8/12/14

El reencuentro con la energía crística


Una vez que hemos purificado nuestro SER, hemos trascendido nuestros límites, que no son más que nuestras propias creencias, y que nos hemos reencontrado con el AMOR en UNIDAD, podemos conectar de nuevo con la ENERGÍA CRÍSTICA.

Iremos sintiendo esta energía en un estado vibratorio muy elevado, sintiendo incluso de una forma muy sutil, que nuestra densidad física disminuye hasta convertirse en un alto movimiento vibratorio de nuestros electrones, un agitado baile de nuestras partículas subatómicas.

Esto conlleva también una intensa emoción de amor y comprensión .A veces se acompaña de una fuerte presión  en el pecho, como si nuestro corazón se hiciese más y más grande y empujase hacia fuera nuestra caja torácica para hacerse más hueco .Y notamos de una forma más intensa y profunda los latidos de nuestro corazón.

Todo esto envuelto en un estado de PAZ, SERENIDAD Y ARMONÍA sublime.

Se han deshecho  los muros de nuestra propia cárcel. Ya sólo somos LUZ, CONCIENCIA  y AMOR.

¿Y ahora qué?... ¿Cuál es el siguiente paso en nuestra misión?...AMAR Y SÓLO AMAR. Luz y oscuridad, arriba y abajo, en todas direcciones y en todas  las dimensiones.

SER y SENTIR desde el CORAZÓN, viviendo nuestra divinidad con el espíritu encarnado, con el cielo en la Tierra. Con esas bellas alas invisibles que se escapan a los ojos de algunos y que otros miran con brillo y entusiasmo en los suyos, esperando a que llegue su día al fin.
LUZ, sólo veo Luz…

AMOR, sólo veo AMOR…

BELLEZA en toda CREACIÓN…

Total aceptación y fe suprema ante la vida y todo lo que nos rodea.

Maravillosa Gaia, GRACIAS.

Evolucionamos contigo, ampliamos nuestra conciencia crística para tratarte como mereces; con AMOR, puesto que tú también lo ERES.

Avanzamos sutilmente por el camino dorado de la iluminación y del respeto hacia el TODO y la NADA.

Tres palomas blancas sobre mi cabeza envían un mensaje a mi corazón: "En cada una de mis células está la divinidad, en cada una de tus células está la divinidad…".

DIOS ESTÁ EN  TODO LO QUE EXISTE; Y EN TODO LO QUE CREEMOS QUE NO EXISTE TAMBIÉN.

SOMOS  LUZ, SOMOS AMOR, SOMOS PUREZA...

¡SOMOS DIOS!

==========================================================
Autora: Inmaculada Perea Salguero (impesal2012@gmail.com)
==========================================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.