16/8/16

Tu presencia


Es el momento perfecto para sincerarme. Este es el lugar adecuado, ¡Sí!; este es. Así es como se embarga de infinita beatitud mi alma; sintiéndote, amándote; venerando cada instante, que obtengo la sincera e inequívoca intuición de tu presencia.

Todo cambia, nada permanece impasible, cuando tu brisa acaricia mi faz; brisa perfumada de fragancias etéreas. Es cuando me abandono; sin miedos, sin prejuicios, sin pretensiones. Es dejarse llevar. No existe voluntad alguna que dirima o discrimine; tan solo fluir suavemente. Me siento protegido por tu abrazo. Vuelo; ¡Sí!, creo que se podría reflejar de esta forma. Por suaves tejidos me siento envuelto. Tus palabras consuelan, aleccionan; pero no imponen, tan solo son ofrecimientos, indicaciones, observaciones. Son consejos, invitaciones amorosas; imbuidas de profunda compasión.

En ocasiones me pregunto, si todo lo que sucede en esos momentos, no es producto de una febril imaginación; desesperada por los tiempos en los que se ha visto envuelta. ¡Tal vez!, ¿quién posee la verdad?; no puedo rebatir con sólidos argumentos esta hipótesis; tan solo el recuerdo de las imágenes y sentimientos vividos poseo. Quizás, hermano, solo soy una mente enajenada; puede ser, tal vez, en profunda locura me halle sumido. Aun así, deseo confiarte este secreto:

“Fui llevado hacia la luz,
En suave manto envuelto,
Dicha indecible e inexplicable.
Profunda felicidad embargó mi ser.
Al oído de mi alma,
Fueron musitados
Los secretos de la vida.
Partí como entidad humana y
Retorné como Conciencia Divina.

Tuya es la decisión.
Nadie debe interferir en tu reflexión.
Únicamente comprendo la filosofía del Amor, pues,
Cuando en tu presencia estoy,
Como divina entidad te percibo”.

=========================================
Autor: Matías Márquez (gaudapada@hotmail.com)
Fuente: De su libro Alma embriagada (Editorial: Visión Libros)
=========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.