31/1/17

Reconócete


Has andado infinidad de caminos.
Pasando penurias, frio y desconsuelo.
Tus pies llagados por las inclemencias del trayecto recorrido.

¡Para y aquiétate!
Cobíjate bajo la sombra del árbol
que se encuentra en la vereda del camino.
Siente la brisa recorrer tú rostro, deléitate en ella.
Calma tu sed en el manantial que mana desde tú interior.
Descálzate y cura tus heridas en silencio.
Inspira y expira sin prisas, siguiendo el ritmo de tú alma.
Entra en ti, sin esperar nada en absoluto.
Continúa respirando y sintiendo el latido de la Realidad que Eres.

Oye tú voz, la Real de tú Ser.
Siempre te estuvo llamando,
pero la tempestad y el tronar de tus pensamientos
no te permitían que ella arribara hasta ti.
Ahora, imprégnate de su vibración.
Deja que te abrace y te acune en el Amor de Amores.
¿La reconoces?

Eres tú mismo llamándote a la quietud,
al Reconocimiento.
Es la Voz Divina.
Lo que siempre fuiste.
Jamás fuiste abandonado.
Nunca existió separación.
¡RECONÓCETE COMO DIVINIDAD QUE POR SIEMPRE LLEVÓ TÚ NOMBRE!

=========================================
Autor: Matías Márquez (gaudapada@hotmail.com)
Fuente: De su libro Alma embriagada (Editorial: Visión Libros)
=========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.