3/9/15

La noche


Oh noche densa sin estrellas;
oh soledad terrible que nubla hasta la felicidad sin causa;
oh fría desilusión, selva sin camino de salida...

Oh aguas turbias y pedregosas donde mi barco apenas puede navegar;
oh profundas emociones reconocidas y no amadas;
oh añorado silencio y armonía, huidos en la noche...

Oh Humanidad complicada sin atisbo de luz;
oh misterio  de mis entrañas que produce profundo dolor...

¡Ven Llama Viva!
Purifica con tu fuego lo que siento,
lo que sienten tantos seres humanos.

Dame agua de tu pozo, Señor Jesús,
que calme la sed y la angustia que me abruman.

====================================
Autora: Concha Redondo (concharedondo@gmail.com)
====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.