16/8/18

¡Ascensión a 5ª Dimensión? (VI Parte de XII)


7.- ¿Existe Dios?

        ¿Por qué el enunciado de esta sección? Bueno, sería lógico demostrar la existencia de Dios (el SER, la FUENTE) dado que, anteriormente, se ha hablado de conseguir ser un SER ESPIRITUAL; también se ha usado el término “divino”, por cierto. Así que de alguna manera eso implica mostrar la existencia o no de Dios; pues parece, por todo lo anteriormente expuesto, que he dado por supuesto la existencia de Dios. Y para exhibir las evidencias de ello (que Dios existe), voy a usar algo y a alguien que lo demostró allá por el siglo XIII. Se trata del llamado Santo Tomás de Aquino, autor de la Suma Teológica, que es donde se asienta toda la teología de la iglesia Católica; además fue nombrado Doctor de la iglesia Católica; reconociéndole, de esta forma, que es uno de los principales doctos (expertos) de esta iglesia y su teología, doctrina y dogmas; y, que por tanto, lo que se contiene en su Suma Teológica es absolutamente verdad irrefutable.

        ¿Te has leído la Suma teológica? Yo sí, he hice mis deberes, por tanto; y, consecuentemente, sé y conozco con certeza sin basarme en creencias sin argumentación de lo que escribo (luego amplío lo de certezas y creencias – sección 8 - ). El caso es que el santo, en su libro en dos tomos, siempre pregunta algo, por ejemplo: ¿existe Dios? A continuación expone cinco argumentos en contra, y luego los rebate con otros cinco argumentos que terminan demostrando y resolviendo con solvencia y demostraciones la pregunta en cuestión. Y en esto de si existe Dios, el santo, lo expuso claramente con lo que llamó “las cinco vías”; es decir, cinco evidencias argumentadas que demuestran la existencia de Dios. Como te imaginarás no voy a explicar las cinco vías, eso es algo que tendrás que buscar en su libro, pero es fácil encontrarlo por Internet. Recuerda, yo hice mis deberes; mira a ver si has de hacer algo tú.
        El santo también se pregunta si Dios es eterno. Y concluye que sí, que no tiene principio ni fin. De igual manera se pregunta si lo que Dios crea tiene la misma esencia o naturaleza Divina, y concluye que sí; que todo lo creado posee su propia esencia (propiedades, cualidades, atributos, poder…) pues no podría ser de otra manera. Demuestra que es perfecto, y que por consiguiente lo que crea también lo es. Dando respuesta a otras de sus preguntas, resulta que demuestra que Dios es infinito, eterno, y como consecuencia es Amor infinito, perfecto y puro, pues tiene todos los atributos en grado sumo, o lo que es lo mismo en esto del Amor, viene a decir que Dios es Amor incondicional. Pero realiza más cuestiones: ¿el hombre tiene un alma inmortal? Y la conclusión es afirmativa.
         Traer aquí todo lo escrito por el santo sería muy largo, así que te invito a que lo leas, lo compruebes, que no creas porque sí o porque lo digo yo; comprueba, verifica y saca tus conclusiones con certeza en las mismas.
De lo que se trata, en esta sección, es que nos demos cuenta que el santo demuestra con argumentación que:

ü  Dios existe, es eterno, sin principio ni final, y es perfecto.
ü  Dios es Amor incondicional en grado sumo.
ü  Todo lo que Dios crea, en esencia, es a igual a Sí Mismo, a su Mismidad.
ü  El alma del hombre es eterna (como Dios que es eterno – sin principio ni final -, infinito y perfecto), y que posee la misma esencia Divina; es decir, es parte misma de Dios (el Ser, la Fuente). Y añado otra cosa que demuestra: que cuando se produce la muerte, lo que muere es el cuerpo, jamás el alma que, tras la muerte del cuerpo, regresa al Ser Divino.

Así que en base a lo expuesto, se puede concluir que:

1)   Todo lo creado por Dios es perfecto, aunque no creas que la vida en este mundo sea perfecta, pero que conste que es una creencia humana, no el conocimiento con certeza que posee de Sí el alma que encarna en un cuerpo, sea de la raza que sea. (Esto se amplía y esclarece mejor en las siguientes partes – que casi vamos por la mitad -).
2)   Todos los universos conocidos o no, y lo que lo contienen, poseen la esencia del Dios creador, y que todo ello es perfecto al igual que su creador. (Esto se amplía y esclarece mejor en las siguientes partes)
3)   Todas las almas poseen la esencia de Dios, por tanto, cada alma es el mismo Dios. Me explico mejor, es como decir que Dios crea a las almas; y que las almas son como si fuesen una minúscula fracción de Sí Mismo (el modelo fractal explica esto a la perfección, pero tendrás que estudiarlo si lo desconoces). Algo así como si tomamos una gota (alma) de un océano (Dios), el alma, en esencia, es lo mismo que Dios.

¿Se comprende? Ok, sigamos. De lo contrario vas a tener que reflexionar un poco, pues lo pongo muy claro y de la forma más sencilla; aunque tengo que resumirlo todo, de lo contrario sería larguísimo.
 De cualquier manera, los tres puntos anteriores son la esencia para la exposición de los siguientes, que además de apuntalarse en lo ya mencionado, se basa en la certeza de las muchas regresiones que he realizado a otras personas, y que me han hecho a mí. Pero no me creas, examina a eruditos en la materia como son Ian Stevenson, Brian Weiss, Michael Newton, Robert Schwartz… y por no dar más nombres en inglés, algunos en castellano: Cristina Sanmiguel, José Luis Cabouli… y muchos más que pueden explicarte esto (de las almas concretamente, no del tema de la 5D) en sus libros. También encontrarás entrevistas de los mismos colgadas en Internet. 

1)   Las almas (Sin Forma), encarnan en un cuerpo (con forma) voluntaria y libremente; para de esa manera experimentar (las formas) mediante vivencias, y que al término de su exploración, tras la muerte, regresan a la Esencia Divina (No Forma).
2)   Las almas, antes de encarnar realizan pactos entre las mismas (con otras almas) sobre las interacciones que van a experimentar desde sus respectivos cuerpos. Al mismo instante, asumen no recordar nada de esto (pactos, ni su origen divino al encarnar) para así poder realizar mejor el papel que cada alma decide tomar en este gran teatro cósmico.
3)   Las almas saben (con certeza absoluta), que son la Misma Entidad Divina, y que, por tanto, ocupen los cuerpos que ocupen, en definitiva es el mismo Dios quien ha encarnado a modo de alma en los incontables cuerpos existentes.
4)   Las almas saben (con certeza absoluta), antes de encarnar, que van a producirse daños mutuos (en el mundo físico), por ejemplo, pero que ello es parte del papel elegido en la obra del teatro cósmico. Saben (con certeza absoluta), que en verdad no se hacen daño, sólo experimentan, en y mediante las formas (cuerpos) que ocupan aquello que quieren experimentar, y que al regreso, tras la muerte, en nada hay en modo alguno de rencor o similares, sino un gran agradecimientos al resto de almas que han cumplido sus pactos, para de esa forma, experimentar lo que querían experimentar.  
5)   Las almas saben (con certeza absoluta), que cuando están encarnadas, se pierden voluntariamente en eso que llamamos EGO, y que es la manera de experimentar cualquier cuestión por dura que sea. Pero saben (con certeza absoluta), también, que cuando se salen del EGO, sin que por ello descarnen del cuerpo que habitan, acceden a todo su potencial divino; es decir, retornan al SER. Y de esa manera se reconvierten (se retoman) en su propio SER ESPIRITUAL sin necesidad de descarnar del cuerpo o llegar al proceso conocido como muerte física.
6)   Cuando lo anterior ocurre (mientras están encarnados), se dan cuenta, de nuevo, que Todos (almas) son Uno (Dios). Y el “funcionamiento” desde un alma, es el mismo que desde un SER ESPIRITUAL, y que para el caso, alma y SER ESPIRITUAL, es la misma cuestión: Esencia Divina, El Ser, la Fuente, lo que comúnmente conocemos como Dios; aunque en la Tierra hay muchos dioses (Amos) aparentando ser Dios.

Concluyendo esta sección, que hay que resumir mucho. Recuerdo que en anteriores partes mencioné que había que trascender al SER ESPIRITUAL (Amor) dejando de lado el EGO (el miedo) para estar preparados para eso de la 5D. Hay que mencionar que desde el EGO, es desde donde se experimenta eso que definí como la beatitud espiritual. Bien, pues en breve os especificaré cómo detectar el Amor a diferencia del miedo; cómo es la manifestación de un SER ESPIRITUAL a diferencia del EGO; y cómo se expresa el alma a diferencia de eso de la beatitud espiritual. Pero antes veamos dos apartados más para poder comprender mejor esto que anuncio.

Nota a este epígrafe en artículo publicado en Blog de Emilio Carrillo, ¿imaginas?:

8.- O creencia, o certeza.

        Esta sección puede parecer una crítica a una entidad concreta, pero sólo expongo hechos y explicaciones. Así que no se molesten los católicos.
        Me he encontrado con personas que dicen ser católicos y que me han hecho la siguiente pregunta: ¿Tú crees en Dios? Mi respuesta siempre ha sido la misma: no, no creo en Dios; yo tengo certeza de Dios y te lo puedo demostrar. ¿Te imaginas la cara que se les quedó? Por regla general de perplejidad, pero casi podría asegurar que pensaron que yo no estaba muy cuerdo al decir lo que aseguraban mis palabras.
        Pero en la sección anterior se ha demostrado la existencia de Dios con argumentos propios de la teología católica. Es decir, yo tengo la certeza de que Dios existe, además lo demuestra la doctrina y teología de la misma iglesia Católica. Pero los acólitos de esta iglesia han sido acostumbrados a CREER en lo que le dicen, y creen en Dios porque así se lo han dicho, pero no tienen la certeza de su existencia… pero si leyeran la Suma Teológica comprobarían que pueden tener certeza.
        Por tanto, una certeza tiene base, argumentación, demostración, evidencia y lógica. La creencia, o creencias, no; sólo lo crees, pero no puedes demostrarlo. Y anteriormente, desde el inicio de esto de la ascensión a 5D, hice varias referencias a diferenciar estos dos conceptos, que ya quedan más que resueltos, con certeza, obviamente. ¿¡¡¡O no lo crees así!!!?

        Otro dato a tener en consideración, es que de estar situado a nivel de creencias sin sustento, uno puede estar situado a lomos del caballo de una irrealidad dándole un valor que en modo algún posee. Pongamos un ejemplo. Me ha pasado varias veces. Le he preguntado a un creyente católico si sabía cuándo se creó su iglesia, y todos han respondido que la fundo Jesús de Nazaret. Lo que desconocen es que a los seguidores de Jesús de Nazaret, llamado el Cristo, se les conocían como los primeros cristianos, es decir: seguidores de Cristo Jesús. Y así sucede hasta el siglo III donde la fe cristiana estaba prohibida y perseguida por el Imperio Romano. Constantino I (272-337), Emperador Romano, en aquel momento, al observar que la mayoría de los ciudadanos del Imperio eran cristianos y no podía meterlos a todo en la cárcel, pues era encarcelar al Imperio, opta, por conveniencia e interés (obvio), en convertirse al cristianismo, y convoca a todos los Obispos de las comunidades cristinas (aún no existía la figura del Papa, ni de los cardenales, ni de santos o santas) a un concilio en la ciudad de Nicea. A ese primer concilio se le conoce como el de Nicea I. Y de ese concilio se crea una nueva iglesia con nuevos cultos y rituales, y que se define a sí misma como una, santa, católica, apostólica y romana. Siendo el significado de católico, el de universal; es decir, se crea una nueva y única iglesia para todo el imperio. Y es obvio que al decir que es romana, es que es propia del Imperio Romano; propiedad del estado romano.  
¿Dónde aparece la palabra cristiano o cristianismo en esta nueva iglesia? Pues por ningún lado. Los primeros cristianos, su fe y estilo de vida, fue sustituida por lo católico; y los ritos y costumbres, de lo que era el culto religioso del Imperio Romano, son adaptados a la nueva y única iglesia universal, Romana. Por tanto, los que se llaman así mismos católicos, están dentro de una iglesia que se funda en el siglo III y que no procede de la fe original del Cristo Jesús. Así que muchos católicos creen (SIN CERTEZA) que la Iglesia Católica la fundó Jesús de Nazaret, o tuvo origen en el mismo. Y así les va, a base de mandamientos impuestos, normas restrictivas y dogmas a tragar como verdades absolutas que no se pueden demostrar (viviendo de creencias sin certezas). El trasfondo de esto, es que la nueva iglesia quiere que sus acólitos crean en algo que no se puede demostrar, algo que no posee certeza; pero la única “certeza” que se le otorga a esos dogmas es que han de ser creídos sin dudar de los mismos, de lo contrario se es un anatema, e incluso pueden ser expulsado de la iglesia; lo que se llama excomunión
        Dicho de otra manera, es creer en algo que no saben ni de dónde viene, cómo se engendra, qué busca… Pero si los católicos estudiaran su propia historia, y teología, sabrían con certeza a qué atenerse sin necesidad de estar sumidos y sumisos a creencias sin fundamento.

        Pasemos a otra cosa ya que se ha evidenciado que se puede partir o basar, la realidad propia,  en y desde creencias (desde lo ilógico, porque no tiene argumentos ni evidencias), o se puede partir o basar, la realidad propia, desde la certeza (desde lo lógico que tiene argumentos y evidencias). Y te adelanto, el alma y/o SER ESPIRITUAL obra desde certezas; y el EGO (ya te lo habrás imaginado), opera y reacciona desde creencias y expectativas.

        Llegados aquí, ¿qué puede estar sucediendo con todo esto de la 5D que estás leyendo: que yo escriba lo que lees desde creencias o desde certezas? Yo tengo certeza en la respuesta a esta cuestión, ¿y tú, qué respuesta crees tener?

9.- Totalidad, singularidad y particularidad.

        Esto es sencillo de explicar y más de entender, así que no ocuparé muchas líneas en ello.
        Dentro de la Totalidad (El Ser, la Fuente, eso que conoces como Dios), existe la Singularidad (alma), y cada alma posee su Particularidad de expresión en Sí, desde Sí, por Sí, para Sí y hacia Todo lo Demás (El Ser). Pero al mismo tiempo, cada Singularidad (se diferencian –como almas - entre sí, pero no en su Esencia Divina que es idéntica, como ya se ha demostrado en la sección 7 de esta parte VI). Consiguientemente, cada Singularidad (alma) posee su Particularidad de expresión hacia el Ser, y esa singularidad también se manifiesta en lo externo al encarnarse en cualquier tipo de cuerpo físico mediante su Particularidad.

        Espero que con un ejemplo quede mejor. Imagina una inmensa fuente de agua (la Totalidad, el Ser) que va corriendo hacia abajo por  la ladera de una montaña, y que la misma fuente desemboca en una represa de la que salen una serie de caños incontables desde donde sigue corriendo el agua (Singularidad, almas), que a su vez van esparciéndose, al salir de caños, en su libre expresión de Particularidad (en lo externo a la represa), y, que por igual, expresa su Particularidad cuando es recibida (encarnación) dentro de un recipiente (cuerpo físico). Siendo los recipientes de inimaginables formas distintas e incontables recipientes (razas, especies… de todo tipo).
        Esto ha de quedar claro, para ti, pues de lo contrario, en las siguientes partes, a exponer, puede que te atragantes con lo que se explicará.

10.- La física del Todo.

         Esta sección puede ser muy criticada, lo sé de entrada; pero yo no soy Licenciado en Ciencias Físicas. Así que lo explicaré lo mejor que pueda.
        Se ha expuesto en la sección 7 la demostración de la existencia de Dios acorde a lo que ofrece Tomás de Aquino en su Suma Teológica. He sugerido que se investigue a una serie de médicos, psiquiatras, psicólogos, terapeutas… que realizan regresiones y que, en el trascurso de esas regresiones, se evidencia que más allá de lo físico está la prueba del Ser que todo lo crea. Pero ahora y aquí, en esta sección, me atrevo a exponerlo desde la física. Recuerda: no soy físico.

        Einstein, experto en física cuántica, nos dejó una fórmula que se conoce muy bien, y es la que sigue: E = MC2

        Es decir, la energía (E) es el resultado de multiplicar la masa (M) por la velocidad de la luz al cuadrado (C2).
        Einstein quería llegar a demostrar la física del todo, es decir, la fórmula que todo lo pudiera explicar, y creo, porque no tengo certeza de lo que pensaba Einstein cuando menciona al todo, y repito creo que es muy posible que se refiriera al Todo (al Ser). Pero su alma regresó al Todo (el Ser) sin conseguirlo.  
Esta fórmula, tan conocida, implica la explicación de lo no físico, lo no local. Pero si quieres aplicar fórmulas a lo físico y a lo local, toma lo que dejó demostrado Sir Isaac Newton.
        Einstein dijo que para él, la masa y la energía eran dos expresiones de la misma cuestión, y esto es clave para el desarrollo consiguiente. Pues al final de esta sección, observaremos, que esa cuestión, a la que se refería, Einstein, es el Todo (el Ser), que es en lo que concluye esta sección: en la demostración física del Ser, del Todo.
        Einstein, creía, sin certeza, que nada había más rápido a la velocidad de la luz. Y que si se iba a más velocidad de la luz la masa se destruiría. Pero la ciencia demostró, posteriormente, que sí hay velocidad de transmisión instantánea (cero:”0”) en lo no local, en lo no físico, en lo cuántico, que es a lo que Einstein se dedicaba. Por tanto, si quisiéramos despejar la masa de la fórmula mencionada antes, quedaría así: M = E / C2

        Y en base a lo expuesto, justo anteriormente, si la velocidad es instantánea, el concepto de velocidad de la luz al cuadrado se sustituye por el valor más rápido: cero. Así que el resultado sería lo siguiente: E/0 = infinito

Resulta que aquello que es dividido por cero “0”, siempre, como resultado final, es infinito, siendo el símbolo de infinito el “ocho” al revés, como muestra la fórmula anterior. ¿Y qué hemos demostrado anteriormente que es el Ser, la Fuente, Dios? Pues que es infinito.
        No obstante pongamos la fórmula original de : E = MC2

         Ahora sustituimos de nuevo el valor de la velocidad de la luz por el cero de velocidad instantánea, y nos sale que el resultado de la energía da como valor: cero. Es sabido que lo que se multiplica por cero, es cero: 0 = M0

Sigamos con esta exposición. Si recurrimos a la etimología de la palabra “cero”, tanto en el árabe clásico como en el sánscrito, el significado es el mismo: vacío (vacuidad). Y ahora has de creerme, pero te lo demostraré más adelante y tendrás certeza de ello: cuando uno deja atrás el EGO y entra en contacto con su Alma y/o SER ESPIRITUAL, lo que se percibe, internamente (en lo no local, lo no físico), es un vacío, una vacuidad llena de Amor. Y como consecuencia esto mismo (desde lo no físico y no local) se trasmite a lo físico y local a través el cuerpo encarnado. Sigamos: ¿quién es Amor infinito y perfecto? Pues obviamente el Ser, la Fuente, Dios. Y eso sucede cuando accedemos a nuestro SER desde nuestra propia Singularidad (alma), incluso dejando atrás la Particularidad. Por lo explicado en este párrafo, se puede deducir que el cero obtenido como resultante de la resolución de la ecuación última, es la explicación de Dios, del Vacío que Todo lo contiene; la Vacuidad que uno encuentra al llegar a su SER ESPIRITUAL (se ampliará en la parte X sección 18).         
        Por tanto, como decía Einstein, la energía y la masa son dos expresiones de la misma cuestión: el Todo, tal y como se ha mostrado anteriormente con la resolución de las fórmulas expuestas. Así que Einstein tenía razón en su creencia, pero no llegó a la certeza como se ha observado aquí. Es decir, expongamos de nuevo lo que decía Einstein “la energía y la masa son dos expresiones de la misma cuestión”: La Infinita Vacuidad, o la Vacuidad Infinita.

        ¿Seria lo expuesto la prueba física de la existencia del Ser, la Fuente, Dios? Yo tengo certeza en la respuesta a esta cuestión, ¿y tú, qué respuesta crees tener?

        Pues hasta aquí por el momento. En la siguiente parte veremos cómo diferenciar la Particularidad y Singularidad (del ALMA y/o SER ESPIRITUAL) al contactar, al instante, con la Totalidad (el Ser, la Fuente, Dios), de lo que es la memez de la expresión de operar reaccionado del Ego y la beatitud espiritual.  Y de esta forma ya podrás ir posicionándote, encontrándote, salvándote, rescatándote, sin necesidad de nada externo, sin la intervención de nadie y menos de los ETs de la índole que sean los mismos.


Nota aclaratoria: dije desde el principio, y en cada parte publicada hasta ahora se menciona, que no nombraría a personas, ni libros, ni referencias, pero en esta parte sí lo he hecho. No es una contradicción. Lo he hecho porque estas personas y libros no tienen nada que ver con lo de la 5D, que es de lo que no expondré nombres, referencias o libros. Finalmente, a modo de apoyo compresivo para esta última sección de la física del todo, recomiendo el libro “El universo holográfico” que en Internet está en PDF y de forma gratuita para que lo puedas bajar y leer.

===============================================
¡Ascensión a 5D? se publica en este blog en doce entregas, durante doce jueves seguidios: del jueves 12 de julio al jueves 27 de septiembre de 2018.
Autor: Deéelij (deeelij@gmail.com)
Notas del autor:
+Emilio Carrillo y yo (Deéelij), quien esto escribe, no son la misma persona. En el fondo, ambos estamos de acuerdo, pero en nuestras formas somos muy distintos. Emilio escribe eruditamente, yo lo hago a martillazos.
+Si en lo que lees observas crítica u ofensa… sólo lo observas tú. No hay intención de ofender o molestar. Pero si algo te molesta no se lo atribuyas a que lo escribe Emilio, échamelo en cara mí, Deéelij.
+De ninguna manera se buscar meter miedo o que entres en pánico, para nada.
+La información que se va a exponer omite las fuentes. Podría ofrecer más de cien páginas con referencias, pero es mejor que cada cual saque sus conclusiones si busca la información por su cuenta. Como consecuencia, no creas nada de lo que expongo. Recaba datos, investiga y obtén tus propios resultados; puedo estar equivocado; por tanto, no pretendo convencerte de nada en modo alguno. Estas letras no pretenden una prédica, un apostolado, un adoctrinamiento, un proselitismo ni un guiado de instrucciones a seguir. Tan sólo expongo, me reitero, lo que sé y mis conclusiones; el resto es cosa tuya, si es que algo tienes que hacer al respecto. 
===============================================

15/8/18

No hay mayor ceguera


Y vinieron muchos que entre ellos discutían acaloradamente, y sentándose a su alrededor así le decían:

—Maestro, háblanos de la consciencia colectiva.

Y él, con majestad y calma, así les dijo:

—Os unís para enfrentaros, mas no para defender la Unidad en todas las cosas.

»Os unís para luchar unos contra otros, mas no para limar asperezas y construir.

»Os unís con las palabras y los formulismos, mas en vuestros corazones estáis distantes como las nubes de las estrellas. Y a todo esto llamáis consciencia colectiva.

»Os apoyáis unos en otros para fines egoístas, que os deterioran en vez de elevaros.

»Vuestro comportamiento no es superior al de la manada de lobos que se juntan para calmar su hambre. Y vais a los espectáculos para afilar vuestras uñas de rencores y vuestras lenguas de envidia.

»¿Cuándo vuestra consciencia colectiva será olvidaros de vosotros mismos para servir al mundo?

»¿Cuándo vuestra consciencia colectiva será amaros profundamente en vuestro prójimo?

»¿Aún os empeñáis en tirar piedras sobre vuestras cabezas, representadas en otras cabezas? ¿En escupir sobre vuestras caras representadas en otras caras?

»¿Aún no veis que ni sois peores ni mejores en vuestras circunstancias que aquellos a los que criticáis en las suyas?

»En verdad os digo que no hay mayor ceguera que la que enfrenta a un ser humano con otro ser humano.

»¿Cuántos mártires aún necesitáis? ¿Cuántos necesitáis para comprender que lo vuestro es el vuelo por encima de las cosas y no el ataros a ellas como se atan las adelfas a las orillas de los ríos?

======================================================
Autor: Cayetano Arroyo
Fuente: Diálogos con Abul Beka (Editorial Sirio)
Nota: En homenaje a la memoria de Cayetano Arroyo y Vicente Pérez Moreno,
un texto extraído de los Diálogos de Abul Beka se publica en este blog todos los
miércoles desde el 4 de octubre de 2017.
======================================================