5/11/15

La noche…


La noche... De ella... dijo Juan de Yepes:
Oh noche que guiaste!
Oh noche amable más que la alborada!
Oh noche que juntaste amado con amada!
Amada en el Amado transformada!

Nos asusta la noche porque no comprendemos
que su oscuro vacío se expande en la luz del día. 

Si vivimos a fondo la noche, sin evasiones...
perderemos el miedo.

Hemos de vivirla con aceptación y amor.
Hemos de sumergirnos también
en el gris de las tardes otoñales
que preceden a la noche...

Así podremos llegar a la paz y el amor
que disfrutó el místico poeta:
"Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado”.

====================================
Autora: Concha Redondo (concharedondo@gmail.com)
====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.