2/2/16

Carta de una amiga a su madre


Querida madre,

Te doy las gracias por la valentía y la generosidad de darme la vida. Te doy las gracias por haber aceptado la aventura de ser mi canal de entrada a este mundo que cada vez me maravilla un poco más.

Ser madre, ahora lo sé en primera persona, es un reto. Es un auténtico camino iniciático.

Sé que cada cosa que haces es porque piensas que es lo mejor para mí. Porque piensas que me quieres. Hoy te puedo decir que ya has hecho todo lo que tenías que hacer, ya no es necesario que sigas preocupándote por mí. Tu trabajo ha terminado. De hecho, hace mucho tiempo que ha terminado.

He tratado de ser la hija que tú querías que fuera. Aunque parezca que nos rebelamos ante nuestros padres y madres, los hijos somos intrínseca y profundamente fieles a nuestros progenitores. Ahora puedo ver muy claro que incluso cuando formalmente hacía lo contrario de lo que tú querías era profundamente fiel a tus principios. Me ha costado mucho darme cuenta. Hoy, a las puertas del medio siglo de vida, lo sé, lo veo, lo siento y en ciertas ocasiones lo lamento. Aunque como diría mi querido amigo Emilio: “todo es perfecto”. Todo es perfecto porque todo construye y esta vivencia es parte de mi camino. Has cumplido perfectamente tu misión.

Me he sentido tan culpable por ser como soy. He pasado la vida sintiendo que tendría que estar haciendo algo diferente de lo que hacía, ser una persona diferente de la que soy. Fíjate hasta donde llega el desatino que diariamente me descubro criticándome ferozmente y las palabras y los argumento que utilizo para despellejarme son los mismos que te he oído tantas veces cuando juzgas con severidad y desprecio a personas que son como yo. Sé que tus juicios son fruto de una visión limitada, de la falta de empatía y de comprensión para con los y las que no piensan ni viven como tú. Sé que en el fondo es frustración. Lo sé.

Por primera vez, me miro a mí misma y me digo, pues estoy muy bien así, soy amable (susceptible de ser amada) tal como soy. Y éste es el legado que quiero dejar a mi hijo. Quiero amarlo tal como es y quiero que se sienta orgulloso de ser lo que es, sea lo que sea. Por eso madre, te pido que dejes de preocuparte por mi vida. Tu trabajo ha terminado. No soy tuya, nunca lo he sido y nunca lo seré. Como mi hijo no es mío ni es un lienzo en blanco en el que yo puedo dibujar mis sueños frustrados para que se hagan realidad.

Los padres y madres no somos más que canales, toboganes, por los que otros seres llegan a este planeta.

Si me quieres, suéltame. Suéltame, por favor. Libérame de tus proyecciones, de tus esperanzas, de tus deseos. Ya no quiero volver a mirar el mundo con tus ojos porque ni siquiera nuestros mundos se parecen. Ya no necesito tus creencias, ni tus imágenes para mi futuro. La hija que conociste y que alimentaste ha muerto. Entiérrala como yo lo he hecho. Y contempla el ser que soy. Te lo pido con todo mi corazón.

Para desplegar mis alas, para realizarme como persona, para hacer florecer mis talentos únicos y para ser la madre que quiero ser necesito dejar atrás tu mundo, tus creencias, tus miedos y tus esperanzas. Si tú me ayudas será más fácil. Si no, tendré que hacerlo sola, pero lo haré. Estoy decidida, cueste lo que cueste.

Nunca es tarde para comenzar una nueva vida. Nunca. Y si alguien te dice lo contrario es que no sabe nada. La vida es infinitamente generosa y si te entregas a ella te lo da todo. Sólo hay que confiar. Sé que es extremadamente difícil para personas heridas, temerosas, pero también sé que es posible. Yo soy la prueba.

Quiero terminar diciéndote que respeto mucho tu trayectoria de vida y la persona que eres, comprendo las dificultades y los dolores que has ido encontrando y valoro profundamente tus cualidades. Eres alguien con una energía vital extraordinaria, con mucho mucho valor y una sensibilidad especial para crear belleza a tu alrededor.

Te doy las gracias.

Te amo madre. 

========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.