8/2/2010

Nibiru

El pasado viernes 5 de febrero se publicó aquí una entrada dedicada a Iapetus. A raíz de la misma, bastantes seguidor@s del Blog han remitido preguntas en torno a Nibiru. En él centraremos esta entrada, lo que nos llevará, igualmente, a plantear la posibilidad de que nuestro sistema solar no tenga sólo una estrella –el Sol- sino dos, siendo, por tanto, un sistema solar binario, como la mayoría de los que nos rodean.

Nibiru

Su nombre significa "lugar que cruza" o "lugar de transición" y para los antiguos babilonios era un cuerpo celeste asociado al dios Marduk.

Para saber de este astro recomiendo la lectura de Crónica de la Tierra, la monumental obra de doce volúmenes del investigador ruso Zecharia Sitchin, experto en lenguas muertas. De hecho, recorrió el mundo traduciendo miles de tablillas de arcilla localizadas en distintos museos de los cinco continentes.

En ellas encontró descrito el origen del ser humano, tal como hoy lo concebimos, según los sumerios, la primera civilización conocida en la historia de la humanidad, que responsabilizan de la creación de la especie humana a seres extraterrestres, los anunnaki (el Libro del Génesis 6,4 los denomina nefilim), que habrían provocado un salto en lo evolución de los primates hominoideos mediante la manipulación genética.

Uniendo las aportaciones de Sitchin a las de Drunvalo Melchizedek, vertidas en el primer volumen de su libro El antiguo secreto de la flor de la vida, los nefilim, seres gigantes, de hasta cuatro metros y medio de altura, capaces de vivir muchos miles de años, recalaron por vez primera en la Tierra hace unos 450.000 años. Su objetivo era extraer oro, mineral que precisaban con urgencia para la supervivencia de su mundo y del que habían localizado grandes betas en el sudeste del actual continente africano. Durante milenios hicieron este trabajo ellos mismos, hasta que, al surgir conflictos, optaron por utilizar a criaturas nativas, hominoideos aún simiescos, para lo que tuvieron que realizar en ellas actuaciones de ingeniería genética dirigidas a incrementar su capacidad física e inteligencia. Fue así como apareció el ser humano hace unos 200.000 años.

En cuanto a la localización de Nibiru, según Sitchin, en su descripción de la cosmología sumeria, se refiere a él como el “12º planeta” o “Planeta X”, que incluye la descripción de 10 planetas, más el Sol y la Luna. Igualmente, indica que en la antigüedad se habría producido una colosal colisión de uno de sus satélites con Tiamat, un planeta que habría estado situado entre Marte y Júpiter. De esta catástrofe cósmica nació el cinturón de asteroides y el propio planeta Tierra y su satélite, la Luna. Como consecuencia del choque, Nibiru habría quedado atrapado en el sistema solar, volviendo al lugar de la colisión periódicamente en una órbita excéntrica. Sitchin cita algunas fuentes que, según él, hablarían sobre el planeta, describiéndolo como una estrella, concretamente una estrella enana marrón ubicada en una órbita sumamente elíptica alrededor del Sol, de unos 3.600 a 3.760 años. Sitchin atribuye estos datos a los astrónomos de la civilización maya.

A todo lo cual hay que agregar que el escritor e investigador turco Burak Eldem ha sugerido que, realmente son 3.661 años los que duraría el período orbital del supuesto planeta, anunciando su "fecha de vuelta" para el año 2012. Según él, 3.661 es un séptimo de 25.627, que es el ciclo total "de 5 años mundiales" según el calendario maya extendido. Añade que el último paso orbital de Nibiru sucedió en el año 1649 a.c., causando grandes catástrofes sobre la Tierra, como las erupciones que dieron forma al archipiélago volcánico de Santorini, la antigua Thera, en el mar Egeo.

Sistema solar binario

Toda la información anterior ha sido completada y parcialmente corregida por otros trabajos y nuevas indagaciones.

Por una parte, la colisión con Tiamat, de la que surgió la Tierra o Gaia, la Luna y el anillo de asteroides entre Marte y Júpiter, se produjo hace miles de millones de años, mientras que la fecha de la manipulación genética acometida por los anunnaki para gestar la especie humana es mucho más reciente, pues tuvo lugar en el año 198.214 a.c. . Ahora bien, este fue el momento de la operación final, por expresarlo de algún modo, pues antes habían hecho otros experimentos genéticos cuyos resultados no fueron satisfactorios para los nefilim, bien porque se quedaron cortos en su objetivo de dotar a los primates hominoideos con el nivel de inteligencia y capacidad física pertinentes para que pudieran serles útiles, bien porque las criaturas resultantes eran demasiado inteligentes, excesivamente parecidos a ellos mismos.

Por otra, Nibiru no es una estrella, sino un planeta que gira en torno a una estrella apagada, una enana marrón, que es hermana de nuestro Sol, en el sentido que conforma con él nuestro sistema solar (Ors). Las investigaciones mas recientes evidencian que un elevado porcentaje de estrellas son parte de sistemas de, al menos, dos astros. Y muchos de los sistemas solares que nos rodean son binarios: están compuestos por dos estrellas que orbitan mutuamente en torno a un centro común. Ors no es una excepción a esta regla y nuestro querido Sol cuenta con una compañera.

Si no la vemos se debe a que estamos en un sistema solar binario astrométrico, es decir, sistemas dobles en los que sólo es visible un componente. El otro objeto, el invisible, suele ser un cuerpo de luz muy baja o de luminosidad nula, normalmente una enana roja o una enana marrón. La acompañante del Sol es esto último, una enana marrón, tipología de estrella que los astrofísicos definen como de masa subestelar e incapaz, por tanto, de mantener reacciones nucleares continuas de fusión del hidrógeno de su núcleo. Es una especie de estrella “fallida”, pues contienen los mismos materiales que el Sol, pero ostenta una masa insuficiente para brillar. Además, tampoco su volumen es muy grande, similar al triple de Júpiter. Y si podemos detectar que existe es por el tirón gravitatorio que produce, sobre todo cuando se acerca al Sol, lo que explica determinadas anomalías gravitatorias existentes en Ors para las que la ciencia “oficial” no tiene respuesta.

La distancia entre el Sol y su compañera d depende del momento de la órbita mutua, que marca un periodo de rotación de 3.600 años. En la fase de mayor alejamiento, la distancia entre ambos astros va más allá de las 70 unidades astronómicas (una unidad astronómica –ua- es igual a la distancia media entre la Tierra y el Sol, casi 150 millones de kilómetros). Y en los de más acercamiento, ronda los 40 ua.

Esto significa que la velocidad media de aproximación entre ambos supera el millón de kilómetros al año. En concreto, 1.250.000 kilómetros anuales: en 36 siglos la distancia oscila en unos 4.500 millones de kilómetros, 30 ua. Pero esto no es lo más trascendente, sino otros dos hechos. Por un lado, hay que tener en cuenta que Plutón se halla a 39,5 ua, por lo que, en el periodo de mayor cercanía, la estrella marrón se sitúa adyacente a la frontera de lo que interpretamos todavía como nuestro sistema planetario, delimitado por la serie de planetas que van desde Mercurio al referido Plutón. Y, por otro, la enana marrón no viaja sola, sino que la acompañan varios planetas que giran a su alrededor. Uno de ellos es precisamente Nibiru, que se caracteriza por una órbita bastante extraña, con un movimiento elíptico que presenta grandes parecidos, a su escala, con el de Iapetus-.

De ahí que, en la protohistoria cósmica, Nibiru llegara incluso a introducirse entre Júpiter y Marte, colisionado con Tiamat. Y muchísimo tiempo después, los habitantes de Nibiru aprendieron a usar en beneficio propio la aproximación de la enana marrón al Sol, aprovechando esos estadios del ciclo para efectuar sus incursiones en la Tierra.

Durante la fase en la que se reduce al máximo la distancia entre la enana marrón y el Sol, éste sufre una especie de balanceo ocasionado por los impactos de la interacción gravitatoria, alterando su radiación electromagnética. De hecho, podemos estar prontos a entrar en el periodo de mayor acercamiento entre los dos astros en el contexto de la órbita del sistema binario (algunas fuentes indican que Nibiru se encuentra actualmente en la constelación de Orión: declinación 8 38´, ascendencia recta 13 48´), lo que explicaría, al menos parcialmente, los cambios climatológicos y atmosféricos que parecen afectar a todos los planetas del sistema solar, incluida la Tierra.

13 comentarios:

  1. Uh... ¿Alguna referencia seria donde consultar la veracidad de tan fantástica historia?

    Saludos

    KC

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, Keith, es una fantástica historia que a lo mejor es la nuestra, la de la Humanidad. ¿Te imaginas?. Es tan atractiva que ha servido de hilo argumental a la película Avatar. Y ya no habría que seguir buscando el célebre eslabón perdido, otra historia, aunque "oficial", no menos espectacular y aún más increíble.
    Si utilizas Google, encontrarás referencias Nibiru en 7,6 millones de webs. En cuanto al sistema binario,también son muy numerosas. Te aconsejo www.starviewer.org.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Emilio.

    Gracias por responder.

    La búsqueda en google, en efecto, arroja muchas referencias (7.6 millones!) La pregunta es ¿cuántas de esas referencias son serias? ¿Cuántas de esas menciones son mentiras flagrantes?

    Lo que esperaría es alguna referencia en Science o en Nature, y quizás algo en arXiv. Starviewer es una pésima referencia. Es un sitio que se autonombra científico, pero que no tiene lo que se requiere para serlo: métodos y referencias serias verificables.

    Un ejemplo de las patinadas de la gente de starviewer (que por cierto coinciden en afirmar que nuestro Sol anda de ligue con una enana marrón) lo puedes ver en esta entrada de mi blog: http://ahuramazdah.blogspot.com/2009/08/no-hubo-nada.html.

    Mi estimado Emilio, me extraña que con esa trayectoria tan impresionante te dejes llevar por la charlatanería de estos tipos. Te invito a abandonar la postura de que hay una "ciencia oficial", como si fuese un secreto guardado por algunos científicos malévolos que no desean que "la verdad" se sepa. La ciencia NO es una Catedral, es sólo un conjunto de métodos. Más sobre este asunto:
    http://ahuramazdah.blogspot.com/2008/01/no-hay-tal-cosa-como-ciencia-oficia-l.html
    <a href="http://ahuramazdah.blogspot.com/2008/07/argumentos-en-favor-de-la-ciencia.html>http://ahuramazdah.blogspot.com/2008/07/argumentos-en-favor-de-la-ciencia.html</a>

    Para terminar, no pienso que la historia de Nibiru, por muy imaginativa y encantadora que sea, pueda ser "nuestra" historia. Simplemente porque hay evidencias que apuntan hacia otro lado. Si hay nuevas evidencias que apuntan a la confirmación de la panspermia (no las patinadas de starviewer), entonces habría nuevos paradigmas, nuevas teorías y nuevas afirmaciones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Perdón, se me paso un entrecomillado en el código HTML. La segunda referencia sobre "ciencia oficial" es:
    http://ahuramazdah.blogspot.com/2008/07/argumentos-en-favor-de-la-ciencia.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. puras mamadas de los dos.

    ResponderEliminar
  6. Perdón Emilio, pero ¿en que quedaría todo escrito si buscas la historia de la astronomía y descubres que los sumerios sólo hablan de 5 planetas (jamás de 10)?

    ResponderEliminar
  7. Esos dos no sabennada de nada, así es mejor que se callen, así se defienden mejor bola de incompetentes!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Solo quiero que me contesten ¿ en dónde esta Dios ? !!!!! yo no lo sé, y saben porque ? PORQUE NO LO VEO !!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Dios (Ser Uno, Todo, Alá, Padre/Madre, Creador,…) no está: ¡Es!.
    Por eso, precisamente, no puedes verlo, ni percibirlo, ni amarlo, ni sentir su Amor con ojos o sentidos físicos.
    Vive el presente, evita las preocupaciones, desarrolla un estilo de vida sencillo y austero, busca espacios de silencio y recogimiento interior, medita, disfruta de la Naturaleza y con tus semejantes, práctica el Amor en la cotidianeidad de tu día a día, comparte y trasmite alegría, confía en tus intuiciones e inspiraciones,… y su Presencia inundará tu ser y su Providencia impulsará tu vida.
    Constarás entonces que siendo Él, eres Tú; y que si Tú no existieras, Él tampoco existiría.
    La mente no pude digerir tamaño hecho. En cambio, Tú, tu ser profundo, sabe que es la Realidad.
    Un abrazo de Amor y Paz.

    ResponderEliminar
  10. Gestor del blog.
    Tienes toda la razón, eso es lo que realmente importa, lo demás es solo conocimiento, y ello no te hace mejor persona, eso depende de uno mismo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Saludos a ti.
    Tras lo que la Humanidad llama muerte (realmente es un cambio de plano dimesional), lo que realmente somos, que sigue plenamente "vivo", no guarda los conocimientos que en la vida física hayamos podido acumular. Nada de lo cognitivo queda, solo lo volitivo, esto es, lo ligado a la voluntad y la consciencia, que es lo que en verdad motiva e impulsa nuestros pensamientos y actos.

    ResponderEliminar
  12. Hola, visite tu sitio y vi que escribes sobre los Nibiru, aquí te invito a ver anomalias del sol, es una colección de fotos de distintos lugares del mundo que muestran al sol con un objeto delante de el y que emite una luz azul en los reflejos del sol. Dicha colección día a días sigue creciendo.
    La web es: www.empresasdechihuahua.com al lado derecho "Anomalias del Sol".


    Estas direcciones contienen Webcam, de las cuales saque la colección de imagenes, dependiendo de la hora podrás ver salidas
    y puestas del Sol.

    http://www.empresasdechihuahua.com/html/Climas/Polos/index.html
    http://www.empresasdechihuahua.com/html/Climas/Playas/index.html
    http://www.empresasdechihuahua.com/html/Climas/Volcanes/index.html

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.