17/2/16

Mi encarnación anterior


Caí.
Rodé.
Tropecé.
Anduve.
Aprendí, no sé qué ni para qué.
Volví a rodar.
A tropezar.
Y anduve como pude.
Seguí aprendiendo y algo de verdad alcancé.
En medio de todo ese ir y venir,
sufrí, padecí, lloré, clamé, y supe del querer.
Empecé a ser, sin saber qué ni para qué.
Estudié, trabajé y me parí en dos a la vez.
Mucho esfuerzo, mucho dolor y palidecí.
Llegué a algo, pero fue superficial, intrascendente.
Pero trascendí al envejecer.
Y con mucha sabiduría morí,
para renacer sin volver a tener que tejer,
sino para amarme y amar sin un ajeno querer.

Esa fue mi última encarnación en tercera dimensión.

Ahora, sé quien Soy, por qué estoy y para qué:
El Soy espero que lo sepas en Ti como yo en Mí.
El por qué, es por Mí y por Ti.
El para qué es lo mejor: para gozar sin parar,
en esta nueva cuarta dimensión.
¡Yujuuuuuuuuu!
¡Yujuuuuuuuuu!
Ándale, ándale...
y cógeme, si puedes Ser.

===============================================
Autor: Deéelij
===============================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.