1/12/15

Mi esencia – no siendo


Hizo falta un día hacer “tabla rasa”.
Todo lo aprehendido no servía.

Casi nadie entiende el Alzeihmer,
pero ¡cuánto hay que des-aprender!

El olvido es un recurso que utiliza la mente
cuando ya no puede gestionar la información,
cuando no la necesita.

Todos quieren saber,
pretenden saber,
pretenden demostrar.

Yo empecé el camino contrario…
Olvidé todo lo que había sido.
Me dediqué a mirar
y mirando aprendí por fin
todo lo que la primera vez había pretendido.

No es posible volver, si no has ido.
Y ¡qué bueno es estar de vuelta!
De vuelta de todo, sí.
Hay que darle la vuelta.

Si quieres entender…
antes debes desaprender.

Abandonar los prejuicios.
Pero ¿cómo voy a ser? Si no juzgo…
Pero ¿cómo voy a juzgar? Si no soy…

====================================
Autora: María Ferrer (mariafconciencia2@gmail.com)
====================================
Nota complementaria de la autora: 
El Alzeihmer es la "enfermedad" de los mayores que necesitan volver a ser niños. El problema no reside en el enfermo, que disfruta de su estado de divina infancia, sino de los que estamos cerca y malinterpretamos todos sus síntomas. Es una bonita forma de marcharse de este mundo, sin prejuicios, sin cargas, disfrutando del instante sin más preocupaciones. Como lo hacen los niños pequeños, con una profunda sencillez y sin ninguna pretensión. La vida de estas personas es tremendamente útil...aunque no lo parezca. Nos hace recordar lo único importante, la grandeza de la Vida contenida en cada una de las pequeñas experiencias que vivamos... Ojalá aprendamos a respetar esta enfermedad, a los que la viven y aprender de los que la están viviendo a vivir con esa espontaneidad, con esa ilusión que los adultos que recordamos cada detalle.... no somos capaces de disfrutar. Un abrazo a todos los que conviven con Alzeihmer. 
====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.