23/12/09

Simbología y mitos de la Navidad (I): Santa Claus y el Árbol de Navidad

Mi buen amigo José Manuel García Bautista me ha regalado como presente de Navidad sus indagaciones acerca de la simbología y los mitos que la rodean. Sumándolas a las mías, muy modestas en comparación con las suyas, he preparado una serie de entradas que iré publicando durante estas fechas y que espero sean del interés de tod@s vostr@s.

Y ya que en la entrada anterior, Toque de humor, se ha dedicado a Santa Claus, comenzaremos por él y el árbol de Navidad, referentes para muchos frente a los tradicionales Reyes Magos y el belén, respectivamente.

----------------------------------

1. Santa Claus

Papa Noel, o Santa Klaus, es una referencia al obispo turco San Nicolás, personaje piadoso del siglo IV que repartía comida entre los necesitados. Su transformación en Papa Noel se debe a la deformación y mitificación en la Europa medieval de este personaje real.

Tiene mayor tradición en países nórdicos y se presenta acompañado por un singular duendecillo llamado "Pedro el negro", quien porta una lista que indica los niños que han sido "buenos" o "malos", a los que compensar o no con golosinas.

De Europa saltó a Estado Unidos en 1620, de mano de los emigrantes holandeses. De hecho, su origen festivalero hay que buscarlo en la Nueva Ámsterdam de la época, la Nueva York de hoy.

Washington Irving, en 1809, escribió una sátira en la que deformó al santo patrón holandés Sinter Klass hasta transformarlo en el precedente de Santa Claus. El éxito del personaje de Irving se completó con un poema de Clement C. Moore, publicado en 1823, que acabó de inventar el mito del entrañable personaje navideño, con sus regalos, chimeneas, trineo y renos, entre estos el célebre Rudolf.

El ya popular Santa Claus paso a Gran Bretaña a mediados del siglo XIX. Y de allí a Francia, donde se fundió con el Bonhomme Noel, origen del actual Papa Noel.

Un dibujante satírico, Thomas Nast, entre 1863 y 1886, creó progresivamente la imagen básica de Santa Claus a través de sus ilustraciones publicadas en la revista Harper´s. La vestimenta roja del personaje nació a finales del siglo XIX como consecuencia del desarrollo de las técnicas de impresión en color.

La imagen actual de Santa Claus/Papa Noel se la debemos a Coca-Cola, que en 1931 le encargó al pintor Habdon Sundblom que remodelara al personaje de Nast para hacerlo mas humano, atractivo y creíble. El aspecto de un vendedor jubilado llamado Lou Prentice sirvió de base a Sundblom para crear en sus óleos la figura moderna de Santa Claus, popularizada por la publicidad navideña de Coca-cola y por el cine.

2. El árbol de Navidad

El árbol de Navidad se originó en la tradición ancestral del culto a los espíritus de la Naturaleza. Simboliza fecundidad e inmortalidad.

La colocación del árbol adornado como ornamento conmemorativo de las fechas navideñas, o árbol de Navidad, es una tradición que procede de pueblos del Norte que no adoraban imágenes. Se le llama el Árbol de la vida, de la Luz o del Edén.

Cada rama era engalanada con una pequeña llama, cual símbolo de la Vida. Posteriormente, en Alsacia y por ciertos pueblos germanos y escandinavos, se identificó este signo con el Redentor. Fue cristianizado en el siglo VIII. Tras la Guerra de los 30 Años, la tradición del árbol fue expandida por los suecos, primero en Alemania y despúes por el resto del continente europeo.

Se debe al príncipe Alberto y a la reina Victoria I de Inglaterra su introducción en el Reino Unido. De allí, los emigrantes a los Estados Unidos lo divulgaron en Norteamérica hacia 1845. A España llegó con fuerza en el primer cuarto del siglo XX.

Los adornos y bolas que se cuelgan del árbol fueron creados por los sopladores de vidrio de Bohemia. En cuanto a la estrella que lo corona, en su forma de cinco puntas, es emblema contra el mal y reporta felicidad al hogar que decora.

(Mañana: El belén, la estrella y los villancicos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.