3/12/15

Sevilla, 11 de diciembre, charla de Emilio Carrillo: “¿Qué te espera cuando vivas eso que llamas muerte?”


11 DE DICIEMBRE
, viernes, 18:30 horas, SEVILLA

"Vida más allá de la vida: ¿qué te espera cuando vivas eso que llamas muerte?"

 Salón de actos del Colegio Santa Ana (C/ Padre Damián, 2 –junto a la parroquia de Los Remedios-)

Organiza: Círculo Sierpes de Sevilla: 

El acto servirá igualmente para la presentación del nuevo libro de Emilio Carrillo titulado "El Tránsito: vida más allá de la vida y experiencias cercanas a la muerte", publicado por Editorial Sirio

Entrada libre y gratuita hasta completar el aforo (410 plazas)

===============================================

EJES TEMÁTICOS DE LA CHARLA

Tener miedo a la muerte es tener miedo a la vida. La Vida, en mayúsculas, incluye ambas: la vida y la muerte. Todo es Vida y la muerte no es tal, sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otra dentro de la propia Vida, es decir, para ir de la vida en esta encarnación física a la vida en otro plano de existencia intangible e inefable. El tránsito es la fase y el proceso que permite pasar de una habitación a otra.

El tránsito arranca en el instante en el que, tras lo que la humanidad todavía denomina muerte, tú, lo que realmente eres, el “Conductor”, sales del cuerpo y abandonas el “coche”, es decir, el “yo” físico, mental y emocional que te ha servido para vivenciar esta experiencia humana. Esto se produce exactamente cuándo cada uno, el Conductor que eres, lo decide, nunca antes ni después. Y el tránsito dura hasta el momento en el que el Conductor, tras haber abandonado del "coche", se introduce en el metafóricamente llamado “túnel de luz” para acceder, así, a ese otro plano de existencia que se suele calificar como vida más allá de la vida.

Por tanto, el tránsito es una fase de la vida que discurre entre la salida de este “plano material” y la entrada en el “plano de luz”. Y en ella se viven una serie de experiencias que hacen del tránsito un proceso consciencialmente dinámico, dirigido precisamente a impulsar el acceso a ese “plano de luz”.

        Para conocernos a nosotros mismos y vivir la vida hay que comprender y asumir la muerte y el tránsito que le sigue. Discernir acerca de la muerte y el tránsito y otear lo que representan no es un juego mental, ni otra de las muchas obsesiones intelectuales relacionadas con el futuro. Al contrario: conocer la muerte y el tránsito resulta imprescindible para vivir el aquí-ahora, que es la Vida misma.

===============================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.