16/1/10

Juegos Matemáticos

Hay una serie de operaciones matemáticas simples que siempre ofrecen idéntico resultado. Vamos a comprobarlo:

1º. Piense un cifra (no capicúa) de tres dígitos, a la que llamaremos A.

2º Invierta el orden de sus números, con lo que resultará otra cifra, también de tres dígitos, a la que denominaremos B.

3º Con A y B, a la cifra que sea mayor réstele la menor y obtendrá una nueva que designaremos como C.

4º Por último, sume a C la cifra derivada de invertir los dígitos que la componen.

El resultado es 1089.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.