24/3/15

Útero...


Hijos de mi útero
son palabras, son colores, son amores;
son pedazos de mi, brotes de mil soles interiores.

Mi útero se abre como el jazmín,
presto a recibir mil bendiciones
y embargar con su fragància y dulzura viejos dolores.

Tullido por mi ignorància,
por la dolorosa experiència de no haber sido bendecido,
se regenera a sí mismo engendrando amores.

Bebès de mis sueños que aún no han llegado,
ahora mi útero està preparado
lleno de perdón y colores.

Y con el aroma del jazmín, embriagador y mareante,
mi útero està feliz porque no està vacío como creía,
sino lleno està de mí como desde siempre intuïa.

Hijos de mi útero
son palabras, son colores, son amores.

¿Quién puede decir que no parímos?
A parir venimos a cada paso del camino,
conscientes o no de nuestro destino.

Todo lo que llevamos dentro tiene su tiempo
y a parirnos vinimos a nosotros mismos:
hombres y mujeres, engendradores de destinos.

Mi útero libre de dolor y olvido a parirme vino.
Aquí estoy, recuperada del afuera, del miedo, de mi propio ojo crítico,
dispuesta a parir las creaciones que liberan con amor
todas mis reencarnaciones.

Pasado, presente, futuro en el mismo espacio tiempo continuo.
Mi útero, convertido en madre selva,
los cobija, los bendice, los libera de odios y temores.
Y con amor y colores,
sana lo que fue engendrado con dolores.

Mi útero ilumina la creación que es mi Vida.
Hijos de mi útero
son palabras, son colores, son amores...

==========================================
Autora: Ángeles Fernández (angeles.fefonteboa69@gmail.com)
==========================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.