31/12/16

Ave Fénix… trasmutación



Cuando los seres violentos conectan con la maldad interior,
surgen las heridas sangrantes
en una posesión del mí,
en un desarrollo maléfico.

Desean prensar a las almas,
desean doblegar el espíritu físico,
desean destruir emociones,
desean acosar, arrasar, descolocar.

En esa amplitud,
con un quehacer diario.
Sin desaliento posible.

Con estas sustancias adversas.

Como el Ave Fénix,
vas saliendo de las injusticias.

Exige ayuda,
exige cobijo,
exige el derecho de ser Tu-Yo.

Sigue elevándote sin pausa,
sigue agrupándote,
sigue al abrigo del calor, que te pertenece.

Colócate en el Amor,
colócate en la Paz,
colócate en la certeza de la Verdad.

Clama y repite Libertad.

Libérate del anclaje emocional,
libérate de los perjuicios,
libérate del rol violento.

Las tormentas mueven y airean
los maremotos, las aguas tumultuosas.
Los tornados, como espirales bambolean.

Alejar las adversidades en la vida, son propósitos de amor.
Los apoyos de los deberes conscientes,
son racimos de manos unidas:
enlazas en un punto y…
como cascadas van recorriendo y poblando grandes bellezas.

Tú eres ser bello;
tú eres triunfador;
tú eres primavera, con los alientos en ebullición.
Eres otoño sin caídas,
invierno sin recogimiento,
llegando al verano en esplendor.

Feliz, feliz con la caída de los lastres.
Feliz, feliz, siendo todo tú.

Me ofrezco, nos ofrecemos en la vida amorosa que nos pertenece.
Somos seres únicos en un TODO.
Ámate, Quiérete y, sobre todo,…

Libérate.


El Ave Fénix es una ave fabulosa, semejante a un águila, que según los antiguos era única en su epecie, perecía quemándose y renacía de sus propias cenizas. Símbolo de fuerza, purificación y renacer físico y espiritual.
================================
Autora: Asunción Vera (averacoines@gmail.com)
================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.