8/10/09

Presentación de "Buscadores": gracias a los que, desde el presente eterno, son los verdaderos autores del libro

Tal como se adelantó en la entrada del pasado 27 de junio relativa a los textos que prevía publicar y se confirmó en la titulada Octubre 2009: Conferencias, intervenciones y actividades públicas, del 1 de octubre, a las 20:00 horas de hoy, en el Salón de Actos del Círculo Mercantil de Sevilla (C/ Sierpes, 65) presento mi último libro: Buscadores.

Debo reconocer que no sé exactamente cuando comenzó a gestarse. Lo más probable es que ya estuviese escrito con anterioridad a que alguien lo redactara. ¿Cuánto tiempo atrás?. ¡Una eternidad!. En la dimensión espacio/tiempo en la que se publica y en la limitada experiencia de esta vida física, puedo imaginar que tuvo su inicio una radiante mañana de febrero del año 2000 en una calle de Montevideo (Uruguay), donde un plácido paseo sin hora ni destino y la causalidad explotaron mi consciencia al colocar El Kybalión en mis manos, mi mente y mi interior. También pudo acontecer posteriormente, a medida que lo divinal que hay en todos tomaba las riendas de mi presente hasta el punto de provocar que naciera de nuevo del agua y del Espíritu. Aunque igualmente pudo ser antes. A lo mejor siendo muchacho, cuando aprendiendo con los claretianos sentí una incipiente llama vocacional que finalmente trasladé a la actividad política como vocación de servicio público. O quizá mucho antes, o mucho después, en otras vidas que fueron forjando el Yo Soy.

Diversos medios de comunicación se han hecho ya eco de la presentación del libro y subrayan tres aspectos:

+Es difícil de clasificar y, mucho más, de resumir. No en balde, persigue la transformación interior –íntima, consciencial- del que se acerque a él. Como indica el propio texto, “que el lector logre paz y felicidad asumiendo al cien por cien la responsabilidad de su existencia y vida física actual, a través del encuentro dentro de sí de la Esencia divina que constituye nuestro Yo verdadero”.

+Por su estilo literario y estructura, se debe inscribir en el género de ensayo. Y por su temática, en el campo de la espiritualidad más profunda. Pero sería insuficiente definirlo como un ensayo de contenido espiritual, pues, además de ello, la obra ofrece numerosas consideraciones, reflexiones y propuestas pertenecientes a los ámbitos de la ciencia -física cuántica y astrofísica, especialmente-, la filosofía y la psicología.

+A pesar de lo intrincado y arduo que esto en principio parece, el libro se caracteriza por su amenidad e indudable capacidad de atracción para el lector gracias al uso de una gran variedad de instrumentos divulgativos, que van desde películas de éxito comercial (Matrix, El laberinto del fauno, El cielo sobre Berlín y otras muchas) a conocidas piezas de música clásica (con J.S. Bach a la cabeza), pasando por una amplia batería de obras literarias (textos sagrados, escritos místicos, filosofía clásica y moderna, libros de autoayuda, obras científicas y aportaciones de muy diversas tradiciones culturales y espirituales).

Las 276 páginas y diez capítulos que conforman Buscadores se agrupan en cuatro partes. La Parte I: Búsqueda (Capítulo 1: Conócete a ti mismo; y Capítulo 2: Nueva visión) constata como las personas, por encima de cualquier otra cosa, somos “buscadores”, lo que se manifiesta en esa fuerza hasta cierto punto irracional -intuitiva, emotiva y sensitiva- que nos empuja existencialmente desde dentro a abrir constantemente nuevas puertas y vivir novedosas experiencias. El ser humano puede y debe ser definido como “un ser en búsqueda”. Pero ¿en búsqueda de qué?. A responder este interrogante con precisión se dirige el resto del libro profundizando en el antiguo aserto “conócete a ti mismo” y planteando la necesidad de una nueva visión de uno mismo y de la realidad que nos rodea.

En este orden, la Parte II: Consciencia (Capítulo 3: Búsqueda individual, encuentro en la Unidad; Capítulo 4: Consciencia y conciencia; y Capítulo 5: Mente, momento presente y práctica del ahora) se centra en la experiencia de individualidad en libre albedrío que conforma la aventura de ser humano. Las páginas recorren distintas modalidades de tal experiencia -el triunfador, el dador, el buscador, el vidente, el espíritu- para poner en evidencia la diferencia entre conciencia y consciencia. Y subrayar la importancia de ésta para comprender tanto el contenido trascendente del “Yo Soy” –presente en casi todas las tradiciones espirituales y religiosas- como el funcionamiento de nuestra propia mente, que ha de ser encauzada a vivir y practicar el “ahora” –el único sitio donde la vida realmente existe-, en lugar de perdernos, cual pelota de tenis, en un incesante trasiego entre el pasado y el futuro.

Lo que conduce a la Parte III: Física de la Deidad (Capítulo 6: Creador&Creación; Capítulo 7: Convivencia vibracional y espíritu encarnado; y Capítulo 8: Bien y Mal), que ahonda en la dimensión espiritual de la persona. De forma sencilla, las páginas se van adentrando por asuntos cada vez de mayor calado: el discernimiento sobre el Creador, la Creación y la fusión Creador&Creación; el significado espiritual del “Big-Bang”; el auténtico contenido de las figuras del Espíritu Santo y la Trinidad divina; la condición del ser humano como Espíritu, alma y cuerpo; el proceso de encarnación y reencarnaciones en este mundo; el significado real del Bien y el Mal, así como del Juicio Final y Satanás; y un amplio etcétera.

Lo cual desemboca en la última parte del texto, Parte IV: Unidad y Amor (Capítulo 9: Unidad; y Capítulo 10: Amor), que examina la unidad de cuanto existe, el diseño inteligente del Universo y la energía, en forma de Amor Incondicional, que fluye por doquier. Para lo cual, se detiene en asuntos como la práctica del ho´oponopono, la geometría sagrada y fractal, la conexión cósmica de los seres humanos, los campos mórficos y el Campo Crístico, el akasha y el ADN o la distinción entre el amor por predilección –de pareja, de amistas,…- y el Amor Incondicional, que ocupa los argumentos finales del libro.

Con todo ello, se entenderá bien la reflexión que le sirve de cierre:

Aquellos que deseen Ser y quieran Ver estas cosas, han de saber que no pueden hacerlo a medias: no caben las medias tintas. A lo largo de estas páginas muchos buscadores habrán encontrado lo que tanto buscaban: la energía interior del Dios que somos. Ahora sólo queda destapar el tarro de la Esencia, inhalar su fragancia en nuestro respiro y dejar que impregne la vida de manera absoluta y completa. Pero, ¡ojo!: una vez que el tarro se abre, es muy difícil de cerrar. Ya nada será como era, sino que será como Es. Y antes de disfrutar de la felicidad y la alegría de lo que eres y Es, sentirás cierta sensación de vértigo originada por tu propia infinitud y eternidad y la falta inicial de referencias. Pero nada hay que temer; es una sensación pasajera. De lo que sí has de ocuparte en cada instante es de asumir el 100 por 100 de la responsabilidad de tu vida; de comprometerte plenamente con la nueva visión; y de Amar, sólo Amar, en un momento presente continuo. Y el milagro explotará en ti por que tú eres el milagro.

El milagro incluye la resurrección en vida: un nacimiento nuevo en una existencia que sabrás eterna. Quizá tus familiares y amigos se percaten del cambio tan descomunal, consciencial, energético y vibratorio, que has experimentado; y habrá opiniones para todos los gustos, pues cada cual proyectará en ellas su propio grado de consciencia. Todas las aceptarás con agrado, pues también son tus proyecciones. Las restantes personas, salvo excepciones, no percibirán nada especial; al menos no a través de sus cinco sentidos. Pero sí notarás que, donde quiera que vayas, la gente querrá estar contigo, sentarse a tu lado, conversar, reír y hasta llorar en tu compañía. Siempre tendrás tiempo para atenderles, pues conocerás que el tiempo no existe y las casualidades tampoco. Y te verás en ellos; sabrás escucharles y sentirás a todos dentro de ti con amor y compasión; a nadie juzgarás, sino que constatarás el entusiasmo que el ser humano derrocha incluso cuando produce daño a sí mismo o a los otros; y, conscientemente, darás a todos calor con tu luz interior. Vivirás en el ahora sin preocupaciones ni sufrimientos; llenarás el momento presente de Actos con Amor, ahondando en la Vía del Servicio a los otros; permanentemente te agradecerás a tu Mí Mismo las maravillas de la vida; y te pedirás perdón por los pensamientos y actos -tuyos y de los demás- carentes de Amor. Y no le dirás a nadie lo que estás haciendo. Tan sólo lo harás y observarás el Milagro.

Decidimos el juego para todos. Yo estoy a punto. Ahora te toca a ti. El juego está en tus manos. Ahora o nunca.

Muchas gracias a los que desde el presente eterno son los verdaderos autores del libro.

11 comentarios:

  1. Emilio, enhorabuena por la publicación del libro, y gracias por tu dedicación y entrega para llevar felicidad y paz a los Buscadores.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días,
    No tengo el gusto de conocerte personalmente, pero cuando he sabido de la existencia de este nuevo libro que has presentado, inmediatamente comencé a informarme sobre tú perfil y los anteriores trabajos que has realizado.
    Soy una persona totalmente contraria a los libros espirituales que intentan mostrar un camino, ya que considero que el verdadero se encuentra dentro de cada uno y solo mediante la introspección y meditación interior se puede llegar a él. Pero a medida que leo reflexiones como las que tienes en el blog, una pregunta me asalta la cabeza, ¿vivimos en una sociedad donde necesitamos que nos guien?, al final creo que la respuesta es "sí".
    La falta de tiempo para nuestro desarrollo sentimental (pensamos que el profesional siempre va por delante), o incluso el familiar que dejamos en un segundo plano, la pérdida de la fe (que no hablo de ningún Dios), solo de fe en nosotros mismos, o en la humanidad, etc. Todo esto ha hecho que la vida no sea más que un viaje donde nos trasladamos en un velero sin timón alguno, avanzamos hacía adelante, pero no sabemos donde dirigirnos.
    Entonces es cuando pienso que quizá si, quizá es necesario que personas como tú aporten lo que tienen dentro para que todos los que navegamos a la deriva en esta sociedad veamos al final un faro de esperanza.
    Mucha suerte con "Buscadores", no lo leeré porque prefiero el primer tipo de búsqueda que te comenté, pero reconozco que si no hubiera personas como tú, que intentan que los demás recuperen un poco de la humanidad perdida, entonces nuestro mundo sería tal vez peor.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Emilio, felicidades por tu libro pero sobre todo gracias por transmitirnos el mensaje de aprovechar el presente "Carpe Diem". Intentaré no caer en el error que Gustave Flaubert reflejo en su frase: "El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente".
    David.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, necesitamos políticos con esa espiritualidad que te caracteriza. Te deseo lo mejor con tu nueva publicación. Ya llevo la mitad leído y he tenido que comprar un lápiz nuevo con que subrayar. Gracias y sigue por este camino. Los que te conocemos como político te adoramos como escritor y si todo lo mezclamos, creo que estamos ante un perfil idóneo para salir de esta crisis existencial, política, económica, ... que nos afixia.

    ResponderEliminar
  5. Hola no habia escuchado de ti, soy de Ecuador-Loja, estado buscando conferencia y audios tuyos realmente me gusta lo que dices, como puedo conseguir tu ultimo libro? LEONARDO PELÁEZ

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Leonardo, por tu comentario y tus palabras.
    El libro "Buscadores" lleva ya algún tiempo agotado y es imposible de conseguir.
    Si la Providencia lo estima oportuno, quizá me planteé volverlo a editar con añadidos y modificaciones sobre el texto inicial. Pero mi ser interior me indica que, al menos por ahora, no es el momento.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Emilio,núnca he leido ningún libro espiritual,quitando el de R.C,no leo nada,desde que tenía 15 años,(hace 20 años), mi ultimo libro ·BAJO EL SOL DE KENIA de Barbara Wood, me gustó mucho, pero por el estres que he llevado en estos 20 años,no he leido nada mas.
      Llevo algún tiempo queriendo leer este libro,me llama mucho la atención,pero no lo encuentro,después de leer este comentario,no me extraña que no lo encuentre,pero dime algo,es imposible encontrarlo?no lo tienes en ningún sitio para leer?
      Es raro que me interese tanto un libro en concreto,pues hay muchos,ni siquiera he leido cronicas de Avalon,esque....no me atrae.Será que la providencia quiere que escriba esto aqui y ahora?,intentaré dejar a un lado la curiosidad del ego,que en cuanto a ti,tiene bastante....gracias de antemano.ahhhhhh,espero que la cena siga en pie,jejeje.


      Besos,abrazos y bendiciones

      C.B.R.

      Eliminar
    2. Hola, Cristi.
      El libro está agotado y descatalogado. No obstante, estoy terminado de escribir otro, "Amor: Vida y Consciencia", que incluye lo esencial de Buscadores y que a lo largo de octubre pondremos a disposición de tod@s a través del blog.
      Besos y Abrazos
      e

      Eliminar
  7. HOLA EMILIO TUS VIDEOS ME ESPAVILAN, TRATMITES TANTA PAZ, AMOR Y SEGURIDAD EN TI MISMO QUE DESPUES DE ESCUCHARTE ES IMPOSILE SEGUIR SIENDO EL MISMO. GRACIAS POR ESTAR AL SERVICIO DE TI MISMO TRASMITIENDO ESTE MENSAJE. ME AMO EN TI, TE AMO EN MI. COMSUELO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Consuelo
      Abrazos y Bendiciones
      Namaste

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.