28/1/10

Coyuntura Económica

China, a punto de convertirse en la segunda economía del planeta

Mientras Occidente pugna por superar la crisis, China ha saldado 2009 con un crecimiento del producto interior bruto del 8,7 por 100 (un 10,7% durante el último trimestre), con lo que el PIB chino ha alcanzando para el conjunto del año la cifra de 33,53 billones de yuanes, esto es, 3,48 billones de euros.

Tan fuerte ritmo de actividad ha provocado un repunte de la inflación, que se sitúo en el 1,9% en diciembre respecto a un año antes -el mayor valor en los últimos 13 meses-, lo que hace prever una subida de tipos de interés en los próximos meses y el endurecimiento de la concesión de créditos para enfriar la economía y paliar los riesgos de una “burbuja económica”.

Los datos de crecimiento con los que se cerró el año reflejan el impacto positivo que en la economía china han tenido dos cosas: el plan de estímulo fiscal, por valor de cuatro billones de yuanes (415.400 millones euros), aprobado por el Gobierno para hacer frente a la crisis y alentar la actividad económica; y la estrategia de concesión fácil de créditos por parte de los bancos, para impulsar el consumo privado.

Hasta ahora, China ha resistido las presiones para revaluar su moneda, el yuan o renminbi, a pesar de que durante 18 meses no se ha movido prácticamente respecto al dólar. Pero los analistas creen que en los próximos meses podrían producirse cambios, aunque de forma gradual. Un yuan más fuerte ayudaría a contener la inflación y animaría la demanda doméstica, el auténtico caballo de batalla en China, cuya economía sigue dependiendo en exceso de la inversión y las exportaciones.

Tras superar en 2009 a Estados Unidos como mayor mercado automovilístico del mundo y a Alemania como mayor exportador, se prevé que en 2010 China desplace a Japón como segunda economía del planeta, tras EE UU, en términos absolutos, aunque seguirá estando muy lejos de los norteamericanos, japoneses y europeos en renta “per cápita” (de hecho, China ya es la segunda economía mundial, a gran distancia de Japón, con las cifras ajustadas a paridad de poder de compra, un sistema que pretende eliminar las distorsiones creadas por los diferentes niveles de precios en cada país y reflejar el valor de bienes y servicios que no participan en el comercio internacional).

Y si el segundo lugar está a la vuelta de la esquina, el primero se acerca más rápido de lo que se pensaba. Según un informe de la consultora Price Waterhouse Coopers, China podría ser la mayor economía del mundo en 2020 (hasta ahora se había hablado de una década más tarde). Para entonces, las diez mayores potencias del planeta serán, por este orden, China, Estados Unidos, India, Japón, Brasil, Rusia, Alemania, México, Francia y Reino Unido (por tanto, ningún país europeo estará para entonces entre las cinco grandes economía del globo). El informe advierte que, después de 2020, India podría crecer incluso más rápido que China debido a la juventud y más rápido aumento de su población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.