24/2/10

Hsin Sin Ming: Meditaciones (II)

-------------------------------------------------------------------------------------------

La más leve señal de preferencia, elección o juicio,

aunque sólo te alejes de tu Ser Profundo el grosor de un cabello,

provocará una sima tan honda

como si se separaran Tierra y cielo.

Si deseas que tu Yo Verdadero se manifieste,

no abrigues ningún pensamiento

ni a favor ni en contra de nada.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Las Meditaciones emanadas de la lectura del poema Hsin Sin Ming, obra de Seng Tsan, uno de los primeros maestros chinos de Zen, se publican en el Blog de lunes a viernes (Primera entrada e introducción: martes 23 de febrero de 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.