28/1/10

"La Patro" se explica

El pasado martes 26 de enero se insertó en el Blog la Carta de "La Patro" a propósito de algunas entradas recientes, en las que una amiga anónima vertía una serie de reflexiones a través de “La Patro”, personaje por ella misma inventado. Lo que provocó, a su vez, que en la sección de comentarios a tal entrada, M. escribiera:

Buenísima La Patro. Dile, Emilio, que se quite el “pudó”, que es una estrella “eclipsá” por la monotonía y debe de quitarse el velo para iluminarnos con su gran sabiduría.

Que ya estamos cansados de soles sin luz propia que nos dibujan un mundo falso.

Un abrazo.

Ante esto, La Patro no se ha hecho esperar. Y me remite la siguiente contestación:

Es verdá que cosas peores san visto, Señó, pero no se imagina una a su señora hasiendo esa fealdá: que los trapos sucios se lavan en casa de cá cuá y nadie se tié por qué de enterá de lo que ensierra una en el armario.

Con tó y con eso, usté no me la tiente ni me la malee mucho, que tié una familia mu grande a su cargo, y no permita la Santísima Virgen de Regla que ella sea capá de rompé con tós sus prinsipios. Y menos, conosiendo a mi señorito, que la tié atá mu corta, como Dios manda, y eso no lo iba a de consentí. ¡Qué va, qué va, qué va: no miente ruina! Que ella está donde tiene que está: arrecogía en su casa, repasando la ropa y surciendo los calcetines que las criaturas rompem cá vez más.

Bueno, que tengo que despedí a uno de mis niños -han nasío ná meno que 9 en mi podé- que me se embarca ya mismo, en un buque que está esperándole en el Guadalquiví y hasta que no vuélvamos a verlo, nos dejá a tóa la familia mu triste en tierra, y mi señora enserrá en su "camerino" tóa enlutá y un rosario en la mano namá que hasiendo novena pa que al barco de este hijo suyo no lo secuestren esos piratas de países extraños, que lleva una singlaúra mu difísi por esos mares de Dios, ni se lo lleven a pique las olas perversas del mar, ni exploten tós esos bidones peligrosísimos que llevan a bordo, como ya le pasó una vé, ni le metan un cargamento de droga -que él tié tóa la responsabiliá- ni me se pelee mi Luis con los compañeros que fuman y le jechan tó el humo en la cara, que dice mi señora, que un barco es un universo cerráo, los camarotes, pequeños; la convivensia, mu mala y hay que soportá de tó: "-Hijo, hazlo hoy por mí, y mañana y mientras viva, hazlo también por mí"-, le suplica ella a ese hijo cuando se quiere comé viva a la gente, Saludos.

P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.