16/2/10

Toque de humor

03:00 de la madrugada.

Pepe llega a su casa con una buena borrachera. Tras abrir la puerta del domicilio con sigilo y moverse despacio y sin hacer ruido para no despertar a Concha, su señora, entra en el dormitorio dispuesto a dormir la mona.

Cuando está a punto de meterse en la cama, se enciende la luz. Pepe comprueba que Concha no sólo no se encuentra dormida, sino que tiene los ojos muy abiertos y un rictus en la cara que denota que va estallar la bronca.

A pesar de la borrachera, Pepe recuerda aquello de que la mejor defensa es un buen ataque y toma la iniciativa:

Pepe: Qué

Concha: Qué de qué

Pepe: Qué de qué o qué

Concha: Qué de qué o qué de qué

Pepe: Qué de qué o qué de qué o qué

Concha: Qué de qué o qué de qué o que por qué

Pepe: Qué de qué o qué de qué o qué por qué pues qué

Concha: ¿Dónde andabas, sinvergüenza?

Pepe: ¡ No, no!. No me cambies ahora de conversación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.