6/12/19

Conciencia Holística, por Emilio Carrillo



Vídeo (duración total: 01:16:34) de la conferencia compartida por Emilio Carrillo en Ayamonte, con fecha 13 de septiembre de 2019, titulada Consciencia Holística:

1ª Parte (43:42):

2ª Parte (32:52)

==============================================

5/12/19

Viento y agua internos


Se ha extendido en nuestra cultura una filosofía milenaria conocida como Feng Shui. Su descripción occidental es Viento y Agua y llevando esta descripción a nuestro concepto superficial de la realidad, lo hemos ido contemplando como algo con efecto prácticamente material; al estudio de cómo las corrientes externas recorren nuestras viviendas y nuestros negocios para que favorezcan nuestra vida en diferentes aspectos: Salud, amor, economía…
Esta visión material ha generando la creencia de que la energía de la vida es modificable y domable a nuestros propios intereses, más allá de lo que la vida pueda pretender por sí misma.

Pocos saben que el origen real de esta filosofía nace del arte de enterrar. En su origen, estudiaban los lugares naturales adecuados para que la orientación de los huesos y la vibración natural del terreno, favoreciera, por resonancia, la vibración de los huesos de la descendencia.
La intención profunda de este alineamiento era favorecer la posibilidad de que, si para mayor vibración de La Tierra, alguno de sus descendientes pudieran llegar a ser emperadores o personas influyentes, se diera con facilidad y sus actos y decisiones, fueran para mayor beneficio global. Aquí está la clave: para mayor beneficio de La Tierra se ponían a favor de ella… para un beneficio global.

Las diversas escuelas y formas de enfocar esta filosofía a día de hoy, proponen diversos grados de profundidad a la hora de estudiar el entorno y lograr que todo fluya en él, pero con el único enfoque atrayente del beneficio propio. Este enfoque ha llevado a las personas a obsesionarse y a apegarse a los objetos para que estos, en el lugar marcado como apropiado, cumplan con la misión para la que han sido adquiridos: el auto beneficio.

El viento y el agua al que hace referencia la realidad profunda de esta filosofía no son externos, son internos. Más profundos y sutiles incluso que nuestra respiración y nuestros fluidos físicos. Se refiere a la inercia interna que los genera, los mueve y los orienta.

La vida no es para ser manipulada, es para ser vivida en unidad consciente de ella.
La división entre la vida y “mi vida” es el principio de toda obsesión y miedo.
Si tratas de estudiar la vida para su control y tu auto beneficio, te irás sintiendo cada vez más distante de ella.
Por el contrario, si te armas de valor y te abres internamente a ella, le permitirás ser desde dentro de ti y descubrirás tu verdadera esencia. 

De esta forma, no moverás lo externo buscando un cambio interno, será el despertar interno el que guiará el cambio externo.

================================================================================
Autor: Andrés Tarazona (andres@andrestarazona.com)
Todos los jueves, desde el 7 de noviembre de 2019, Andrés comparte en este blog una serie de publicaciones centradas en
el Diseño Sentidointeriorismo y diseño consciente de viviendas, comercios y empresas que mejoran la calidad de vida.
================================================================================

4/12/19

El canto más bello


Iba con el grupo de hermanos de Medina Runda y se le acercó un niño y le dijo:

—Maestro, dame algo para calmar la sed y el hambre que hay en mi familia.

Y él le respondió:

—Aún la vida no se ha desperezado plenamente, aún no ha abierto sus alas ante ti, y ya vives su crudeza. Mas no tengas temor, porque de aquellos que labraron su vida sobre la áspera roca de las necesidades, salió el más bello canto que conoció el hombre y la fuerza más humana que lo mueve. No te adormezcas en la marcha.
»Piensa que esta carga que deposita en tus frágiles hombros la vida será la que los haga duros y fuertes como columnas de mármol.
»¡Cuántos hijos de hombres hacen de sus vidas un invernadero donde se cuidan a sí mismos en la comodidad! Mas luego quedan por toda la vida encerrados en él... Y cuando viene el invierno de las necesidades y rompe sus puertas y ventanas, se secan.

======================================================
Autor: Cayetano Arroyo
Fuente: Diálogos con Abul Beka (Editorial Sirio)
Nota: En homenaje a la memoria de Cayetano Arroyo y Vicente Pérez Moreno,
un texto extraído de los Diálogos de Abul Beka se publica en este blog todos los
miércoles desde el 4 de octubre de 2017.
======================================================

3/12/19

Consciencia y Andalucía


Aunque el Día de Andalucía se celebra oficialmente el 28 de febrero, muchos consideran el 4 de diciembre como la mejor fecha para la festividad andaluza en recuerdo de las grandes movilizaciones ciudadanas que, el 4 de diciembre de 1977, impulsaron decidida y definitivamente el reconocimiento institucional de la identidad andaluza. Fueron cerca de dos millones de andaluces los que salieron entonces a la calle desmoronando el mito de que en Andalucía no existía un sentimiento de diferenciación ni voluntad de reivindicar instituciones de autogobierno; y plasmando la existencia de una Consciencia ligada a Andalucía. Siendo mañana 4 de diciembre, se reflexiona a continuación, con brevedad, al respecto.

El Diccionario de la Academia Española de la Lengua asocia el término “consciencia” al conocimiento de uno mismo en el que tanto han insistido los sabios y sabias de todas las épocas, con los filósofos de la Grecia clásica a la cabeza, que, por boca de Pitágoras y Platón, llegaron a afirmar: conócete a ti mismo y conocerás al ser humano, al Universo y a Dios. A partir de ahí, se utiliza el calificativo “consciente” para referirse a personas y a colectivos despiertos y lúcidos.

Es por esto que existe un claro vínculo entre Andalucía y la Consciencia, que queda plasmado tanto en su himno como en su lema.

  Así, la letra del himno afirma: “Los andaluces queremos volver a ser lo que fuimos, hombres de luz que a los hombres almas de hombres les dimos”. Unas palabras que van más allá del recuerdo del periodo andalusí, en los que la cultura procedente de Andalucía era un foco de luz en el mundo occidental y oriental, y enfatizan al “hombre de luz”, un término muy concreto que hace mención a las personas conscientes que avanzan en el camino de su propia perfección y contribuyen a la de los demás.

Lo que se encuentra conectado con el lema de Andalucía, que liga el “por sí” con la “Humanidad”, una proclamación ajena a cualquier tipo de exclusión e íntimamente unida a esa hermandad entre todos los seres humanos que Blas Infante subrayó al hablar de un nacionalismo andaluz “federalista, fraternal, verdaderamente humano, tipo de organización universal, social y política de todos los pueblos”.

Desgraciadamente, tan altos valores y principios se hallan hoy, si no olvidados, si relegados por un contexto social, económico y político marcado por el conflicto, las diatribas estériles, la deshumanización, la desnaturalización y, en última instancia, la inconsciencia.

Un escenario en el que, lejos de caer en el pesimismo o el nihilismo, se hace necesario, como siempre, pero más que nunca, recuperar la esencia de la Consciencia de Andalucía y, por tanto, la solidaridad, la cooperación, el altruismo, la tolerancia, el diálogo y la búsqueda de puntos de encuentros para perfilar y acometer un nuevo sueño de porvenir colectivo más social, más justo y más equitativo.

Una tarea en la que Andalucía debe volver a dar un paso adelante mediante una acción ciudadana que no caiga ni en el conformismo ni en el derrotismo y apunte con rotundidad por la Reverencia por la Vida en todas su manifestaciones, por la Paz y por una Cultura entendida como Cultivo del Alma en la que todas las diferencias se superan y en la que se plasman las grandes cualidades de lo que significa ser humano.

===============================================

2/12/19

El 5G no será rompedor. Es la fusión nuclear lo que cambiará el mundo (Proyecto Consciencia y Sociedad Distópica)


===============================================
El blog El Cielo en la Tierra publica todos los lunes, desde el 3 de septiembre de 2018, una entrada relacionada con el Proyecto de investigación Consciencia y Sociedad Distópica. Por medio de la web del Proyecto se puede tener información detallada sobre sus objetivos y contenidos y cómo colaborar con él:
http://sociedaddistopica.com/
===============================================

El fundador del Media Lab del MIT vaticina un salto para la humanidad gracias a la bioingeniería, la producción de alimentos artificiales y la irrupción de una energía limpia


Tiene motivos para presumir de dones proféticos, porque estuvo en primera fila del despertar digital y vio con claridad lo que vendría después. En los años ochenta y noventa, cuando la mayoría de la población desconocía o empezaba a acercarse a Internet, (Nueva York, 1943), ingeniero informático y arquitecto, fundador, director y ahora presidente del Media Lab del Massachusetts Institute of Technology (MIT), vaticinó que íbamos a tener ordenadores en los bolsillos, pantallas táctiles, televisión a la carta como la de Netflix, altavoces inteligentes y hogares conectados. Y entendió que vendrían profundos cambios sociales. Sus artículos en la última página de Wired o su libro El mundo digital (1995) eran seguidos como un oráculo.

El tiempo le ha dado la razón en casi todo. Negroponte conversa en Madrid, donde participa este jueves en la jornada Cruce de Caminos, organizada por Banco Caminos y Bancofar. Sigue confiado en sus visiones del futuro, que hoy suenan muy atrevidas. Claro que también era atrevido lo que decía hace 30 años.

Pregunta. ¿Cuál es el próximo hito para la humanidad?

Respuesta. El mundo digital se ha integrado en nuestras vidas. Lo que vendrá ahora ya no serán extrapolaciones de la informática, como las que hemos visto.

Pregunta. ¿Es la bioingeniería la próxima revolución?

Respuesta. Esa será una de las grandes cosas que vengan, sí. Tendremos humanos genéticamente modificados y corregiremos los errores de la naturaleza. Será un futuro muy distinto.

P. ¿De verdad podremos vivir 150 o 200 años? ¿Lo haremos nosotros o nuestros descendientes?

R. Eso ocurrirá con seguridad en la próxima generación. Es un poco tarde para nosotros, porque revertir el envejecimiento es más difícil. Pero no hay duda de que sus hijos y mis nietos vivirán hasta los 150 años. Y haremos que los discapacitados puedan andar, luego podremos eliminar las enfermedades raras...

P. Y se alimentará al mundo con comida artificial.
R. Crear carne que no proceda de las vacas es un proyecto maravilloso. Podremos replicar las células de las vacas sin hacer daño a animales, sin el CO2 que emiten, ahorrando agua, cuidando el medio ambiente, y logrando que la gente tenga carne.

P. ¿Nos salvará la tecnología también del cambio climático?

R. La tecnología es la única solución al cambio climático. No hay otra. Tenemos que encontrar la forma de producir energía, no necesariamente de fuentes renovables, como el viento o el sol, sino haciendo que la fusión nuclear funcione. En 50 años tendremos una economía distinta y un mundo mejor gracias a ella.

P. Usted pronostica avances enormes para la humanidad. ¿No teme que las miserias humanas, o los intereses políticos y económicos, impidan que lleguen a beneficiar a la mayoría?

R. Los intereses corporativos suelen frenar algunos avances, pero no por mucho tiempo. Es bien conocido que quienes tienen intereses en el petróleo pueden forzar un retraso en las tecnologías alternativas. Por eso es tan difícil hacer pronósticos sobre cuándo llegarán algunas cosas, porque a menudo los retrasos vienen de fuerzas externas que no tienen que ver con la tecnología.

P. El 5G, el sistema que dominará las comunicaciones móviles, está siendo el centro de esta Segunda Guerra Fría, un campo de batalla entre EE UU y China por esa tecnología. ¿Quién ganará?

R. Hace 15 años que EE UU se ha rendido en las tecnologías de la telecomunicación. Los principales actores ya no son empresas americanas. El repentino interés por el 5G, y en particular por Huawei, me parece increíble. Porque el 5G no es tan importante como están vendiendo. Es solo un cambio incremental sobre el 4G. El hito fue el 3G. Esto no es la fusión nuclear. Si alguien domina la fusión nuclear, cambiará las reglas del juego. El 5G no va a ser rompedor. Y si miramos lo que hace China en áreas como el 5G, está muy por delante de EE UU.

P. Usted representa el optimismo ante los cambios tecnológicos. Pero todo indica que la opinión pública ha ido pasando del entusiasmo al pesimismo.

R. Sigo siendo optimista, pero eso es verdad. Hay un creciente sentimiento en todo el mundo de escepticismo, de que la tecnología ha creado muchos de los problemas que tenemos que arreglar. Si lo miras objetivamente y con perspectiva, la tecnología ha traído muchas soluciones, como en la medicina, y los problemas son sobre todo por cómo usamos la tecnología.

P. Los gigantes de Internet son vistos ahora como un gran oligopolio que hace negocio sin control con nuestros datos. Una especie de Gran Hermano.

R. Pondré otro ejemplo. Cuando las revelaciones de Snowden, muchos americanos como yo nos sorprendimos de que el Gobierno nos estaba vigilando. Si vas a China, y acabo de estar allí, ves cientos de cámaras en la calle haciendo reconocimiento facial y creando una casi perfecta seguridad. Y la gente está satisfecha. Dicen: de acuerdo, quizás se viole lo que vosotros los occidentales consideráis intimidad, pero no tenemos delincuencia. Son cosas que se ven distintas desde cada cultura.

P. ¿Juega China con ventaja en la carrera tecnológica por la falta de garantías para la intimidad? Allí se puede crear una gigantesca base de datos genéticos que en Occidente no sería viable.

R. Europa es quizás el líder mundial en protección de la intimidad. Por otro lado, hay mucha gente que muere en Alemania porque es ilegal compartir datos que permitirían salvarlos. Es un difícil equilibrio. Si me atropella un coche, no quiero que mis datos médicos estén protegidos, quiero que cuando llegue la ambulancia lo sepan todo.

P. ¿Cree que los gigantes de Silicon Valley deben ser divididos como otros monopolios en el pasado, lo que ha propuesto la senadora Elizabeth Warren?

R. No estoy seguro de que dividir a estas compañías garantice asuntos como la privacidad. A nadie le gusta que una empresa crezca tanto y sea dominante, pero lo que tenemos que mirar es qué sacamos de ellos, quién está contribuyendo más al conocimiento y la ciencia. Es sorprendente qué poco aportan muchas de esas grandes compañías. La gente joven quiere ser Mark Zuckerberg, no quieren ser Alan Turing. Es decepcionante. Necesitamos gente que invente y sea imaginativa como Turing.

P. ¿Están afectando las redes sociales a la calidad de la democracia? Allí se expanden ideas extremistas, mensajes de odio…

R. No uso mucho las redes sociales. Soy más un observador. Está claro que están teniendo un impacto. En unas partes, están creando democracia, en otras partes la están debilitando. El balance es probablemente a favor de la democracia.

P. Diversos estudios alertan de la destrucción de millones de empleos por la robotización, incluso en las actividades más intelectuales. Esto está generando ansiedad en la población y abriendo debates como el de la renta universal. ¿Cuál es el futuro del empleo?

R. Es más fácil automatizar la mayoría de actividades intelectuales que la mayoría de empleos en servicios, como preparar comida rápida. Es más fácil tener un robot abogado, o contable. El desplazamiento del empleo no dependerá de las capacidades intelectuales. En algún momento tendremos que repensar el concepto del trabajo. Una parte del concepto tiene que ver con tener un sentido, un propósito. La gente siempre tendrá un propósito, pero puede no ser llevar un salario a casa, que es lo que define el empleo hoy.

P. ¿Vamos a tener algún día una verdadera inteligencia artificial, que tenga conciencia?

R. Esa es la pregunta, la conciencia, y la mayoría de la gente no se la hace. No estoy seguro de que lo vaya a ver en mi vida. Pero antes de eso veremos máquinas que tendrán sentido del humor, y será asombroso. Otra pregunta que no parece interesante es: ¿por qué los hombres apreciamos la música?

P. ¿Hay que reivindicar las humanidades, o la filosofía, en una sociedad hipertecnológica?

R. Las humanidades son la cosa más importante que puedes estudiar.

===========================================
Entrevista a Nicholas Negroponte
Fuente:
===========================================

1/12/19

¿Existe algo que ponga fin a mi búsqueda, a mi confusión? (Enseñanzas Teosóficas: 146)



==================================================
Autor: Jiddu Krishnamurti
==================================================
Las Enseñanzas Teosóficas se publican en este blog cada domingo, desde el
19 de febrero de 2017
==================================================