27/1/10

Aportaciones para la plasmación de la consciencia expandida y la red consciencial (VII)

0. Solicitud de aportaciones (entrada de fecha 19 de enero)

1. La hora y el turno de la “ecología mental” (Leonardo Boff) (20 de enero)

2. Más de lo mismo. ?No! (Federico Mayor Zaragoza) (20 de enero)

3. 2010: Año del Amor Incondicional y del Paraíso en la Tierra (Domingo Díaz) (20 de enero)

4. Es tiempo de los ciudadanos (Xavier Caño Tamallo) (21 de enero)

5. 2010: Latido Mundial (Latido Mundial) (21 de enero)

6. Ser Dios mismo, aplicándonos en conseguir las cualidades que le atribuimos (José Manuel Piñero) (21 de enero)

7. Consciencia ampliada (José Julio Ruiz Benavides) (21 de enero)

8. Elogio de la metamorfosis (Edgar Morin) (22 de enero)

9. Pautas de Sintonización y Activación Energético-Vibratoria (Asthar Sheran) (23 de enero)

10. Consciencia y “participation mystique” (José Tamayo) (25 de enero)

11. Expansión de la consciencia: Redes de consumo local (Pilar S.)

12. Más allá del horizonte (Julio Andrés Pagano)

-----------------------------------------------------------------------------------

13. Consciencia y unificación de la física en el marco de la nueva ciencia (Rafael López Guerrero)

Los experimentos que se realicen en el CERN y en otros laboratorios deberán permitir culminar el modelo estándar de la física de partículas. Sin embargo, habrá que aportar ideas de nuevo cuño si queremos trenzar una teoría unificada de todas las fuerzas.

Compete a la física entender la unidad entrañada en la maravillosa diversidad de la naturaleza. Algunas ideas se han ido asentando sobre cómo unificar la teoría de las interacciones fuertes con la teoría de las interacciones débiles y electromagnéticas, lo que se denomina a menudo “gran unificación”. Pero sólo hallarán pleno encaje cuando incluyan la gravedad, problema nada fácil. Se conjetura que las diferencias manifestadas por estas fuerzas surgieron al inicio de la gran explosión. Se requiere un nuevo marco de comprensión metodológica en el que se aborde de pleno la historia cósmica, evitando inhibir las evidencias incómodas para la física newtoniana, y conciliarla con los nuevos descubrimientos de la física cuántica.

En la Conferencia de Sevilla (ver entrada del Blog titulada StarViewer, publicada el 18 de enero) expuse entre otras muchas cuestiones, la relativa a la nueva metodología necesaria para la unificación de la física; y propuse la solución del SCRUM, como metodología unificada, y en concreto una profundización en las siguientes soluciones:

1. La Naturaleza cuántica del espacio y del tiempo tiene que resolverse en el seno de una teoría unificada. A pequeña escala, el espacio podría ser una estructura de cuerdas y membranas tramadas sin solución de continuidad en el marco de una realidad megaversal, integrada en unas celdas de espacio-tiempo absolutamente relativas a la percepción del observador, pero objetivamente variables y por tanto negociables en relación con los campos cuánticos.

2. Desde hace tiempo, el tema central de la física lo constituye la unificación de fenómenos dispares en el marco de una misma teoría. Sin embargo, este modelo estándar de la física lineal, no encaja bien en un contexto en el que ya se sabe que la relatividad general formulada por Einstein, cuenta con más excepciones de las que se pensaba, e incluso la naturaleza del espacio-tiempo suponga reformular la mayoría de los paradigmas estáticos de un modelo que ya sabemos que no obedece a la casualidad ni al caos, sino a la causalidad y que lleva implícita su propia “inteligencia”.

3. La física cuántica diferencial y los campos cuánticos, nos permitirán formular una teoría unificada en la que conciencia y Universo, nos permitan entender desde la intuición, conceptos que la geometría del espacio-tiempo nos revela posibles “a priori” aunque incompatibles “a posteriori” con los paradigmas de la física lineal oficialista. Antes de 2020, estaremos en condiciones de reformular todos los modelos físicos tradicionales, en la medida en que demos entrada a as interacciones débiles y a las fuertes de forma consolidada en el modelo.

En esa labor, la cuestión fundamental está en reconocer de forma inequívoca que el Universo es una “Gran Inteligencia” que emite en una frecuencia Estándar y a la que podemos acceder desde los principios básicos de la comunicación universal.

Una vez más, sabemos que podemos parar el tiempo y curvar el espacio, pero será la dimensión mental de cada uno de nosotros, nuestra conciencia, la encargada de negociar con las reglas de la física unificada, presentes en nosotros mismos, como parte de ese Universo del que formamos parte.

El reto es precioso, y supone, una vez más el esfuerzo de avanzar desde el impulso en lugar de frenar desde la negación de lo obvio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.