6/7/16

La falsedad de lo externo


Lo externo es como una bomba envuelta en papel de regalo. O, lo que es lo mismo, un regalo envenenado. Y ese paquete sorpresa sólo contenía un pozo sin fondo que se alimentaba de maneras y usos externos.  

        Hay que tener en cuenta que todavía siguen teniendo cierto peso esas formas externas. Y me refiero a la búsqueda incesante de:

+usos basados en las apariencias;

+tener que adquirir prestigio de cualquier tipo, incluso al precio que fuera necesario;

+o la manida y absurda dependencia del reconocimiento social, que sólo conduce a la agonía irrefrenable del ser más que los demás a base de lo que sea.

        Y esto se busca en lo externo para, teóricamente,:

+sentirse en seguridad;

+creer que eso calma la carencia que observemos en cada un@;

+estar a la espera de que alguien nos ame o quiera;

+y, lo peor de todo, suponer que llegará algo o alguien que nos salvará o solucionará todo aquello que consideramos un problema.    

        Si este tipo de atitudes y comportamientos aún forman parte de tu vida, es señal de que todavía estás atrapado en el mundo de las forma externas.

        Una nueva dimensión de consciencia en modo alguno requiere de todo ese mundo de falsedad, que sólo alimenta el ego y enturbia la mente.

        Esta nueva aventura dimensional no exige, pero sí te invita a que te desnudes de todo ese conjunto de vestimentas que te impeden manifestarte tal y como eres, en esencia, siendo de una forma natural y sencilla: siendo tú mism@, sin necesidad de aderezos, azúcares, condimentos o un sazonar que no ayuda en nada a que en ti se dé lo verdadero.

        La nueva consciencia dimensional se caracteriza por un mostrar y ser auténtico basado en el amor. Mientras que la antigua es un modo aparente de vivir enseñando una falsedad de estilos, que no son propios, por miedo al qué dirán y lo que piense los demás.
 
         Así que toda esta transmutación personal depende de ti, de una decisión: ir desnud@ por la vida siendo tú, sin complementos; o persistir en un caminar lento y plomizo, vistiendo disfraces que sólo producen una risa de lamento.

========================================
Autor: Deéelij
Fuente: De su libro Alas sin plumas (Ediciones Ende, 2016):
========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.