13/7/16

Importancia


A un ser humano de 5D (Quinta dimensión) nada le importa de lo que pasa ni lo que pasa. Incluso menos le importa aún que al ser humano de 4D, al que pocas cosas le importan ya, aunque alguna todavía le pesa casi sin pesar.

En cambio, el ser humano de 3D sólo está inmerso en lo que le importa, y todo le importa; y, para remate, por todo sufre, porque todo es importante por todo sin saber que es todo o algo de lo que verdaderamente tiene un mínimo valor relativo de importancia.

El ser humano de 5D, como lo es Todo, y lo sabe de sobra (y va un poco sobradill@ a su arte), ¿puede importarle algo? En absoluto, nada, porque nada es importante, salvo él/ella, en su ser, mism@.

El ser humano de 4D aún no sabe a la perfección y certeza absoluta que forma parte de un Todo, pero está en ello, descubriéndolo a cada paso que da en su propia auto-investigación.

¿Y el de 3D? Ya lo he dicho antes, ¿lo pillaste? ¡A ver si vas a ser de 3D y esto no es para ti! Si fuera así, no te preocupes, esto no es importante. Ah, y tampoco le des importancia a esto, que yo no considero tenga tanta importancia.

Pero independientemente de cómo te veas o te vean otros (si de una u otra dimensión), lo verdaderamente importante es que lo antes posible dejes de sufrir, que eso no es ni importante. Que lo que sí lo es, es darse cuenta de Quién Eres en estos instantes cruciales.

Si algo te importa, puede que sólo te importe ti y a nadie más; y en ese importar (e importunarte) por algo, lo único que importas es más sufrimiento. En cambio, si puedes exportar la palabrita “importante” fuera del estante mental, podrás darte cuenta, cuando quieras definir algo, que ese algo es como es; y que si de nuevo importas la palabrita, lo único que haces es definirlo. Y lo peor es que lo definas como algo insoluble, duro, problemático, desagradable, negativo… Entonces le has dado una magnitud que no tenía, pues al poco que dejes de observar eso que calificaste, en poco se puede calificar de otra parte y, posiblemente, ya ni sea importante cuando antes sufriste porque así lo consideraste.

Y cierro esto con unos versos que vienen que ni pintado a esto que hemos tratado y que parecía que era no sólo IMPORTANTE, si no ¡tan importante…!
  
¿Tan importante te crees?
Dime en base a qué,
¿acaso yo te definí o te dije que me importabas?

Sólo eres importante porque tú lo dices;
y lo dices porque ni cuenta te eché.
Porque si cuenta te echo,
dejo de Ser para convertirme en algo irrelevante en mí.

Aunque para ti sea importante,
pero es sólo para ti.
Y dejo de ser Yo,
para mí lo verdaderamente importante.

========================================
Autor: Deéelij
Fuente: De su libro Alas sin plumas (Ediciones Ende, 2016):
========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.