1/5/2010

Hsin Sin Ming: Meditaciones (compendio semanal)

Las Meditaciones emanan de la lectura de un poema breve, pero intenso y profundo: el Hsin Sin Ming, obra de Seng Tsan, uno de los primeros maestros chinos de Zen. Se publican en el Blog de lunes a viernes (Primera entrada e introducción: martes 23 de febrero de 2010). Se recogen a continuación las Meditaciones publicadas durante la semana que termina.

------------------------------------------------------------------------------------------

LIII


Todo es radiante, luminoso, pletórico…

y vacío de lo que no sea Ser.

¿Por qué te empeñas en llenarlo de conjeturas y discriminaciones

que se revuelven contra ti mismo en forma de infelicidad?.


Abandona todo afán, toda fatiga.

Observa la Vida: ningún trabajo hay en ella.

La Vida no labora para ser lo que es.

Y gracias a ello emana de forma innata el ciclo de la vida.

Si la Vida se esforzara por realizar tal ciclo,

la Creación no sería.


Mira atentamente a seres vivos como planetas, soles y galaxias:

ningún afán hay en ellos.

Por eso, precisamente desarrollan de manera natural

sus espectaculares ciclos cosmogónicos.


Ahora observarte a ti mismo: cuerpo, alma y Espíritu.

Tu cuerpo, lleno de vida, sigue espontáneamente los ciclos de la vida:

circulación sanguínea, ritmo cardiaco, vaivén pulmonar,…

El alma, por su parte, sigue el ciclo de la encarnación

que convierte la semilla en un fruto hermoso.

Y el Espíritu, tu Ser profundo,

absorbe íntimamente y unifica tan maravillosos ciclos

para transformarlos en Ser lo que Es:

inmutable, inalterable, eterno, infinito, Todo, Vacío.


Te aseguro que ningún discernimiento cabe en todo ello.

No es teoría: es Vida.

No es sentimiento: es Ser.

No es conocimiento: es Milagro.


Si en tan espléndido escenario apareciera un pensamiento,

¡fíjate bien, uno sólo!,

todo desaparecería en un instante como por arte de magia

y la Creación jamás hubiera existido.


LIV


Cuando abandonas todas las distinciones

sólo queda lo que Es: Ser.

De él emana la Sabiduría Perfecta: el no-saber;

la Inteligencia Impecable: el no-pensar;

y la Iluminación Radiante: la no-iluminación.


El Ser es Absoluto, Libre y Uno:

no hay en él ni otros ni uno mismo.

Para que inunde esplendorosamente tu vida,

afirma íntimamente: no-dualidad.


LV


Cada opinión que emites,

cada juicio de valor que formulas,

cada dualidad que haces tuya

expresa el grado de consciencia con el que te identificas

y como ves el mundo desde tu ego

y desde la atalaya de tu mente.

Pero ese mundo en nada coincide con la Realidad.

Por vehementes que sean tus argumentos

y por seguro que estés de tus convicciones,

ese mundo es sólo la perspectiva limitada de lo Real

en la que voluntariamente te encarcelas.


Sopla a mi oído una sola opinión sobre algo,

enuncia tu agrado o desagrado ante cualquier cosa

y te mostraré la cárcel en la que te encierras,

La prisión es tu ego; el prisionero, tu Ser.


LVI


En la no-dualidad todas las cosas son idénticas,

es decir, son como son.

No como nuestra mente las etiqueta, clasifica y juzga,

no como a nuestro ego le gustarían que fueran.

Simplemente, profundamente, son como son:

limpias, libres, divinas,… lo que son.


Y en la Esencia de cada cosa nada hay que no esté contenido;

todo lo que es, allí está comprendido.

Los sabios de cualquier época y lugar

han accedido a este principio cardinal de la existencia,

a esta piedra angular de la Creación y la Vida.


LVII


Ni Es, ni no-Es;

ni está, ni no-está.

¿Qué Es?: Ser,

no-dualidad.


Es y está,

Es y no está,

no Es y está,

no Es y no está,

siendo igualmente Real todos sus inversos.

¿Quién Es?: Tú,

no-dualidad.


Todo y Vacío:

ahora, siempre y jamás.

Sin prisa, ni retraso:

momento presente en el que lo eterno se desenvuelve.


Este conocimiento escapa del plano espacio-tiempo,

por lo que enloquece a tu ego.

Esta Sabiduría luce plena en la dimensión Infinita y Eterna,

por lo que llena tu Ser.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Compendio de las Meditaciones publicadas hasta ahora:

+Sábado 20 de marzo: 1 a 28.

+Viernes 9 de abril: 29 a 42.

+Sábado 17 de abril: 43 a 47.

+Sábado 24 de abril: 48 a 52.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.