18/11/15

No necesitamos líderes


   Hasta el momento actual, las sociedades, los países y naciones han necesitado de quienes les gobierne, y aunque no es nuevo, tampoco es algo que me haya inventado.

            Que alguien gobierne a alguien tiene dos derivas: la primera, que el gobernado se ve incapaz para liderar su propia vida necesitando de alguien que lo haga en su lugar; la segunda, que es dónde radica el auténtico drama, en que ese que gobierna a los demás se convierte, o más bien se erige, en un líder al que seguir, proclamar y, en muchas ocasiones, adorar.

            Por tanto, la problemática estriba en que, al parecer, más bien porque así se ha hecho creer sin discusión posible en la educación recibida, existen personas, determinadas, no sé sabe porqué, que son los únicos líderes capacitados para llevar al rebaño a pastar donde mejor le plazca dado que el rebaño no sabe a dónde a de ir a pastar, ni dejar de ser rebañote nadie. Pero a esto se le añade otro problema mayor que es el siguiente: quien se atreva a disentir del sistema de ser gobernado por un líder puede ser llevado a la ridiculez más absoluta, como mínimo. Así que también se enseñó a estar callado sin rechistar tanto si gusta como si no, se enseñó a que un líder ha de estar ahí arriba “velando” por el bien de los demás.

             Todo este conjunto de memo ideas preconcebidas, únicas de una realidad ya caduca, condujeron, en el pasado, no tan lejano, a que las sociedades se estrellasen, una y otra vez, contra el mismo muro en el que topaba el líder de turno. Tras el brutal golpe, la única solución que quedaba, al parecer, era elegir a otro pastor de manadas, que no era más que otro lobo disfrazado de corderito, que les volvía a realizar la misma jugada, se tardara más o menos tiempo: repetir el mismo proceso de ser guiado por alguien cegado de poder sobre los demás, llevándolos a un abismo.

            ¿Se ha aprendido de eso con los años? Evidentemente no. Los remanentes palpables de esa forma antigua de malvivir prosiguen, aunque cada día con menos crédito por parte de las masas que empiezan a cuestionarse, en lo interno primero, y luego en público sobre el acierto de continuar con la tendencia reflejada.

             Pase lo que pase en el futuro, más próximo o lejano, con esas formas caducas de gobierno, la cuestión que quiero plantear es que un ser humano de una realidad de 4D ha de tomarse en serio ser su propio líder. Es muy posible que muchas personas hayan iniciado ese proceso de reconversión, y es cierto que así se va mostrando, pero llevará tiempo que sea la nueva constante a la que tienda una sociedad de 4D.

            Cuando un ser de 4D empieza a notar sus procesos internos, lo primero que salta es el cuestionamiento a las formas externas en las que estaba inmerso, pues no le conducen a la felicidad prometida. Obviamente esto desemboca, inmediatamente, en una profundización interna de reflexión sobre la necesidad de que alguien sea quien le diga cómo ha de ser o hacer en su vida. Justo en ese instante, el ser de 4D empieza a tomar las riendas de su vida convirtiéndose en su líder.  

            Ahora, ser de 4D, porque para el de 3D todo esto le suena a antisistema, has de preguntarte, muy seriamente, si vas a seguir tras de algun@s que se designan los únic@s viables que tienen las soluciones a tu vida, o tú eres la solución a tu vida siendo tu verdadero y auténtico líder.

            En una realidad de 4D asentada, la sociedad está repleta de líderes, tantos como habitantes existen. Porque se llega al momento en que el uso pleno de la libertad en total responsabilidad apoyada en el Amor es el mejor de los recursos para liderar una vida y apoyar el liderazgo individual de los demás.

            En verdad, un líder no necesita de quienes le sigan, sino que él/ella siga siendo su propio y exclusivo líder.

         Conclusión: ¿En esta realidad de 4D se siguen necesitando de líderes que te conduzcan a ti y, por extensión y/o añadidura, a los demás?

==========================================================
Autor: Deéelij
==========================================================

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.