19/8/15

El día internacional del…


Hay días internacionales para casi todo. Hace poco fue el día internacional del yoga, y digo yo: ¿para qué? Porque también lo hay del sushi y del Sol, y no te lo pierdas: el día de los scout; e, incluso, de los solteros. Este es bueno: el de la marioneta. Pero no he encontrado el día internacional del amor incondicional. No, para eso que no existe no hay día internacional.

- A ver, Deéelij, listo, que eres un listo ¿Pero qué es el amor incondicional? Pero si eso no existe ¿no?

Evidentemente que para ti no existe cuando lo preguntas. Y es quien no es amor incondicional el que duda de la existencia del mismo. Mira, te pongo un ejemplo de algo que observé hace poco. Era dos (chica y chico) que se acaban de conocer, y una parte (llamémosla “A”) dice a la otra (“B”) que lo que busca es encontrar con quien tener una pareja estable. Entonces “B” dice que está de acuerdo, y le escruta con una pregunta ¿qué ofreces tú en una relación estable? Y “A”, con aplomo, manifiesta: sinceridad, lealtad, respeto – se para un poco y reflexiona, tarda, pero sigue – cuidarte, apoyarte, estar a tu lado ¿te parece poco? A lo que “B” suelta: pues todo eso ya lo tengo o lo soy. Soy sincero conmigo mismo, me respeto, soy leal conmigo mismo en mis compromisos, sé cuidarme y apoyarme, no dudo de mí, confío plenamente en mí, tengo criterio propio, sé lo que quiero en la vida y siempre estoy conmigo MISMO, en mi Mismidad. Así que eso que ofreces no es nada nuevo para mí. Yo en cambio, lo que quiero es compartir contigo la vida en amor incondicional, sin ponerte condiciones, claro, que si me amas incondicionalmente, pues compartimos en igualdad y en total libertad del uno para el otro. De pronto “A” espeta que el amor siempre pone condiciones… Que en eso del enamoramiento hay condiciones…  Que no se puede amar sin condiciones… Que el amor no es libertad como asegura eso de amar incondicionalmente sin poner condiciones al otro… y dice con algo de enojo, pequeño, pero con enojo. Pero “B” con seguridad, afirma ¿acaso no amas incondicionalmente a tu hija y ella a ti? “A” no puede decir que no, pues es verdad, y lo afirma. Finalmente, “B”, le dice que su oferta sigue en pie, pero “A” no puede igualarla, sigue sin creer que pueda ofrecer amor incondicional, y termina retirándose.

Así, pues, cuando se practica eso de las relaciones estables sin amor incondicional, sólo se mantiene  relaciones inestables basadas en una relación con condiciones; y a eso se le llama amor. Incluso si se sigue pensando que el amor no es libertad, pues apaga y dedícate a otra cosa, si puedes, claro.

Cuando no se puede amar incondicionalmente es porque aún existe el miedo en uno con respecto al otro, pero sobre todo existe el miedo en uno, y el miedo lleva desconfianza, dudas, recelos…

Cuando se ama incondicionalmente el miedo literalmente ha desaparecido. Por tanto, no se posee miedo a entregar la libertad propia a la otra parte que ofrece amor incondicional, pues nunca mermará la libertad entregada, sino que la alzará todo lo posible. Pues si ambos se aman incondicionalmente, ¿qué miedo puede haber a perder libertad si cada cual no le pone condiciones al otro?

De lo que se trata, digo yo, es de amar incondicionalmente, pues de lo contrario sólo aparecerá miedo en cualquier relación, y si aparece el miedo, la relación antes o después concluirá, seguro; y si no lo hace, continuará en sufrimiento, pero nunca en felicidad compartida.

O se ama incondicionalmente, o una relación se sustenta en el miedo. Así que independientemente de lo que digan esos que organizan los días internacionales, que en verdad aún no sé para qué sirven, es que cada uno se fabrique su día a día como el día internacional del amor incondicional, primero a uno, y como consecuencia a los demás.  Y a lo mejor, un día de esto, hemos convertido el amor incondicional en algo internacional.

==========================================================
Autor: Deéelij
==========================================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.