17/1/2011

Fragmentos de una Enseñanza Desconocida: viernes 21 de enero, 19:00h

El Circulo Sierpes de Sevilla tiene previsto celebrar el próximo viernes 21 de enero (19:00 horas; Salón de Actos del Círculo Mercantil, C/ Sierpes, 65) una Asamblea Temática (conferencia seguida de un amplio coloquio entre los asistentes) sobre la obra de Piotr D. Ouspensky titulada Fragmentos de una Enseñanza Desconocida.

La conferencia será impartida por Candelaria Roldán, de la Fundación Escuela Superior de Estudios Espirituales, siendo Emilio Carrillo el encargado de su presentación y de la coordinación del posterior coloquio.

Como aperitivo a tan atractiva cita, se ofrecen seguidamente unas breves notas relativas a Ouspensky, su relación con Georgi Gurdjieff y los contenidos básicos de Fragmentos de una Enseñanza Desconocida, escrita en buena parte a modo de diálogos entre ambos.

--------------------------------------------------

Sobre Ouspensky

Piotr D. Ouspensky nació en Moscú el 5 de marzo de 1878. Con 30 años, viajó por Turquía, Grecia y Egipto. Al regresar a Rusia, abandonó Moscú para establecerse en San Petersburgo, donde comenzó a dar conferencias públicas sobre sus viajes y su constante búsqueda de lo Milagroso.

Tras la Revolución soviética, concretamente en 1920, se vio forzado a refugiarse en Constantinopla, ciudad en la que organizó un Círculo de estudios. Posteriormente, se radicó en el Reino Unido, donde escribió sus trabajos más importantes e intervino en la creación del Instituto Gurdjieff.

Durante la Segunda Guerra Mundial, se trasladó a Estados Unidos, aunque en 1947 retornó a Gran Bretaña, falleciendo el 2 de octubre de ese mismo año en Surrey, en el sudeste de Inglaterra. Contaba con 69 años de edad y dejó como herencia, además de una extensa bibliografía, una merecida fama de filósofo y místico.

En 1905 escribió su primera novela, La extraña vida de Iván Osokin, basada en la idea de la recurrencia eterna y mostrando la influencia que la obra de Nietzsche tuvo en su juventud. Más adelante, en 1909 y 1912, publicó La cuarta dimensión y Tertium organum, respectivamente. Concibió está como continuación del Organon de Aristóteles y del Novum organum de Francis Bacon, de ahí su título, que traducido significa Tercer Órgano. Por otra parte, en Tertium organum se retoman las conclusiones de La cuarta dimensión, añadiendo la relación entre la Cuarta Dimensión y la Consciencia y una serie de reflexiones sobre otras disciplinas como la biología.

En los años siguientes, Ouspensky continúo publicando otras obras, como Cartas desde Rusia, Psicología de la posible evolución del hombre, El cuarto camino, Charlas con un diablo y, desde luego, Fragmentos de una enseñanza desconocida, quizá su texto más conocido.

La relación entre Ouspensky y Gurdjieff

Fue en Moscú, en la primavera de 1915, donde Piotr D. Ouspensky conoció a Georgi I. Gurdjieff (Alexandropol,1872 - París,1949), el gran místico armenio que descolló como filósofo, escritor y compositor.

Ouspensky era ya un conocido escritor cuando se produjo este encuentro con quien se convertiría en su maestro. De hecho, Ouspensky fue seguramente el alumno más emblemático de Gurdjieff, cuyas ideas y propuestas le causaron un hondo impacto existencial y espiritual. Así lo dejó escrito Ouspensky: “Me di cuenta que había encontrado un sistema totalmente nuevo de pensamiento que superaba todo lo que había conocido hasta entonces. Este sistema arrojaba una nueva luz en la psicología y explicaba lo que antes no había podido entender de las ideas esotéricas". A partir de lo cual, Ouspensky se dedicó por completo a la enseñanza de Gurdjieff, haciendo lo posible por promover su vía mística en Rusia.

No obstante, a partir de 1918 la conexión entre ambos se hizo menos intensa al sentir Ouspensky la necesidad de andar su propio camino, aunque volvieron a colaborar a intervalos durante cortos periodo. Primero, al reencontrarse en Constantinopla, en 1920. Y, después, en el Reino Unido, donde, como antes se señaló, Ouspensky colaboró en la puesta en marcha del Instituto Gurdjieff. En 1924, Gurdjieff partió hacia Estados Unidos, volviendo Ouspensky a trabajar de modo independiente de su maestro. La última vez que se vieron fue en París en 1930.

Fragmentos de una enseñanza desconocida

La obra por la que Ouspensky goza de mayor reconocimiento es, probablemente, Fragmentos de una enseñanza desconocida, cuya publicación no fue permitida por el autor hasta después de su muerte, aunque, en lo esencial, la había dejado escrita 20 años antes. En sus 18 capítulos y 300 páginas se relata. con pluma magistral, sencilla y envolvente, el proceso en el conocimiento de la Escuela del Cuarto Camino, promovida por Gurdjieff, y de los saberes, en general, divulgados por éste. Así, el libro se introduce en el ambiente de la Escuela, al tiempo que ofrece una aproximación en lo fundamental a cuestiones como la observación y el conocimiento de uno mismo, la Consciencia, las Octavas, la Ley de Tres, la Tabla de Hidrógenos, el Eneagrama del Cuarto Camino, etcétera.

Al comienzo del texto se describe el encuentro entre Ouspensky y Gurdjieff, relatando como el primero había recorrido gran parte de Asia en busca de antiguas escuelas que pudieran iniciarle en el saber oculto, pero el viaje se salda sin éxito. Sin embargo, al regresar a Rusia, dos hechos se relacionaron “casualmente”: en primer lugar, llamó la atención de Ouspensky la reseña de una publicación periodística acerca de un baile denominado La lucha de los magos; y, poco después, un antiguo amigo le proponía conocer a un sujeto sumamente especial. Como supo más tarde, ambas referencias estaban dedicadas al mismo hombre, el que se llamaba a sí mismo “el maestro de baile”, G. I. Gurdjieff.

En las siguientes páginas, Ouspensky nos muestra como Gurdjieff impartía un austero sistema para el desarrollo de la consciencia en el ser humano, conocido como el Cuarto Camino. Su premisa inicial es que hay tres caminos incompletos y parciales:

+el del fakir, que es el camino del control absoluto de las pulsiones y límites corporales;

+el del monje, consistente en la sublimación de la naturaleza emocional en misticismo; y

+el del yogui, centrado en el control mental del que conoce el camino y cómo llevarlo a cabo.

¿Por qué son incompletos y parciales?. Pues debido a que ninguno se ocupa al unísono de los tres centros psíquicos de la persona -el centro motor, el centro emocional y el centro mental- y porque los tres coinciden en requerir la reclusión en soledad (vida monástica, eremítica,…), lo que resulta incompatible con la vida del occidental moderno.

Frente a ellos, el cuarto camino persigue integrar el autoconocimiento y la interiorización en la vida cotidiana de cada cual. Para ello se hace preciso trabajar, en sincronía y armónicamente, los tres centros que forman al ser humano. En este sentido y basándose en un profundo conocimiento de la psique humana, aprendido de diversos maestros orientales, Gurdjieff sistematiza en un todo coherente una serie de ejercicios para producir el trabajo de sí –despertar y elevación de la consciencia- a partir de la auto-observación radical y la auto-consciencia sin reservas.

Igualmente, Ouspensky narra en el libro que la Escuela estaba compuesta por disciplinas tales como: las danzas rituales, como la danza derviche y numerosas danzas antiguas; diversos ejercicios físicos que incluían el agotamiento exhaustivo; el uso del Stop, por el que los alumnos habían de detenerse de modo absoluto a la señal del maestro y observarse entonces; etcétera. La consciencia y el alma misma eran tenidas por cualidades que el candidato había de forjar en sí mismo, a través del trabajo de sí en la Escuela.

-----------------------------------------------------------------------------------------

Nota: Para acceder y disponer del libro Fragmentos de una Enseñanza Desconocida, basta con introducir su título en Google y, en uno de los primeros enlaces ofrecidos por el buscador, se puede descargar la obra en formato PDF. No obstante, si alguien tiene problemas al respecto, puede solicitar su remisión al correo electrónico del gestor del Blog: EMCARRI@terra.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.