25/12/13

¡Feliz Día de Navidad!: Mirada horizontal, nariz vertical


Feliz Día de Navidad… ¡Nuestro Día… como todos!... El de todos los que hemos experimentado la Dicha de Nacer de Nuevo y, tras la Resurrección en Vida, convertidos ya en Niños-Dios, gozamos de cada instante en el Vivir Viviendo desde la perfecta simbiosis entre la Madurez Consciencial y la Inocencia.

En este momento eterno, te hago llegar toda la Gracia que soy y el colosal Amor que es mi ser y esencia para que la Gracia y el Amor nazcan con más fuerza que nunca en tu Corazón y en él se instalen en el continuo desenvolvimiento del momento presente. Que el Niño-Dios que eres y soy te colme de todo lo que Él es. Que sientas hoy, de instante en instante, el Poder del Amor que compartimos y el Poder Divino que nos une.

Aquí y Ahora Re-nacemos constantemente. Que se diluya cualquier interferencia anclada aún en el pasado. Que tu vida quede libre de cualquier impacto en ti de las vivencias del ayer. Camina libre, sin ataduras a lo que ocurrió, sucedió, pasó… La gente piensa que las experiencias sirven para aprender. Es falso. Las experiencias desplegadas valen exclusivamente para no volver a vivirlas, para descargarse de la necesidad de vivenciarlas. Cuando las hayas experimentado todas, las puertas del Retorno al Hogar se abrirán de par en par. Céntrate en ti mism@ para que lo que hayas probado y degustado ya, da igual su sabor, desaparezca del menú de tu vida. Lo que somos lo es fuera del tiempo… Y el presente se despliega inmenso ante nosotros, absorbiéndonos en su inabarcabilidad. Nada quedó atrás, porque nada de lo que fue existe, salvo en la ilusión de la mente.

No hay nada que preguntarse. Cualquier pregunta proviene de la ignorancia del ego; cualquier respuesta, de su vanidad. Preguntas, opciones y respuestas tejen un Holograma que el ego define como realidad. En verdad solo es el velo que oculta lo Real. Para descorrerlo, nada hay que preguntarse. Basta con vivir el Aquí y Ahora: mirada horizontal, nariz vertical.

Mi Corazón fluye en la Pureza y me inunda la Paz y la Risa en este Día incesante. Ya no hay añoranzas y el Amor se hace en mí plenamente. Todo me impulsa a ser lo que Soy: la Armonía me envuelve y la Felicidad me abraza. El viento es mi voz; los rayos del Sol, mi rostro; la lluvia, mis lágrimas; tú, mi reflejo. La Libertad me arrastra por Dimensiones que eran desconocidas en este plano para el alma. Y todo lo que antes me dividía, me une en la fuerza y en la esencia del Espíritu Uno.

Para encontrarme, me buscaba por los campos infinitos y eternos. Fue maravilloso y ya experiencié tanto la búsqueda como el encuentro. Solo queda el recuerdo mental y álmico de lo vivido. Pero lo que Soy nada sabe de recuerdos. Aquí y Ahora soy Amante, Amado y Amor. Para fusionarse en el No-Ser -para unirse al Padre/Madre, al Amado, y volver al Hogar-, el Ser, el Hijo del Vacío, se hizo Amante. Y la fusión aconteció cuando me transformé en Amor. Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo (Vibración Pura y Primigenia, Ser, Hijo, Rayo Divino) quien vive en mí. Y siendo Cristo, soy el Amante y el Padre Amado: No-Ser, Vacío, Todo y Nada. Y en el Padre/Madre me unifico espaciándome en la Experiencia de Amor, que todo lo llena, que todo lo abarca.

Feliz Día de Navidad… ¡Nuestro Día… como todos!... Mirada horizontal, nariz vertical.


====================================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.