30/9/15

Ideas


El ser humano aprende a base de repeticiones, está más que comprobado, científicamente. También es el único que tropieza dos veces seguida en la misma piedra. Luego de aprender, concluye en repetir lo que aprendió. Lo hace de forma automática. Y es que el sistema nervioso autónomo (SNA) así funciona. Por tanto, ¿acaso es libre el ser humano en sus ideas, o repite las aprendidas? Por lo general, repite. Es una especie de loro-cotorra que no para de repetir lo que ya sabe.

¿Esto es pensar?, podríamos preguntarnos. Indudablemente no. Lo habitual es que el ser humano esté actuando desde pensamientos, creencias y suposiciones con base a lo que aprendió. Aprendizaje, en su mayoría, sin verificación en la certeza de algo recibido. Y así le va, que no tiene ideas propias.

Y es que las ideas de Uno salen del Corazón. Salen de la autenticidad. Salen para sanar, para solucionar, para calmar, para reconfortar, para Amar.

Si se quiere saber la diferencia entre una idea propia o la repetición de algo aprendido, es algo muy simple de comprobar. Si la idea es de Un@, se observa por lo siguiente:

-Es constructiva.
-Es positiva.
-Enunciada y formulada neurolingüísticamente en presente.
-Tiende al disfrute.
-Es lo mejor para Un@, sin duda, y, muy probablemente, para los demás.

      Así que ya sabemos, si lo aprendemos, cómo diferenciar entre ser Autónomo y no depender del SNA empeñado en repetir procesos memorizados. Si quieres una Idea, tenla, pero diferénciala de los 80.000 a 90.000 pensamientos inconsciente que sueles tener a lo largo del día.

            Y eso es todo, ¿para qué más, si ya lo he dicho todo?

===============================================
Autor: Deéelij
===============================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.