoces el amor. Quizá mañana tu deseo me haga visitar tu vientre y tu amor de madre me dé un nuevo cuerpo para mirarme en el río de la vida. Y seguir andando desde el valle a la montaña.

Y volviéndose a todos, les dijo en alta voz:

­—Mirad que no me añoréis ni me llaméis con palabras, ni me busquéis entre las hojas de un libro. Todo aquello que dije se ha parado en el tiempo y vosotros debéis de andar.

»Id y prolongadme al prolongaros. Es tan puro el viento que hasta impregna el pecho de aquel que lo golpea, y le da vida. Es tan pura el agua que da de beber a aquel que la contamina.

»Vosotros sois el viento y el agua y también el fuego y la tierra. ¿Acaso no sois una parte consciente de todas las cosas? ¿Y qué son los demás sino vosotros mismos en distintas circunstancias? Entonces, ¿qué rama hiere a otra rama, si sabe que juntas forman el mismo árbol? ¿A qué fruto lo tira el árbol, antes de estar maduro? ¿Y qué gota de agua se sale de la corriente y dice: «Ahora iré por mi cuenta hasta el mar»?

»Descubrid el ser perfecto que os habita. ¡Cuántos hay que caminan pero no avanzan! ¡Y cuántos hay que se quedan en la superficie y no ven lo que se guarda bajo esa superficie!

»No hay nada malo, ni nada bueno, porque nadie puede ser cortado por la misma medida ni pesado por el mismo peso. Cada uno hace su malo y su bueno para irse trascendiendo.

»Aquel que tiene el conocimiento sabe adónde va y de dónde viene y para qué ha sido llamado desde arriba. Sabe el nombre de todas las cosas y todas las cosas le sirven, porque al pedirlas, lo hace con un orden, y nunca para vanagloria suya, sino de la Luz.

»¡Cuántas cañas secas bordean los arroyos! ¿De todas ellas hay alguna que dé azúcar? ¿Si es así, cómo la distinguiréis?

»Aquellos que conozcan su luz y la aviven y la mantengan, ¿dónde estarán a ciegas? Ni la más profunda oscuridad impedirá que vean. Porque aunque vivan en el mundo están por encima de él y aunque andan por el mundo su vuelo trasciende los siete cielos. Cuanto hacen es de la luz y es la luz en ellos que hace para dar testimonio.

»De verdad os digo: andad, y se os abrirán los caminos. Haced y se ampliarán vuestras esperanzas. Nunca estuvisteis solos, ni se os dejó solos. Abrid los ojos, y veréis otros ojos. Abrid las manos, y veréis otras manos. Dad los pasos, y veréis la compañía de muchos pasos.

»El almendro de vuestro jardín al que prodigáis tantos cuidados puede pensar: «Nadie cuida de mí, todos me dejan solo», porque sus ojos no ven vuestras manos ni su tacto siente vuestro tacto.

»Así os digo: a vosotros os ocurre igual. Vuestros jardineros están invisibles pero sus manos cuidan vuestro despertar. Que todas vuestras ansias sean aladas para haceros alados y que todos vuestros trabajos sean para limpiar el espíritu de verdad que hay en vosotros. Porque ese es vuestro fruto y vuestro amanecer consciente en el Todo Uno Santo.

======================================================

Autor: Cayetano Arroyo

Fuente: Diálogos con Abul Beka (Editorial Sirio)

Nota: En homenaje a la memoria de Cayetano Arroyo y Vicente Pérez Moreno,

un texto extraído de los Diálogos de Abul Beka se publica en este blog todos los

miércoles desde el 4 de octubre de 2017.

======================================================

24/11/20

"La práctica del Aquí-Ahora, el Silencio y la Meditación": Taller de Emilio Carrillo online y presencial en Madrid (Sábado 12 de diciembre de 2020, 17:00-21:15 horas)


===============================================

Dualidad bipolar tridimensional. Deéelij

       Empecemos por buscar definiciones, incluso la de la RAE, sobre qué es la dualidad, y dice que es la “existencia de dos caracteres o fenómenos distintos en una misma persona o en un mismo estado de cosas” Otra de las cuestiones recogidas se enuncia como sigue: “las nociones de bien y de mal resultan ser un buen ejemplo de dualidad, porque ambas se definen por oposición una de otra y además suponen dos esencias totalmente opuestas; materia-espíritu y realismo-idealismo son algunas otras expresiones de dualismo” E incluso encontré lo que se denomina la dualidad espiritual: “El dualismo es un concepto de la filosofía y la teología, que se basa en dos realidades o dos principios supremos, increados, contornos, independientes, irreductibles y antagónicos, uno del bien y otro del mal, por cuya acción se explica el origen y evolución del mundo (dualismo teológico)”

        En lo encontrado, y expuesto anteriormente, he marcado en rojo las tres palabras siguientes: distintos, oposición y antagonismo. Siendo las misma sinónimos entre sí.

        Lo que marca la dualidad, en estas definiciones, claramente, por si no se aprecia, son dos campos que no se unen, algo así como el aceite y el agua. Dos opuestos que no poseen elementos comunes y que se repelen.

        Si no hay unión, hay desunión; por tanto, división. Por tanto, la dualidad no es inclusiva, sino que separadora.

        Divide y vencerás. Este lema, o, mejor dicho, táctica militar, desde ni se sabe, es la que se ha aplicado en esta 3D para mantenernos en la dualidad de unos contra otros. El motivo puede ser cualquiera, pero es que se le nombra motivo por lo de la motivación humana, y encima se te hace creer que la motivación humana es luchar por aquello que pienses que es lo correcto o bueno, contra aquello a lo que se le considera lo opuesto: lo incorrecto o malo. Y sí nos han tenido en toda la puñetera historia de la humanidad: divididos. Divididos por clases, por religiones, por países, por razas, por ideologías políticas, por aficiones deportivas… y en estos tiempos, más divididos con el enfrentamiento de hombres contra mujeres, por poner un ejemplo reciente.

        El puñetero y perverso incitador llamado de “Por Dios, la Patria y el Rey” nos lo metieron hasta el tuétano y así nos llevaron, como borregos, a miles de conflictos y guerras. En la actualidad, lo siguen haciendo, dividiendo a la gente entre los de la Alianza (los buenos – según ellos -) que son los que se denominan auténticos patriotas, contra los Iluminatis (- los malos –evidente a estas alturas), que son unos auténticos dementes, que no niego que no lo sean, pero al meterte en esta división, es señal de que te están alienando al bando de los buenos para que luches contra los malos. Y de nuevo, otra vez, que no escarmentamos, metidos en la dualidad, en la lucha, en la pelea, y si nos lo propusieran, en la guerra.

 

        Esto de la dualidad bipolar es lo caracteriza a la 3D. Es la división de bandos o facciones que terminan en la lucha dialéctica y luego en la violenta. Es lo que se ha aprendido desde pequeño, más cuando tus padres, por ejemplo, te apuntaron y sacaron el carnet de un equipo de fútbol nada más nacer, pues te inculcaron que ese es tu equipo; pero de seguro que también te inculcaron, es lo más probable, que los contrarios son malos, como mínimo, y que la pelea merece la pena. Así lo aprendiste, y así lo repites. Vamos, que la invitación a competir contra otro, ya viene desde hace rato, ¿verdad, Almita?

        Pongámoslo más que claro, más que evidente, más que notorio en el sin fin de momentos de nuestras vidas: la dualidad, amada Almita, se caracteriza, muy en concreto por tres puntales; (1), por querer tener la razón; (2), por quedar por encima del otro o de los demás. Por tanto, esto dos puntos anteriores conducen al (3), el de tener poder sobre otro o los demás. ¿Te ha quedado claro? Creo que no, te lo desgloso quizá un poco mejor, verás, Almita, estar y permanecer en la dualidad es:

1. Siempre importa tener la razón.

2. Siempre importa quedar por encima de alguien.

3. Consecuente a lo anterior, la relación humana establecida se basa en poder sobre alguien. Evidentemente, se establecen relaciones de poder, de uno por encima del otro.

Nota: si vas a este enlace de 02/03/2016, observarás: http://emiliocarrillobenito.blogspot.com/2016/03/ego-y-no-hacer.html

 

Sé que pese que a que lo repita o lo aclare más, no te va a quedar claro, pues, de entrada, te vas a opositar contra lo que estás leyendo, y querrás discutirlo, pelearlo, argumentar que no es así. Bien, pues hazlo, pero me importa un bledo lo que digas, pues ya sé que tengo razón con lo que expongo, pero no la voy a pelear. Solo expongo, y a quien le venga bien lo que digo, pues perfecto, y a quien no, pues igual de perfecto. ¿Piensas que soy chulillo? No, sólo soy claro.

 

Cuando entras en la dualidad, que lo sepas, entras en el mínimo de inconsciencia, y consecuentemente salta el famoso EGO. Cuando haces esto, te desconectas de tu Singularidad que es donde radica la libertad, la voluntad y el entendimiento. Y cuando te metes en la dualidad, no hay racionalidad pues no hay entendimiento. Obvio que no existe empatía. Es posible que me preguntes que por qué no existe empatía. Pues sencillo, Almita, porque no te pones en el lugar del otro que puede pensar distinto a ti, y al no ponerte en tu lugar, a palos vamos luego contra lo que piense el otro. Es evidente, también, que no hay aceptación de que otras realidades externas a ti puedan pensar de forma distinta, y cuando no aceptas, niegas, y al negar te conviertes en algo que está muy de moda hoy en día, te conviertes en negacionista. ¿Clarito hasta aquí? Ok, pero como podrás observar, por todo lo dicho, todo esto conduce al siguiente y pormenorizado listado de consecuencias a la que te lleva la dualidad. Obsérvalas:

+La dualidad lleva al negacionismo.

+La dualidad lleva a la irracionalidad.

+La dualidad lleva al enfrentamiento.

+La dualidad lleva al poder sobre el otro.

+La dualidad lleva a la no empatía.

+La dualidad lleva a la no aceptación.

+La dualidad lleva al no entendimiento.

+La dualidad lleva a la lucha, a la pelea, al conflicto, a la guerra.

+La dualidad lleva a la manifestación evidente del EGO.

+La dualidad lleva a quedar por encima del otro.

+La dualidad lleva a tener la razón y pelearla, incluso con violencia.

+La dualidad lleva a la división.

+La dualidad lleva al sufrimiento.

+La dualidad lleva al enaltecimiento de tu ego, a más soberbia. A más prepotencia, a más altanería, a más chulería, a más sin compasión con el que consideras un opositor a ti.

+La dualidad lleva a no observarnos todos como uno, pues nos vemos divididos, fraccionados, enfrentados, discriminados, diferenciados, distintos…

+La dualidad no lleva a vernos como enemigos al que combatir sea como sea y con los medios que hagan falta.

 

¿Lo quieres más claro? Pues no sé exponerlo más claro. Es vidente lo que manifiesto. Distinto es que te oposites a lo que manifiesto, y ya estás entrando en la dualidad contra mí, sin yo pretenderlo. 

Mira Almita, en la tercera película de la trilogía Matrix, cuando Neo está delante del arquitecto, este le expone una cuestión, y Neo lo niega de entrada, a lo que el arquitecto le dice: qué previsible es la condición humana, la negación es la primera respuesta que ofrece.

 Sí, se nos ha enseñado a negar lo que esté en contra de los sistemas de creencias aprendidos (ver “Empoderamiento: manifestación dimensional”). Te pongo un ejemplo, cuando le digo a muchas personas que en Sevilla hay un médico que cura el cáncer, dicen que es imposible, que no puede ser. A lo que respondo, mira, aquí tienes su clínica, y ha abierto tres más en otras ciudades, ve y pregúntale. Pero no van, no preguntan, se quedan en la negación de que eso es imposible, se opositan a una nueva realidad, entran en la dualidad de que no se puede curar el cáncer. Esto también se llama disonancia cognitiva, que conste, Almitas alojadas como cacahuetes en un cartucho, en el cartucho de la dualidad bipolar tridimensional.  

Voy por la página tres, y me quedan cinco más que rellenar, pero quiero ser breve ¿lo conseguiré? Ni idea, dejaré que mis dedos sigan adelante y a ver dónde termina esto. Por ello paso a otra dinámica de la dualidad de 3D, y es que se asegura en esta 3D, sin demostración posible, que en la 5D también existe eso del mal y el bien, es decir, más dualidad. Es lo que anunciaba la falsedad del contacto de Swaruu que ya desmonté en el serial de “Swaruu & Cía.” Pero algunos llegan ahora con el mismo anuncio de entidades malvadas en 5D, pero no lo demuestran, solo dicen que lo han visto en el astral, en sus viajes astrales. Ese es todo su probatorio. Ok, pues ofrezco, de nuevo, las pruebas y evidencias del sin número de regresiones documentadas y expuestas por Michael Newton y Brian Weiss, por no poner más autores, y las que he realizado personalmente sin evidencias alguna de esa maldad en 5D, al contrario, solo existen mundos de amor, sin maldad. Así que no puedo dar crédito a lo que otros dicen sin pruebas, y no es opositarme entrando en la dualidad opositora de me peleo contra estas personas; no, sencillamente es manifestar lo que sé sin entrar en la pelea, sin buscar una discusión o una guerra. Que cada cual piense o crea lo que le plazca, yo me baso en mis certezas, cuestión muy distinta a creencias. Y fin a esta parte de la maldad en la 5D. Pese a esto, lo que no niego, es que en la 5D cada cual piense como quiera, pero sin entrar en la discusión, en la lucha, en la pelea o en la guerra, sino que pese a que cada cual piense como quiera, se le deja SER; y si le dejas SER, estás obrando con y desde el amor incondicional que no pone condiciones a nada ni a nadie, sencillamente le deja SER sin enfrentarse a él. Y si todos somos así, ¿qué maldad puede existir en la 5D donde todo es amor incondicional?

La cuestión, ya, es si quieres o no salir de la dualidad bipolar tridimensional, de la oposición, la del antagonismo, de la lucha, del conflicto, de la irracionalidad, de la falta de empatía y de aceptación, y empezar a transitar en esta 3D a modo de 5D sin manifestar en ti dualidad bipolar alguna; y de esta forma estás contribuyendo (1), a vivir en paz contigo mismo, consecuentemente, con los demás; y (2), a crear la 5D en la 3D; y por ello ya estás en eso del proceso de ascensión a la 5D manifestándola en tu realidad personal.

 

 La dualidad bipolar tridimensional, para mayor adversidad, te desconecta de tu ESENCIA DIVINA, te hace sentir como perdido, abandonado, en manos de psicópatas criminales que se empeñan en decirte dónde y cómo ir, porque si no les haces caso, te machacan y destrozan tus aspiraciones. Por tanto, si te separas de tu ESENCIA DIVINA, pelearás contra lo que sea, contra algo. Sin embargo, el infortunio es más crítico, pues te pierdes en lo siguiente: (1), en el EGO; (2), en la desdicha; (3), en la desaprobación; (4), la desvalorización; y (5), en la desautorización a todo lo que no sea como tú piensas, o más bien crees que ha de ser lo bueno o malo, lo correcto o incorrecto, la verdad o la falsedad. Pese a ello, aunque te pierdas en la dualidad en esta vida, no hay problemas, te encontrarás en la Totalidad al fallecer. Mientras, la dualidad bipolar te arroja al sufrimiento, a una vida miserable en la que has de pelear cada día, cada instante; y cada instante es una lucha por sobrevivir, aunque otro perezca, considerando esto de que alguien perezca, como algo asumible, e incluso lógico. Más resumido te lo digo, por si aún no has pillado algo de lo leído: la dualidad es la ley de la selva, de una selva sin compasión. ¿Comprendido hasta aquí? Seguramente no, pero un bledo me importa, no es mi problema ni me voy a pelear porque lo comprendas, menos porque lo llegues a entender, y si no sabes diferenciar entre comprender y entender, te queda mucho para salir de la dualidad, ¿sabes por qué? Lo he dicho muchas veces antes, el entendimiento es parte de la Singularidad que posibilita que tu Particularidad vaya comprendiendo, por partes, para llegar a entender, desde el entendimiento, una generalidad más amplia, sin dualismos, sin opuestos; para que llegues a donde todo es entendible pues desde el entendimiento se puede englobar todo sin ver contrarios contra los que luchar. ¿Lo pillas ahora? ¿No? Pues ya sabes, yo sigo a lo mío, y me precipito a las siguientes frases.  

 

El miedo es consecuencia de la dualidad, y viceversa. ¿No te habías dado cuenta? ¡Vaya! Siento descubrírtelo, pero es así de sencillo. O, dicho de otra forma, la dualidad y el miedo son íntimos colegas empeñados en amargarte la vida, toda la vida, y que se la amargues a los que cerca están de ti. Verás, Almita, si hay dualidad en ti, ineludiblemente tienes miedo a aquello con lo que te opositas, con lo que antagonizas, con lo que ves como contrario, distinto o desigual. Tienes miedo a que lo otro, a lo opuesto, a tenga razón, a que pueda controlarte o dominarte. Pero sobre todo tienes miedo a que lo opuesto sea lo real, incluso lo verdadero; pero el mayor miedo que te da en estas circunstancias es que tienes terror a que lo tuyo sea irreal y falso. ¿Merece la pena seguir en esto de la dualidad consumiendo miedo y consumiéndote en el miedo y la pelea? Pues la respuesta es tuya, yo claro lo tengo y me da igual lo que pienses, que lo que pienses es tu punto de vista, y a mí me da igual que tengas punto de vista diferente, que no me peleo contigo ni con tu punto de vista, ni con lo que pienses o dejes de pensar, que me da igual; que no tengo miedo de tu punto de vista, aunque sea distinto al mío, pues yo estoy seguro de mi realidad, tengo certeza de la misma, y sobre todo: acepto la tuya sin juzgarla.

Con todo esto no digo que sea yo quien tenga la razón (que la tengo, ya lo sé), sino que no me meto en la dualidad de ir contra ti porque tú te veas como opuesto a mí, pues yo te veo como un todo (parte de Todo, Uno como yo en el Todo), aunque tu Particularidad desconectada de tu Singularidad, piense lo que piense, o crea en aquello que le inculcaron como lo que ha de defender a toda costa. Que, y lo recalco, si estás metido en la dualidad, hay miedo; y yo no tengo miedo, sé Quién Soy y qué pinto en este planeta, y en modo alguno esto es meterme en la dualidad… eso es para los borregos, para los sin almas, para los estúpidos, para los que no se comprenden ni comprenden a los demás. Que la pelea a la que me inviten, no la tomo. ¿Tú quieres tener la razón? Pues para ti, yo me dedico a disfrutar; es más, gozo con los envites que se dan los dualistas como si fueran carneros cruzando a lo bestia sus cornamentas. Yo no me pienso partir los cuernos, más porque no poseo la cornamenta de la dualidad; cornamenta, que, sin darte cuenta llevas y la expones cruzándola cuando te priva eso de embestir, a lo bestia, al que consideras un contrario. A ver, que no hay contrarios, que TODOS SOMOS UNO. Cuando te entiendas en esto, se caerán las cornamentas de la dualidad. Mientras, ya sabes, a cornadas con todo o casi todo. Por cierto: ¿por qué no me mandas un mail, a cornadas, diciendo eso de lo mal que escribo, lo mal educado que soy…? Venga, dale, oposítate contra mí… ¿me vas a dar un regalo de esos por mail? Por favor, hazlo, me voy a partir cuando tus cornamentas de la dualidad se estrellen en un mail contra mí. Dame el gusto, por favor, por favor, por favor. No obstante, me des el gusto no, date cuenta de que, si el miedo y la dualidad van unidos, al mismo tiempo te desune de los demás, y al instante que estás en miedo, eres fácilmente manipulable, tremendamente manipulable; consecuentemente, pierdes tu libertad de acción convirtiéndote en el producto o efecto de lo que te manipula en una lucha, por miedo, contra otro al que consideras antagónico; por ello, te opositas, por la dualidad en la que te metieron y en la que sigues anclado. Y anclado seguirás en la dualidad bipolar mientras veas opositores a los que combatir.

 

Dije que no quería irme muy largo escribiendo, pero estoy al inicio de la quinta página. Soy incorregible, como me bautizaron las enfermeras en aquella ala de hospital tras una operación de urgencia. Y dirás, Deéelij ¿por qué te decían eso de incorregible? Pues porque hacia lo que quería, no cumplía las normas, y en especial me iba a echar un cigarro cuando me apetecía, o a por un chocolate a la cafetería, e incluso me quitaba el pijama, llamaba a un amigo, me vestía de paisano y me iba a comer a la calle con él, y claro, los del bar me veían con la pulserita identificativa en la muñeca y con la vía metida en la vena. Que no, que voy a mi bola, que no voy haciendo daño a nadie, que no lo pretendo, pero no cumplo órdenes ni normas ni leyes absurdas, que no me va la dualidad de que te fuercen a ser de una forma cuando ya eres como eres. Además, ni te imaginas lo bien que se lo pasaban los enfermos del ala esa viéndome hacer lo que me apetecía, sobre todo porque había una auxiliar de clínica que era una sargentona, y los del mismo ala me ayudaban a ocultarme tanto al salir como al entrar, cuando la sargenta estaba de turno. Qué bien me lo pasé esos días, no podían conmigo. No se olvidarán de mí, seguro. Ah, y se me olvidaba al respecto, cuando Emilio fue a verme, no me encontró, tuvo que esperar pues le dijeron, en el puesto de enfermería, que no me encontraban, así que ya sabéis donde estaba… evadido.

 

Bueno, que alargo esto con mis historias, que tengo muchas… dan para más de un libro, pero aquí tenemos que ir de nuevo a lo de la dualidad tras que hayas echado unas risas con lo que acabo de contar con esa hospitalización, además de que mandes mail diciendo que eso que hice es dualidad… pues vale, lo que tú digas, no me opongo a tu punto de vista, que sea como quieras, o más bien como te domesticaron a que fuera tu punto de vista.

 

A ver, Almita, te voy a mostrar otra cosilla de lo que lleva en sí la puñetera dualidad tridimensional. La dualidad es restrictiva. Pero para que lo puedas pillar, no digo ya comprender si estás metido en la dualidad, y, para colmo, a estas alturas del texto, el humo te sale por las orejas con todo lo que has leído, el diccionario marca lo siguiente sobre restringir, y dice que es: “ceñir, circunscribir, reducir a menores límites”. ¿No hará falta que amplíe el significado del significado de cada palabra del significado del verbo restringir? Ok, pues mira lo siguiente, dado que el diccionario habla de la restricción mental y la define como la “intención mental con la que se limita, desvirtúa evasivamente o niega el sentido expreso de lo que se dice, sin llegar a mentir” ¿Te has dado cuenta de lo que esto quiere decir? Pienso que no, así que amplío. Ya no es lo que hagas hacia otros con tus restricciones mentales desde tu dualidad bipolar tridimensional, sino lo que te haces a ti en tu realidad desde tus restricciones duales bipolares. Se trata de que, al estar metido, incrustado, en la dualidad, en la bipolaridad, te restringes a ti mismo, te encorsetas; te metes en el agujero estrecho del embudo, y de ahí no sales.

Si quieres, ampliemos un poco más el tema de las restricciones, pues ahora, en estos tiempos, te están restringiendo tu libertad por todos lados los sicópatas con sus normativas asesinas. Y quizá de esto te des cuenta ahora, pero quizá de lo que no te has dado cuenta es que lo han estado haciendo desde que naciste por aquella excusa de que es por “tu bien”, o algo que esta más de moda: “por tu seguridad” Y por tu seguridad, por esta absurda excusa, te aplican más y más restricciones. Lo nefasto de esto es que las asumes, conformándote, resignándote y se las lanzas a los demás, por ejemplo, el echarles en cara si no llevan puesto el bozal. ¿Visto? Bien, pues hay más de lo restrictiva que es la dualidad, pues la misma muestra un serial de circunstancias en las que quizás no has caído. Pero quizá en lo que nos has caído, INSISTO, además, es que la dualidad, al estar metido en la misma, muestra algo en uno y obvio que contra los demás, dado que la dualidad es la oposición a algo; por tanto, si hay oposición a algo, hay muestra hacia ese algo desde la dualidad en la que estés metido. Observemos las muestras:

+La dualidad es una restricción que ofrece acotaciones en tu vida, y tú, consecuentemente, las lanzas a la de los demás y les acotas.

+La dualidad es una restricción que ofrece anulaciones en tu vida, y tú, consecuentemente, las lanzas a la de los demás y les anulas.

+La dualidad es una restricción que ofrece limitaciones en tu vida, y tú, consecuentemente, las lanzas a la de los demás y les limitas.

+La dualidad es una restricción que ofrece imposiciones en tu vida, y tú, consecuentemente, las lanzas a la de los demás y les impones.

+La dualidad es una restricción que ofrece supresiones en tu vida, y tú, consecuentemente, las lanzas a la de los demás y les suprimes.

+La dualidad es una restricción que ofrece reproches, acusaciones y exigencias en tu vida, y tú, consecuentemente, a la vida de los demás les reprochas, acusas y exiges. (Recomiendo leer “El tratado de la sencillez de 10/01/2019)

 

Además de todas estas muestras, no queda ahí el asunto de la dualidad y sus restricciones, sino que esto conduce a tres evidencias:

1) Al pensamiento único como motivador motor, nunca al pensamiento independiente, autónomo, íntimo, personal y propio.

2) A la mente colmena que busca que los demás piensen de la misma forma.

3) A la marcación de una directiva lineal de la que no se puede salir.

 

Quizá puedan parecer simple estos tres puntos, pero, para desgracia, concluyen en tres observaciones limitativas, y son las siguientes:

A) A la no creatividad, dado el pensamiento único.

B) A las ideas de carencia, dado que sólo es posible un punto de vista.

C) A la falta de abundancia en tu vida en cualquier orden de la misma, dado que no puedes ir por donde quieras, sino por la directiva lineal marcada.

 

¿Va clara la cosa hasta aquí? Ok, Almita. Ahora aprovechemos algo muy de moda y lo hago a modo reflexiones: ¿No es esto de la dualidad es un buen y excelente virus que mata tu libertad, voluntad y entendimiento? ¿Te quitas la mascarilla de la dualidad o sigues asfixiándote? Escucha, Almita, que me la trae floja lo que hagas, que siempre he ido sin la mascarilla de la dualidad, y mucho menos con la actual que es un bozal para marcarte como ganado borrego que asiente obedeciendo sin rechistar a un pensamiento lineal de mente colmena que inculcan, a cada día, con cada nueva promulgación de más edictos, normas y leyes. Que la dualidad es un virus que te consume, te agota, te destroza, pero la vacuna la tienes tú, no has de esperarla; ya está fabricada, y he hablado mucho de ello, y es muy sencilla; la vacuna de la dualidad es aceptar que cada cual es como es, va como quiere o puede, y piensa como quiere o le inculcaron, y que no por ello ha de gustarte, ni compartirlo, ni siquiera defenderlo, que la cuestión es dejarlo ser sin entrar en conflictos, peleas, riñas, altercados... en definitiva: guerras. 

 

        Al final me consumo las ocho páginas, y porque no me dan más. Estamos en la séptima y quiero tocar cuatros aspectos que van a ser delicados, en especial para quien en la dualidad esté bien metido. Tales aspectos son: (1), el libre albedrío y la libertad; (2), el patriotismo y la izquierda; (4), La religión como única solución; (4), la bipolaridad de la dualidad. Empecemos

        Primer punto. La mar de gente se mete en decir, usar o utilizar el tema del libre albedrío como excusa, e incluso argumento, a lo que sea que exponga, sin saber lo que es el libre albedrío, y menos aun lo que es la libertad y dónde radica la misma. En su momento lo publiqué, pero ahora no lo encuentro, pero sí lo tienes en mi libro “Alas sin plumas” (que es gratis si lo solicitas) con el título “Ser libre”, y ahí me refiero a este tema. Pese a ello, lo voy a resumir aquí, y tienes que entenderlo, porque esto es como 2+2: 4. Ya he hablado mucho antes (ver: ¡Ascensión a 5ª Dimensión? –VII Parte de XII y siguientes) de que la Libertad radica en la Singularidad. Que la Singularidad es amor incondicional. Que si tenemos conectada la Particularidad a la Singularidad obraremos desde el amor incondicional; y al mismo tiempo e instante desde la libertad, y que, si usas de la libertad, desde la Singularidad conectada a la Particularidad, ofreces en amor incondicional, y si es así, nunca haces daño a la libertad de los demás. Bien, ¿comprendido? esto de 2+2: 4. Bien, pues cuando no tenemos conectada la Particularidad con la Singularidad (busca en Informe VIII) se está en eso del libre albedrío, que es lo que existe aquí, en esta dimensión vivencial, y que el libre albedrío es la ley de los matones, donde dice: aquí vale todo. ¿Acaso en este mundo no vale todo? Valer en cuanto a que se ejecute de todo que pueda producir daño, invadiendo la libertad del otro. Aquí se da de todo, robo, asesinato, violación… de todo, otra vez 2+2: 4. Por tanto, o estás en la dualidad del libre albedrío, que lo valida todo, y ya sabes luego qué pasa: que o existes desde la Libertad en tu Singularidad conectada a tu Particularidad sin realizar daño a los demás; o desde la desconexión de tu Singularidad dañando en base a eso del libre albedrío. En serio, esto de la diferencia entre la libertad y el libre albedrío es como 2+2: 4.

Segundo punto: si dices, como aseguro, que derecha e izquierda son la cara de la misma moneda de la dualidad, vamos que todo es lo mismo dado que te quieren inculcar que seas de derecha o de izquierda, pues no hay más posibilidades.  Pero ahora se está estableciendo que quien diga que no es un patriota, directamente te tachan de izquierdoso. Aquí, con esta argumentación, falsa, quienes pretenden defender a la humanidad de los Malvadetes, desde las redes sociales están metiéndote en la dualidad de situarte a un lado u otro: o eres patriota o eres de izquierdas. A ver, Almita, ¿hay más cosas a parte de izquierdas o derechas? Para mí sí, no ser de ninguno de los dos lados y tener tu propio criterio sin entrar en ideologías que combaten entre sí. Es como decir, ¿eres pro yanqui o contra yanqui? A ver, que no soy contra ni pro nada, que a lo único que me dedico es a vivir mi vida y dejar que cada uno viva la suya sin meterme en los dos bandos de oposición a los que nos invitan cada día. Que no soy ni patriota ni antipatriota, que me gustaría que no existieran fronteras, ni pasaportes, ni nacionalidades… me gustaría que nos viéramos como lo observo, que somos una misma humanidad independientemente del lugar de nacimiento, del color de la piel o del género. Insisto, ahora te dicen que, si no eres un patriota, eres de izquierda. Quizá lo hagan con buena fe, pero invitan a definirte o posicionar de un lado contra otro, y ya estamos de nuevo en la dualidad, en la pelea.  Y lo repito, esto crea división, y no unión. Y hasta que no nos veamos todos como UNO, seguimos en la dualidad bipolar. De veras que llega el punto que me da mucho asco tanta división, tanta destrucción, es realmente vil, cruel, miserable y aberrante.

Tercer punto. El arzobispo Viganó deja escrito lo siguiente: “Recemos para que salgan a la luz las trampas que el enemigo invisible trama en las sombras, y que sean derrotados los que quieren promover el vicio, el pecado y la rebelión contra los Mandamientos de Dios y las mismas leyes de la naturaleza” A ver, Almitas, si no rezo estoy en contra del bien común. Si no practico una religión estoy diciendo que las demás religiones no son las adecuadas. Lo menciono, pues este curita venido a más, con su discurso, lo que viene a decir es que la solución está en rezar, pero rezar desde el punto de vista de esa religión caótica. ¿Por qué no invita a rezar al resto de personas que no pertenezcan a su religión? ¿Acaso no los está excluyendo? Obvio, que para mí sí. Esta es la prédica de la dualidad religiosa. De nuevo una ideología como solución mientras que las demás no lo son.

Cuarto punto. Aquí no voy a explicar nada, solo te planteo la cuestión que anuncia el título: ¿acaso la dualidad no es una manera de bipolaridad? Porque si estás metido en la dualidad, seguro que eres algo bipolar ¿sí o no? Tú sabrás.

 

Cerremos este tema con cierta contundencia: la dualidad es el único recurso de los débiles, de los inseguros, de los torpes, de los necios, de los psicópatas, de los estúpidos, de los incautos… La dualidad es un recurso sin recursos. Un recurso que lleva al desgaste, al padecimiento, al sufrimiento, a la miseria, al deshonor, a la inmoralidad, a la decadencia, a la pérdida de la razón. La dualidad, es el pasaje a la demencia, el pasaporte a la locura y el visado a la frustración y la impotencia. Y tras esto, prefiero estar en el lado de los inteligentes que usan del entendimiento para comprender la vida como un TODO unido, vivirla y disfrutarla sin ir a la lucha, al combate, a la guerra de la dualidad bipolar tridimensional.

 

Nota: para el día 08/12/2020, la vacuna a la dualidad bipolar tridimensional, y sin efectos contraproducentes, sino todo lo contrario.

 

Actualizaciones y ¿…? deeelij@gmail.com

====================================================