23/11/16

Ser Feliz no es productivo


         Cuando os venden cosas, sean las que sean, os están creando necesidades. Necesidades artificiales. Y pretenden convenceros de que, al adquirirlas, seréis felices... Se trata de una grandísima falsedad, una mentira cruel, una falacia total. Es fácil comprobar que por tener más cosas, por comprar más o poseer más, la felicidad no llega, no se alcanza. Pero, desde la inconsciencia, cae en el engaño. Y esta es la causa prima de que os convirtáis en rentables para el sistema, pues tenéis que producir mucho -trabajo, esfuerzo, sacrificio...- para luego poder adquirir más y más cosas.

Se ha convencido a la humanidad de la necesidad de gastar para conseguir un  teórico estado (felicidad), que no se posee más que por unos instantes: lo que dura el momento o momentos posteriores a la adquisición/consumo de la “necesidad”. Tras algo tan efímero, se crea una nueva necesidad -en realidad, se os crea- y de nuevo se entra en el círculo de adquisición. Pero la consecución del objetivo, la ansiedad felicidad, sigue sin colmarse, sin llegar, sin materializarse.

      En cambio, cuando sois felices, nada más necesitáis… Y ya no sois rentables para el sistema, pues el impulso de trabajar y trabajar para conseguir la felicidad mediante bienes se ha extinguido. Por ello, el sistema y la élite que lo maneja y dirige os mantienen en la infelicidad, para seguir exprimiéndoos con absoluto desprecio.

     Alcanzar la felicidad no está en las cosas externas. Cuando se comprende esto, la vida te será rentable, ¡a ti! Y ninguna otra necesidad te consumirá... La felicidad es el estado natural del ser. De tu ser. Y sólo se halla dentro de ti. 

Consumirás felicidad en la no rentabilidad de lo externo a ti. Te darás cuenta de que necesitas poco y de que lo poco que necesitas lo necesitas poco. Y tomarás consciencia de que lo que posees, te posee.

========================================
Autor: Deéelij
Ver su libro Alas sin plumas (Ediciones Ende, 2016):
========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.