5/2/15

Amor a la maldad


  ¿Alguien cree que cuando un bebé nace sabe lo que es el odio, la venganza, la crueldad o la maldad? No, no es así. Un bebé llega puro de todo eso, y desgraciadamente, se lo enseñan sus educadores, en sus comportamientos, o por los actos repetitivos que observan en la sociedad en la que viven. Porque un niñ@ recién nacido no sabe diferenciar si el que está al lado es negro, sino que es otro bebé. Somos nosotros los que, posteriormente, le inculcamos que el negro es malo, peligroso y vete a saber cuantas cosas más; así, lógicamente, les enseñamos a odiar, a ir contra esos que son los malos. Le enseñamos a no amar, les enseñamos a tener miedo a alguien que no es como él. Y así, les hacemos malos de verdad, pues les condicionamos con respectos a otras personas que seguramente no lo son.

  Con el tiempo, quien así ha sido educado, se convierte en alguien malo diciendo que los malos son los demás, ¿verdad?

  Llegados a este punto, te pregunto ¿Se puede amar a l@s mal@s o a la maldad de l@s mism@s? Lo más seguro es que tu respuesta sea un rotundo NO. Pero te puedo asegurar que sí se puede amar al mal@ si piensas que no eran mal@s al nacer, sino que les enseñaron a odiar, a tener miedo al que no era igual a el/ella. Lo puedes amar si observas este punto de vista que te muestro pues si pudiera empezar ese mal@ una educación desde cero borrando todo lo aprendido, lo más seguro es que no repetiría tales patrones de maldad.

  ¿Sabéis? Hay personas muy “malas” que al tener un accidente perdieron la memoria, y al recuperarla dejaron olvidado atrás sus patrones de conductas de malvad, y los parientes cercanos o los que mejor le conocían, ya no les conocían, y menos se creían que había cambiado. Sencillamente, lo que se produjo es un reset en su mente, soltaron aquellas pautas aprendidas y empezaron a funcionar en función de lo propio de la naturaleza humana: la bondad, la compasión, el amor.

  Por eso puedo amar a l@s mal@s y a su maldad, pues además de lo expuesto, aseguro que es la mejor manera de hacerlos cambiar, pues si no se lucha contra ell@s, como esos mal@s quieren, ell@s no encuentran un enemigo en nosotr@s al amarl@s y al perdonarl@s. Ésta es la forma más hermosa de cambiar las cosas, y por supuesto la maldad. Pero no queda todo aquí, pues recomiendo amar a l@s mal@s dado que en muchísimos casos hemos, muchas personas, aprendido a amar, a retornar a nuestra humanidad de amor, cuando nos hemos encontrado con tod@s es@s mal@s y sus maldades recibidas y padecidas. Al encontrar eso, nos dimos cuenta de por dónde no se podía seguir caminando, y emprendimos el regreso a donde sí se puede gozar: al amor. Así que lo mejor es amar a l@s mal@s, y verás qué pronto todo se ha solucionado, pues habremos enseñado a amar a aquell@s que sólo padecían miedo, miedo al amor.

  ===============================================
Autor: Deéelij
================================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.