9/6/16

Un profeta del siglo XXI


Publico esta entrada del blog a instancias de mi buen amigo Pepe Piñero, al que agradezco sus palabras y su cariño. Confieso que el ego apareció, en su versión de falsa modestia, para susurrarme que no lo hiciera. Pero, al observarlo desde el Amor, calló y se volvió a desactivar. 

========================================


     Nacer en determinado lugar condiciona mucho a sus hijos. Y si dicha tierra posee tradiciones que hunde sus raíces en una espiritualidad de siglos, de milenios, conducen al resultado que hasta los poros de sus piedras te anuncian en el oloroso aire que las envuelven: misticismo y religiosidad.

Emilio Carrillo decidió, por deseo expreso de su voluntad, estar así en el mundo. Metabolizando su pensamiento con la ciudad donde nació y vive. Comenzó su andadura para buscadores, dando cursillos a personas que deseaban un mundo mejor, más completo, mas humano, porque deseaban más vivir que poseer.

Buscador de infinitos, se arroja una y otra vez a los siempre incompresibles caminos de la esquiva realidad interior, convencido de que posiblemente no exista otra mas digna de ser vivida. Conforme ahonda avanzando conceptos mas amplios, aparece ante su mirada el horizonte inconquistable de las posibilidades de los hombres.

Produce un cierto vértigo para el hombre corriente pensar en estas ideas, pero no sucede así en las personas que posee un espíritu superior, se encuentran en su elemento, se sienten cómodos ayudando a los demás a entender lo que ellos entienden: que el sentido de la vida es la misma vida.

Muchas son las cosas que nos distraen de nuestra esencia desde el nacimiento, que nos apartan poco a poco de ella, con cachivaches y posesiones, que de manera imperceptible y con la mejor de la intenciones nos hacen colocar la felicidad en objetos ajenos a nosotros mismos, sin darnos cuenta que el concepto de la felicidad sale de nuestro interior, y es ahí donde hay que buscarla, cualquier otro camino es estéril y equivocado.

Hubo un momento en su vida que tuvo que enfrentarse cara a cara a la hora de la razón, comprendiendo que la razón de nacer, nos es otra que la de vivir cada instante, cada momento, y no preocuparse por el futuro, porque nunca llega.

Si su pensamiento contagia a los que le rodean eso lo convierte en profeta, y así es, como sin pretenderlo, solo con la necesidad de hacer entender su pensamiento, tiende la mano a los demás, y les dice levántate y anda, pues transmite ideas que llenan los huecos vacíos de insatisfechos corazones insuflándoles vida.

A semejanzas de los antiguos profetas, lleva su mensaje de manera vigorosa, por todas partes, convirtiéndolo en un viajero incansable. Para personas que no han encontrado esta verdad, les parecerá que es solo una voz más que clama en el desierto. Pero nada más alejado de la realidad que este pensamiento, son millones los que visitan su página, El Cielo en la Tierra buscando el consuelo de su pensamiento, y la tranquila protección de sus palabras ofreciéndoles alternativas.

Sólo el vivir día a día, instante a instante, convierte a las personas en religiosos, una religión nueva, sin mandamientos si se quiere pensar así, pero a fin de cuentas es un nuevo modo de vivir. Detente a meditar y te escuchará a ti mismo, es lo que he observado que Emilio dice, desea que escuches tu voz interior, más que la suya propia, solo quiere ser el vehículo, para que los demás, encuentren su camino, y cada uno poseemos el nuestro. Deja la culpa de lado, no tenga nada que temer, ni nada que venerar, solo vivir te transformará en lo que deseas ser.

Siempre habla para las personas, nunca para los ciudadanos. Al ser simplemente mujer u hombre se sigue respetando nuestra esencia íntima, si nos convertirnos en ciudadanos, pasamos a ser propiedad del Estado con sus leyes y sus normas. Solo siendo mujer u hombre, podremos sacar la basura que la sociedad nos fue metiendo en nuestra cabeza desde que nacemos.

El ser austero, lo ha convertido en el hombre más libre que conozco. La austeridad tiene que ver con la libertad. Entendiendo además que si no existe honradez intelectual, todo lo demás es inútil. Lanza su voz al espacio y, a semejanza de aquellos pájaros que abandonan su nido para volar con la libertad, su voz se marcha sola, no se lleva la lengua ni la garganta que la pronunciaron... una vez en el aire sus palabras buscan nuevas ramas, nuevos nidos donde nacerán nuevas ideas.

En los hombres corrientes hay una desconexión grande entre lo que sabemos y lo que hacemos. No sucede así con el protagonista de este artículo, donde el buscador se termina convirtiendo en lo buscado.

Y aunque la mayoría, casi todos, pasamos por la vida como un rápido meteoro, surgido de la nada para perderse en las negras profundidades de lo desconocido, la estela que dejan tras de si los grandes hombres son mucho más brillante, más luminosa, en su camino trazado cruzando el cielo protector que nos cobija.

========================================
Autor: Pepe Piñero
Fuente: XYZ El periódico crítico
========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.