7/10/14

El silencio...



El silencio es, para mí, introducirme en el Universo y pegarme al Vacío Vibrante que se expansiona amorosamente en el acontecer.

No hay preguntas ni respuestas: mi ser en la unidad del Ser. No hay espacio, ni tiempo; ni asuntos, ni conflictos; ni necesidades, ni soledad…

Vuelvo a la "vida": hablo, me río, disfruto, amo, respeto, no juzgo, no investigo, comparto... desde ese silencio que se ha pegado a las entrañas de mi ser.

Acepto y amo mi barco y el cauce del río: sus espacios serenos y los abruptos, los días y las noches. Y repito con Juan de Yepes:

"Dejéme y olvidéme,
el rostro recliné
sobre el Amado...
Cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado”.

==========================================================
Autora: Concha Redondo
==========================================================

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.