10/9/15

Diálogo


He hablado con las células
que confluyen en mi forma humana.
Acepto y amo su evolución:
mi barco se va aviejando,
pero mi ser, el conductor,
será eternamente joven
¡porque es el Ser!

Y no tengo ni idea
ni quiero saber a dónde voy…
Ando por el mundo vacía,
abierta como el árbol y la brisa,
pero consciente.

Mi mente, cada vez menos, se inquieta
porque no controla la evolución;
le hablo con cariño, reconociendo lo que le debo,
pero no puede entender mi yo profundo:
ella se va diluyendo,
él  seguirá eternamente.

====================================
Autora: Concha Redondo (concharedondo@gmail.com)
====================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.